Ultraderecha italiana logra tumbar proyecto de ley contra la homofobia

El Senado italiano bloqueó el miércoles un proyecto de ley contra la homofobia, al que los partidos de derecha y el Vaticano se opusieron ferozmente.


Fuente: AFP

La llamada Ley +Zan+—nombre del diputado Alessandro Zan del Partido Demócrata (PD, centroizquierda)—pretende castigar los actos de discriminación e incitación a la violencia contra gays, lesbianas, transexuales y personas con discapacidad.

Pero en una votación secreta convocada por los partidos de extrema derecha de la Liga y de Fratelli d'Italia (FDI), la Cámara Alta impidió por 154 votos contra 131 bloqueó la iniciativa que habia sido aprobada por la Cámara de Diputados en noviembre de 2020.

Este proyecto de ley, en una nueva versión, no podrá presentarse al Senado hasta dentro de seis meses, según las normas parlamentarias italianas.

El bloqueo de este proyecto es "una página negra para la democracia y los derechos. El Senado decidió mantenerse alejado de las exigencias reales" del país, destacó Zan.

Los detractores de la ley consideran que puede poner en peligro la libertad de expresión y que abriría la vía a la propaganda homosexual en las escuelas, argumentos rechazados por Zan.

En Italia, país tradicionalmente católico que acoge también en su territorio al Vaticano, la legislación sobre las cuestiones LGTB (lesbianas, gays, transgénero y bisexuales) es especialmente sensible.

Sin embargo, según una encuesta realizada en julio, la ley gozaría de 62% de apoyo entre la población.

 

¿Libertad de expresión o discurso de odio? Netflix en el ojo de la tormenta LGBTQ

Los Angeles, Estados Unidos. Esta polémica plantea preguntas más amplias sobre el papel de los gigantes del entretenimiento como Netflix en la difusión de mensajes a la sociedad.


Fuente: AFP

Netflix se sumergió en las guerras culturales de Estados Unidos con un especial del comediante Dave Chappelle calificado de transfóbico por empleados de la propia compañía y que ha metido más leña al debate sobre los límites de la libertad de expresión.

En "The Closer", Chappelle, un célebre humorista, afirma que "el género es un hecho" y sostiene que las personas LGBTQ son "demasiado susceptibles".

"En nuestro país se puede disparar y matar a un hombre negro, pero es mejor que no se hieran los sentimientos de una persona gay", dice el comediante, que es negro.

Si bien el programa ha sido condenado por grupos LGBTQ, incluido GLAAD, que citó estudios que vinculan los estereotipos sobre las minorías con ataques en el mundo real, Netflix se ha mantenido firme en que no será retirado.

El gigante del streaming se encuentra en el centro de su controversia probablemente más intensa hasta el momento.

Chappelle sigue siendo muy popular, en un momento en que Netflix compite con rivales como HBO y Disney en las llamadas guerras del streaming.

Para esta última propuesta obtuvo un desembolso de 24 millones de dólares de Netflix.

"Netflix ya no es una pequeña empresa, es un gran fabricante de contenidos que el año pasado gastó alrededor de 17.000 millones de dólares", dijo Stephen Galloway, decano de cine y artes multimedia de la Universidad Chapman, con sede en California.

Este es el primer caso en que Netflix está en el centro de una polémica sobre la libertad de expresión, y "ha plantado bandera frente a la limitación de la palabra", señaló.
En "The Closer", Chappelle pone en escena a un rapero estadounidense que ironiza sobre el sida y la comunidad LGBT, compara a las mujeres trans con el blackface, el uso de maquillaje para caracterizar a una persona negra, y bromea sobre amenazar con matar a una mujer y esconder su cuerpo en su auto.

CARA A CARA

En un memorando que se filtró a la prensa, el jefe de contenido de la empresa, Ted Sarandos, afirma que "los contenidos en la pantalla no se traducen directamente en el mundo real" y que el espectáculo de Chappelle es popular y representa una expresión importante de la libertad artística.

Pero un grupo de empleados de Netflix planea tomar una medida de fuerza la semana próxima para protestar contra sus jefes por avalar la propuesta de Chappelle.

Un trabajador fue despedido por filtrar datos internos sobre la tarifa cobrada por el comediante.

"Entendemos que este empleado puede haber estado motivado por la decepción y el dolor que Netflix le habría causado, pero mantener una cultura de confianza y transparencia es fundamental para nuestra empresa", dijo la compañía en un comunicado enviado a la AFP.

