Habló la joven que denunció a exjugadores de Vélez: “Después de violarme, se fueron a jugar al casino”

Abiel Osorio, Braian Cufré y José Florentín están con prisión preventiva en Tucumán. “Ellos hacían como si nada hubiera pasado”, aseguró en diálogo con TN.

Luli quiere hablar. Tiene mucho para decir. A medida que pasan los días, recuerda más y más cosas. Su cabeza parece detenida en el tiempo, fijada en una fecha en el calendario que lo cambió todo. Una noche fatal donde su admiración por un jugador de futbol la sumergió en el peor de los infiernos. Luli no llora ni se abruma. Luli habla.

Todo empezó el pasado 2 de marzo luego del empate de Atlético Tucumán y Vélez en la Copa de la Liga. Luli había tomado sol en la pileta de su casa, junto a amigos y familia. La noche de ese sábado no podía ser más que entretenida. Ir a la cancha junto a su mejor amiga a ver un partido que prometía. Se preparó con su short de fútbol preferido y una musculosa blanca. Nada podía arruinar semejante plan. Jamás imaginó que el infierno iba a venir de la mano de los jugadores a quien ella tanto creía conocer y admiraba.

El primer contacto fue en la zona mixta del estadio tucumano donde periodistas y jugadores se cruzan después de los partidos. Desde el micro los de Vélez se asomaban por la ventana mirando el entusiasmo del periodismo local. Luli era parte del grupo. Su bronceado y su bermuda deportiva la distinguían de los lugares comunes. El arquero uruguayo Sebastián Sosa lo advirtió de inmediato. Fijó su mirada en ella, hizo muecas y ademanes hasta llamar su atención. El resto vino de la mano de un mensaje privado en su cuenta de Instagram: “Sos vos, te encontré”.

Sosa tuvo el comportamiento de un caballero: la invitó a tomar algo en el hotel Hilton, lugar donde concentraban los jugadores. Luli le aclaró que solo iría si no se desubicaban sus compañeros. También se inventó un novio para que no pensaran que estaba soltera. Y allí fue, confiada que el día terminaría tan bien como había empezado.

Llegó al hotel pasada la medianoche. Subió a la habitación 407 donde se encontró con el jugador. Poco después se sumaron Abiel Osorio, Braian Cufré y José Florentín. Charlaron un rato y comenzaron a tomar alcohol. Sobre esto, Luli aclara en una entrevista para el noticiero TN de 10 a 13 algo que cuesta comprender a quien es ajeno a ese mundo: “El futbol es un ambiente de hombres y mi trabajo es moverme entre ellos. Para mí es lo más normal del mundo verlos moverse en grupo, o reunidos una concentración en los hoteles”.

La noche continuó entre anécdotas, cerveza y fernet servido en un termo blanco. Luli no tiene dudas que ese termo tenía alguna sustancia química que la dejó indefensa y sin resistencias. Con el correr de los días volvió a la escena del termo una y otra vez. Finalmente pudo rearmar el rompecabezas: sólo ella y Sosa habían tomado. El resto fingía, pero luego bebían cerveza.

No pasó mucho tiempo para que empezara a sentir que el suelo se movía y todo le daba vueltas. Cuando quiso pedir ayuda a Sosa, el arquero ya estaba desplomado en la cama, o al menos eso parecía.

La sucesión de hechos son el retrato de una brutal violación en grupo. La joven pidiendo ayuda mientras Florentín y Cufré se aprovechaban de su estado de indefensión para abusar de ella en simultáneo. Ella asegura que Cufré la tomó de los pelos y la obligó a practicarle sexo oral mientras Florentín la violaba por detrás.

Luli cuenta los hechos con lujo de detalles. No tiene angustia ni pudor. Habla con la certeza de quien sabe que le tendieron una emboscada. “Después de que me violaran, Florentín y Cufré se vistieron y se fueron a jugar al casino. Quedé tirada en la cama sin entender bien qué estaba pasando. Comencé a sangrar. Como pude me arrastré al baño para limpiarme. Regresé y me volví a tirar porque seguía mareada y no encontraba mi ropa. Allí advertí que Sosa seguía o parecía estar dormido y Osorio jugaba la play como si nada hubiera pasado. Empiezo a reprocharle lo que me habían hecho sus amigos y cómo no intercedió para evitar que me violaran. De repente, cuando pensé que lo peor ya había pasado, Osorio saltó de una cama a la otra y comenzó a violarme él también”.

Seis horas duró la pesadilla. Todo fue confusión, miedo y desesperación. Como pudo logró pararse, buscar su ropa y escapar del hotel. En el camino le escribió a Sosa buscando alguna respuesta a la trampa que le habían tendido. Las respuestas parecían sacadas de un manual del violador: someter a la víctima, ultrajarla y pensar que a pesar de todo la había pasado bien.

Los días siguientes fueron de desasosiego, angustia y soledad. Su memoria comenzó a despertarse y el grito ahogado de aquella noche fue encontrando las palabras. El 6 de marzo, acompañada por sus padres y su abogada, Patricia Neme, Luli se presentó en la división Delitos contra las personas de la Policía de Tucumán para realizar la denuncia.

