Ana Torroja cumple 60 años abrazada a un renacimiento musical

Madrid. Ana Torroja cumple este sábado 60 años de edad en los que ha logrado trascender su estatus de icono de los años 80 como vocalista de Mecano, dejar atrás momentos aciagos y consolidar una carrera en solitario a la que, lejos de dar portazo en pos de una justa jubilación, ha impreso una nueva dirección.


Fuente: EFE/ Javier Herrero

Será en 2020 probablemente cuando la madrileña lance su sexto disco de estudio, aún sin título. Será el primero en una década desde que publicara “Sonrisa” en 2010 y, por lo avanzado hasta ahora, parece claro que vuelve renovada en bríos y sonidos.

Torroja (Madrid, 1959) comenzó su carrera musical a finales de la decáda de los 70 de la mano del que entonces era su pareja, José María Cano. A ellos se uniría más tarde el hermano menor de este, Nacho, y juntos participaron en fiestas y algún que otro programa de televisión con escasa repercusión.

Fue el productor Miguel Ángel Arenas, alias Capi, quien les aconsejó que fuese ella la voz principal del grupo y quien les consiguió su primer contrato con la discográfica CBS para la grabación de un sencillo, “Hoy no me puedo levantar”, su primer “hit” en 1981.

La combinación del apellido de los hermanos Cano, la profesión de mecánico del abuelo de Torroja y la mezcla de diferentes estilos en sus temas, con preponderancia del sonido “tecno” y sintetizadores, les llevó a escoger Mecano como nombre artístico, inaugurando una de las páginas de mayor éxito de la historia de la música en español.

“Perdido en mi habitación” demostró a la compañía que lo de su primer sencillo no había sido un espejismo y así llegó la grabación en Londres por todo lo alto de “Mecano” (1982), su álbum de debut, que superó todas las expectativas con temas como “Me colé en una fiesta” o “Maquillaje”.

El uso de sintetizadores, sus odas urbanas y sus letras preñadas de posmodernidad y amor consumista los conectaban con movimientos similares, tanto en la Movida española como en el extranjero (véanse “New Romantics” como Duran Duran o Spandau Ballet), pero su pegada comercial y sus orígenes familiares los convirtieron en diana de las críticas.

Trazando su propio camino, la de la intérprete de “Barco a Venus” se convirtió en una de las voces más reconocibles de la época, una garganta dulce que siguió llenándose de matices con los siguientes trabajos del trío, por ejemplo “Ya viene el Sol” (1984) o, en su segunda encarnación más pop y menos electrónica, “Entre el cielo y el suelo” (1986).

Con aquel disco que incluía temas de temática más adulta como “Hijo de la luna”, “Cruz de navajas” y “Me cuesta tanto olvidarte”, Mecano se convirtieron en estrellas internacionales y en los primeros españoles que vendían más de un millón en todo el mundo, sobre todo Latinoamérica.

Este estatus aumentó con las siguientes entregas, como “Descanso dominical” (1988), mientras el grupo, especialmente Torroja, se convirtieron en símbolos de la tolerancia sexual con “hits” como “Mujer contra mujer”.

En la España de los JJ.OO. de Barcelona y la Expo de Sevilla, su último gran “tour” tuvo lugar en 1992 como promoción de “Aidalai” (1991). El vertiginoso ritmo de la gira le provocó una laringitis y, a su término, anunciaron un largo retiro temporal.

“Había dejado de cantar obligatoriamente porque perdí la voz y me fui a vivir a Nueva York, desconectando de la música. Cuando volví a meterme en un estudio, estaba tímida, asustada y nerviosa, con la responsabilidad de sacar un disco sola tras el exitazo de Mecano. Me daba miedo fallarle a la gente, sus expectativas, pero no lo hice”, recordaría orgullosa.

Fue tras un proceso de búsqueda del que resultó “Puntos cardinales” (1997), en el que predominaban los medios tiempos oníricos e incluía canciones como “A contratiempo” o “Como sueñan las sirenas”.

Solo un año después de su desembarco personal en la música, Mecano por fin se reunió para el recopilatorio “Ana | José | Nacho”, que incluía siete temas inéditos y que, por decisión unilateral de José María Cano, se convirtió en lo último de la formación.

La noticia, una sorpresa para la propia artista, le permitió por otra parte enfocar sus energías en el despegue definitivo de su carrera individual, de la que surgieron dos álbumes en francés, cuatro discos de estudio en español y dos discos en directo fruto de giras antológicas como la que la unió a Miguel Bosé (“Girados”).

Entre medias, sufrió dos duros golpes. En octubre de 2008 sufrió un grave accidente de tráfico en el que resultó herida junto a la actriz y presentadora Esther Arroyo y en el que falleció un amigo.

