Milagro de la ciencia y la fe: prematuros superan todo pronóstico sumando gramos y amor

Jessica Gutierrez y María Liz Vera comparten sus testimonios de esperanza, temor y felicidad, porque son estas las emociones que se conjugan al saber que la llegada de sus hijos se adelantó de manera inesperada.

Por Patricia Cañete - @PattyLeonor

Esperar a un bebé prematuro es experimentar una mezcla de emociones entre temor, felicidad, angustia, alegría e incertidumbre. Es esperar cada día valorando cada minuto superado y cada gramo subido. En su testimonios, dos mamás nos cuentan lo vivido junto a sus bebés que hoy crecen sanos y fuertes luego de superar todo pronóstico.

Jessica Romina Gutierrez Acosta a las 29 semanas de gestación recibió un diagnóstico de preeclampsia, su bebé no estaba recibiendo el alimento suficiente, le llegaba poco oxígeno y ya no aumentaba de peso. Ese lugar en que por meses estuvo creciendo seguro, debía ser cambiado ya en forma externa y fue cuando empezó una lucha mamá bebé para salir adelante cuando nació con 1,350 kilogramos.

“Fue el peor día de mi vida, estaba aterrada, asustada y con pronóstico muy malo, no me daban esperanzas de vida para mi bebé y yo sin poder hacer nada para protegerlo y sentía que no fui capaz de cuidarlo o protegerlo”, recuerda la joven dos años después y seis meses.

Fueron 32 días que Bruno Alfredo estuvo internado, 27 de ellos en terapia intensiva y 5 en intermedia. Su mamá pudo tener contacto con él al tercer día de nacer luego de su alta tras el parto.

Tras superar lo peor, Jessica y su familia debían enfrentar otra etapa, los cuidados en la casa. “Ese día fue una mezcla de sensaciones, era el día más feliz de mi vida y a la vez sentía un miedo profundo porque tenía que cuidarlo sola sin los doctores y los cuidados fueron extremos, sin visitas hasta que logró hacerse más fuerte”, señaló.

Toda esta experiencia le dejó a la joven una enseñanza que la lleva en lo más profundo. “Al ser mamá tu corazón deja de ser tuyo, que cada minuto es oro, que un apretón de manito de un centímetro tiene tanta fuerza como la de un oso y que las formas más pequeñas de expresar amor son una caricia en un bracito o en una manito y a la vez son gigantes. Aprendí que la maternidad empieza con la lágrima más amarga que jamás pensaste derramar”; reflexionó la madre que hoy disfruta de cada logro de su pequeño Bruno.

Dentro de todo lo difícil, Jessica alienta a las mamás y las familias que están viviendo una experiencia similar en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCIN) que no pierdan la fe porque la vida es un milagro. “Hay cosas que ni los médicos pueden explicarse del todo y los bebés prematuros son verdaderos especialistas en desafiar cualquier pronóstico malo. Tener un bebé prematuro es algo por lo que ni una madre merece pasar y menos siendo primeriza”, concluyó la joven.

La experiencia que dio María Gabriela a su mamá María Liz Vera y su papá Julio Gabriel Subeldía al llegar a sus vidas a las 35 semanas de gestación fue fortalecer aún más la unión de ambos que la esperaban con todas las ansias, saber la inmensidad del sentimiento hacia un hijo y la fuerza de la fe.

La mamá, con un diagnóstico de base con un Síndrome Antifolipídico y un problema del sistema inmune llevaba un monitoreo constante y periódico durante el embarazo, todo iba normal, tranquilo, se esperaba una cesárea a término y fue en la última ecografía que se detectó que la bebé no recibía el oxígeno suficiente a través del cordón umbilical y ya no había posibilidad de que siga el embarazo.

“Al saber que ya debía nacer me asusté muchísimo, nos angustiamos pensando en lo que podía pasarle a nuestra hija y a la vez sentíamos mucha felicidad porque ya teníamos ansias de verle, era algo sumamente difícil de expresar porque eran muchas emociones juntas”, recordó la madre.

Junto a su esposo lo afrontaron unidos dándose fuerzas mutuamente porque ambos sentían temor y angustia. Fueron 17 días en la UCIN con posibilidades de verla tres veces por día.

“Fueron días muy difíciles sobre todo cuando tenía que dejarle y esperar al día siguiente para saber sobre su evolución y gracias a Dios fue buena”; manifestó.

Luego, durante tres días la bebé pasó a terapia normal que incluía la adaptación, mamá, papá y bebé.

“Nos fue muy bien, creció y aumentó de peso porque ella nació muy chiquita con 1,880 kilogramos y logramos salir con casi dos kilos”, recordó María Liz.

