Alfonso Herrera espera que "El baile de los 41" reivindique un hito para LGBTI

México. El reconocido actor mexicano Alfonso Herrera espera que la película "El baile de los 41" reivindique un hecho histórico para la comunidad LGBTI, de la que se considera un "aliado", y que algún día la orientación sexual de los personajes deje de ser relevante a la hora de contar una historia.


Fuente: EFE/Mónica Rubalcava

“El hecho de que un personaje sea homosexual no es lo más importante, es importante la coyuntura, el contexto en el que se encuentra. He hecho dos personajes homosexuales de la misma forma que he interpretado a 40 personajes heterosexuales”, dice Herrera en entrevista con Efe.

El actor protagoniza la película más reciente de David Pablos “El baile de los 41”, en la que interpreta a Ignacio de la Torre, un político y empresario de renombre que mantiene una doble vida por el contexto social que vive durante la dictadura de Porfirio Díaz en México (1876-1911).

Basada en un evento que tuvo lugar en 1901, en el que 42 hombres fueron detenidos y castigados por vestir como mujeres, la película retrata a una sociedad hipócrita y cerrada en la que “ser homosexual implicaba vivir en la clandestinidad”, apunta el actor.

“Me entusiasmaba contar una historia que fue invisibilizada, caricaturizada y ridiculizada, me parecía interesante poder mostrar algo más aterrizado y contundente reivindicando la comunidad LGBT+”, asegura Herrera.

Con esa intención, la cinta sigue el amor entre el yerno del dictador Porfirio Díaz y Evaristo Rivas, mientras a su vez, muestra el lado más oscuro de cada uno de sus personajes, el lugar que mantenían socialmente y, con base en ello, su espectro de posibilidades.

“Era importante no reivindicar la figura de Ignacio de la Torre. Quería mostrar estos claroscuros que él tenía, era dueño de uno de los ingenios azucareros más grandes, era un hombre tremendamente ambicioso, tenía hambre de poder y quería seguir acrecentando sus empresas”, explica el actor.


A FAVOR DE LA LIBERTAD Y LA INCLUSIÓN

Además, Herrera hace una crítica a la forma en la que De la Torre trató a su esposa, Amada Díaz, hija de Porfirio Díaz, al utilizarla como “moneda de cambio” para el beneficio de ambos hombres que buscaban incrementar su riqueza y poder.

“Creo que la figura femenina es sumamente importante en la película. Ellas estaban literalmente en un confinamiento en sus casas, encerradas. Todo lo que ocurría y se movía en la sociedad era a partir de lo que generaban los hombres y también es importante plantearnos qué tanto hemos avanzado”, asegura el exintegrante de la serie y grupo de pop adolescente RBD.

Es por esto que Alfonso asegura que una de las razones por las que aceptó el proyecto de Pablos, que llegará a los cines el 19 de noviembre, fue el poder hacer eco de estas historias a favor de la libertad y la inclusión.

“Yo me considero un aliado de la comunidad LGBT+ y voy a estar en todo lo que tenga que ver con libertad, respeto, apertura. Yo quisiera vivir en un México más libre, más respetuoso y eso creo que depende de las decisiones que nosotros tomamos no solo a largo plazo sino al día a día”, señala.

CELEBRA EL TEATRO

Según detalla Herrera, actualmente se encuentra haciendo una cuarentena pues está a punto de comenzar grabaciones de un proyecto del que no puede decir nada. Sin embargo, también es parte de la obra “El paraíso de la invención”, en la que comparte créditos con la nominada al Oscar Marina de Tavira y con Lorena Maza.

“Estamos rindiendo un homenaje al teatro. Es un ejercicio por así decirlo porque todo ocurre en un teatro vacío, sucede en butacas, en el camerino y el gran ausente de alguna forma es el público”, dice de la obra.

La puesta en escena trata sobre la discusión que una pareja tendrá en torno a la custodia de su hija, todo desde la visión de una comedia oscura que entreteje referencias de los clásicos griegos.

“Me emociona poder trabajar con Lorena y Marina y formar parte de un proyecto de mujeres que fue escrito y producido por mujeres”, asegura Alfonso sobre la obra que se realizó en el Teatro Milán y que se estrenará de forma digital por Teatrix el 27 de noviembre.

