​Medicina ortomolecular, para mantener la juventud y la salud

La medicina ortomolecular es una especialidad relativamente nueva en nuestro país. Es bastante publicitada por famosos que afirman haber conseguido beneficios tras someterse al tratamiento. Esta rama de la medicina gira en torno a lograr el equilibrio del organismo y prevenir enfermedades a través del cambio de hábitos de vida. Los resultados positivos se consiguen mediante métodos naturales que incluyen un plan alimentario, mucha actividad física y la ingestión de nutrientes. La Dra. Amanda Peréz Vaucher nos habla de los principales fundamentos de esta medicina.

La especialista refirió que la nutrición ortomolecular o terapia ortomolecular (orto: equilibrio correcto de la célula) se dedica a la rehabilitación celular. "Su objetivo es el restablecimiento del equilibrio químico del organismo y esto se consigue a través del uso de sustancias y elementos naturales,como vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoacidos, probioticos, coenzimas, los cuales van a permitir un reequilibrio bioquimico,neutralizando efectos tóxicos y mejorando la calidad de vida", señaló la profesional.

"El tratamiento es individual porque se proporciona a cada persona la concentración óptima de las sustancias que están presentes en nuestro organismo con el fín de corregir alteraciones y mantener una buena salud", agregó.

Explicó que esta rama de la medicina considera que las enfermedades son causadas por desequilibrios moleculares. Y que son corregibles mediante la administración de las moléculas nutritivas adecuadas en el momento correcto. Estas causas, se cree, originan aberraciones bioquímicas, cuya acumulación dan lugar a los síntomas e indicios, de los cuales se sigue la percepción de un estado de enfermedad. Algunas enfermedades clínicamente evidentes se pueden describir como conjuntos difusos de anomalías bioquímicas.

DOCTORES ORTOMOLECULARES

Además de las clínicas estándar, los doctores ortomoleculares emplean análisis de laboratorio, incluyendo análisis de aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas y minerales, el estado de vitaminas funcionales, hormonas, inmunología, microbiología y función gastrointestinal. Muchas de las pruebas más nuevas no han sido aceptadas por la medicina convencional.

"La terapia ortomolecular consiste en administrar sustancias normales al cuerpo, comúnmente por administración oral. En los primeros tiempos de la medicina ortomolecular, esto significó generalmente terapias con dosis altas de un solo nutriente. Sin embargo, algunas dolencias, según los postulados de esta medicina alternativa, requieren dejar de tomar temporalmente sustancias normales. A menudo, el médico ortomolecular emplea múltiples sustancias vitales (aminoácidos, enzimas, nutrientes no esenciales, hormonas, vitaminas, minerales, etc.) en un esfuerzo terapéutico de restaurar éstos (o sustancias derivadas de ellos) a los niveles estadísticamente normales en personas jóvenes sanas", indicó.

La suplementación con dosis relativamente grandes de vitaminas se da a menudo y la terapia conocida por el nombre de "terapia de megavitaminas" se ha llegado a asociar popularmente con este campo. La terapia de megavitaminas es la administración de cantidades grandes de vitaminas, a menudo muchas veces mayor que la cantidad diaria recomendada.

CAMBIO DE DIETA

Las sustancias pueden ser administradas cambiando la dieta para acentuar ciertos elementos altos en nutrientes, suplementación dietética con tabletas, o la inyección intravenosa de soluciones nutritivas.

"A más de trabajar en medicina ortomolecular, lo que ofrece el centro es sinónimo de calidez, armonía y bienestar, con la máxima tecnología y un personal altamente preparado en las áreas en las cuales nos especializamos, otorgamos excelencia médica y la mejor atención personalizada a nuestros pacientes", refiere.

