Los Vecinos de Arriba: Rompiendo los esquemas del matrimonio tradicional con diversión

La camaradería, esa química inigualable que surge a raíz de una inquebrantable amistad cultivada y cosechada durante años. Esa conexión que comunica y genera todo tipo de sentimientos, como la gracia, la empatía y la diversión se traducen en arte con “Los Vecinos de Arriba”, la obra que reúne por primera vez sobre tablas a los máximos exponentes del humor paraguayo en la actualidad.


Fuente: Aizar Arar (@AizarArar)

Con un tema social tan importante como la relación en pareja y los tabúes que giran entorno a ella, como eje, pero abordada desde el humor, “Los Vecinos de Arriba”, retumba risas y aplausos la sala Molière de la Alianza Francesa de Asunción (Mcal. Estigarribia c/ Estados Unidos) en cada función.

Y no es para menos, ya que la puesta escrita originalmente por el dramaturgo español Cesc Gay, y adaptada en nuestro país por su par paraguayo Hugo Robles, reúne por primera vez sobre tablas a los capos cómicos Clara Franco, Gustavo Cabaña, Maricha Olitte y José Ayala, quienes marcaron un hito en la Tv con el extinto programa televisivo Telecomio.

El espectáculo presenta a dos matrimonios completamente distintos que al parecer solo tienen en común el edificio en el que viven. Cuando se reúnen para cenar, el plato fuerte son sus diferencias y alguna que otra similitud.

El matrimonio en su concepción monogámica, los sentimientos, la monotonía y la comunicación fungen como pilares fundamentales en la historia, los cuales sin duda alguna abren la puerta a la empatía y la reflexión a más de uno, y por qué no replantear alguna que otra convicción.

Con textos claros y dinámicos, condimentados con la idiosincracia nuestra y el talento ya conocido de los mencionados humoristas, “Los Vecinos de Arriba” es un deleite para el espectador que sin duda alguna olvidará el ajetreo diario o algún problema quizás, en hora y media de show.

Desplazamientos por casi todo el escenario, corridas y saltos, y hasta baile, atrapan de principio a fin guiados además por la gestualidad de cada intérprete pero enmarcada esta vez por personajes fijos con construcciones distintas pero en sintonía gracias a el lazo fuerte que los une y que va más allá de lo artístico: la amistad.

Esa amistad, su sinergia y las ganas de verlos reunidos es la que convocó a su público que los sigue desde hace años y que ahora los ve en una plataforma distinta y los aprecia de cerca, saboreando junto a ellos cada escena, porque si algo está completamente claro es que los cuatro disfrutan trabajando juntos.

Se destaca la dirección de Hugo Robles, cuyo tacto para la comedia es ya un sello en la dramaturgia nacional. El artista tiene la ‘difícil’ tarea de juntar a los cómicos y ser la cabeza en este trabajo.

“Los Vecinos de Arriba” llegaron para desatar risas, instando a reflexionar sobre la unión en pareja y ofrecer una mirada mucho más amplia del matrimonio tradicional que no está exento de los prejuicios y etiquetas en la sociedad.

Los mismos suben a escena los viernes y sábados a las 21:00 y los domingos a las 20:00. Las entradas están a la venta a través de Ticketea y en la boletería del teatro.

 

"El Supremo Manuscrito" presenta teaser trailer

La producción de la película paraguaya “El supremo manuscrito” presentó un adelanto oficial. El filme se en el robo del texto original de “Yo, el Supremo”, de Augusto Roa Bastos.

Los realizadores Jorge Díaz de Bedoya y Michael Kovich Jr. encabezan la coproducción paraguayo mexicano argentina que tendrá su estreno este 2019.

La trama gira en torno al inesperado robo del texto original del manuscrito de Yo el Supremo, de Augusto Roa Bastos. En ese contexto, los personajes se ven involucrados en situaciones de riesgo extremo y en una investigación para hallar la obra.

El largometraje es el segundo film escrito y dirigido por el cineasta Jorge Díaz de Bedoya, quien estrenó con ‘Luna de cigarras’, en el 2014.

Para este proyecto, Díaz de Bedoya escribió el guion con Javier Viveros, inspirados en el cuento ‘El manuscrito en el bajo’, del escritor paraguayo Blas Brítez. Emprendió la codirección con el paraguayo estadounidense Michael Kovich Jr., que dirigió Opus Vr (2017), miniserie filmada con la tecnología 360 °.

La cinta tiene como locaciones la ciudad de Encarnación, donde transcurre toda la historia, así como Asunción y París.