“Si te dan la oportunidad de volver a nacer, si sobrevives, son muy importantes este tipo de vivencias que te acercan a la esencia, a lo más puro y primitivo, que te convierten en un niño y te ponen a vivir el presente”, rememoraba después.

Asimismo, en 2014 y después de una larga batalla en los juzgados, llegó a un acuerdo con la Hacienda española por el que fue condenada al pago de 1,5 millones de euros por fraude, lo que empañó su imagen pública.

Para más inri, “Sonrisa” (2010), su último trabajo con temas inéditos, no había funcionado bien comercialmente y en prensa, tras los rumores de reunión de Mecano que nunca llegaron a nada, llegó a decirse que Torroja, quien residía desde hacía años en América, había barajado su retirada.

“Hoy soy una persona con ganas de luchar y de disfrutar”, afirmaba sin embargo en 2015 a cuentas del álbum en vivo “Conexión”, con el que protagonizó una de las grandes giras de su carrera glosando toda su trayectoria, incluidos los temas de Mecano.


Al respecto, ella reivindicaba su legitimidad para seguir haciéndolo: “No he dejado de interpretarlas nunca y creo que si alguien tiene derecho de cantarlas, soy yo”, insistía, tras haber ampliado su repertorio con otros “hits” como “Corazones” o “Duele el amor”.

En el último año, gracias a su papel de jurado en “Operación Triunfo 2018”, recuperó parte de su vigencia mediática entre los españoles y dio la cara ante debates nacionales efímeros como el de la “mariconez” de la canción “Quédate en Madrid”, que se interpretó en el concurso, mientras trabajaba en paralelo en Barcelona en la grabación de sus primeros temas en una década.

“Necesitaba encontrar algo que me motivara para seguir”, comentaba a Efe el pasado febrero cuando presentó el primer sencillo, “Llama”, preñado de arreglos electrónicos y producido por dos de los nombres más en boga de la actualidad: El Guincho (Rosalía) y Alizzz (C. Tangana). Para Torroja, que hace justo una semana lanzó su última apuesta, “Me cansé de mentir”, era una cuestión de “renovarse o morir”.

 

"Mujercitas", apasionante lección de moda victoriana

Madrid. La nueva versión de "Little Women" (Mujercitas), además de dar a este clásico un aire más combativo y feminista, ofrece una increíble lección de moda victoriana, un vestuario valiente y delicado creado por la diseñadora Jacqueline Durran.


Fuente: EFE/ Carmen Martin

“Little Women”, la novela escrita por Louisa May Alcott en 1868 que revolucionó los personajes femeninos, ha vuelto a la gran pantalla gracias a la adaptación de Greta Gerwing.

En el nuevo remake, las actrices Saoirse Ronan, Emma Watson, Florece Pugh o Eliza Scanlen se ponen en la piel de las hermanas March, Jo, Meg, Amy y Beth, que vuelven a convertirse en un referente para jóvenes de todo el mundo, y exhiben una fabulosa declinación de la moda victoriana junto a Meryl Streep y Laura Dern en el reparto.

Jacqueline Durran, una de las diseñadoras más importantes del sector, ha sido la artífice de vestir a las famosas hermanas en esta última versión de “Little Women” que derrocha vitalidad, frescura y nuevos matices emocionales.

“Quería un diseño fuerte y auténtico, que pareciera ropa del día a día, y no disfraz, esto ha ayudado a que el vestuario resulte moderno”, explica Greta Gerwig en las notas de producción de la película.

Para crear el vestuario, Jacqueline Durran se inspiró en la fotografía decimonónica de Julia Margaret Cameron y en la pintura expresionista de Winslow Homer, además de dividir la película en dos partes diferenciadas: una, dentro de la casa con su atmósfera bohemia y de libertad; y la segunda, el mundo exterior, más rígido.

Durran realiza una paleta de colores para cada una de las hermanas y, a lo largo de la película, va entremezclando trozos de tela en las prendas de las hermanas con la idea de reflejar cómo heredaban la ropa.

Junto a estos dos recursos estilísticos, la diseñadora idea siluetas que definen a cada una de las mujeres. “Era importante que la imagen de cada una fuese una declaración de su personalidad, cada una tiene una visión distinta del mundo”, indica Durran en las notas.

Así Jo aparece con reflejos de rojo intenso. Es una mujer que quiere sentirse libre, que se aleja de los corsés de la época y que ansía la libertad de un hombre, mientras que Meg, más romántica, viste en tonos lilas y verdes como en un cuento de hadas medieval, en el que prima el estilo neogótico tan en boga a finales del siglo XIX.

El rosa está reservado para Beth, la más infantil. “No tuvo realmente la oportunidad de crecer y ver el mundo exterior”, detalla Durran en las notas de producción.