La doctora Peréz Vaucher es médico Clinico. Especialista en medicina Orto-molecuar (Fapes - Brasil). Especialista en asma y alergia. Especialista en Medicina Anti aging (Fapes Brasil). Miembro de la sociedad paraguaya de asma y alergia. Miembro Correspondiente Extranjero de la sociedad Cubana de alergología. Representante Paraguaya para la AMBO (Asociación Médica Brasilera de Oxidología) San Pablo - Brasil. Cuenta con una clínica en nuestro país denominada Centro de Estudios Orto-molecular y Medicina Anti Edad. La misma está abierta a todo público. La dirección es Federación Rusa 1249, Barrio Carmelitas, de lunes a viernes.

 

Como en el año 2001, Diego Domínguez sube a lo alto del podio

En el año 2001, el piloto Diego Domínguez había ganado la competencia más importante a nivel motor en Paraguay. En aquella ocasión, su acompañante era Héctor Núnes, quienes estaban al mando de un Mitsubishi Lancer Evo V. A once años de aquella coronación, Domínguez vuelve a subir a lo alto del podio tras haber disputado una dura puja con su inmediato competidor, Alejandro Galanti, con quien mantuvo la incertidumbre de inicio a fin.

La XXXIX edición del Transchaco Rally llegó a su finalización tras completar las pruebas comprendidas en tres etapas, las que se desarrollaron entre el viernes, ayer y hoy. Se llevaron a cabo 25 pruebas especiales, resultando vendecora la máquina 840 de Diego Domínguez y Edgardo Galindo, piloto y copiloto respectivamente del bólido Kía Río (Maxirally), que quedaron en el tpoe de la clasificación general y la clase N8, por encima de Alejandro Galanti, Marco Galanti, Víctor Galeano y Gustavo Saba, en los principales puestos.

La primera y última vez que Diego Domínguez se había apoderado de la competencia fue en el año 2001, cuando estaba acompañado de Hector "Peky" Núnes, al mando de una Mitsubishi Lancer Evo V.

PUESTOS POR CLASE

CLASE N4: Víctor Rempel-Vernon Rempel (415), con el Mitsubishi Lancer Evo X. Los siguieron Diego Yaluk, Thomas Klassen, Luis Ortega, Fraçois Marret, y Carlos Cortázar.

N4 LIGHT: Sólo 4 de los diez coches terminaron las 25 PE, siendo el más rápido Antonio Ramos (Mitsubishi Lancer Evo VI), escoltado por Miguel Ortega, Blas Zapag y Carlos Bogado.

CLASE A7: Arnaldo Duarte (WV GOL GTI). Los perseguidores terminaron siendo Víctor Penayo, Ever Marecos, Gustavo Giubi (h) y Rolando Aguilera. Otras cinco parejas de pilotos no completaron la competencia.

CLASE N3: Riyosuke Shima (Toyota Corolla), logró la pole. quedaron en los puestos subsiguientes Reinaldo Kikuchi, Carlos Cuevas, Ronald Rolón y Johnny Zeballos.

CLASE A6: Gustavo Maldonado-Juan Alvarenga, al mando de la Toyota Corolla FX.

CLASE N2: Carlos Rodríguez (VW Gol), en primer puesto, seguido por Udo Siemens, Pedro Ruiz, y Hugo Casartelli.

 

El Transchaco Rally sigue con Alejandro Galanti a la cabeza

Alejandro Galanti retomó el liderazgo en la competencia tuerca, que se desarrolla en suelo chaqueño en su segunda etapa. El piloto Diego Domínguez había comandado la carrera, pero la máquina Toyota Célica ST-185 recobró mejor terreno y recuperó la pole. 1:13s es la diferencia actual.

​El piloto del Toyota Célica ST 185, Alejandro Galanti, marcó un tiempo de 21m52s en la Prueba Especial N° 15 del Trans-Chaco Rally 2012 y volvió a quedarse al frente de la clasificación general, ya que Diego Domínguez en la penúltima prueba de ayer había conquistado el primer lugar.

Domínguez maneja el Kia Río MR y asumió el liderazgo momentáneo en la prueba 13 (la 14 fue suspendida), pero en la 14 quedó retrasado por un par de minutos (hizo 24m11s) y Galanti aprovechó su estancamiento para ponerse en ventaja de 1m13s.