Sarandos defendió la presencia de Chappelle en Netflix y recordó que el canal también presenta a artistas como Hannah Gadsby, cuyo aclamado especial "Nanette" relató sus terribles experiencias de violencia homofóbica como mujer lesbiana.

Eso le valió una respuesta cargada de improperios de Gadsby en Instagram.

"Estamos viendo a los líderes de Netflix enfrentarse cara a cara con algunos de sus empleados", dijo Galloway.

"¿Cuándo dice Ryan Murphy que esto es inaceptable?", preguntó, refiriéndose al creador de grandes éxitos con temática LGBTQ como "Pose", quien tiene un acuerdo de 300 millones de dólares para hacer programas para Netflix.
El caso de Chappelle es aún más complicado porque, aunque se le acusa de acosar a una minoría vulnerable, el cómico señala repetidamente durante el programa que es miembro de otra, la afroamericana.

TERREMOTO

"El especial extrae su energía de uno de los debates más candentes de la cultura popular, sobre reclamos contrapuestos de victimización", escribió Helen Lewis en The Atlantic.

El caso de Chappelle recuerda la polémica desatada el año pasado por la autora de "Harry Potter", JK Rowling, que defendió la realidad del sexo biológico, una opinión que muchos consideraron transfóbica.

Chappelle afirma durante su espectáculo que los homosexuales blancos "son minoría hasta que necesitan volver a ser blancos", y que las comunidades LGBTQ han logrado avances en unos pocos años mientras los negros no han podido lograrlos en décadas.

"Aquí hay múltiples fracturas", dijo Galloway. "Cualquiera podría generar un terremoto".

 

El nuevo Superman es bisexual y su novio será un reportero

DC Comics anunció que el nuevo Superman, Jon Kent, es bisexual. El joven entablará una relación sentimental con un amigo.

Se trata del hijo Clark Kent y Lois Lane, quien ya cuenta con su propio cómic. “Superman: Son of Kal-El. Luego de dejar atrás sus aventuras en los Super Sons con Damian Wayne y pasar un tiempo en el futuro junto a la Legión de Super-Héroes, Jon volvió a tomar un rol protagónico.

Este personaje tiene un tinte más social, el cuál se ha reflejado en los tres números que ya fueron publicados, en ellos Jon expresa su preocupación por temas como la migración y el medioambiente, mientras se posiciona como un héroe por derecho propio.

Pero definitivamente, lo más importante aparecerá en el volumen 5 del cómic, aún sin publicarse. Este lunes desde el sitio IGN se reveló en dicho número se se que Jon Kent es bisexual.

El mismo iniciará una relación sentimental con su amigo Jay Nakamura, a quien conoció en el volumen 2 del cómic. El joven ya conoció a Clark y Lois, cuando fue Jon fue encarcelado.

En las páginas de Superman: Son of Kal-El #5 se aclarará que Jon y Jay no son solo amigos y en un un panel donde ambos se besarán arrancará una relación que establecerá que el nuevo Superman de DC Comics es bisexual.

“Tras una escena en la que Superman está agotado mental y físicamente por tratar de librar muchas batallas, Jay está ahí para cuidar del hombre de acero”, diaseveró DC comics en un comunicado.

Jon Kent no será el primer superhéroe de DC que es confirmado como parte de la comunidad LGBTIQ+, sin embargo, de acuerdo al guionista Tom Taylor, posicionar al nuevo Superman como un joven bisexual es importante para la representación.

“A lo largo de los años en esta industria, probablemente no les sorprenderá saber que me han rechazado personajes e historias queer. Sentí que estaba decepcionando a las personas que amaba cada vez que esto sucedía”, dijo Taylor.

“Pero hoy estamos en un lugar muy diferente y mucho más acogedor de lo que era hace diez e incluso cinco años. Cuando me preguntaron si quería escribir un nuevo Superman con un nuevo #1 para el Universo DC, supe que reemplazar a Clark con otro salvador blanco heterosexual podría ser una verdadera oportunidad perdida. Siempre he dicho que todos necesitan héroes y todos merecen verse a sí mismos en sus héroes. Hoy, Superman, el superhéroe más fuerte del planeta, se está presentando (como bisexual)”.

