Bacigalupo reparte sueldos a varios seccionaleros en SNPP

La ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), Carla Bacigalupo, también realizó un banquete de cargos entre los seguidores del ex intendente Arnaldo Samaniego en el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP). No importan los antecedentes, entre los privilegiados saltan una acusada de planillerismo, operadores políticos, en algunos casos sin preparación académica.


Fuente: La Nación

investigacion@gruponacion.com.py, (0985) 106-742

Algunos fueron contratados, otros son comisionados y gracias a ello se disparan sus ingresos con relación a lo que perciben en el ente de origen, que es la Municipalidad de Asunción.

Como varios de los comisionados tienen modestos salarios en la municipalidad, en el SNPP usan el famoso objeto de gasto 199 para “equiparar” sueldo y les pagan importantes horas extras.

La alegre lista la integra por ejemplo Julio Pessolani, comisionado desde febrero de la Municipalidad de Asunción al MTESS, donde figura como gerente de Acción Formativa del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP). Gracias a su comisionamiento, el operador del ex intendente y actual diputado Arnaldo Samaniego cobra cerca de G. 11 millones al mes, G. 9,6 millones en el MTESS y G. 1,4 millones en la Municipalidad de Asunción, según la última planilla publicada.

Figuran llamativas horas extras cuyos montos superan incluso a la bonificación por responsabilidad que se le paga, un 30% aproximadamente de lo percibido es por horas extras.

Otro quien fue contratado también sin concurso previo es Óscar Alberto González, no tiene título universitario y fue premiado con un sueldo cercano a los G. 5 millones. Se le conoce más bien por operar en redes sociales a favor de la ministra.

González no sabe lo que es una carrera universitaria, pero fue nombrado como director de Pasantías en el SNPP; es decir, debe evaluar las prácticas profesionales.

Además aterrizaron como contratados en el SNPP los integrantes de la Seccional Nº 17 César Coronel Neumann y Carlos Enrique Rodríguez. El primero con un salario superior a los G. 10 millones al mes, mientras que el segundo cobra casi G. 20 millones mensualmente. Ambos ingresaron en febrero pasado.

Una de las que pisan fuerte en el Ministerio de Trabajo es Ana Mabel Houdin Ferreira, su nombre está entre los acusados de planillerismo por el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, en el 2016. La mujer sigue cobrando sueldo de auxiliar de G. 4,8 millones en la Municipalidad de Asunción y G. 3,7 millones en el SNPP en concepto de bonificación y horas extras, totalizando así G. 8,1 millones al mes.

Ella es también una laboriosa empleada, según la planilla. Figuran cobros de horas extras que indican que se queda hasta tarde en la institución.

Houdin también tiene varias horas cátedras en el MEC, donde cobra sueldo de G. 2 millones. La funcionaria es otra seccionalera, activa operadora en sus redes sociales a favor de los quehaceres de la ministra de Trabajo y del gobierno de turno.

PRIMERO FUE EL EX YERNO

Una de las primeras acciones de la ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), Carla Bacigalupo, al asumir el cargo fue nombrar a su ex yerno Darío Muñoz Poletti como gerente de Planificación General.

Muñoz Poletti se mostraba en las redes sociales como novio de Andrea Ribeiro Bacigalupo, hija de Carla Bacigalupo, y al salir a luz esta maniobra desembocó en una lluvia de críticas hacia la ministra, quien hasta ahora cuenta con la bendición del titular del Ejecutivo, Mario Abdo Benítez.

El ex yerno tiene un salario cercano a los G. 20 millones al mes.

Otra del plantel de seccionaleros paracaidistas en el SNPP es la ya conocida hermana “de oro” del periodista Óscar Acosta de nombre Elva Acosta. Sin terminar el colegio consiguió cargo de jefatura con sueldo de 9,8 millones, monto que sube a G. 11 millones gracias a sus viáticos.

