Memorizar antes que comprender, uno de los dilemas en la educación paraguaya

A los múltiples desafíos y problemas a los que debe enfrentarse la educación paraguaya se suma una cuestión que, quiérase o no, ya forma parte de la "cultura" de los estudiantes: la memorización. Aprender contenidos de memoria sin comprender en profundidad el mensaje acarrea dificultades que a la larga terminarán repercutiendo en el desempeño de miles de jóvenes.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Pese a la implementación de la llamada “Reforma Educativa” hace unas décadas, hoy día la educación en nuestro país sigue padeciendo de los mismos problemas y, por sobre todo, de la misma falta de resultados.

Reflejo de ello son las pruebas de conocimiento a las que son sometidos frecuentemente los estudiantes, donde los mismos tienen varias dificultades para definir ciertos conceptos o responder preguntas cuando se requiere de un razonamiento lógico.

Un aspecto que se encuentra muy arraigado dentro del ámbito del aprendizaje en las escuelas y colegios -y que indefectiblemente también se vincula con la mala calidad de la educación paraguaya- es la “memorización”. En pocas palabras, aquella costumbre de memorizar todos los contenidos o al menos parte de ellos.

Es común ver que en los días previos a los exámenes, los estudiantes se pasan horas y horas frente a sus cuadernos y libros, repasando incontables veces los mismos conceptos para “captar” el mensaje y grabarlo en la memoria, de manera a que al momento de tener la hoja de examen en sus manos puedan plasmar el texto casi íntegramente.

Pero, ¿qué tan mala es la memorización?, ¿cuán negativo puede ser para los jóvenes y niños que se encuentran avanzando en su proceso de formación?

Para hacer este análisis, tenemos que hablar necesariamente de otro tema importante: la falta de comprensión. La dificultad para “entender lo que se lee” o lo que se enseña en el aula es, sin duda alguna, una problemática más que visible entre miles de niños y jóvenes, quienes al momento de intentar aplicar lo aprendido en clase presentan dificultades para hacerlo si es que no recurren previamente a un “repaso” de sus materiales.

Un alumno que no es capaz de comprender lo que lee en un libro de Historia, Ciencias Naturales o Lengua Castellana sin tener que memorizar previamente el contenido carece de esta capacidad y, por consiguiente, tendrá contratiempos al tener que aplicar dichos conocimientos.

¿Quién es el culpable de que esto hoy sea así, a quién apuntamos el dedo acusador para señalar como responsable de esta carencia? La respuesta quizás sea difícil de obtener, pero indudablemente hay algunos posibles candidatos: la falta de actualización de la malla curricular, los pobres contenidos en los textos escolares, la falta de capacitación o compromiso de los docentes y la falta de herramientas que faciliten el aprendizaje.

Hay que aclarar que no nos referimos a la memorización en su concepto general, pues la misma forma parte crucial dentro de todo proceso de aprendizaje. Por ejemplo, si los niños no memorizaran la tabla de multiplicar, las reglas gramaticales o las fórmulas matemáticas en la primaria entonces no podrían aplicarlas durante el resto de su formación académica.

Marta Ferraro, maestra e investigadora española, en una entrevista para el diario La Razón había hablado sobre esta cuestión afirmando que “la memorización es imprescindible para lograr que los alumnos aprendan”. “Todo aprendizaje implica memoria. De hecho, si como maestros aspiramos a que nuestros alumnos puedan realizar tareas complejas, de orden superior, como la resolución de problemas o el pensamiento crítico, antes tenemos que lograr que memoricen, que automaticen, una serie de conceptos, de procesos”.

Como ejemplo, señala que para que un alumno de primaria pueda alcanzar una comprensión lectora óptima, antes tiene que leer palabras de forma automática y, para ello, previamente necesita memorizar la asociación de todas las letras del alfabeto con sus sonido. De la misma forma, para que un estudiante pueda razonar y resolver problemas matemáticos, es preciso que antes haya memorizado (automatizado) operaciones aritméticas básicas, como por ejemplo, las tablas de multiplicar.

