Aireana sobre postura del Papa a favor de unión civil homosexual: "Es un mensaje para frenar el odio"

Aireana, organización por los derechos de las lesbianas en Paraguay, celebra la postura del Papa Francisco a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo. Aseguran que su mensaje busca erradicar el odio de grupos conservadores.


Fuente: Aizar Arar (@AizarArar)

A una semana de las declaraciones del líder máximo de la religión católica, sigue el debate en todo el mundo, principalmente entre activistas y creyentes.

Para la organización Aireana, Francisco fue muy claro, sin embargo consideran que exponentes del catolicismo desde distintas partes del mundo intentan ‘cambiar’ sus palabras.

“Es bastante interesante ver como hay sectores de la iglesia católica que tratan de explicar que no dijo lo que dijo, es bastante gracioso”, dice en contacto con HOY, Rosa Posa, representante de Aireana.

“El Papa le habla a sus fieles, a las personas católicas, no a las activistas que no somos católicas. Está hablando para frenar el odio que trata de impedir nuestros derechos a como de lugar”, prosigue.

Asevera que el Sumo Póntifice reconoce el derecho de todas las personas homosexuales a tener una familia y a que el Estado les reconozca.

“Es un mensaje para invitar a muchas familias a no expulsar a sus hijos e hijas de las casa, para frenar esa cuestión de tratar de corregir a través de torturas, de supuestas terapias de conversión, es una lectura de frenar la violencia”, expresa.

Indica que su postura es muy representativa, teniendo en cuenta el cargo que ocupa y la cantidad de adeptos y adeptas a la religión católica.

“En muchos países esto significa cosas muy importantes, donde no está aprobado el matrimonio igualitario y en países como Paraguay donde incluso hay un impedimento constitucional donde eventualmente si podría haber una ley que regulara las uniones civiles y que otorgara derechos a las parejas”.

Posa resalta que no está en debate la prelación de nombres de derechos. “Estamos en un discusión de terminar con el odio. El Papa se dirige a la sociedad, diciendo que esta gente (homosexuales) tienen también un lugar en ella”.

 

Dudas sobre el origen de las palabras del papa sobre las uniones homosexuales

Ciudad del Vaticano. La postura favorable del papa Francisco sobre las uniones civiles de homosexuales en un documental ha dado la vuelta al mundo, aunque también generó dudas sobre el origen de sus palabras, pues todo indica a que las expresó en 2019 en una entrevista que, por alguna razón, no se publicó íntegramente.


Fuente: EFE

El pontífice argentino ha generado un verdadero revuelo al pedir una cobertura legal para las uniones entre homosexuales -que no matrimonio- en el documental "Francesco" del director Evgeny Afineevski, presentado ayer miércoles en la Fiesta del Cine de Roma.

"Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente", afirma en un momento de la cinta.

Sus palabras ocuparon enseguida las portadas de los periódicos de todo el mundo pero acto seguido surgieron las dudas sobre su origen ¿Hablaba el papa en una entrevista con el director Afineevski? ¿Se trataba de material de archivo? ¿O quizá una grabación inédita?

Una respuesta parcial la ofreció uno de los hombres más cercanos al propio papa Francisco, el también jesuita Antonio Spadaro, en una entrevista a los medios de la Conferencia Episcopal Italiana.

"El director junta una serie de entrevistas que se le hicieron al papa durante el tiempo para dar una gran síntesis de su pontificado y del valor de sus viajes", revela el director de la revista "La Civiltà Cattolica". Por lo tanto, nada de entrevista exclusiva.

Además concreta que la parte en la que habla de los homosexuales está sacada de una entrevista que ofreció en mayo de 2019 a la corresponsal de Televisa, la mexicana Valentina Alazraki.

Y en efecto la secuencia en la que el pontífice habla de las uniones civiles homosexuales coincide con el plano de la entrevista de Alazraki, con el mismo plano, la misma silla en la esquina y una idéntica pared amarilla de fondo.

Sin embargo la reflexión del papa sobre las uniones civiles homosexuales no aparece en la entrevista publicada por Alazraki ni tampoco en la transcripción que la Santa Sede ofreció por entonces.

En el texto aprobado y difundido por el Vaticano, el papa decía: "Mi hicieron una pregunta en un vuelo - después me dio rabia, me dio rabia por cómo la transmitió un medio - sobre la integración familiar de las personas con orientación homosexual, y yo dije: las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, las personas con una orientación homosexual tienen derecho a estar en la familia y los padres tienen derecho a reconocer ese hijo como homosexual, esa hija como homosexual. No se puede echar de la familia a nadie ni hacer la vida imposible por esa".

Pero ni rastro de la apertura a las uniones civiles gais.

Por el momento la Santa Sede no ha dado ninguna explicación sobre estos hechos ni explicado por qué no se emitieron íntegramente estas palabras del papa en su momento.

En medio de la polvareda el director del documental recibió hoy en los Jardines Vaticanos el premio Kineo de cine en la categoría de la Película para la Humanidad.

Entre los asistentes al acto se encontraba el prefecto del Dicasterio de Comunicación del Vaticano, Paolo Ruffini, que, en contra de lo previsto, no pronunció ningunas palabras y abandonó el lugar sin hacer ningún tipo de declaración.

En cualquier caso Spadaro ha insistido en que las palabras del pontífice no suponen ningún cambio en la doctrina de la Iglesia católica y que ya se había expresado a favor de acoger a las personas homosexuales en ocasiones anteriores.

 

Argentina acoge entre escepticismo y alegría el apoyo del papa a homosexuales

Buenos Aires. Diversas personalidades y organizaciones LGTB en Argentina recibieron con una mezcla de escepticismo y entusiasmo las palabras del papa Francisco, quien en un reciente documental se pronunció a favor de las uniones civiles entre personas del mismo sexo.


