Una chipa en el espacio: cómo surgió la iniciativa de jóvenes paraguayos cinco años atrás

A finales del 2017, un grupo de jóvenes paraguayos concretó el exitoso envío de una chipa al espacio. Una experiencia histórica para nuestro país, que hasta hoy es recordada por los protagonistas.


Fuente: Por Juan Riveros

Por Juan Riveros (@JuancitoRiveros)

Uno de los responsables del proyecto, el estudiante de ingeniería Eduardo Riveros, comentó a HOY que se trató de una iniciativa particular surgida con su compañero Alejandro Kubina. No formó parte de ningún trabajo académico, pero luego fueron incluyendo a otros estudiantes universitarios.

“Queríamos obtener datos de variables atmosféricas para la elaboración de cápsulas para sondas imprimibles en tecnología de impresión 3D. Nos inspiramos en nuestras ganas de investigar y de paso hacer algo que nunca antes se había hecho en el país, algo verdaderamente desafiante como enviar algo ‘cotidiano’ por así decirlo, al ‘espacio’. Queríamos demostrar que se podía hacer algo que cautive a los demás jóvenes y los inspire a investigar y experimentar en la ciencia espacial”, explicó Eduardo referente a la forma en que surgió la idea.

Asimismo, dijo que en realidad pensaron primeramente en “enviar al espacio” un mbejú, pero notaron que no podía ser posible por factores aerodinámicos. “Necesitábamos algo más rígido que soporte las condiciones adversas de las diferentes capas atmosféricas. Finalmente vimos que una chipa cumplía con estos requisitos al ser una carga más resistente entre otros factores”, indicó.

Una de las particularidades fue que la chipa fue donada por la señora Selva, quien tiene un comedor sobre la Avenida Mariscal López. Fue ella misma la que se ofreció a preparar el producto. Inicialmente los proyectistas contactaron con una chipería conocida para que puedan solventarles el proyecto a cambio de poner el logo de la empresa en la sonda, pero no obtuvieron respuesta favorable.

Cabe mencionar que la chipa no tenía ninguna sustancia particular, era un producto “normal y delicioso” elaborado por doña Selva. Además de esa chipa particular, doña Selva donó un canasto para el viaje de búsqueda de la sonda.

El proyecto en sí tuvo una duración de aproximadamente tres meses, entre el estudio, análisis y desarrollo. La sonda alcanzó 30,3 km de altura, en aproximadamente 3 horas de ascenso el jueves 16 de noviembre de 2017.

Con respecto a los resultados obtenidos, Eduardo indicó que lograron conseguir las variables y datos grabados por la sonda, para posteriormente desarrollar diseños y estructuras más óptimas para la elaboración de sondas en materiales impresos en tecnología de impresión 3D. “La chipa volvió prácticamente intacta, pero bastante solidificada por las temperaturas extremas a la cual fue expuesta”, resaltó.

“Como experiencia vivida durante nuestro proyecto tuvimos mucho apoyo y gratitud de parte de la gente y nuestros familiares, ya que la iniciativa fue sensación hasta en los países vecinos. Nos gustaría volver a ver proyectos como este, realizados por la nueva generación de jóvenes de nuestro país”, subrayó Riveros.

Otro partícipe del proyecto fue el señor Emilio Allende, quien con su equipamiento multimedia brindó una ayuda indispensable durante la búsqueda de la sonda.

La inteligencia artificial, un campo con avances prometedores que sigue en desarrollo

Con el paso de los años, el desarrollo de la Inteligencia Artificial fue en un progresivo y auspicioso avance, lo cual ha demostrado que se trata de uno de los campos donde existe una mayor apuesta por parte de las empresas tecnológicas. El futuro probablemente esté marcado en gran medida por uso cada vez más frecuente en tareas cotidianas.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Hace exactamente seis años, publicaba un material tituladoLa inteligencia artificial: el futuro de la tecnología en el que abordaba diferentes aspectos relacionados a la IA, los logros obtenidos hasta ese entonces y su potencial con miras a los próximos años. Hoy día, su vigencia sigue siendo la misma.

El desarrollo de lo que se conoce como inteligencia artificial es, sin duda alguna, uno de los campos más atractivos en el ámbito tecnológico, pues apunta a demostrar no solo el potencial humano para crear cada vez mejores (y más inteligentes) sistemas, sino que también para conocer hasta dónde es posible llegar.

De los asistentes de voz inteligente como Siri, Alexa y Google Assistant (que, de un tiempo a esta parte, ya se han convertido en compañeros del día a día en los hogares de millones de usuarios) se ha pasado a desarrollar, en paralelo, otros proyectos que también apuntan al mismo objetivo de mejorar la vida de las personas.

