Plata fácil reclutando gente: cómo identificar el esquema Ponzi y por qué no invertir en él

El esquema Ponzi cobró nuevamente notoriedad en la última semana tras estallar el escándalo que dejó como víctimas a potentados y reconocidos empresarios paraguayos, quienes habrían sufrido un perjuicio que ronda los 70 millones de dólares. En esta nota te contamos cómo opera, los riesgos y por qué no caer en este peligroso método que promete dinero fácil.

Inversiones con ganancias muy altas, hasta el punto de ser casi increíbles o absurdas inclusivas para cualquier persona, son el gancho principal que utilizan los estafadores para captar a sus víctimas a través del sistema Ponzi o piramidal. Este esquema de captación de dinero consiste en pagar altos intereses a la persona que está dispuesta a invertir en un fondo de inversiones, la promesa es una tasa de rentabilidad muy atractiva y un pago si es que este inversionista trae a otro que quiera también invertir su dinero en el fondo. Así se empieza a estimular a los inversionistas

El sistema se convierte en una gran cadena. Al principio todo es color de rosas y se ve el fruto de la inversión hecha, lo cual incentiva a los inversionistas a seguir apostando en el esquema. Pero lo que al principio empieza bien, termina con la fuga del promotor o con la quiebra del esquema.

En todos los casos, aquellos que entraron primero al sistema Ponzi van cobrando esos intereses altos, están satisfechos y dan fe que el sistema funciona. Todo termina cuando hay una cantidad suficiente de capital y los de abajo terminan perdiendo.

“La característica principal de lo que se observa tiene que ver con el engaño, eso ya es del tipo penal de estafa, cuando a través de la mentira la persona dispone de su patrimonio motivado por el engaño”, refirió al respecto el ministro de la Seprelad, Carlos Arregui, en entrevista con radio 1000 AM.

El llamado “esquema piramidal” o “esquema Ponzi” lleva su nombre en honor a Carlos Ponzi, un conocido delincuente italiano que logró estafar a numerosas personas en Estados Unidos los años 20. Aunque esta práctica se remonta a muchísimos años antes.

En este sistema, una persona empieza a operar con un capital base y convence de sumarse a otras personas, quienes a su vez también deben conseguir más interesados ​​en invertir su dinero con la promesa de generar importantes ganancias, mantener así una red similar a una pirámide en la que los que están más arriba (creadores o líderes) ganan más que los que están abajo (reclutados).

Los expertos en economía recomiendan no aceptar propuestas en las que uno debe invertir dinero y luego reclutar a otros inversionistas porque terminará cayendo en un esquema piramidal, aunque a toda costa los organizadores intentarán negar que se trate de un sistema Ponzi. Cuando más te digan que no lo es, hay que sospechar.

La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (SEPRELAD) ya remitió a la Fiscalía el informe sobre el nuevo esquema Ponzi que funcionaba en Encarnación y que tendría innumerables víctimas muy reconocidas. El monto del perjuicio ronda la astronómica suma de 70 millones de dólares.

Hace días comenzó una circular una extensa lista de potentados y reconocidos empresarios, además de entidades bancarias, que habrían sido afectados por este esquema cuya promesa era una ganancia del 24% anual al hacer inversiones en ganado.

Al caer la pirámide, algunos empresarios ya activaron los mecanismos legales para que los cheques emitidos en diferido (en el marco de este sistema piramidal) no pueden ser cobrados.

Mientras que el Banco Central del Paraguay informó que no detectó ninguna situación que comprometa la solución de las entidades financieras supervisadas habitualmente, ante la denuncia del supuesto fraude con el esquema Ponzi.

 

Redes de mercadeo: generar ingresos desde la web y sin salir de casa

Un celular con conexión a internet y una inversión ínfima son los requisitos para comenzar a emprender en las redes de mercadeo. La misión es vender productos desde la web y las comisiones son semanales.

Los tiempos más críticos de la pandemia dejaron como legado la necesidad de buscar ingresos provisorios o extras, ante la paralización de actividades económicas habituales y el temor de que una nueva ola amenace a los empleos.

La consigna de “quedarse en casa” impidió que muchos continúen con sus labores de siempre, pero provocó que otros se renueven en la búsqueda de un oxígeno económico.

Un ejemplo es el negocio de las redes de mercadeo, que permite comenzar a emprender sin salir de casa y con requisitos tan simples como un celular o una computadora con conexión a internet y una pequeña inversión inicial como para cualquier otro proyecto.

