VIDEO | Principiante farandulero denigra a gorditas en TV: "Imaginate una ballena con bikini"

Un panelista, aspirante a farandulero, denigró al certamen Miss Gorditas y a sus competidoras llamándolas ballenas lo que causó indignación en el sector. Además, pidió que ningún productor tenga en cuenta a una ‘gordita’ para los programas de verano.

La comunidad de Miss Gordita y su creador, Mike Beras, se encuentran cabreados por la declaraciones del panelista, Ronald Fariña, quien en su afán de sobresalir con sus dichos, terminó por descalificar a las chicas con sobrepeso.

Durante el programa en el cual participa llamado “Pica y se extiende”, tanto la conductora como sus acompañantes opinaban sobre una futura participación de las “gorditas” para que sean tenidas en cuenta en los próximos programas de verano.

“Vamos a hablar con los productores para que podamos armar con la Miss Gordita y más mujeres rellenaditas como ella”, se la escucha decir a la conductora para ser interrumpida por Fariña.

“Ya sé que papel puede tomar dentro de un programa de verano; ser la ballena”, comenzó el muchacho y añadió que sería “algo inédito y algo nunca visto”.

Sin embargo, Fariña tendría en ese instante la desaprobación de sus demás compañeras que le manifestaron que no habría por qué discriminar y que el peso no es motivo para participar en algún formato televisivo.

En sentido, Ronald mantenía su desacuerdo y redobló la apuesta con más dichos denigrantes: “Que desagradable. Imagínate una ballena con bikini en pleno programa de verano”.

Posterior a sus dichos, prosiguió con un pedido abierto: “Señores productores, ni se les ocurra contratar a gorditas en programas veraniegos”.

Y es que para Fariña, en los programas de verano hay juegos y diversión contrario lo que podría ofrecer una mujer con sobrepeso: “Estas apenas manejan sus cuerpos, ¿vos te pensás que van a estar corriendo detrás de una pelota?”, cuestionó Ronald.

Para cerrar, Ronald sostuvo que a las misses les encanta la Tv a tal punto de ser asesoradas por las antecesoras de dicho certamen: “Se dan cuenta que les encanta la televisión a estas gorditas había sido”.


“ESPERO QUE PIDA DISCULPAS”.

A través de su cuenta de Facebook, el dueño del certamen, Mike Beras lamentó el episodio: “Un lamentable espectáculo gordofóbico protagonizado por este panelista del programa “Pica y se extiende” de Lobo Station”.

Añadió que espera las disculpas correspondientes y exigió la salida del panelista: “Llamó a la Miss Gordita, Laura Ramirez de Ballena, burra y gorda asquerosa, también pidió que ningún programa de Tv la contrate”.

“Un acto de discriminación reprochable desde cualquier punto de vista”, cerró.

ESTE ES EL VIDEO QUE DIO ORIGEN AL DEBATE

 

VIDEO | Con "porro" en mano, Snoop Dogg deja mensaje a Trump frente a la Casa Blanca

El rapero quiso darle un mensaje al presidente de los Estados Unidos y para ello recurrió frente a la Casa Blanca para hacerlo a su manera.

Snoop Dogg compartió en su cuenta de Instagram la secuencia de su aventura por la zona de la sede del gobierno para fumar marihuana y de paso, para pasarle un recado a Donald Trump.

En el primer video, el cantante se debate entre si hacerlo o no, más adelante se lo ve acercándose a la plaza que bordea la Casa Blanca. Luego se queda en un banco sentado mientras que las personas se pasean alrededor hasta intercambia elogios con un anciano por su cabellera.

Ver esta publicación en Instagram

I had 2 do it pt 2

Una publicación compartida por snoopdogg (@snoopdogg) el

En otro video se lo ve rodeado de fans que lo reconocen y se acercan a él para pedirle una fotografía. Hasta que finalmente realiza su cometido, prende un cigarrillo de cannabis y mientras exhala el humo en una bocanada, se lo escucha decir “Fuck the President”.

Ver esta publicación en Instagram

I had 2 do it pt 3

Una publicación compartida por snoopdogg (@snoopdogg) el

Asimismo, en el último video de su paseo aparece de regreso en su casa. Allí celebra la salida con un rostro sonriente y confiesa: “Algunas veces solo tenes que hacerlo. Tuve que hacerlo”.



 

Abel Pintos se presenta en Paraguay

El cantautor argentino estará ofreciendo un concierto en el país este 17 de diciembre en el Banco Central del Paraguay, en el marco de su gira "La Familia Festeja Fuerte".