Te puede interesar: La inteligencia artificial reduce el riesgo de secuelas por un derrame cerebral

En lo que respecta al ámbito de la salud, pudimos ver prometedoras iniciativas que son merecedoras de gran reconocimiento, muchas de ellas impulsadas por paraguayos. Tal es el caso de Miguel Ángel Lezcano, estudiante de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), quien formuló una herramienta para la detección temprana del cáncer de mama con inteligencia artificial y técnicas basadas en algoritmos de Deep Learning; o el del investigador paraguayo Diego Galeano, quien creó un modelo de Inteligencia Artificial que predice la probabilidad de que ciertos efectos secundarios aparezcan en pacientes que reciben algún tipo de medicamento.

Estos son solo algunos ejemplos de la diversidad de áreas donde se puede focalizar el desarrollo de la inteligencia artificial, un nicho al que varias compañías le “han echado ojo” en los últimos años para tratar de crear “el sistema perfecto”.

Uno de los más recientes protagonistas en este terreno es ChatGPT, el nuevo competidor que vino a demostrar el gran alcance que puede tener una IA a la hora de brindar respuestas automáticas ante consultas de todo tiempo. Creada por la firma OpenAI, este bot conversacional ha superado lo que hasta ahora se conocía, dejando estupefactos a varios.

ChatGPT es un sistema de chat basado en el modelo de lenguaje por Inteligencia Artificial GPT-3 y se trata de un modelo con más de 175 millones de parámetros, entrenado con grandes cantidades de texto para realizar tareas relacionadas con el lenguaje, desde la traducción hasta la generación de texto.

Leé también: Microsoft invierte “miles de millones” en OpenAI, de ChatGPT

Los videos compartidos por diferentes usuarios muestran su increíble potencial, ya que basta con hacerle una simple consulta y la plataforma brindará respuestas de manera instantánea, destacándose su nivel de precisión, amplitud de temas y la complejidad de sus respuestas.

Introduciendo los parámetros adecuados, ChatGPT es capaz de redactar inclusive un ensayo periodístico con 1.000 palabras de acuerdo a un tema en específico, todo en menos de 10 segundos. Algo sorprendente, pero real. Para probar sus alcances, un docente universitario de Estados Unidos decidió someter a esta IA a una prueba real de medicina, abogacía, y MBA, obteniendo resultados prometedores.

La gran pregunta que nos hacemos ahora es ¿hasta dónde podrá llegar el desarrollo de la inteligencia artificial?, ¿será capaz de llegar al punto de hacer que determinadas tareas hoy desempeñadas por humanos sean “sustituibles”, como se ha observado, por citar un ejemplo, en el campo automotriz? Solo el tiempo podrá responder a estas interrogantes.

Paraguay, imbatido campeón juvenil medio siglo atrás

La selección nacional afronta en estos días una nueva edición del Sudamericano Sub-20, en Colombia. En esa categoría, la Albirroja obtuvo su mayor logro hace más de cinco décadas, cuando en 1971 organizó el 'Juventud de América' y lo conquistó de forma invicta.

La Liga Paraguaya de Fútbol (ahora APF) se encargó por segunda edición consecutiva de llevar a cabo el campeonato, cuatro años después de la insólita definición del título entre el representativo local y Argentina, que favoreció a los albicelestes por una moneda, tras un empate de 2-2 registrado en el duelo decisivo.

El seleccionado guaraní también estuvo cerca de alzarse con el trofeo en 1964 al quedar subcampeón en una disputa de todos contra todos, por detrás de Uruguay.

Por ende, aquello de ‘la tercera, la vencida’ estaba más que latente en el 71 apuntando al objetivo de finalmente llegar a la cima del certamen.

 

La primera fase

Paraguay integró el Grupo B de la competencia, con Bolivia, Chile y Uruguay como rivales en busca de obtener uno de los dos cupos a la siguiente etapa.

La Albirroja dominó su zona y finalizó en el primer lugar tras derrotar 3-1 a Bolivia en el debut, empatar 1-1 con Chile en la segunda jornada y vencer 2-0 a Uruguay en el cierre de la primera ronda.

Con esto, el elenco nacional avanzó de ronda con 5 puntos (por entonces, las victorias valían 2) y la Celeste lo acompañó clasificada en segundo puesto del grupo con 4 unidades.

Por el otro lado, desde la Llave A se clasificaron Argentina (líder con 6 puntos) y Perú (escolta con 5), dejando eliminados a Brasil (4), Venezuela (4) y Colombia (1).

Equipo paraguayo de 1967, que perdió el título sudamericano “por culpa” de una moneda. (Gentileza)

 

Las semifinales

Concluida la fase grupal, llegaba el momento de las semifinales. Los cruces quedaron determinados por las posiciones en las que finalizaron los clasificados de ambas zonas.

El primero del Grupo A, Argentina, debía enfrentarse al segundo del Grupo B, Uruguay, en la ‘semi’ 1. En la otra eliminatoria, el líder del B, Paraguay, ante el escolta del A, Perú.

La Albirroja se hizo fuerte y superó con autoridad a los incaicos por 3-1, sacando una diferencia que a la postre sería determinante.