 

Filme "El baile de los 41" reivindica la historia de comunidad LGBT en México

México. La historia de la detención de 42 hombres homosexuales que celebraban una fiesta vestidos de mujeres durante la dictadura porfirista en México (1876-1911) fue retomada por David Pablos en su película "El baile de los 41", quien asegura que se siente satisfecho de la visibilidad y reivindicación que esto traerá a los miembros de la comunidad LGBT.


Fuente: EFE

Según la historia, la detención derivó en escándalo por el manejo que le dio la prensa en aquel entonces ya que en la fiesta 21 personas vestían de hombres y 21 de mujeres, pero solo fueron arrestados 41.

"Para mi esta película representa visibilidad y esa es una forma de combatir la homofobia, simplemente ver que en la Ciudad de México haya anuncios donde están Alfonso (Herrera) y Emiliano (Zurita) sin playera a punto de darse un beso es importante y genera visibilidad", aseguró Pablos en conferencia de prensa.

La película retoma un fragmento de la vida de Ignacio Torres (Alfonso Herrera), yerno del entonces dictador de México Porfirio Díaz (1830-1915) y su romance con el político Evaristo Rivas (Emiliano Zurita), en medio de una sociedad homofóbica, cerrada e hipócrita.

Bajo esa premisa y sin la intención de hacer una "película panfletaria", el director aseguró que puso especial atención a la forma en la que retrató a sus personajes y que es precisamente eso lo que da el aire reivindicativo a la producción.

"Hay una representación en la película que es muy digna e importante, para mi era esencial retratar a estos personajes que no fuera desde la caricatura, ni desde la victimización, hay una gran celebración y es el más grande mensaje", aseguró Pablos también director de la película "Las elegidas" (2015).

En conferencia, el reparto también resaltó lo difícil que fue financiar la película por el tema que trataba y expresaron que la clasificación C (para mayores de 18 años) que le fue otorgada a la cinta es algo que los desconcertó al tratarse de una historia de amor.

"Me llama la atención que te topas en cartelera otras historias en las cuales hay violencia bastante explicita y contundente, escenas de sexo y tienen clasificación B-15 (no recomendable para menores de 15 años) frente a una película de amor entre dos hombres, creo que tiene que ver con la normalización en el cine", recalcó Herrera quien consideró que es un paso para nutrir el inconsciente colectivo.

Los demás integrantes esperan que a partir de ahora el citado hecho histórico se aborde desde la empatía y de manera más digna, y no desde la burla y el castigo como se había hecho antes.

Basada en una historia real, pero modificada a "las necesidades dramáticas" de la trama, "El baile de los 41" que llegará a las pantallas el 19 de noviembre, también retrata la vida de Amada Díaz (Mabel Cadena), hija que el dictador tuvo fuera del matrimonio y que tendrá que afrontar el hecho de que su marido no la desee.

 

Victoria Volkova, la primera mujer trans en ser portada de Playboy México

México. La "influencer" y activista mexicana Victoria Volkova se convirtió en la primera mujer trans en aparecer en la portada de la revista erótica Playboy México.


Fuente: EFE

Según anunció la publicación, se trata de un intento de la marca para apoyar a la diversidad sexual y de género en toda su expresión.

"Esta portada celebra las diferentes formas de ser mujer, las diferentes formas de ser bella, las diferentes formas de explorar tu sensualidad y disfrutar de tu proceso", indicó Volkova desde su cuenta de Instagram donde también relató su difícil proceso para llegar a la aceptación de su cuerpo y de quién es.

La "influencer", reconocida por su activismo a favor de la comunidad LGBT, también expresó que le interesaba que la publicación acercara a que la gente se informara más sobre las condiciones que viven las personas trans en un país como México y en el mundo y las dificultades que tienen que atravesar para poder ejercer sus derechos.

"Espero que con esta portada las personas tengan más curiosidad de conocerse, de conocer cómo es ser una persona trans, de cómo viven y qué es lo que tenemos que pasar para vivir una vida digna, para ser respetadas, para ganarnos la vida, ser escuchadas y dignificadas, para sobrevivir en esta sociedad que no nos voltea a ver ni a nosotras ni a nuestros problemas", aseveró.

