Nuevamente exponen ratas en Long Bar y alegan millonaria deuda con ANDE

Continúa la guerra entre la familia Cubilla y el Grupo Long. Esta vez, la propietaria del lugar donde funciona Long Bar, sale al paso, alegando malos tratos, robo y destrozos en el sitio.

Desde su cuenta en Instagram, Verónica Cubilla lamentó que el local nocturno continúe facturando a costas de ella y su familia, y de manera completamente irregular.

“Que fácil es para este “Gran Grupo Long” de cuarta ( Long Bar, Long Beach, King Fish, Kandú)que se ufanan de grandes empresarios, Jesús Thompson, Andrés Lopez Vargas y Chan Lopez Vargas y el gran administrador, seguir haciendo conciertos a mis costillas, total no pagan agua, no pagan alquileres (600.000.000 de Gs. nos deben mas o menos…). No pagan ANDE”, se lee en el arranque de su post.

La mujer trató de delincuentes a las cervecerías que apoyan al bar. Aseveró además que no tienen contrato y denunció maltratos. “Hasta sus empleados me maltratan, se creen los dueños de mi propiedad. Maleducados”.

Aseveró que ocasionaron daños en el lugar, los cuales su familia tuvo que pagar. “Me destrozaron la parte eléctrica, me fundieron el motor de mis fuentes de agua, na oficina y mi vida”, acotó.

Reveló que se vio obligada a poner en venta objetos personales para sobrevivir y pagar a sus empleados. “¡Por Dios, misericordia! y ojalá esto no dure para siempre”.

La mujer adjuntó además fotografías de ratas en Long Bar, hecho que ya había sido denunciado públicamente, meses atrás.

Por su parte, su hijo, Kevin Houston, quien escrachó al grupo en más de una ocasión, se sumó al repudio aseverando que la deuda de 300 millones de guaraníes, llegaron a pagarles con cheques con insuficiencia de fondos. “Han acumulado una deuda de la ANDE superior a 100 millones a nombre de mi mamá”.

Alegó que a causa del problema, su madre está enferma y no sale de su casa. “Son unos morosos, corruptos, asquerosos, paguen su deuda y váyanse a la mierd”.

Lamentó que a pesar de la situación, gente de su entorno, amigos y amigas sigan yendo a los eventos organizados en los bares del Grupo Long. “Una tristeza ver que la gente les apoya todavía, sabiendo cómo estamos pasando”.

Desde hace varios meses, la familia Houston viene realizando denuncias fuertes en contra del Grupo Long. El lugar incluso, fue intervenido por la Municipalidad de Asunción, la cual constató las irregularidades y estableció que no puede seguir funcionando.

 

El chaleco de la Reina

El paraguayo es un rara avis, por decir lo más sutil. Si bien somos sumisos y normalmente muy hospitalarios, no es fácil darnos el gusto en aquello en lo que nos sentimos acomplejados. Nuestras carencias y falencias son de esas cosas. Solo nosotros podemos hablar mal de nosotros mismos, o darnos lo que percibimos como poca importancia.


Fuente: VOS

Por: Paola Martínez (VOS - La Nación).

La llegada de la reina Letizia de España en una visita de 48 horas de supervisión y apoyo a los proyectos de cooperación que tiene el país europeo con nosotros fue tópico de conversación desde que fuera anunciado semanas atrás pero nunca tanto como cuando la soberana bajó del avión en la noche del martes, siendo recibida en el espigón presidencial por la primera dama Silvana Abdoy el canciller Euclides Acevedo.

La reina estaba ataviada sencilla, con botas de faena, jeanscaqui y una camisa blanca que se adivinaba bajo un chaleco rojo de trabajo de la cooperación española, que -en ese entonces no se sabía- fue confeccionado por manos paraguayas a través de una pequeña empresa que se encargó de la confección de todos los chalecos de la mencionada organización. Su look entero decía con claridad: “vengo a trabajar”.

Y esto no es una novedad caprichosa de la reina, tampoco. Una búsqueda rápida arroja enseguida fotos de mujeres de la realeza en visitas de cooperación a países en situación vulnerable portando chalecos utilitarios o de trabajo de campo: la princesa Diana, la reina Máxima de Holanda, la duquesa (y futura reina de Inglaterra) Catherine. La lista sigue. Es costumbre marcar sartorialmente el tono de las apariciones de la realeza porque ellos no dan declaraciones a la prensa. Ergo, hablan con su ropa, además de con sus actos.

Ahora, si bien todos a estas alturas somos conscientes de la belleza de la primera dama de nuestra nación, no fue difícil hacer el contraste inmediato al ver las fotos de ese primer saludo. Aún en un atuendo que podría definirse como sencillo para los estándares de Abdo, había una marcada diferencia entre ambas mujeres.