Las redes de mercadeo son un conjunto de distribuidores independientes que venden productos directamente del fabricante. Los distribuidores pueden, a su vez, asociar a otros y obtener cierto beneficio por cada venta de bandejas.

Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora, contó que decidió incursionar en uno de estos modelos. Se trata de la plataforma virtual norteamericana denominada TLC, que tiene como fin la venta de productos para la salud y permite ganar por comisiones semanales en dólares.

“Es una actividad que se puede realizar perfectamente al lado de un trabajo tradicional en horas extras, es una posibilidad de emprender desde la comodidad de la casa”, contó Sosa en la entrevista con Hoy Digital.

Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora.
Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora.

Las formas de inversión son varias, entre ellas:

Venta directa: aquí se gana el 50% de comisión por cada producto vendido, lo cual equivaldría a 20 dólares por cada artículo comercializado a través de la web. Cada usuario posee una plataforma propia con la cual oferta sus productos

Bono de inicio rápido: se obtiene el 50% de comisión por cada nueva afiliación realizada. El bono se cobra por todas las veces que una persona compra el paquete inicial de quien la patrocinó.

Bono de igualación: se paga el 50% de todo lo que vende la primera línea de socios.

Las ventajas frente a un negocio tradicional comienzan en la inversión inicial, pues, se evitan gastos como: el alquiler de un local, la remodelación, la climatización y el acondicionamiento.

“Cambiar la mentalidad, esa es la clave para que te funcione esa red de mercadeo, hay gente que viene, prueba dos a tres meses y se va, pero la clave es perseverar”, comentó Raquel Sosa.

Como cualquier red de mercadeo, supone al menos dos vías de ingresos: los activos (provenientes de la venta directa) y los pasivos (provenientes de lo que vendan las personas a las que uno invitó como distribuidores). Los interesados en recibir asesoramiento al respecto pueden contactar con Raquel Sosa a través de sus redes sociales.

 

Hace 28 años Vidal Benítez Alarcón mató a su esposa y dos hijos, pero fue absuelto de culpa

El 17 de diciembre de 1993 una llamada a la Comisaría 3a., Decía que desde un edificio ubicado sobre 14 de Mayo casi Ygatimi se escuchaban gritos y al parecer un hombre cayó desde un segundo piso. Una patrullera llegó rápidamente y encontró casi en la vereda el cuerpo de una persona ensangrentada, lo socorrieron y entraron al departamento donde varias personas también fallecidas y otras heridas. La historia luego contaría que Vidal Benítez Alarcón, ex director del Tesoro durante la época stronista fue el autor de la muerte de su esposa, dos de sus hijos e hirió a sus otras hijas.

Durante la dictadura stronista Vidal Benítez Alarcón, era el director del Tesoro y tenía un buen pasar, se acomodó en la alta sociedad. Benítez amasó una fortuna cuando era miembro del gobierno de Alfredo Stroessner, pero con la caída del régimen en 1989 también la vida de Vidal tuvo un giro inesperado, malas inversiones, estafas y otras malas movidas económicas lo llevaron a tener un cambio total.

Vidal Benítez dejó su vida lujosa, para ser uno más en una sociedad que a inicios de los 90 estaba cambiando después de una larga dictadura. De ser una persona influyente Benítez se convirtió en una marcada por el estigma de la dictadura.

Todos estos cambios bruscos en su vida lo llevaron a pasar por una quiebra económica y eso derivó en una depresión que no pudo superar y que con los años se fue agigantando. Su entorno familiar fue el más afectado. Maltratos y peleas eran la constante según se supo después de la tragedia.

Hoy en día hablar de la salud mental es todavía muy complicado en una sociedad que sataniza a psicólogos y psiquiatras, entonces imaginar en los 90 a una persona mayor pueda buscar ayuda para superar su depresión era una cosa muy poco probable.

El 17 de diciembre de 1993, una de las tantas discusiones se salió de control en el seno de la familia Benítez Alarcón. Vidal tomó sus dos armas, un revólver calibre 38 y otro calibre 22, para iniciar su sangrienta obra. Primero asesinó a tiros a su esposa Grisel Laura Cler, luego hizo lo mismo con sus hijos menores Rodrigo Julián y Sofía Lorena Benítez Cler. Pero en la otra habitación también estaban sus tres hijas mayores fruto de otro matrimonio a quienes también trato de matar, pero felizmente solo las hirió y se salvaron de morir ese día.