El alta lograron el lunes 6 de julio, un día muy especial porque por fin, la familia volvería a casa completa después de 20 días.

“Sentimos mucha emoción y a veces teníamos también un poco de miedo por los cuidados que requería ella al principio y creo que cualquier mamá se siente así cuando le tiene a su bebé por primera vez. Todo salió bien, teníamos el empeño y las ganas de aprender cada día con ella todo lo que se presentaba”, agregó.

Esta familia aprendió y sigue aprendiendo que todos los días son un desafío, que con mucho amor y paciencia se puede superar todo y que el amor que se puede llegar a sentir por una hija es inmenso.

“No hay palabras para expresarlo, es algo inexplicable que te brota y decís ‘gracias Dios por la vida de nuestra bebé’”, afirmó emocionada la madre.

No todo fue fácil, aclaró María Liz porque hubo días de desesperación y angustia porque es una situación muy difícil en la que cada día se pasa por mucho y se siente un sinfín de emociones.

“En nuestra experiencia hay que orar mucho, la fe nos sacó adelante y tenerle presente y primero a Dios. Hoy, nuestra hija está sana con cinco meses ya, está fuerte y somos felices de tenerla con nosotros”, puntualizó.

Qué causa la prematurez

En Paraguay, según datos del 2018, se registra una tasa de 8 por ciento de prematurez de alrededor de 15.000 nacimientos registrados lo que sería unos 9.000 bebés prematuros.

Algunas de las causas asociadas con la prematurez es la hipertensión arterial, que además es una morbilidad que puede aparecer en el embarazo, pero tener un adecuado control para disminuir los riesgos de que la gestación se interrumpa prematuramente.

Otras de las causas más frecuentes del parto prematuro figuran los embarazos múltiples, las infecciones y las enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión; ahora bien, a menudo no se identifica la causa y también puede haber una influencia genética.

Según la OMS, la prevención de las complicaciones y las muertes debidas al parto prematuro comienza con un embarazo saludable. Las directrices de la organización sobre la atención prenatal incluyen intervenciones esenciales que ayudan a prevenir el parto prematuro, como el asesoramiento sobre la dieta saludable y la nutrición óptima, o el consumo de tabaco y otras sustancias; las mediciones ecográficas del feto, que ayudan a determinar la edad gestacional y a detectar los embarazos múltiples, y un mínimo de 8 contactos con profesionales sanitarios a lo largo del embarazo, a fin de identificar y tratar otros factores de riesgo, como las infecciones.

Facilitar el acceso a los anticonceptivos y promover su empoderamiento también puede contribuir a que disminuya el número de nacimientos prematuros, puntualiza.

 

Gracias a la huerta pudo salir adelante y hoy sus hijos son unos profesionales

Don Pedro Galeano supo sacar su potencial con las huertas. Gracias a su esfuerzo en el rubro frutihortícola, pudo criar a sus cuatros hijos él solo, hoy todos son unos jóvenes profesionales.


Fuente: Brian Vicésar (@BrianVicesar)

Servicial y amable, así es Don Pedro Galeano (64), quien desde temprano se pone en marcha para trabajar en la huerta de su casa, ubicada en la zona de Chololo, ciudad de Piribebuy, departamento de Cordillera. “Yo soy multifacético”, asegura el hombre que muestra un porte vigoroso y enérgico. Es plomero, cocinero y amante de las frutas y verduras. Gracias a esa diversidad de facetas consiguió salir adelante con su familia.

Nació en Laguna Blanca, Formosa. Luego se mudó a Bahía Negra, Paraguay, con sus padres. Allí fue a la escuela y a la edad de 17 años comenzó a trabajar en el área de cocina en una empresa que buscaba petróleo en el Chaco. Tras siete años, decidió mudarse a la ciudad de Asunción para probar suerte y trabajó en varios restaurantes. Sin embargo, como le gustaba más la vida del campo, optó por recorrer el interior del país.

En uno de sus recorridos, conoció al encargado de una reserva forestal y este le propuso trabajar en su parador turístico denominado Chololó, ya muy conocido en esa época. Allí estuvo nueve años trabajando en el área de cocina. En ese tiempo conoció a una chica del barrio y se casó, tuvo cuatro hijos (tres mujeres y un varón). Decidió aventurarse y abrió un restaurante. Todo iba bien hasta que terminó su matrimonio y tuvo que encargarse él solo de la crianza de sus cuatro hijos pequeños, que en ese entonces tenían solo 5, 6, 7 y 8 años de edad.