Victoria Volkova (Querétaro, 1992), quien cuenta con menos de un millón de seguidores en Instagram, se ha convertido en una de las portavoces de la lucha LGBT a través de redes sociales.

Desde su posición de mujer transexual suele informar sobre muchos temas relacionados a través de su canal de YouTube y otras redes sociales e incluso compartió su proceso de tratamiento hormonal con sus seguidores.

Su papel ha sido importante desde sus inicios en un país en el que hasta hace poco los trámites burocráticos para una persona trans eran un infierno, pero gracias a personas activistas como ella cada vez se van facilitando más.

La creadora de contenido y emprendedora también se ha posicionado públicamente en la lucha contra la violencia machista y ha logrado ser parte de la lucha trans sin tener que centrar todo su contenido en su historia personal.

Su hermana, conocida como Lenguas de Gato, también es una reconocida "influencer".

Esta no es la primera vez que una mujer trans protagoniza una portada de Playboy a nivel mundial.

Fue Caroline Cossey quien se convirtió en la primer mujer transgénero en aparecer en la revista en 1991 y en el 2017 Ines Rau fue la segunda. Para el 2018 la edición de Alemania mostró a Giuliana Farfalla.

 

El histórico logro de Kimberly Ayala: “Ser trans en este país es una hazaña”

Un precedente para la comunidad trans que siempre fue perseguida, así califica su juramento como abogada la joven Kimberly Ayala. La profesional indicó que incursionará en el ámbito penal y que buscará ocupar algún juzgado en el futuro.

Kimberly Ayala es la primera abogada trans del país, la misma pudo jurar ayer luego de cinco años de ser discriminada por las autoridades judiciales.

“Es algo histórico y queda como un precedente para la comunidad trans, que siempre fue perseguida, marginada e invisibilizada por la sociedad y las autoridades. No llegué a esperar que llegue a tener esta proporción, pero es algo bueno porque siempre fuimos negadas en la sociedad. Ser trans en este país es una hazaña”, comentó.

Durante estos cinco años, Kimberly presentó tres pedidos a la Corte Suprema de Justicia. En su primer intento, las autoridades judiciales alegaron que su foto carnet no coincidía con la identidad que estaba en el documento de la persona que deseaba jurar para integrar el fuero penal. Lo llamativo del caso es que incluso en su cédula de identidad ya estaba su foto actual, por lo que Kimberly no creía que existiera un inconveniente real para que le impidieran jurar.

“Esa primera vez me sugirieron sacarme una foto con traje y recogerme el pelo. Les dije que era humillante y retroceder todo el proceso que me tomó desarrollar mi identidad”, comentó.

En su segundo intento, un ministro, cuyo nombre no recuerda, se comprometió a tomarle juramento, por lo que de vuelta presentó todos sus documentos, pero en esta ocasión ni siquiera recibió una respuesta.

En entrevista con la radio Universo 970 AM, indicó que en esta tercera oportunidad su causa fue apoyada por varias organizaciones sociales, contó con el eco de la prensa y la propia sociedad hizo presión a su favor. “Mucha gente supo que era una causa justa, solamente algunas personas muy tradicionalistas y conservadoras me negaron”, agregó.

Ayala comentó que no buscó cambiarse el nombre en esta ocasión como se presumió, sino que solamente jurar como abogada, obtener su matrícula y poder ejercer su profesión. “Por algo pasan las cosas, tomó una envergadura mi caso y deja un precedente y un ejemplo de que existimos personas trans que podemos ejercer lo que queremos”, celebró.

Ahora con su matrícula buscará lograr derechos para su comunidad, como la ley contra todo tipo de discriminación y también verá la posibilidad de cambiarse el nombre.

Señaló que el ámbito legal es muy machista pero que logró que algunos abogados le den trabajo mientras esperaba su juramento y espera que tras conseguir su matrícula reciba más propuestas laborales. “Me gusta el ámbito penal y luego poder ser una jueza”.