El elenco lo conforman Fernando Abadie, Javier Enciso, Andrea Quattrocchi, Claudia Scavone, Katia Acosta, Sandra Guillén, Luis Aguirre y Sary López. Con las participaciones de Rafael Alfaro, el chileno Eduardo Burlé (Violeta se fue a los cielos), y el mexicano Riccardo Dalmacci (Amores perros) y (Dama y obrera).

Sinopsis

“Yo, el Supremo”, de Augusto Roa Bastos, el manuscrito más valioso de la literatura paraguaya, desaparece al ser subastado. El coleccionista Anton Remianiuk y la ganadora de la subasta, Ana Morel, no solo enfrentan a peligrosos contrabandistas, sino también a las pesquisas de la joven asistente Valeria Aguirre, quien está sometida a la jerarquía tradicional y a su jefa, una fiscal nostálgica.

Detrás del manuscrito, los personajes quedarán atrapados en la maquinaria de corrupción, poder y mentiras, que dibuja la sombra de un Paraguay ofuscado en el silencio.

 

"Pudimos ser nosotros": la inquietante reacción cubana a "Chernobyl"

La Habana, Cubana. "Pudimos ser nosotros" es la reacción más común de los cubanos a "Chernobyl", la serie que ha renovado el interés sobre el peor desastre nuclear de la historia, que resuena especialmente en la isla, donde en el momento del accidente se construía una central idéntica y se trataron miles de víctimas.


Fuente: EFE/Yeny García

La exitosa miniserie de la cadena estadounidense HBO, que la semana pasada emitió en Latinoamérica el último de sus cinco capítulos, se vio completa en Cuba desde mucho antes gracias a las descargas ilegales y al “Paquete Semanal”, un ingenioso sistema de distribución offline presente en todo el país.

“Lo primero que me llamó la atención fue que los objetos eran los mismos de las casas cubanas de los ochenta porque todo venía de allá (de la Unión Soviética). Fue volver a ver mi infancia”, explica Sonia, de 35 años.

A la joven emprendedora le causó “mucha tristeza” reconocer “muchos de los males del sistema soviético en Cuba” y “horror de que algo como eso pudiera haber sucedido aquí en la central que quedó a medio construir”.

Considerada poco después de un mes de su estreno entre las mejores series de la historia, “Chernobyl” ha recibido elogios por su reflejo - con tintes de ficción- de los acontecimientos que rodearon la explosión del reactor número 4 de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) en la madrugada del 26 de abril de 1986.

También por su retrato descarnado y duro de un sistema estancado que buscaba a toda costa asegurar su supervivencia, con la verdad y la transparencia como su principal enemigo.

Las consecuencias del siniestro, que dejó al descubierto las fallas del programa nuclear soviético y afectó la vida de cientos de miles de personas, también se hicieron sentir en Cuba, donde se construía una planta con la misma tecnología usada en Chernóbil, en un esfuerzo nacional que la isla llamó “la obra del siglo”.

Aunque no se detuvo de inmediato, los efectos negativos del desastre y el recelo de Estados Unidos ante una central nuclear tan cerca de su territorio, ralentizaron el proyecto, ubicado en la costa sur de la isla, muy cerca de la ciudad de Cienfuegos.

Liderada por Fidel Castro Díaz-Balart (1949-2018), primogénito del fallecido Fidel Castro, la Central Electronuclear de Juraguá pretendía eliminar la costosa dependencia cubana del petróleo - cuya importación desangra aún hoy las arcas estatales - y demostrar la potencia científica del país, que envió especialistas a especializarse a Rusia.

La desaparición de la URSS y el fin de sus millonarias subvenciones precipitaron el fin de la obra a principios de los noventa, dejando un legado de estructuras abandonadas -solo se completó el primer edificio de los cuatro reactores planificados- y una Ciudad Nuclear similar a la abandonada Prípiat que aparece en “Chernobyl”.

Lejos de ser una ciudad fantasma como su gemela ucraniana, en la “CEN” todavía viven los físicos y técnicos que debían echar a andar el sueño nuclear cubano y que hoy “hacen cualquier cosa menos lo que estudiaron”, cuenta Yamila, hija de uno de estos científicos, “convertido en ‘botero’ (chófer de alquiler)”.

“Te juro que pensé en toda mi gente de aquí y en mi papá”, se estremece la joven, que forma parte de una comunidad detenida en el tiempo, una ciudad dormitorio que perdió su razón de ser y continúa existiendo “por inercia y porque no tenemos a dónde ir”.

En 2015 se anunció que las estructuras se convertirían en una planta de confinamiento de desechos peligrosos, “pero hasta ahora no se ha dicho nada más”, apuntó.

La idea de que Cuba pudo ser el escenario de un accidente nuclear se repite en los comentarios publicados en redes sociales como Facebook y Twitter.