Otro de los que en su momento habló sobre el tema es Robert Swartz, director del National Center for Teaching Thinking (NCCT), quien afirmó que “las escuelas fallan en la enseñanza, ya que no enseñan a razonar sino a memorizar”, lo que lleva a que entre un 90% y 95% de las personas no sepan pensar.

Una publicación del portal Universia refiere lo siguiente: “Una de las mejores maneras de recordar la información es generando conexiones entre la información que se va adquiriendo, pero esto toma tiempo, y hoy cada vez se dedica menos tiempo a procesar la información que se recibe y recordarla de forma orgánica. Memorizar toma menos tiempo, pero la retención se limita a un tiempo mucho menor. La información se olvida rápidamente y al aprender en bloque, es probable que olvides fragmentos importantes para realizar análisis y que no sea sencillo aplicar la información al caso puntual. Que el pensamiento crítico es fundamental y que puede enseñarse es una realidad, pero toma trabajo y esfuerzo”.

Entonces, ¿en qué quedamos? Pues para obtener la respuesta necesariamente debemos interpelarnos y analizar la manera en la que están siendo educados miles de niños y jóvenes en nuestro país, viendo si el sistema actual genera los resultados esperados. En paralelo, será fundamental fomentar un mayor acercamiento a la lectura, el pensamiento crítico y el debate abierto en las aulas, haciendo que los estudiantes tengan la posibilidad de reflexionar sobre lo que aprenden para facilitar la comprensión, al menos de lo esencial, y no dejando que todo quede en manos de la memorización.

 

Ansiedad, estrés y depresión: Brindan talleres gratis a personas que perdieron el empleo por Covid-19

La pérdida del empleo, los cambios repentinos y constantes, sumados a la incertidumbre del curso de la pandemia del Covid-19, han generado un escenario ideal para la aparición o intensificación de síntomas relacionados con trastornos depresivos, de ansiedad y relacionados con un estrés excesivo en todo el mundo, atendiendo a esta situación es que la psicóloga Gisselle Román ofrece terapias online gratuitas para superar el difícil momento.


Fuente: Carol Salinas

La psicóloga Giselle Román abrió este canal de contacto para personas en situación de desempleo a causa de la pandemia y señala que la atención consiste en talleres donde todos los participantes, desarrollarán habilidades para resolver problemas de manera eficaz, además de manejar emociones como la ira, la tristeza y la ansiedad.

Los síntomas pueden no solamente llegar a ser molestos para la persona que los experimenta, sino que además puede incluir tantas ideas como pensamientos o deseos relacionados a la muerte, desesperanza, desesperación, preocupación excesiva, entre otros sentimientos negativos.

“Esas conductas ponen en dificultad la vida familiar, social y laboral de los afectados. Las personas pueden tener dificultades para dormir adecuadamente, problemas para alimentarse o hacerlo en exceso, irritarse con facilidad y aislarse de los demás”, expresó en contacto con HOY Digital.

La especialista mencionó que debido al contexto actual que atravesamos tanto en el país, como en el mundo entero, muchas personas perdieron sus empleos a raíz de la pandemia, lo que además de generar problemas económicos, trae consigo una serie de conflictos y dificultades psicológicas que afectan de forma negativa el día a día de las personas.

En tal sentido, manifestó que realizan un taller gratuito para brindar herramientas que ayuden a desarrollar la resolución de problemas y el manejo de las emociones.

“Nos vimos en la necesidad de ofrecer herramientas a nuestros compatriotas que quedaron sin empleo debido a la crisis a raíz de la pandemia, desarrollamos una serie de talleres de una hora que brindarán un espacio para que las personas aprendan formas prácticas de resolución de problemas y regulación emocional”, explicó.

La entrevistada señaló que muchos de los problemas que tenemos, tanto en lo personal como en lo laboral, se vuelven más difíciles de sobrellevar o incluso pueden complicarse debido a que no sabemos cómo solucionarlos de manera eficaz.