La hermana del periodista está en el ojo de la tormenta luego que La Nación publicara que junto con otros 4 funcionarios cobraron viáticos de G. 1.259.406 cada uno por viaje del 11/2/2019 al 15/2/2019, para tomar medidas de uniformes y verificar relojes biométricos en Cordillera, Misiones y Ñeembucú. Tardaron una semana cuando en las 4 sedes que visitaron solo hay entre 3 a 10 funcionarios.

 

Sangre en la tina: las dos caras del profesor descuartizador

Hugo Tomás Ramírez, un profesor respetado de una universidad privada, asesinó y descuartizó a su alumna con la que mantuvo una relación amorosa clandestina. El crimen sacudió al país a mediados de abril del 2002.


Fuente: La Nación

El profesor Hugo Tomás y Marta llegaron a la casa en Lambaré. Era la noche del 26 de abril del 2002. La muchacha de 24 años se despojó de su ropa para tomar un baño; el hidromasaje haría el resto, solo necesitaba relajarse de los problemas y aislar su mente tan solo un instante. La traumática relación clandestina con su profesor, que ya llevaba un año, debía llegar a su fin.

Ella lo tenía claro. Solo aceptó acompañarlo una vez más porque, quizás, esa noche sería el momento para acabar con los encuentros furtivos.

PERO EL DESENLACE ESA NOCHE SERÍA OTRO…

Martha estaba segura de que toda esa historia de pasión escondida ya no tenía sentido, pues ella estaba feliz porque comenzó una relación con un chico de su edad y necesitaba cerrar el capítulo con su profesor de la facultad, notablemente mayor que ella, de 44 años de edad. Martha quería dejar atrás esa relación tormentosa. Horas antes del crimen. El sábado 26 de abril, Martha recién llegaba a su departamento, ubicado entre las calles Jejuí y Hernandarias, en el centro de Asunción.

Alguien golpeó la puerta: era el profesor Hugo Tomás. Tanto insistió su visitante que ella accedió, una vez más, a acompañarlo a su casa. La razón –o la excusa– que el profesor le dio es que solo iban a pasar un rato como amigos y ella le haría compañía mientras él iba a trabajar. Tenía que corregir exámenes.

EL AGUA ESTABA TIBIA…

La casa del profesor quedaba en Lambaré. Él ya lo tenía todo planeado. Ella pensó que era una noche más, de aquellas que podían terminar en la cama, para dar rienda suelta a lo que los unía: una pasión desenfrenada.

Fue cerca de las 22:00 que Martha tomó un baño. En el hidromasaje el agua estaba tibia, eso la relajó, pero también la dejó en una posición vulnerable, lo que daría oportunidad a su asesino, que no tardaría en llegar. Hugo Tomás entró al baño. Lo hizo sin prisa y llevando el cuchillo en la mano. Se asomó lo suficiente, miró la espalda desnuda de Martha y ahí la apuñaló una vez y otra más. Él la apuñaló ocho veces. Cinco de las heridas la estudiante las recibió en la curva torácica de la espalda media y a la altura del hombro. Otras tres puñaladas Ramírez las aplicó en el pecho.

El cuerpo de la joven se desangró en la bañera, Martha murió en pocos minutos. Hugo estaba fuera de control. Luego de matarla pensó que debía deshacerse del cuerpo. Bebió suficiente whisky para facilitar una decisión aún peor: iba a cortar en varias partes el cuerpo de su víctima y luego repartirlas en diversos puntos para evitar ser atrapado. Con el filo liso de un cuchillo de carnicero cercenó el cuerpo de Martha, la joven alumna que hasta hacía horas había sido su amor apasionado y estaba dispuesta a dejar esa situación para vivir una historia de pareja con un joven como ella. El cuerpo de Martha fue dejando de ser lo que era. Primero la cabeza; luego el cuchillo se ocupó de brazos, torso y piernas.

El profesor buscó bolsas negras y distribuyó en ellas las partes; después las subió a un vehículo. Antes de salir de su casa, Hugo Tomás limpió toda la escena, intentado borrar cada huella que pudiera comprometerlo. Necesitaba una coartada que pudiera salvarlo de sospecha. E hizo lo más seguro: llamó a su novia oficial, Norma Osorio, a quien convenció de que lo recibiera de visita en su departamento, a pesar de que ella estaba enojada con él, pues antes la había dejado “plantada” y no había acudido a la cita que tenían.