Mientras tanto, los uruguayos se imponían a sus vecinos argentinos por 2-1 en la otra serie y también se hacían con un puesto en el compromiso por el título.

La final: una agónica consagración

El 25 de marzo, Paraguay y Uruguay fueron los protagonistas del mano a mano por la consagración.

En el hoy Defensores del Chaco, por entonces denominado Estadio de Puerto Sajonia, el equipo nacional sub-20 fue con todo en busca de sacar diferencias ante sus pares charrúas, pero pese a prácticamente monopolizar el trámite de juego, no supo abrir el marcador en la primera etapa, que finalizó en blanco.

Y para colmo, a los 21 minutos de la complementaria, Ricardo Islas dio el golpe con la anotación de un tiro libre, con el que Uruguay pasaba 1-0 al frente (66′).

Ese resultado complicaba el sueño de acabar con la sequía y le daba transitoriamente el título a los celestes en Asunción.

Pero con el partido cerca del tiempo cumplido, Roberto Cino se anotó en la historia de nuestro fútbol al marcar el tanto del 1-1 albirrojo (89′) que más que un empate significó una victoria.

Es que una igualdad le daba la corona al finalista que tuviera una mejor diferencia de goles en las semifinales, y Paraguay le llevaba ventaja a Uruguay en ese rubro (3-1 contra 2-1).

De tal manera arribó a nuestro país el primer -y hasta ahora único- trofeo como monarca de un ‘Juventud de América’, evento conocido en la actualidad como Sudamericano Sub-20 de la Conmebol.

En la final, el entrenador Benjamín Laterza dispuso del siguiente equipo: Sixto Lionel Bareiro en el arco; Alicio Solalinde, Eudoro Ríos, Pedro Medina y Secundino Aifuch en la defensa; Juvencio Osorio, Tito Ramón Correa y Arecio Colmán como mediocampistas; Osvaldo Aquino, Carlos Diarte y Cristóbal Maldonado en el ataque.

Por su parte, como recambio ingresaron Pedro Rodríguez (80′, por Solalinde) y el autor del gol de la consagración Roberto Cino (60′, por Aquino).

El plantel paraguayo, además, estuvo integrado por: José de la Cruz Benítez y Ángel Cíbils (goleros); Sergio González, Pedro Medina y Pablo González (defensores); Héctor de los Santos Ricardo y Luis Torres (medios); Félix Marín, Celso Báez y Carlos Báez (delanteros).

Así, la Albirroja cerraba de forma invicta un inolvidable torneo con una gran campaña en la que logró tres triunfos y dos empates.

Rige aumento para jubilados, con un plus para los que cobran el mínimo

Desde enero, los jubilados y pensionados del IPS pasarán a ganar 8,1 % más. Este aumento se debe al incremento salarial de julio pasado, que recién ahora se traslada a este sector. Además, se prevé un plus para compensar la diferencia acumulada desde entonces.

Desde el pasado martes 17 de enero comenzó a regir el reajuste del 8,1 % para todos los jubilados del Instituto de Previsión Social (IPS), según la Gerencia de Prestaciones Económicas, a cargo de Cecilia Rodríguez.

La alta funcionaria explicó que el aumento se debe al reajuste del Índice del Precio del Consumidor (IPC) que es del 8,1 %. Esto a su vez repercutió en el SML (Salario Mínimo Legal) en julio del 2022. En aquel entonces, la variación no se trasladó a lo que perciben los jubilados, por lo tanto, se aplica desde enero.

El haber mínimo jubilatorio se calcula con base al 75 % del salario mínimo legal, que, hasta antes de este incremento, era de  G. 1.716.000. Con el aumento de 216.000 guaraníes, el haber mínimo pasa a G. 1.932.000.

Nota relacionada: Jubilados de IPS cobran hoy, con aumento del 8,1 %

En tal sentido, este grupo de personas también cobrará de manera retroactiva lo correspondiente a julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero. La compensación significará un pago plus por única vez este mes.

“Esto generó una confusión en muchas personas, porque pensaron que todos debían cobrar el plus, que solamente va para los que cobran el haber mínimo de jubilación y de pensión“, comentó Rodríguez.

El haber mínimo de los pensionados es del 50 % del salario mínimo, que hasta junio del año pasado equivalía a G. 1.144.662, ya que el sueldo mínimo era de G. 2.289.324. Con el reajuste, el 50 % pasa a valer G. 1.275.000.

Mientras tanto, los jubilados y pensionados que cobran más del haber mínimo, solamente recibirán el reajuste del 8 % y no así, el plus retroactivo que les corresponde a los que perciben el mínimo.

Lea también: Anuncian aumento de haberes para jubilados y pensionados de IPS desde este mes

Los jubilados por vejez son aproximadamente 55.000 personas, los jubilados por invalidez unos 5.000 y los pensionados alrededor de 15.000.