Sin embargo para Vidal, había matado a toda su familia, por lo que se arrojó desde el balcón de su edificio de un segundo piso, para suicidarse, pero cayó entre unas plantas que amortiguaron su caída, entonces volvió a subir y se lanzó otra vez , pero la muerte ese día no lo había marcado y quedó solo mal herido en el suelo, fue ahí que llegó la policía y lo socorrió.

Vidal Benítez Alarcón luego de sanar de sus lesiones tuvo que enfrentar a la justicia por el triple homicidio. En el juicio se pudo demostrar que el ex hombre fuerte de la dictadura utilizó dos armas de fuego para matar a su esposa y sus hijos. La defensa alegó que Benítez en el momento del hecho estuvo nublado por una locura momentánea. Que sufría de un trastorno mental pasajero producto de la depresión.

El juez Nelson Mora, no tomó en cuenta esa teoría y condenó a la pena máxima de 25 años de prisión a Vidal Benítez Alarcón por el triple homicidio. Pero en el 2002 el Tribunal de Apelación anuló el fallo de primera instancia y declaró que Benítez Alarcón no estaba en sus cabales en el momento en que cometió el triple crimen y lo dejó en libertad. No purgó ni 10 años de los 25 a lo que fue sentenciado.

Vidal Benítez, siempre fue un hombre inteligente, de profesión economista fue el mejor de su promoción y una vez preso se juntó con otros internos y formaron una especie de cooperativa de reos, que tenía por intención ayudar a los internos a buscar su reinserción a la sociedad. Una vez fuera del presidio siguió ayudando a los presos presentando un proyecto de ayuda a los reos.

Actualmente es un hombre libre que no sabemos si tiene remordimientos de haber matado a su esposa y sus dos hijos, por lo que no pagó ni un tercio de la condena.

 

Super mesa carretel Made In Paraguay: Cuando la creatividad y el ingenio se fusionan

Un joven y su equipo pusieron en marcha una curiosa idea. El resultado fue una buena aceptación y muchos pedidos por la novedad, variedad y facilidad que ofrece la super mesa carretel 100% paraguayo, proyecto que nació con la pandemia.


Fuente: Carol Salinas

Una frase bien sabida expresa que la creatividad no tiene límites, pero también hay otra bastante conocida en la jerga popular que menciona que ‘el paraguayito no conquista el mundo por kaigué’, y es que esa máxima encierra en ella mucha verdad, ya que a la hora de crear, surgen las grandes ideas.

Ahora bien, imagínese que pueda contar con una mesa, que en el centro tenga una champañera capaz de mantener el frío de cualquier tipo de bebida, a su vez cuente con una radio con entrada USB y Bluetooth, además que sirva para cargar el celular.

En una reunión o en un encuentro con amigos, podrá compartir sin que la bebida se caliente, podrá escuchar música y no tendrá problemas con la batería del teléfono móvil.

Esa magnífica idea se le ocurrió a José David Cáceres Cantero, un joven de 34 años, técnico en refrigeración industrial, que tiene en su equipo a dos personas de confianza, Víctor González y Laura Quintana, con quienes se aventuró a crear algo nunca antes visto en el país.

“La idea surgió hace dos años con el inicio de la pandemia cuando compré el carretel. Nosotros nos dedicamos al aire acondicionado del automóvil y cuando eso no había trabajo. Entonces empezamos a cranear cómo podría enfriar la champañera dentro del carretel, comencé a armar todo y conseguí, luego le incorporamos la radio y el cargador del celular normal y tipo C”, relató en contacto con nuestro medio.

El emprendedor precisó que el precio de la super mesa carretel es de G. 1.550.000 y es 100% paraguayo. A su vez, dijo que está en proyecto crear una mesa similar para la sala, pero más pequeña.

En cuanto a los pedidos, manifestó sentirse muy contento, ya que están haciéndose conocer y les llegan muchas solicitudes. “Me llueven mensajes y estoy muy contento, porque somos una empresa pequeña que está creciendo paso a paso”, afirmó.

Cáceres es un joven con muchas ideas, que a las dificultades económicas que se produjeron durante la pandemia, puso en marcha su creación que está dando buenos resultados.

“También estoy pensando en hacer heladeritas para camiones, ya que se compran del Brasil y tienen precios elevados”, refirió.

Todos los interesados ​​en adquirir una super mesa carretel pueden comunicarse al (0972) 402-650.