“Aprender a identificar de forma adecuada el problema que tenemos, generar alternativas para solucionarlos, decidirnos por la solución más efectiva y evaluar su efectividad puede ayudarnos en la disminución de los síntomas de ansiedad, estrés y depresión”, apuntó.

Los beneficios de participar de estos talleres incluyen: aprender herramientas para identificar problemas que pueden estar influyendo en nuestro estado de ánimo o en la búsqueda de empleo, además, convertir a los participantes en solucionadores efectivos de problemas, ayudarlos a conservar el empleo y reducir los síntomas que los producen malestar.

Otro beneficio muy importante de los talleres consiste en el aprendizaje de técnicas para regular las emociones propias (tristeza, ansiedad, ira) en esos momentos donde parece imposible disminuir su intensidad, resaltó.

La psicóloga hace un llamado especial para todos los interesados de participar de los talleres gratuitos, con duración de una hora por semana, con 7 sesiones en total.

Para participar de estos talleres online gratuitos solamente necesitas tener entre 18 a 60 años de edad, haber perdido el empleo por la pandemia, tener un celular o computadora y conexión a internet. Podes comunicarte al WhatsApp 0991 774 203 o en Instagram @psicologiapostcovid o Twitter @psicopostcovid.

 

El ozono como uso desinfectante para el COVID-19: paraguayos desarrollan innovador dispositivo

En el Parque Tecnológico de Itaipú (Paraguay) se lleva a cabo actualmente el desarrollo de un dispositivo de desinfección por ozono, que será de provecho para la ciudadanía en general en el marco de la lucha contra el COVID-19 y otros tipos de virus. Se trata de un proyecto impulsado por profesionales paraguayos.


Fuente: Por Juan Riveros (@juancitoriveros)

Por: Juan Riveros (@JuancitoRiveros)

El proyecto consiste en un mecanismo que logra la desinfección de las superficies, objetos y ambientes, que pudieran haber tenido contacto con el virus o bacterias. A través de un generador, lo que hace es descargar un alto voltaje que permite convertir el oxígeno en ozono.

De acuerdo a la explicación de los desarrolladores, el dispositivo estará vinculado a una aplicación, donde el usuario podrá monitorear, programar de forma totalmente remota. Asimismo, el dispositivo tendrá la capacidad de desinfectar calzados, llaves, productos recibidos por delivery, entre otros.

Cabe destacar que, dado el alto poder de oxidación, el ozono es efectivo para la eliminación de todo tipo de bacterias e inactivación del virus, tanto del que produce el COVID-19 como así también de otros.

Es importante mencionar que el dispositivo puede ser utilizado como auxiliar, en conjunto con otros desinfectantes de uso corriente y eventualmente también reemplazarlos, atendiendo que el mismo no genera residuos.

El ozono es utilizado como desinfectante ambiental, sin embargo, se debe tomar todas las precauciones ya que debe haber un ambiente controlado y así garantizar la circulación del aire.

BENEFICIOS DEL PROYECTO

– Agente desinfectante con eficacia comprobada, según la Organización Mundial de la Salud – OMS.

– No genera residuos ni olores.

– Amigable con el medio ambiente.

– Versatilidad de uso, ya que se puede utilizar en superficies, objetos y ambientes cerrados (siempre y cuando estos ambientes estén debidamente controlados, en cuanto a la circulación de aire, ya que el ozono puede llegar a ser nocivo en altas concentraciones).

Por otra parte, el ozono no solamente tiene un efecto desinfectante, higienizante, y purificador, sino que también tiene propiedades desodorizantes, puesto que actúa sobre las sustancias químicas que provocan los malos olores.

Además de ser un sistema de desinfección eficaz, seguro y sostenible, es altamente económico. Tanto en aire como en agua, los generadores de ozono tienen un bajo consumo eléctrico.

Este no es el único proyecto encarado por el PTI en el marco de la pandemia. Ya concretaron otros como: Triage Covid-19 Automático, Receta Médica Electrónica, Plataformas de Gestión de datos Geoespaciales, Telemedicina para Cuarentena Residencial, Sistema de Control Epidemiológico, Telemedicina para Cuarentena Residencial Covid-19 y Reparación de equipos médicos.