“Mi señora me dejó y los cuatro se quedaron conmigo. Como no les podía llevar al trabajo, tuve que quedarme en casa y pensé qué podía hacer. La huerta fue la solución perfecta, gracias a eso pude criarlos y hoy todos son profesionales, una es ingeniera agrónoma, otra se recibió de hotelería y turismo, otra es diseñadora gráfica y el varón es soldador y electricista”, comenta.

Recuerda que comenzó con una huerta en su casa (con 60.000 plantas de tomate) y como ya había hecho un sistema de regadío en un trabajo anterior, no le fue nada difícil porque tenía los conocimientos. Ya hace 28 años que se dedica de lleno al rubro de la frutihorticultura y además de ofrecer sus verduras, pone a disposición de los interesados una huerta donde la deseen. “Mi fuerte es la huerta, yo ofrezco el servicio de ir a instalar una estructura completa, le preparo el suelo y entrego la plantación con la primera cosecha, hasta ahí va mi trabajo y luego le dejo para que sigan produciendo ellos”. Pero también ofrece instalar solo la estructura de media sombra y el sistema de regadío pero no se encarga de la plantación.

INVIRTIÓ EN SECTOR DEL TURISMO

Gracias a su empeño y dedicación, muy valorados por sus clientes, consiguió el dinero suficiente para invertir en el sector hotelero, con la ayuda de su hija. Así nació el año pasado Villa Flores Posada, ubicada también en Chololo, Piribebuy. “Yo estoy administrando por segundo año. Tenemos 12 cabañas independientes, así evitamos la aglomeración, tenemos área de piscina, senderismo, entre otros. Este año, por la pandemia, esperamos que más gente nos visite”, dice.

Don Pedro sostiene que su fuerte y su pasión siempre serán las huertas, pero que su meta es seguir creciendo y expandir sus horizontes.

Debido a su iniciativa, Galeano ya fue entrevistado por medios internacionales. Aquí una entrevista que hizo en el año 2017 al periodista Wojciech Ganczarek, quien recopila las historias de los paraguayos a través de documentales breves y los publica en su blog denominado “Físico en el camino”.

 

Lo que hay que saber sobre el censo a jubilados del IPS

Transcurrieron dos semanas del inicio del censo a jubilados del IPS y en el corto lapso surgieron algunas dudas. A dónde acudir, en qué momento y cómo hacerlo, qué documentos presentar y quiénes pueden solicitar el servicio a domicilio son algunas preguntas que se responden en esta nota.

En el 2008 fue la última vez que se realizó el censo a los jubilados del IPS, pese a que la ley obliga a hacerlo cada dos años. Debido a que pasó más de una década y a que se detectó que cerca de 700 muertos seguían cobrando en concepto de jubilación y que ademas esto le costó unos G. 1.900 millones al Estado, se decidió que este es el momento oportuno, justo y necesario de volver a censar.

El periodo comenzó el 9 de noviembre y se extenderá hasta el 10 de mayo del 2021. Los métodos son: presencial, virtual y a domicilio, según confirmó a Hoy Digital la directora de Jubilaciones, Cecilia Rodríguez. En cualquiera de las modalidades no existe ningún costo.

Para el primer caso,-que ya lleva un 10 % de alcance- la organización va por número de cédula, es decir, el jubilado no puede acudir en cualquier momento, sino cuando le corresponda. Para verificar la fecha basta con ingresar a la página web https://servicios.ips.gov.py//consultas_portal/censo_jubilados_y_pensionados.php e introducir el número de documento en el espacio indicado.

Los trámites se realizan a través de las 200 oficinas de la Dinacopa (Dirección Nacional de Correo), contratada por el IPS por unos 250 millones de guaraníes para ocuparse de este trabajo, según detalló el gerente de prestaciones Económicas, Pedro Halley.

Para responder dudas sobre el trámite en sí, la Dinacopa habilitó la línea de Whatsapp 0962 120 998, donde es probable que la respuesta demore, pero se garantiza que llegue.

OTRA OPCIÓN A PARTIR DE ESTE FIN DE SEMANA:

El formulario está disponible en cualquiera de estas sedes, pero también se puede descargar de la web, imprimirlo, completarlo y llevarlo junto con los demás documentos exigidos.

INSTRUCTIVO PARA EL MODO VIRTUAL

Quienes prefieran el trámite electrónico deben ingresar a la página web Instituto de Previsión Social,(http://www.ips.gov.py/) y hacer click en el ícono CENSO NACIONAL OBLIGATORIO DE JUBILADOS Y PENSIONADOS DEL IPS y seleccionar la opción censo web.