Más atrás llegaron Viktor Rempel, VíCtor Galeano, Didier Arias, Marco Galanti y Gustavo Saba.

La Prueba Especial 18 es en la Picada 14 de Mayo-Picada 500 (53,220 km) y arranca a las 14:06 horas.

 

La magia de la Ruta Jesuítica

La Ruta Jesuítica del Paraguay se erige como uno de los más interesantes atractivos turísticos de nuestro país. Con poco más de 300 años de historia habitando entre las ruinas de lo que fueron las reducciones jesuíticas, este patrimonio histórico integra espacios de los departamentos de Misiones, Itapúa y Alto Paraná, y es una verdadera maravilla, un destino turístico sin igual. Conformada por museos, construcciones de las misiones y varias alternativas, estos que el paso por la Ruta sea inolvidable para sus visitantes.


Fuente: Cinthia Martínez (@Bomsai)

​Siete son las misiones jesuíticas que integran la Ruta Jesuítica del Paraguay. En el departamento de Misiones, las ruinas de San Ignacio Guazu, Santa Rosa de Lima, Santa María de Fe y Santiago Apóstol; en Itapúa, las reducciones de San Cosme y San Damian, Jesús de Tavarangüe y Santísima Trinidad del Paraná. Estas construcciones se asentaron hacia los años 1600 y subsisten hasta el día de hoy, como vestigio de una época que contribuyó notoriamente a la promoción social y cultural de los indígenas guaraníes que habitaban el suelo paraguayo en aquellas épocas. Además de los remanentes arquitectónicos, en los museos se pueden apreciar las originales piezas de arte sacro así como artesanías en lana, cuero, hilo, madera y piedra, llevadas a cabo por los miembros de las comunidades en donde se asientan estos espacios históricos.

Las cuatro míticas reducciones de Misiones

San Ignacio Guazu es la más antigua de las ciudades jesuíticas del Paraguay, fundada en el año 1609, y en donde se destaca el Museo Diocesano de Arte Jesuítico Guaraní, con sus notables tallas del barroco hispano-guaraní. Allí se exhiben, en cuatro salas, 30 imágenes talladas en madera policromada. Los temas de las salas son: La Creación, La Redención, La Historia de Cristo en la Iglesia y La Compañía de Jesús.

Santa María de Fe, en su museo de arte establecido en una de las casas de indios, se pueden apreciar imágenes como el grupo de la Natividad y otros testimonios de rico pasado cultural y religioso. Se destaca el tallado en madera de una virgen, de dos metros de altura, que se halla en la iglesia actual del pueblo. La artesanía de los pobladores de Santa María se destaca por su colorido, su peculiar bordado y originalidad.

Santa Rosa de Lima fue fundada en 1698 con familias provenientes de Santa María de Fe. Entre sus atractivos se encuentran el campanario original -construido en piedra roja–itaky-, los vestigios de la iglesia original, y una casa de indios íntegra. Así también, la capilla de Nuestra Señora de Loreto conserva frescos pintados en sus muros e impresionantes imágenes talladas en madera.

Santiago Apóstol, refundada en 1669, posee un casco urbano con casa de indios y museo de tallas religiosas. En su iglesia parroquial se puede ver el único retablo jesuítico completo del país y una impresionante talla ecuestre que representa a Santiago venciendo a los moros. Esta reducción todavía conserva algunas características coloniales, como su plaza central, la casa de indios y el museo, en donde se exhiben estatuas de estilo barroco de los siglos XVI y XVII, y vestigios de la antigua Iglesia de Santiago, derrumbada en 1907.

Consultá horarios de recorridos, alojamiento, paradas para comer y precios en general para visitar los destinos de Misiones.