Respecto a Jay Nakamura, es un hacker activista y un gran fan de Lois Lane. Pero el equipo creativo de Superman: Son of Kal-El sostiene que más allá de los paralelos que se podrían establecer entre Clark-Lois y Jon-Jay, el nuevo interés amoroso de Jon tendrá su propia caracterización e incluso se revelará que tiene poderes.

“Jay tiene su propia lucha”, advirtió Taylor. “Obviamente, es un periodista eficaz y Lois Lane es su héroe. Pero Jay también es un refugiado de Gamorra, por lo que su experiencia también refleja la de Clark. Si bien esto ha cambiado afortunadamente a lo largo de los años, históricamente, Lois a menudo ha cumplido un papel de damisela. Jay Nakamura nunca será eso. Él y Jon abordarán muchas cosas codo con codo“.

“Lo más importante era hacer que Jay Nakamura fuera formidable por derecho propio. Encontrar el equilibrio en su relación para que puedan ser iguales en lugar de que Jay dependa demasiado de Jon”, agregó el guionista. “Es por eso que los propios poderes de Jay se revelan en el número 4, y aprendemos que no puede ser lastimado. Eso significa que, de todos en la vida de Jon, Jay es la única persona que Jon no necesita proteger. Significa que su relación es igual y se basa en el apoyo mutuo”.

La salida del clóset de uno de los principales superhéroes estadounidenses se produce en momentos en que la diversidad toma cada vez más protagonismo.

Hace poco “Aquaman” presentó un superhéroe negro y gay mientras que el más reciente Robin de los comics de Batman se declaró bisexual en agosto pasado.

 

Suiza dice sí al matrimonio homosexual en un referéndum, según sondeo preliminar

Los suizos dijeron sí al matrimonio homosexual en un referéndum celebrado este domingo, según un sondeo preliminar tras el cierre de los colegios electorales.


Fuente: AFP

Los partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo se impondrían, tal como predecían los sondeos antes del escrutinio, frente a los opositores, principalmente el UDC, el partido más importante del país centroeuropeo, así como ciertos grupos religiosos.

El país alpino se alinearía así con la mayoría de los estados de la Europa occidental.

El no había recuperado terreno a medida que se acercaba la fecha del referendo, pero seguía siendo minoritario.

El último sondeo del Instituto gfs.bern, entre el 1 y el 9 de septiembre, mostraba un 55% a favor y un 27% en contra. La anterior encuesta, entre el 2 y el 16 de agosto, ofrecía incluso un margen mayor entre el 55% y el 20%.

- Carteles impactantes -

El sondeo destacó que ciertos grupos religiosos del partido conservador Unión Democrática del Centro (UDC)—la principal formación del país—se oponían, aunque en sus filas también hay partidarios del sí.

Suiza despenalizó la homosexualidad en 1942, pero diversas autoridades municipales y cantonales disponían de registros que incluían a los homosexuales, en algunos casos hasta principios de 1990.

Las parejas del mismo sexo ya pueden sellar un pacto civil, pero el nuevo texto prevé que puedan adoptar a un niño. Además, las uniones entre mujeres podrían recurrir a la donación de esperma, uno de los puntos más controvertidos.

Los opositores centraron su campaña, marcada por carteles impactantes, en la mercantilización de los niños y argumentando que "el matrimonio entre personas del mismo sexo mata al padre".

En una de sus pancartas, se puede ver a un bebé llorando, con una etiqueta en la oreja generalmente utilizada en el ganado, con la pregunta "¿Bebés por encargo?".

En otro cartel, una enorme cabeza de zombi, que se supone representa a un padre fallecido, mira a los transeúntes. Una escuela primaria en Valais decidió cubrirlo porque asustaba a los niños.

- Impuesto al capital -

Por otra parte, según las encuestas del Instituto gfs.bern, los electores rechazaron una segunda propuesta lanzada por iniciativa de los jóvenes del Partido Socialista cuyo lema era "¡El dinero no trabaja, tú sí!".

La iniciativa exigía que los ingresos del capital (intereses, dividendos, por ejemplo) se graven 1,5 veces más que los del trabajo.

Preveía una exención de este impuesto por una suma de, por ejemplo, 100.000 francos anuales (unos 108.000 dólares, 92.000 euros), pero los ingresos fiscales adicionales se utilizarían para reducir la tributación de los ingresos bajos y medios o para financiar prestaciones sociales como guarderías, subsidios al niño, seguro médico o de formación, destaca el sitio web de los partidarios de esta propuesta.

Los sondeos ya daban la iniciativa por perdida.