“Lamentablemente es un sentimiento que está ahí”, aseguró a Efe el cineasta cubano Sebastián Barriuso, quien dirigió junto a su hermano Rodrigo la primera -y hasta ahora única- película sobre los “niños de Chernóbil” que Cuba trató de manera gratuita por décadas.

Sin mucho revuelo mediático, entre 1990 y 2011 la isla brindó atención médica a unos 26.000 niños de países como Ucrania, Rusia y Bielorrusia afectados por enfermedades relacionadas con la radiación, un programa que se renovará este verano mediante un nuevo convenio firmado entre La Habana y Kiev.

Estrenada con éxito en varios festivales de cine como el de La Habana y el estadounidense Sundance, la cinta de los hermanos Barriuso es un conmovedor relato personal enmarcado en el inicio de la intensa crisis económica del “periodo especial” en Cuba, un momento de transición catalizado por el derrumbe soviético.

La película se titula “Un traductor” y su personaje principal es un profesor de ruso (interpretado por el reconocido actor brasileño Rodrigo Santoro) que debe dejar la enseñanza para servir de intérprete a los pequeños pacientes y que está basado en el padre de los cineastas.

Según Barriuso, la percepción general de los cubanos ante el filme, que debe estrenarse próximamente en todo el país, “es de asombro”. La mayoría de los que han visto la historia no tenían ninguna referencia de que eso hubiese pasado en Cuba.

“En la medida que conocíamos más sobre Chernóbil y lo qué pasó, a mí no se me iba de la cabeza ese pensamiento: en Cuba estaban construyendo una igual. Yo siento que el accidente de Chernóbil fue de alguna manera un catalizador que aceleró la desintegración de la URSS”, refirió.

“Ellos le mintieron al mundo entero y el mundo entero pagó consecuencias innecesarias por la tozudez de un sistema y su Ejecutivo. No me quiero ni imaginar qué hubiera pasado en Cuba de haberse repetido algo similar”, concluyó.

 

Con "abrazo musical", jóvenes artistas piden preservar el Templo de Yaguarón

1.500 jóvenes músicos de la Red Sonidos de la Tierra sumaron su voz en un abrazo musical expresando la importancia de la preservación del Templo de Yaguarón, patrimonio invaluable de nuestro país.

El Festival Nacional de Orquestas Juveniles Sonidos de la Tierra dio inicio con la llegada de las 53 comunidades musicales de la Red Sonidos de la Tierra y las 2 delegaciones de Chile y Argentina.

La ciudad de Yaguarón alberga por 3 días a miles de niños y jóvenes músicos de diferentes puntos del país para vivir la mayor experiencia de intercambio cultural, musical y comunitario.

En el arranque de la jornada se llevaron a cabo talleres sobre Patrimonio y se realizaron las primeras charlas a alumnos de las instituciones locales con el fin de concientizar sobre la importancia de la protección de los patrimonios.

Las calles de Yaguarón se llenaron de colores, música y alegría con el Desfile de los Pueblos, un tradicional espacio donde las comunidades participantes desfilan por las calles principales de la cuidad.

Música, juventud y alegría en todo el país, con ensayos en varios puntos de la ciudad de Yaguarón, la Mega Orquesta Sonidos de la Tierra ya empezó a tomar forma para su presentación el domingo 16 de junio en el Patio Religioso del Templo de Yaguarón a las 17:00.

Al culminar el desfile, en el patio religioso del templo las delegaciones provenientes de 16 departamentos del país pasaron a formar un abrazo al templo en forma de corazón enviando un mensaje de importancia sobre la protección del patrimonio.

Así también tuvo lugar la primera noche del Festival de los Pueblos con la puesta en escena de 20 orquestas juveniles.

Actividades previstas para este sábado:

08:00: Ensayo de la Mega Orquesta Sonidos de la Tierra. Local: Deportivo Yaguarón

17:15 Actividades turísticas y de desarrollo personal como:

Torneo de fútbol, zumba, torneo de ajedrez, Ñembosaraí Teete, etc.

Festival de los Pueblos en simultáneo.

19:00 En Paraguarí, Iglesia Santo Tomás Apóstol.

19:00 En Pirayú, Centro Cultural Pirayuense

19:30 En Yaguarón, Peatonal de Yaguarón

Todas las actividades son de acceso libre y gratuito.

El evento fue declarado de interés educativo, cultural y turístico por el MEC, la Secretaria Nacional de Cultura y la SENATUR; Este encuentro es organizado por la Asociación Tierranuestra, la Fundación Maestro Cecilio Valiente Arámbulo, la Municipalidad de Yaguarón y la Red Sonidos de la Tierra.