La novia accedió a recibirlo en su casa, a pesar de eso y de la hora.

UN TENEBROSO TRAYECTO

Domingo 27 de abril. Hasta aquí el plan del profesor universitario que acababa de asesinar a su alumna y amante iba a la perfección. Para despistar aún más usó el auto de su sobrino, en el que cargó las bolsas negras con su contenido escabroso. La primera parada fue a 500 metros de su casa, allí arrojó la primera bolsa por la ventana. Eran las 3:45 de la madrugada de ese domingo cuando los vecinos del lugar quedaron conmocionados al encontrar una sospechosa bolsa negra dentro de la cual, al abrirla, descubrieron un torso desnudo de mujer, sin cabeza y sin extremidades y, además, con varias puñaladas y los genitales destrozados.

El trayecto del profesor continuó desde esa primera vez. La segunda bolsa, que contenía las piernas, fue arrojada en esa misma zona, también desde el auto y sin detener la marcha. Cerca del mediodía de ese domingo, un perro encontró la bolsa y se desató la alerta en el barrio. Horas antes, luego de arrojar las bolsas en el camino, Hugo terminó su macabro trayecto en el departamento de su “novia oficial”, Norma, en las calles Colón y Manduvirá. Ahí pasó la madrugada del domingo.

VOLVIÓ A LA ESCENA DEL CRIMEN

En la noche del domingo la policía detuvo a Hugo. Como dicen que hacen casi todos los criminales, él también volvió a la escena del crimen. Lo que no se imaginó es que allí lo estaban esperando los investigadores. Dentro del automóvil del sobrino encontraron algunas evidencias que lo delataron: un reloj y un anillo que pertenecían a Martha, plenamente reconocidos por el novio de la víctima. La policía también encontró cabellos y rastros de sangre en el tapizado. Hugo negó lo que pasó, se aferraba a su coartada. Había pasado la noche y madrugada con su novia, en su departamento.

Pero la escena del crimen lo dejó aún más al descubierto. La policía encontró vestidos con manchas de sangre y rastros de violencia en el baño, en especial en la tina. Identificaron pelos en un cepillo de limpieza, las pruebas de ADN confirmaron que los restos biológicos eran de Martha. El arma homicida fue descubierta, una navaja y un cuchillo de carnicero, todo apuntaba a Hugo.

El 10 de diciembre de ese año, aquel hombre que había ejercido su tarea como profesor universitario fue condenado a 21 años de cárcel. Catorce años después fue beneficiado con la libertad condicional, a los 58 años de edad. Se casó por segunda vez y tuvo un hijo. Hoy en día trabaja para una consultora local.

 

Hermana “de oro” comienza a cobrar generoso viático en SNPP

A meses de ingresar al Servicio Nacional de Promoción Profesio­nal (SNPP), salta el cobro de viáticos de Elva Acosta viuda de Vega, conocida ya como la “hermana de oro” del crítico periodista Óscar Acosta, y esto genera roncha en la ins­titución.


Fuente: La Nación

La mujer y una comitiva de 4 funcionarios cobraron viáti­cos de G. 1.259.406 cada uno por viaje del 11/2/2019 al 15/2/2019 para tomar medi­das de uniformes y verifica­ción de relojes biométricos en Cordillera, Misiones y Ñeembucú, según la planilla de pagos. Llama la atención el tiempo que les tomó el tour, considerando que en estas sedes regionales hay entre 3 a 10 empleados como máximo.

Los directores regionales de Cordillera y Ñeembucú señalaron que cuentan con una sola sede en sus respec­tivos departamentos. Mien­tras que en todo Misiones hay 3 sucursales, también confir­mado por el jefe regional.

Planilla de viáticos por una semana laboral de viaje para medir uniformes en sedes con 3 a 10 empleados.

En la sede de Cordillera hay 11 funcionarios, incluido el ins­tructor jefe, señaló el director Misael Alcaraz.