Fuente: EFE

"Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente", afirmó el pontífice en una de las frases a lo largo del documental "Francesco", estrenado este miércoles en el Festival de Cine de Roma.

En declaraciones a Efe este jueves, María Rachid, integrante de la comisión directiva de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), estas afirmaciones del papa suponen "una estrategia de la Iglesia católica para evitar, como institución, el avance del matrimonio igualitario".

Para Rachid, las palabras del pontífice pueden "significar un alivio para muchas familias", ya que contribuirá a que en algunos países se habilite "la discusión y el avance por legislaciones que puedan reconocer derechos concretos para estas familias", aunque la intención de fondo es "obstaculizar" el matrimonio entre personas del mismo sexo.

"Esto lo sabemos porque sucedió acá en Argentina, el mismo papa Francisco, en aquel momento el cardenal (Jorge) Bergoglio, insistía con la posibilidad de avanzar por la unión civil para evitar que se apruebe en Argentina el matrimonio igualitario. Ahora está haciendo exactamente lo mismo a nivel internacional, para evitar que algunos países que están avanzando en la igualdad alcancen el matrimonio igualitario", afirmó.

En iguales términos se pronunció la FALGBT, que en un comunicado denominado "Ni un paso atrás: Los mismos derechos con los mismos nombres" subrayó que las palabras del papa Francisco pretenden "impedir el acceso a la igualdad".

"Para la Federación Argentina LGBT+, la Ley de Unión Civil es una ley de "Apartheid", que perpetúa la discriminación y la violencia hacia nuestra comunidad", señaló la federación en el texto, haciendo énfasis en que el Estado debe reconocer "los mismos derechos con los mismos nombres".

"Que el Estado reconozca la igualdad ante la ley, que reconozca la igualdad jurídica y de oportunidades es un mensaje que también es fundamental para trabajar contra la discriminación y la violencia en nuestra vida cotidiana", destacó la FALGBT.

Opinión muy distinta es la que sostuvo este jueves Hebe de Bonafini, cofundadora de la asociación Madres de Plaza de Mayo, quien calificó de "bomba" las palabras del pontífice a favor de la unión civil entre personas homosexuales.

"Esto de ayer fue una bomba, porque el mundo entero está hablando, y él lo hace con tanta humildad, tanta seriedad y tanta riqueza…", afirmó durante una ronda virtual de las Madres de Plaza de Mayo.

En opinión de De Bonafini, Francisco "viene sorprendiendo desde que asumió como papa" y fue dando pasos que para la Iglesia eran "inesperados", por lo que sus palabras en el documental la pusieron "muy contenta".

"Él va haciendo cosas para las que el Vaticano no estaba preparado. Tiene en algunas cosas mucha soledad, no es fácil", reconoció.

 

Maduro promete debate legislativo sobre el matrimonio igualitario

Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prometió este jueves que el nuevo Parlamento debatirá sobre el matrimonio igualitario, tras instalarse en enero de 2021, un tema que oficialismo y oposición han esquivado en la Cámara en los últimos 20 años.


Fuente: EFE

"Yo le dejo esa tarea a la próxima Asamblea Nacional (...) la tarea del matrimonio LGBT", dijo el mandatario durante un acto con candidatos oficialistas a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), que fue transmitido por el canal estatal VTV.

Maduro hizo el comentario al recordar las recientes declaraciones del papa Francisco a favor de las personas homosexuales y sobre su derecho a una vida en familia.

"Tengo amigos y conocidos que están muy contentos con lo que dijo ayer el Papa", aseveró.

Venezuela está a la cola de Suramérica en materia de avances para la población LGBTI, toda vez que en el país, además de estar prohibida la unión civil entre personas del mismo sexo, tampoco es posible el cambio de identidad a personas trans o no existen mecanismos para la protección de familias homoparentales.

LEYES PARA RESOLVER FALLOS

En el mismo acto, Maduro presentó una decena de potenciales leyes que fueron, dijo, propuestas por los ciudadanos a través de una consulta gubernamental en los últimos días.

Maduro anunció la "ley del agua" y la "ley del gas" con las que espera "garantizar los caminos de distribución directa del pueblo" en estos dos servicios que hoy presentan fallos a diario, obligando a los ciudadanos a cocinar con leña o a recorrer kilómetros para conseguir unos litros de agua.

La escasez de agua potable y gas doméstico, así como los frecuentes fallos eléctricos, han motivado numerosas manifestaciones callejeras en Venezuela, aun en medio de la pandemia por covid-19 que hasta ahora ha dejado 88.035 contagios y 753 fallecidos en el país.

Entre los proyectos anunciados por Maduro también están el "de protección a la familia", el del "derecho a la recreación", una "ley especial del emprendimiento", otra "para el desarrollo sustentable y el cuidado del ambiente" y una "de sistema de cuidado" sobre la que no ofreció detalles.

Además, el decálogo incluye una "ley de economía digital" que abarque todo lo relacionado con esta área, otra para "simplificar y transparentar el funcionamiento de la administración pública" y una más "contra la violencia y el trato cruel a los animales" que incluiría un marco de multas y sanciones.

Además, Maduro pidió sumar una ley "de las ciudades comunales" y otra "del parlamento comunal" sin dejar de remarcar que todas estas propuestas "se van a convertir en verdad", aunque algunas requieren de una importante inversión económica, cuya partida no mencionó ni explicó de dónde saldrá el dinero necesario.

Venezuela celebrará elecciones legislativas en diciembre sin la participación del grueso de la oposición que las considera fraudulentas y con la advertencia de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos de que no reconocerán esta contienda puesto que no la ven como un proceso democrático.