El departamento de Alto Paraná también integrada la Ruta Jesuítica, con varios atractivos turísticos que otorgan al visitante un espectáculo natural sin precedentes además de la posibilidad de apreciar la multiculturalidad de la zona. Así, se puede conocer el lado paraguayo de la Central Hidroeléctrica Itaipu y el espectáculo de la Iluminación Monumental, un complejo de 519 reflectores y 112 luminarias que hacen la iluminación nocturna de la represa, sincronizada con una senda sonora creada especialmente para el espectáculo; el Zoológico Regional y el Museo de la Tierra Guarani, compuesto este último por dos galerías: la del Mundo Guaraní y la de la Ciencia. El Museo expone una colección de animales y minerales, y también objetos arqueológico provenientes del rescate realizado entre 1975 y 1978. De la misma manera, Alto Paraná ofrece un lugar único en el que el contacto con la naturaleza es el elemento obligado: El Refugio de Tati Yupi, unas 2.245 hectáreas de bosques naturales y nacientes de aguas cristalinas, un ecosistema de fauna rica y flora variada, para recorrerlas en bicicleta, a caballo o a pie. Finalmente, dos puntos más que interesantes para conocer mientras se realiza el recorrido de la Ruta Jesuítica por el departamento: El Museo Científico Moisés Bertoni -un museo localizado en el bosque que rescata la historia del científico y escritor suizo Moisés Santiago Bertoni- y Ciudad del Este, la capital del departamento, en donde el turismo de compra es el protagonista, con variadas alternativas de tiendas y productos.

Itapúa y sus tres misiones

San Cosme y San Diaman, fundada en 1760, probablemente sea la misión más conocida gracias a los trabajos y estudios sobre Astronomía del Padre Buenaventura Suárez, quien construyó telescopios, cuadrantes astronómicos y un reloj de sol. La iglesia actual reúne imágenes de madera policromada y varias tallas y el reloj de sol, casi cuadrado, hecho de piedra. En esta ciudad, está el Centro de Interpretación Astronómica “Buenaventura Suárez”, consistente en un planetario y observatorio con telescopio, habilitado desde el año 2010.

Santísima Trinidad del Paraná, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco. Es considerada como “la mayor y mejor de todas las reducciones”. Iniciada en el año 1706, se destacan los frisos de los ángeles músicos de la iglesia mayor y la torre situada a cierta distancia de la iglesia menor. En el complejo se encuentran dos museos: El Museo Jesuítico con tallas en piedra, nichos y retablos, y el Museo Lítico, al costado del templo, con piezas esculpidas en piedras, restos de ángeles y santos.

Jesús de Tavarangüe, también declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A pesar de nunca terminar de construirse debido a la expulsión de la orden Jesuita en el año 1767, la iglesia se destaca por su grandiosidad, y se hubiera convertido una de las iglesias más grandes de la época, a más de destacarse por su diseño arquitectónico único.

Podés consultar sobre los horarios de atención del Centro de Interpretación Astronómica y precios de alojamientos, así como informaciones útiles.

Las atracciones de Alto Paraná

La Ruta Jesuítica del Paraguay se erige como uno de los más interesantes atractivos turísticos de nuestro país. Con poco más de 300 años de historia habitando entre las ruinas de lo que fueron las reducciones jesuíticas, este patrimonio histórico integra espacios de los departamentos de Misiones, Itapúa y Alto Paraná, y es una verdadera maravilla, un destino turístico sin igual. Conformada por museos, construcciones de las misiones y varias alternativas, estos que el paso por la Ruta sea inolvidable para sus visitantes.

Enterate de los precios, alojamientos y paradas.

Un recorrido que vale la pena hacer, para acercarse y conocer más sobre las maravillosas reducciones jesuíticas.

La Ruta Jesuítica se gesta en el marco del Programa de Promoción de las Misiones en el Mundo Guaraní, en cooperación del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El Programa cuenta con el apoyo institucional de la Secretaría Nacional de Turismo (SENATUR), y el organismo ejecutor es el Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy). Por su parte, la Cámara Paraguaya de Turismo de las Misiones Jesuíticas es la organización que aglutina a empresas, organizaciones y personas del sector turístico del territorio, y sustenta y ejecuta las iniciativas de la Ruta Jesuítica, con un enfoque de desarrollo económico-turístico y promoción del destino, a nivel nacional e internacional.

Para conocer más sobre este atractivo podés visitar el sitio web http://rutajesuitica.com.py/.