Como coordinador y líder del proyecto se encuentran el Dr. Gustavo Riveros y el Ing. Marcelo Zárate, respectivamente. Los demás profesionales que integran el equipo son los ingenieros Luis Ortiz, Marcelo Barboza y Raúl Vázquez.

 

El mango: fruta que nutre, alimenta y abunda en esta estación

Con una buena carga de nutrientes el mango se presenta como una buena opción saludable para la temporada calurosa aunque su consumo debe ser moderado por su alto contenido de fructosa.

Por Patricia Cañete - @PattyLeonor

Las frutas de estación aportan lo necesario al organismo durante la temporada que les toca en la naturaleza y el mango se encuentra en su apogeo con una producción abundante de los grandes mangales tanto en la vía pública como en los patios de las casas.

Esta fruta es fuente de antioxidante, vitaminas A y C fundamentales para la inmunidad, la salud de la piel, el pelo, las uñas y la vista y contribuye a una mejor absorción del hierro de los alimentos, explica Rocío Argüello, nutricionista del Hospital de Clínicas.

“Además es una fruta carnosa muy rica en fibra, lo ideal es consumirla en forma cruda con toda la fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento y a la menos absorción del colesterol”, señaló la profesional.

El mango ofrece sin fin de buenas razones para consumirlo pero así también se debe tener en cuenta que es una fruta muy rica en azúcar, la fructosa por lo que se debe controlar la porción sobre todo en pacientes con diabetes, obesidad e hipertrigliceridemia, agregó la nutricionista.

Por esta razón, el consumo recomendado para las frutas es de tres al día.

Argüello indicó que los niños pueden consumir sin problema y debe ser aprovechada al máximo durante la temporada. Para ello, se puede optar por congelarlos, hacer mermeladas, salsas, postres y helados.

Según la OMS, el consumo diario de frutas y verduras suficiente puede contribuir a la prevención de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y algunos cánceres. Se estima que por año se pueden salvar 1,7 millones de vidas si la ingesta formara parte de la dieta diaria.

Entre las propiedades del mango se destacan los siguientes nutrientes: hierro, proteínas, calcio, fibra, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio, sodio, vitamina A, vitamina B1, B2,B3,B5,B6,B9, vitamina C, vitamina E, vitamina K, fósforo, calorías, grasa y azúcar.

La recomendación de ingesta diaria mínima de frutas y verduras es de 400 gramos diarios quedando excluidas las patatas y otros tubérculos feculentos para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad así como para prevenir y mitigar varias carencias de micronutrientes, indica un reciente estudio de la OMS y la FAO.

La estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud se enfocan en el aumento del consumo de frutas y verduras como recomendación para la elaboración de políticas y directrices dietéticas nacionales para la población en general.

Dos opciones para disfrutar del mango

Helado de mango

Ingredientes

2 mangos maduros

400 gramos de leche condensada

480 ml de crema de leche

Preparación

Se corta la pulpa de los mangos en dados pequeños y se lleva a la licuadora y se procesa hasta conseguir una mezcla homogénea y suave. Luego, en un tazón se agrega la crema de leche que debe estar bien fría y se bate (con batidora) hasta conseguir que se formen picos rígidos. Seguidamente, se incorpora la leche condensada y el licuado de mango. Se continúa batiendo a velocidad baja hasta que todo quede bien incorporado.

Se pasa la crema de mango a un recipiente y se llega al congelador durante al menos 6 u 8 horas y estará listo para servir.

Batido de yogur con mango

Ingredientes

1 mango maduro

1 yogur natural

2 hojas de menta

zumo de naranja

hielo

Preparación

Se pela el mango y se corta en cuadritos pequeños, se deposita en le vaso de la batidora y se le añade el yogur, las hojas de menta bien lavadas, el zumo de naranja y el hielo.

Una vez batida la mezcla se vacía el vaso en otros más pequeños y para servir se le agrega hielo.