Los exjugadores están presos desde entonces. Luli lleva ocho audiencias yendo a tribunales para relatar una y otra vez lo que pasó en la madrugada del 3 de marzo en el hotel más lujoso de la provincia.

Luli no sabe cómo será su vida de ahora en más. Lo único que tiene claro es que si no repara esa pesadilla con el peso de la ley, sus días quedarán suspendidos en el tiempo. Sólo la justicia le va a poder devolver un futuro.

El calvario de la joven que denunció a los exjugadores de Vélez: “Tengo una angustia que no se puede frenar”

“Por momentos tengo una angustia que no la puedo frenar. Me asusta mi futuro. ¿Cómo sigo? ¿Me voy a poder reincorporar a mi trabajo de periodista deportiva? ¿Qué jugador va a confiar en mí? ¿Cómo me saco el estigma de que yo fui la p*** que fue a acostarse con los jugadores de Vélez? Me llama la atención el prejuicio que hay con las víctimas de abuso sexual. ¿Acaso esperan vernos golpeadas, chorreando sangre, con depresión y ojeras?”. Con esas palabras punzantes la periodista tucumana describe el estigma con el que cargan quienes se animan a denunciar.

Es cierto que en muchos casos de delitos sexuales la mayoría de las preguntas van hacia la denunciante más que a los acusados: ¿para qué fuiste?, ¿por qué te vestiste así?, ¿por qué no les pegaste?, ¿Cómo que te quedaste quieta?

Una y otra vez, las opiniones están puestas en que si el abuso ocurrió, la víctima algo hizo para que los hechos sucedieran. Es paradójico, porque si uno va a denunciar el robo de una billetera nunca van a pedirte que muestres un moretón para dar por cierta la denuncia.

La abogada de Luli, Patricia Neme, tiene una amplia trayectoria en defender mujeres que enfrentan divorcios y acosos laborales y sexuales. Lleva años apuntalando a sus defendidas del prejuicio social. “No existe un manual de cómo tiene que actuar una víctima”, dice. “La gente entiende que una abusada tiene que aparecer golpeada y con la ropa arrancada. Y eso no es verdad”, agrega.

“Es muy doloroso ver los comentarios contra quien se anima a denunciar. Las mujeres cuestionan a las mujeres cuando nos están matando cada 24 horas. No hay empatía de género”, señala.

En los casos de abuso sexual la condena social a veces está por encima que la Justicia, y no siempre los señalados son los abusadores, sino la propia denunciante.

Estos casos dan cuenta que como sociedad tenemos una gran asignatura pendiente: queda mucho por hacer y mucho por educar en materia de abuso sexual.

Con información de TN Noticias.

Polémica en Colombia: buscan 70 choferes sin ‘panza’, ¿por qué?

Según la gerente de este sistema integrado de transporte, la obesidad podría afectar el buen desempeño de los hombres al volante.

El sistema de transporte masivo de Cartagena, Transcaribe, abrió una convocatoria para contratar a 70 nuevos conductores de los buses que circulan por la ciudad, con una particularidad, y es que además de los requisitos de experiencia, la oferta no es válida para personas barrigonas.

En principio, los requisitos son básicos. Se le pide a los interesados que quieran postularse al cargo tener activa la licencia C2, tener grado de bachiller, técnico o tecnólogo, así como mínimo dos años de experiencia en conducción y transporte de persona. Y aunque no hay restricciones por género o edad, y se puede decir que de peso, sí por las dimensiones que tenga la barriga.

Hay una distancia entre la parte final del volante y el cuerpo del chofer, que impide que la persona tenga unas medidas un poco grandes en la zona media del cuerpo, y que no dejan que él pueda maniobrar de forma adecuada el vehículo. Eso no quiere decir que quienes estamos pasados de peso, para dejarlo claro, yo soy gorda, no podamos conducirlos. Es un tema de medidas dentro del vehículo”, explicó Ercilia Barrios, gerente de Transcaribe.

La medida ha generado todo tipo de reacciones. “El trabajo está duro y deben darle una oportunidad a cualquier barringoncito de esos”, indicó a Noticias Caracol el ciudadano cartagenero Gilberto Gamarra.

Desde el sistema de transporte indicaron que a los interesados se les harán pruebas para corroborar que cumplen con la distancia requerida para maniobrar el volante.

Con información de El Espectador

Hincha argentino muere tras caer de un cartel antes de la final de la Copa América

El hombre estaba participando de los festejos y sufrió un accidente cuando estaba colgado a 6 metros de altura.

En la previa de la final de la Copa América entre Argentina y Colombia, un hincha argentino que estaba en el Obelisco murió al caer de un cartel, según confirmaron fuentes del ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

El trágico hecho ocurrió en avenida Corrientes y Roque Sáenz Peña, en el jardín vertical BA. La víctima, de 30 años, perdió el control y cayó detrás del cartel. El hincha argentino estaba vestido con una campera verde, pantalón gris y zapatillas blancas.