En Ñeembucú tienen 3 fun­cionarios administrativos, “dos contratados y uno nom­brado”, dijo la directora Doro­tea Huel. Aquí hay dos ins­tructores permanentes.

Mientras que en Misiones cuentan con 4 funcionarios administrativos, que incluyen “acciones conjuntas entre San Juan y San Ignacio”, según el director Iván González. En la sede de Ayolas, que es la ter­cera oficina en esta región, hay dos administrativos y cinco instructores.

El joven Carlos María Vega, en una de sus compras del súper.

Es decir, como mucho (si es que todos estuvieron pre­sentes) tomaron medidas de uniformes a 25 perso­nas. Se fueron entre cinco (incluido chofer) y tardaron una semana laboral para esto.

En la institución es vox populi que estos viajes “laborales” son solamente para generar viáticos a los privilegiados. La teoría no es muy equivocada, considerando la cantidad de funcionarios que fueron junto con la “hermana vip”.

Cuatro funcionarios para medir uniformes de 25 per­sonas significa que cada via­jero tomó 6 medidas en una semana y percibió por ello G. 1.259.406.

En la planilla del viático abo­nado también figura que Elva y su grupo realizaron “insta­lación y verificación de relojes biométricos”. Sin embargo, los directores confirmaron que los aparatos ya fueron insta­lados mucho antes.

EXCEPCIONES

La hermana del popular pre­sentador de noticias apenas tiene cursado el básico de la secundaria, según figura en la planilla del SNPP. Sin embargo, se ubicó en una institución cuya esencia es la formación profesional gra­cias a la vía de la excepción, recurso que está agotando el actual gobierno para incor­porar adherentes sin prepa­ración.

El sueldo de Elva es de G. 9,8 millones y sumado a otros beneficios como viáticos, sus ingresos se mantienen entre G. 11 millones y G. 13 millones al mes. En el mes de marzo se registraron más “giras laborales” de la mujer, por lo tanto sus ingresos fue­ron más generosos.

Aparecen dos cobros de viá­ticos de G. 1.625.040 y el otro de G. 1.950.048, según el sis­tema de Hacienda.

Elva es conocida secciona­lera, operadora identificada con Arnaldo Samaniego, cer­canía que le ayudó a ingre­sar como jefa en el SNPP sin previo concurso de méritos.

Ella es “nuestra jefa de per­sonal”, había manifestado la directora de Recursos Humanos, Marlene Ramírez.

Gracias a sus influencias, Elva también ubicó en la secretaría general de la ins­titución a su hijo de 19 años, Carlos María Vega Acosta.

El joven “está terminando el colegio”, según la directora de RRHH del SNPP. Carlos María es sindicado como pla­nillero por ausentarse en la institución para ir al colegio.

Ante la consulta sobre el cargo que ocupa Elva, a quien le toca seleccionar gente idónea para la institución, pero lo primero que hizo fue incorporar a su hijo cole­giante, Ramírez defendió diciendo que el muchacho “es idóneo”. Al ser insistida sobre la idoneidad, la direc­tora de RRHH expresó que “está terminando el colegio”.

Realizamos algunas pes­quisas en el SNPP para ver qué hace el joven cole­giante en la institución y constatamos que entre sus tareas se destaca el queha­cer de algunos mandados de los compañeros.

Generalmente se le ocupa al joven para compras en el supermercado que está enfrente a la oficina. Trae insumos para los festejos de cumpleaños y algunas meriendas realizadas por el grupo de trabajo.

Carlos María figura como auxiliar administrativo con un sueldo de G. 2.420.000 al mes.

LOS SOBRINOS EN LA MUNICIPALIDAD

José María Vega y María Vega Acosta, acomodados en la Junta.

La familia del periodista que cuestiona los abusos de privilegios con fondos públicos acapara puestos sin méritos académicos.

Otros dos hijos de la hermana de Acosta están colgados de sueldos a costillas de los contribuyentes de Asunción. José María Vega Acosta se ubicó en febrero pasado en la Junta Municipal de Asunción en la dependencia de la Defensoría Municipal. Mientras que María Vega Acosta está en la misma dependencia desde el 2015.