El azul claro es el tono de Amy, quizá por su vena artística, vive la moda con más intensidad, sus vestidos son los más especiales. Es la que vive más intensamente la moda, incluso antes de ir a Europa. “Siempre tiene un aire joven, es determinada y lista”, añade la creadora de vestuario.

Vestir a Marmee, madre de las hermanas, ha sido uno de los mayores retos, a lo largo del filme luce todos los colores de sus hijas, “quería que se viese una pequeña influencia de Marmee en todas las chicas”, explica la diseñadora.

La tía March, interpretada por Meryl Streep, presenta el estilo más histórico, luce moda de esencia victoriana. “Tiene un riguroso vestuario al que le falta la gran imaginación de las jovencitas” dice Durran.

En la escena del baile de debutantes se ve la moda victoriana en su máximo esplendor, no en vano la directora de vestuario ideó diferentes vestidos de fiesta en tonos pastel. La guinda, el llamativo modelo rosa que porta Emma Watson (Meg).

“Cada vestido cobra vida con la interpretación del personaje”, concluye Durran, para quien la estética de cada mujer refleja la personalidad y el espíritu libre de cada uno de ellas.

 

Ryan Reynolds adelanta que "Deadpool 3" está en proceso, ahora con Marvel

El actor canadiense Ryan Reynolds dio a conocer que ya trabaja en la tercera entrega de "Deadpool", la cual ahora formará parte del Universo cinematográfico de Marvel, según han hecho eco este viernes medios estadounidenses.


Fuente: EFE

“Sí, estamos trabajando ahora mismo con el equipo al completo. Estamos en Marvel ahora, que es como estar de repente en las Grandes Ligas”, dijo Reynolds durante una entrevista dada al programa matutino “Live With Kelly and Ryan”.

La información ha sido bien recibida por los seguidores del superhéroe de “moral flexible”, como lo ha definido el propio actor, dado que este personaje de Marvel estaba en manos del estudio 20th Century Fox.

Disney, que también es dueña de Marvel, compró Fox en marzo por 71.300 millones de dólares y desde entonces no se sabía cuál sería el futuro del personaje, interpretado por Reynolds en sus dos primeras entregas (2016 y 2018).

Publicaciones especializadas han especulado si es que se mantendrá en el proyecto Emma Watts, quien era la presidenta de producción en Fox hasta este año y estuvo a cargo de las dos primeras películas, que juntas han acumulado ingresos mundiales de 1.500 millones de dólares.

Hasta que “Joker”, encabezada por el actor Joaquin Phoenix, revolucionó la taquilla cinematográfica este año, las dos películas de Deadpool eran los filmes más exitosos para mayores de 18 años.

La gran pregunta es si Disney permitirá que “Deadpool 3” siga con su humor negro, su irreverencia y sus malas palabras. Tampoco se dónde entraría la nueva entrega en las pobladas agendas de Marvel y de Reynolds.

Para 2020 se espera que Marvel estrene “Black Widow”, “Morbius” y “Eternals”. “Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings” se estrenará en febrero de 2021 y ese mismo año se proyectarán “Doctor Strange and the Multiverse of Madness”, “Spider-Man 3” y “Thor: Love and Thunder”. Para 2022, podría ser el turno de “Black Panther 2” y “Blade”.

Por su parte, Reynolds ya está comprometido para seis nuevos proyectos, entre los que se destaca la versión cinematográfico del juego de mesa “Clue”.

 

La hermana de George Michael muere justo tres años después que el cantante

Londres. Melanie Panayiotou, la hermana de 55 años del fallecido cantante británico George Michael, murió inesperadamente el 25 de diciembre, justo tres años después que el músico, anunció este viernes la familia a través de su abogado, John Reid.


Fuente: EFE

Según los medios británicos, Melanie fue hallada sin vida el día de Navidad por la hermana mayor de ambos, Yioda, en la casa de esta en el barrio londinense de Hampstead.

Michael, cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotou, falleció a los 53 años el 25 de diciembre de 2016 por causas naturales, si bien durante su vida tuvo diversos problemas de salud y con las drogas.

En un comunicado, Reid confirma que Melanie "ha fallecido repentinamente" y pide que se respete la privacidad de la familia "en estos tristes momentos".

La Policía Metropolitana de Londres (Met) informó por su parte de que acudió al domicilio de Hampstead el miércoles a las 19.35 horas tras recibir una llamada del servicio de ambulancias sobre "la súbita muerte de una mujer de unos cincuenta años".

La Met señaló que la muerte "no se considera sospechosa" e instó a esperar al informe rutinario del tribunal forense.

En los días previos al tercer aniversario del fallecimiento del cofundador del dúo Wham!, su familia había colgado un mensaje en su página web diciendo a los admiradores que siguieran "haciendo buenas obras en su memoria". EFE