El reconocido músico estará por tierra guaraní como parte de su gira “La Familia Festeja Fuerte”, con la que arrasó en España, México, Costa Rica, Colombia, Perú y Argentina, en donde este último completó 4 shows en el mítico Estadio Obras durante 4 días consecutivos más de 20mil personas.

En ese sentido, el tour continua por todo el interior de Argentina y el 24 de noviembre la cita será en el Estadio Único de La Plata, donde la convocatoria masiva promete un clima ideal para que la familia siga festejando fuerte.

Luego de su gira por el país vecino, el artista de 34 años llegará a Paraguay este 17 de diciembre en el Banco Central.

Las entradas ya se encuentran a la venta por Red UTS y van desde Platino: 690.000gs; Oro: 590.000gs; Plata: 490.000gs; Bronce: 390.000gs y Platea Alta: 250.000gs.

 

Ciudad Punk: al pogo no lo matan ni 40 grados

Tremendo fue el show de Ciudad Punk. El concierto se realizó el sábado de noche en el Casco Antiguo de Asunción y tuvo a A77aque, CJ Ramone y 2 Minutos. El calor insoportable, no importó y los punkies dijeron que el punk, en Paraguay, tampoco está muerto.


Fuente: Óscar López D. @oscarlode

La escena punk en Paraguay tuvo y tiene sus altibajos. El hecho de que el género sea poco rentable para los músicos los lleva a pausas, cambios de estilo e incluso los obliga a desaparecer bandas. Vamos, como si fuera fácil crecer.

Esporádicos toques donde gobierna el “afuerismo” y donde las mismas caras se encuentran para hacer el aguante, con breves paréntesis de alguno que otro artista internacional, mantuvieron en cierto letargo a los punkies, hasta el sábado, hasta Ciudad Punk.

La productora G5pro entendió esa necesidad y juntó a tres íconos como A77aque, CJ Ramone y 2 Minutos en el Casco Antiguo de Asunción.

Mientras estaba instalada la incertidumbre de si se jugaba o no la primera final de la Copa Libertadores de América en Buenos Aires, con una sensación térmica que fácilmente era superior a los 40 grados, arranco el punk de barrio de Trifulka. Siguieron los de Batallón 40, un grupo que tiene la responsabilidad de lograr el reconocimiento de hace más de una década; y los de Square Pants con su ska ya evolucionado además del notable progreso vocal de Amado Sarabia.

Trifulka. Foto: G5pro.

Los alemanes de Kraftklub mostraron lo que saben. Si bien su género no es precisamente el punk, hicieron saltar a los que llegaron temprano con una mezcla híbrida de pop, indie e incluso rap. Ondeando una bandera de Paraguay con la inscripción “Luque”, los Piter Punk mostraron su vigencia. El sonido que hacen ya no es del “nunca jamás”, suenan bien, le agregan segundas voces y su “Nunca te olvidaré” sonó fuerte, especialmente desde aquellos que por alguna razón perdieron a sus peludos.

Gabo Baierling de Piter Punk. Foto: G5pro.

A77AQUE

Las pantallas anunciaban a A77aque. Creo que ya no hay dudas de lo que es la banda post Ciro y eso ya lo demostró en el 2012. El sábado nada más ratificó este hecho y el público se lo hizo saber a Mariano Martínez en la mejor presentación de la noche.

Los presentes ya sabían quién se venía y buscaron la mejor ubicación para el pogo. Cualquier sistema de hidratación iba a resultar insuficiente pero eso mucho no importó. El “Soy de A77aque” que retumbó dio lugar a “Espadas y serpientes”, “Western”, “America” y “El cielo puede esperar”, entre los que volvió el “Soy de A77aque”.

Mariano es de hablar con el público, no mucho pero lo hace. Esta vez habló de los 30 años de carrera de la banda e incluso pidió sugerencias. El “¿qué quieren escuchar?” precedió a “Como salvajes” y con “Chicos y perros” se desataron las ganas de gritarle a la clase política “¡Y si puedes, haz callar a nuestra voz!”.

Mariano Martínez de A77aque. Foto: G5pro.

“El jorobadito” es un clásico y sonó fuerte antes de que Luciano Scaglione le dé el toque hardcore con “San Fermín” y “Antihumano”. Si no eran suficientes las ganas de gritar rebeldía sonó “Setentistas”, una canción que habla de las revoluciones que se produjeron en Argentina durante la década del 70, en plena dictadura. Latinoamérica conoce su historia y parte de ella fue contada de forma pulcra, clara y fuerte en el pico más alto de todo Ciudad Punk.