El jubilado o pensionado deberá tener su PIN (contraseña) del aplicativo de MI IPS (en caso de no poseer deberá enviar un correo a jubilaciones@ips.gov.py, a fin de solicitar la provisión del mismo)

Colocar número de cédula de identidad y contraseña, seleccionar iniciar sesión

Al ingresar deberá seleccionar el ícono jubilado

Elegir opción ACTUALIZAR DATOS DE CENSO y completar los datos solicitados.

Esta modalidad no se rige por número de cédula y el jubilado puede hacerlo en cualquier momento. Por esta vía se podrán actualizar los datos, que finalmente es lo que busca el censo, sin embargo, los documentos requeridos (SE DETALLAN MÁS ABAJO) deberán ser acercados a través de un familiar o representante (si el propio jubilado no pudiera) a la sucursal de la Dinacopa más cercana.

CENSO A DOMICILIO

Quienes presenten problemas de salud o alguna dificultad para movilizarse podrán solicitar el censo a domicilio. En caso de ser alguien menor de 80 años tendrá que preparar un certificado médico que indique que está imposibilitado a salir de su casa.

La directora de jubilaciones informó que a la fecha ya recibieron 10.000 solicitudes de censo a domicilio, a las que se suman 2.500 personas que de por sí cobran habitualmente en sus casas.

El pedido se puede hacer a travès de la página web https://servicios.ips.gov.py/consultas_portal/solicitud_censo_a_domicilio.php donde se deberá adjuntar el documento en formato JPG o Pdf, o tambièn a través de los siguientes números : call Center (021) 219 7000, para línea baja 0800 11 5000, gerencia de Jubilaciones (021) 211 563 Lunes a viernes de 7:15 a 14:15

LOS DOCUMENTOS NECESARIOS PARA EL CENSO:

JUBILADOS POR VEJEZ E INVALIDEZ, Y PENSIONADOS CÓNYUGE:

1. Fotocopia autenticada de cédula de identidad civil vigente;

2. Fotocopia autenticada de pasaporte vigente, en caso de contar con el mismo;

3. Fotocopia autenticada de cédula de identidad civil vigente de algún familiar o persona con quien reside

4. Foto tipo carnet actual del jubilado o pensionado

5. Una boleta de servicios básicos sea (ANDE, Copaco, Essap)

PENSIONADOS, HIJOS MENORES DE EDAD O CON DISCAPACIDAD SEGÚN SEA EL CASO

1. Fotocopia autenticada de cédula de identidad civil vigente

2. Foto tipo carnet actual

3. Original del certificado de vida y residencia actualizado

4. Curadores, tutores y apoderados:

a. Fotocopia autenticada de cédula de identidad civil vigente delapoderado o curador; b. Foto tipo carnet actual del apoderado o curador; c Fotocopia autenticada por el juzgado de la sentencia definitiva de designación;d. En su caso, fotocopia autenticada del poder especial para cobro de dinero e. Certificado de nacimiento original si son menores cuando latutoría corresponde a los padres f. Presentar una boleta de servicios básicos sea (ANDE, Copaco, Essap)

 

La obra teatral virtual "Nuestro Refugio", llega a la plataforma Passline

La obra teatral en formato en virtual “ Nuestro Refugio” está disponible en la plataforma Passline. La misma aborda un drama introspectivo y reflexivo acerca del descubrimiento personal y las imposiciones de la sociedad.

Escrita, dirigida y protagonizada por Gerardo Báez y Ximena Ayala, “Nuestro Refugio” se adentra en el mundo interno de Emilio, un joven que necesita tomar una decisión importante. Con la ayuda de Kiki viajan en el tiempo recorriendo diferentes recuerdos de su vida que lo marcaron durante años.

Dichos recuerdos están grabados en la memoria representados mediante la inocencia, el juego y la teatralidad. Una historia biográfica, íntima y profunda, que nos permite analizar a nuestro entorno ya sea pasado, presente o futuro, ser conscientes sobre lo importantes que son nuestras acciones y gestos, pudiendo marcar así la vida de las personas que nos rodean.

Durante 30 minutos, Emilio y Kiki se distienden en complicidad y común unión, representando un juego de niños con potencia adulta que por momentos se vuelve lúgubre pero realista.

La obra fue escrita a mediados del 2017 con los mismos personajes y universo, con el tiempo y a raíz de nuevas propuestas a comienzo de la fase 3, Báez reescribe la historia junto con Ayala llegando hasta su ejecución y materialización.



Con un proceso de 4 meses, la obra fue filmada en el Teatro de Las Américas del Centro Cultural Paraguayo Americano, bajo el marco de Difusión Cultural del mismo.

Las entradas virtuales tienen un costo de Gs. 25.000 y se pueden adquirir desde la página de http://www.passline.com, así como reservas al 0961 500 310 o en la página de Instagram de la obra: @nuestro.refugio.py.