 

Hermana de periodista es una funcionaria vip en el SNPP

Elva Acosta viuda de Vega, hermana del conocido presenta­dor televisivo Óscar Acosta, no concluyó la secundaria, pero como otros seccionale­ros especialistas en “hurras” consiguió un cargo de jefatura en la función pública.


Fuente: La Nación

Con su curso básico de la secundaria se ubicó en el Servicio Nacio­nal de Promoción Profesional (SNPP) con un sueldo de G. 9,8 millones, que sumado a otros beneficios como viáticos, sus ingresos se mantienen entre G. 11 millones y G. 13 millo­nes al mes, dependiendo de sus “giras laborales”.


Elva Acosta, jefa vip del SNPP, y su hermano el periodista Óscar Acosta.

La hermana del periodista es considerada como funciona­ria “de oro” en el SNPP por­que gana más que muchos funcionarios de carrera de mayor formación académica.

Elva es una fanática opera­dora de Arnaldo Samaniego, según fotografías posteadas en sus redes sociales.

“Es la jefa de personal e ingresó por vía de la excep­ción autorizada por la Secre­taría de la Función Pública y el Ministerio de Hacienda”, nos dijo la directora de Recursos Humanos, Mar­lene Ramírez Krauer.


La ministra amiga, Carla Bacigalupo.

Consultamos en el SNPP sobre el título universitario de la mujer, la directora de Recursos Humanos se desen­tendió de responder, mientras que voceros de la institución no pudieron “acceder” a la ver­sión oficial. En la planilla de personal, en la columna de formación profesional figura “básico”, mientras que en la Función Pública no registran ningún título universitario.

Elva también aprovechó su relación privilegiada con la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo (de quien depende el SNPP), y ubicó a su hijo Carlos María Vega Acosta en la Secretaría Gene­ral de la institución. El joven acaba de cumplir los 19 años y también ingresó sin concurso de méritos al ente por vía de la excepción.


Directora de RR.HH. del SNPP, Marlene Ramírez, quien defiende contratación de madre e hijo.

Le preguntamos a Marlene Ramírez cómo es que en una institución de formación pro­fesional, considerada como la universidad de los pobres, con­tratan gente sin concurso, ubi­can como jefa con el perfil de Elva, que lo primero que hace es llevar a su hijo, cuando su responsabilidad es incorpo­rar personas idóneas, y ella dijo que el joven “es idóneo”. Ante la consulta sobre qué especiali­dad o título universitario tiene Carlos María, la directora de RRHH respondió: “Está ter­minando el colegio”.

Varios compañeros, hartos de las injusticias, ya habían denunciado que el hijo de Elva suele planillear en la institución mientras va al colegio. Aunque la directora de RRHH defendió diciendo que “se va después” del tra­bajo al colegio.

En el portal del SNPP y en la cartera de Bacigalupo ocul­tan el sueldo del joven Car­los María. No publican el nombre del hijo de Elva, por lo que tuvimos que acudir a Hacienda para confirmar que es asalariado del Minis­terio de Trabajo y percibe G. 2.420.000 al mes con su cate­goría de “auxiliar adminis­trativo”.

MÁS Y MÁS HIJOS

José María Vega Acosta, otro hijo de la funciona­ria “de oro”, se ubicó en febrero pasado en la Junta Municipal de Asunción en la dependencia de la Defen­soría Municipal. Así como también su hija María Vega Acosta está en la misma dependencia desde el 2015.

De esta forma, tres hijos de la mujer consiguieron cargos gracias a la política.

SU FAMILIA CONTRA DESPILFARRO

Mientras la seccio­nalera goza de pri­vilegios en el SNPP, puentea concurso de méritos, ubica a sus hijos en la Función Pública mediante influencias políticas y hasta se ven sin­dicados en caso de planillerismo, su her­mano, el periodista Óscar Acosta, como su esposa Mercedes Barriocanal apare­cen periódicamente en los medios que lideran así como en redes sociales cues­tionando duramente el despilfarro de los fondos del Estado y calificando de “chorros” a quienes se exceden con privilegios desde cargos públicos.