El himno de Roberto Carlos y Luca Prodan retumbó con “Amigo”. Más de uno abrazó al que tenía al lado para cantarla fuerte. Para el cierre ya estaban preparadas la ya popularizada “Hacelo por mí”, la balada “Arrancacorazones”, la mejor descripción del sueño del pibe “Beatle”, el estribillo de “Donde las águilas se atreven” y el cover de Gilda “No me arrepiento de este amor”. No te extrañamos, Ciro.

CJ RAMONE

Quedan cuatro de los ocho que tocaron con Ramones y uno de ellos es C.J. Ramone, el bajista de la postre ramonera. El público paraguayo ya lo conoce y sabe que fue parte de la gloriosa banda que desapareció sin el reconocimiento que debió haber tenido.

Y C. J. fue un tornado. Saltó 30 minutos antes al escenario y sin mediar palabras lanzó su “one, two, three, four” para arrancar. Nadie estaba preparado porque estaban aún presentes la resaca y el pogo de A77que pero como él sabe que es un dios, puede hacer lo que quiera.

Arrancó con “Let’s Go” y continuó con “The Crusher”. Hizo un repaso de “American Beauty”, como si tuviera la necesidad de aclarar que no vino como una cover band de Ramones. Le dio tiempo a nadie, su presentación fue de corrido. “Crettin family”, “Judy is a punk”, “Rockaway beach” y “Straight to endure”, llevó al público a una época que pocos vivieron.

C. J. Ramone. Foto: G5pro.

Los temas de Ramones sonaron intercalados entre los propios de C.J. “Yeah, yeah, yeah”, “Girlfriend in a graveyard”, “You’ll never make believe” y “One more chance”. Sí, es su estilo, pero para algunos su presentación pudo haber sido inexplicablemente rápida.

“The KKK took my baby away”, “Psycho therapy”, “Comando”, “Sheena is a punk rocker”, demostraron su calidad vocal. Y es que C.J. hizo la voz de varios temas de Ramones siendo bajista solo que ahora los hace más. No necesita mantener el look de la banda a finales de los 80 y tampoco “es lo que hay” porque C.J. es Ramones.

Con “R.A.M.O.N.E.S.”, una pausa, “I wanna be sedated”, y “Blitzkrieg Bop”, C.J. se fue. Ojalá vuelva, un poco menos apurado. ¿Le perdonamos? Al contrario, gracias C. J.

2 MINUTOS

El tiempo pasa y se nota. “Mosca” ya no es lo que era pero el alma de 2 Minutos se mantiene. El pogo fue brutal, casi insostenible para los que ya venían extenuados de A77aque y C.J. Quince minutos antes de las 00:00 arrancaron los de Valentín Alsina con “Amor Suicida”, “Otra vez”, “Que mala suerte” y “Lado oscuro”, solo para empezar.

Hubo mucha interacción del frontman con el público. La seguridad ya tenía horas de show encima y hubo varios que intentaron saltar del escenario, sin éxito. No es una nota negativa, es parte del presupuesto que implica 2 Minutos.

Imposible recordar cuántas veces tocaron en Asunción pero sí se podría marcar una involución en la calidad técnica, especialmente en la voz. Algunas canciones ya no las recuerda y en algunos pasajes de la presentación hubo “flores” para los de A77que. Simpático, entre lo que se pudo entender.

2 Minutos. Foto: G5pro.

No es fácil pagar entre G. 100 y 150 mil para ir a un show. Muchos fueron a ver a un pleno 2 Minutos y bajo la excusa de “esto es punk y es así” no se justifica tanta displicencia. Pero bueno, ahí estaban ellos, el pogo y todo lo que implica un toque de esta banda que va a ser amada, pase lo que pase.

“Tema de Adrian”, “Historia triste”, “Lejos estoy” y la popular “Canción de amor” revolearon cerveza. Finalmente su “Ya no sos igual” descargó lo que quedaba de batería del público. Hubo alguna que otra corrida fuera del escenario de parte de algunos que querían entrar sin ticket, lo normal.

Así terminó Ciudad Punk y queremos que se repita. El punk está en constante parranda y los devotos siguen esta religión, demostrando que 40 grados son nada. El género sigue siendo ese grano que está a punto de explotar y va a retribuir con un buen pogo, cualquier “one, two, three, four” que se escuche a lo lejos.