Y no que esté mal. La primera dama estaba recibiendo en nuestro país a una soberana. A una representante de un gobierno cooperante que venía a asegurar la continuidad de esa cooperación, ni menos. Cuando nos arreglamos para alguien le estamos mostrando respeto, le mostramos que su persona es suficientemente importante para vernos de la forma más digna posible.

Debates fueron y vinieron, hubo un grupo de indignados con la reina española por faltarnos al respeto vestida como si fuera que iba a un safari, que Paraguay no es un desierto, que tampoco la pavada no es que estamos tan mal para venir de esa manera, y estaban los encantados con el atavío por mostrar la sencillez de una monarca acorde los tiempos en los que vivimos.

Interesante nada más es rescatar que en la última visita de una soberana española fue en 1997 la suegra de Letizia, Sofía, quien pisó suelo paraguayo y lo hizo también vestida con la sencillez que le caracterizaba (aunque sin chaleco). Fotos de los distintos eventos muestran a la primera dama de entonces y su entorno derrapando en guipures, joyas y rulos en las puntas mientras que la reina con chatitas y atuendos que hasta se podrían decir casuales saludaba con serenidad a las enormes comitivas.

Lo curioso y creo que más delicioso de la cuestión es el efecto poderoso (y no siempre respetado) de la moda. Ni bien amaneció y en la próxima aparición de la soberana, toda autoridad y equipo de trabajo de cual sea la institución paraguaya que le tocara estar cerca, apareció en…chaleco. Si no en chaleco, en ropa de faena. Atrás quedaron los trajes combinados, los rulos en las puntas, los stilettos.

El controversial chaleco rojo se encuentra a la venta y según cuentan desde la empresa fabricante, el teléfono no deja de sonar con pedidos.

Háblenme de poder de influencia, sin decir una sola palabra.

 

Silvana Abdo obsequió aros y vestido a la Reina Letizia

Silvana Abdo, Primera Dama de la Nación, obsequió prendas y accesorios paraguayos a la Reina Letizia de España.

Tras su paso por Paraguay, Letizia partió nuevamente a su país, en la tarde de este jueves. Antes de su viaje, recibió obsequios de manos de la Primera Dama, Silvana Abdo Benítez.

Primeramente, un vestido de Ao Po’i, pieza de autor diseñada por diseñadora Gaba Esquivel para su marca Ru Mariscal.

El mismo fue confeccionado en la ciudad de Yataity, por maestras artesanas que bordan una técnica de bordado a mano llamada “Ao Po’i”. Sus puntos evocan con su iconografía el imaginario colectivo de nuestra cultura e identidad como Nación Paraguaya.

Letizia llevó además una obra emblemática de la ciudad de Itá en homenaje a las madres, denominada “Che Sy” (Mi Madre), modelada a mano en Ñaiupo (barro del estero) y engobe de tierra colorada.

Así también, aros de filigrana, pieza de autor diseñada y elaborada por maestros artesanos de la ciudad de Luque, realizada con finos hilos de plata, fundidos minuciosamente y bañados en oro.

En su visita a nuestro país, Letizia generó polémica a lucir un atuendo sobrio y sencillo, en lugar de vestido y corona. Una de las principales críticas fue la diputada liberal, Celeste Amarilla.

 

Luis Bareiro sobre Letizia: “No me vengan con la pavada de que le tengo que llamar reina”

Luis Bareiro lanzó un filoso comentario acerca de la Reina Letizia de España, quien se encuentra de visita en nuestro país. El periodista disparó contra la figura de la monarquía la actualidad.

La Reina Letizia llegó a nuestro país en la noche del martes último y permanecerá durante dos días como parte de una gira en la que busca fortalecer los lazos diplomáticos con España, con una agenda conjunta en la cooperación para el desarrollo, en áreas como educación y empoderamiento de la mujer, capacitación para el empleo, prevención de trata de personas y otros aspectos.

En redes sociales, se generaron muchos comentarios acerca de su visita, pero sin duda un tema aparte fue el comentario del comunicador Luis Bareiro, quien lanzó un picante tweet.

El presentador radial y televisivo rechaza la idea de llamar “reina” a la autoridad española, alegando que ya no dependemos de la figura monárquica en la actualidad.

“A mí no me vengan con la pavada de que a la señora le tengo que llamar reina consorte o lo que fuere. De la figura obsoleta de la monarquía nos independizamos en 1811, qué carajos”, tecleó.

Su postura fue compartida y debatida por varios internautas, donde muchos respaldaron su argumento, sin embargo Bareiro borró su tweet.