El simpatizante de la albiceleste estaba subiendo a la letra “A” del jardín vertical. Si bien fue advertido en varias oportunidades por los agentes para que se bajase -incluso con un megáfono-, no hizo caso y el hecho tuvo el peor final.

La policía llamó a personal de Bomberos, pero antes de que lleguen al lugar, el hombre, que estaba saltando sobre la letra “A”, se cayó y murió. Agentes de la Policía Científica realizaron las pericias para determinar cómo ocurrió la muerte del hincha.

El hombre que murió trágicamente en el obelisco estaba acompañado de su hijo, menor de edad, y del cuñado.

Intervinieron en la causa la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, a cargo del doctor Santiago Vismara.

Con información de TN Noticias.

Trump vuelve al ruedo este lunes, tras sufrir un atentado el sábado

Donald Trump vuelve a la arena este lunes, como la estrella de la Convención Nacional Republicana en Milwaukee, donde sus bases, aún conmocionadas por el ataque contra su vida, lo proclamarán oficialmente candidato para la elección presidencial de noviembre.

por Frankie TAGGART / Moisés ÁVILA

El expresidente de 78 años es la esperanza republicana para vencer al presidente demócrata Joe Biden y volver a la Casa Blanca.

Trump será ungido por unos 50.000 republicanos en una reunión de cuatro días a orillas del lago Míchigan, que culminará con su discurso de aceptación el jueves.

Este lunes Trump puede anunciar quién lo acompañará en su fórmula como vicepresidente, una decisión que puede influir en lo que resta de la campaña.

Por el momento, el intento de asesinato que sufrió el sábado en Pensilvania, donde resultó herido en la oreja derecha, sigue acaparando la atención.

El autor de los disparos, que fue abatido, mató a un asistente al acto e hirió a otras dos personas.

Trump, que llegó el domingo Milwaukee, ciudad de 570.000 habitantes, la principal del estado de Wisconsin, dijo que ningún tirador cambiaría su itinerario.

-”Podría estar muerto”-

“No debería estar aquí, podría estar muerto”, dijo Trump el domingo al diario The New York Post, que aseguró que el exgobernante llevaba una venda blanca en la oreja herida.

Contó que lo salvó haber girado un poco a la derecha para leer un gráfico sobre migración, por lo que el disparo le dio en la oreja.

Trump felicitó por su labor al servicio secreto, encargado de la seguridad presidencial, y al francotirador que eliminó al atacante con un disparo “entre los ojos”.

Liderando las encuestas pese a sus líos judiciales y una condena, el magnate parece encaminarse hacia la victoria mientras Biden, de 81 años, recibe llamados de su propio bando para que abandone la carrera, ante una disminución de sus capacidades mentales.

El ataque en su contra podría beneficiarlo electoralmente. Martin Kutlzer, residente de Milwaukee y simpatizante republicano, cree que Trump ganará, “porque siempre tendemos a unirnos en torno a los afectados”.

- Suavizar el discurso-

Trump fue sometido a una tomografía preventiva, que no mostró problemas, informó ABC News.

Tras los hechos de violencia, todos esperan el discurso de aceptación de Trump, que, según algunos medios, podría tener un lenguaje suavizado, luego de haber visto a la muerte de cerca.

De hecho, varios de sus simpatizantes en Milwaukee han hecho votos por la unidad y por dejar de lado los insultos mutuos entre republicanos y demócratas.

Los republicanos responsabilizan por este ataque a una retórica “exagerada” anti Trump, mientras se reavivan los temores de que la violencia política crezca en un país visto por sus pares regionales como una democracia ejemplar.

El presidente Biden dijo este domingo que “no hay lugar para este tipo de violencia en Estados Unidos”, y llamó al país a “unirse”.

Los locales utilizados para la convención están protegidos por la policía y el servicio secreto, con grandes mallas metálicas en las calles, para restringir el tránsito.

“Estamos completamente preparados y contamos con un plan de seguridad integral y estamos listos para comenzar”, dijo Audrey Gibson-Cicchino, agente especial asistente del Servicio Secreto.

-Todo en torno a Trump-

Gran parte de la convención está diseñada a imagen de Trump, con su eslogan de campaña “Hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande” e imágenes de él, en una clara muestra de que tiene el control.

El multimillonario hombre de negocios ha instalado a personas de su confianza en la dirección del partido, incluida a su nuera Lara Trump como copresidenta del Comité Nacional Republicano, alejando a la disidencia.

Tras ser derrotado por Biden en las elecciones de 2020, Trump pasó los últimos años trabajando para volver al poder, aplastando a sus rivales dentro del mismo partido o sumándolos a su bando.

La exprimera dama Melania Trump también estará en la convención, aunque no está previsto un discurso.

Los grandes temas de esta reunión serán, además, el poder adquisitivo, la inmigración, la delincuencia y la seguridad del país.

-Su vicepresidente-

Los favoritos en la contienda para ser el compañero de fórmula de Trump deben tomar la palabra en la convención.

El expresidente parece haberse centrado en dos senadores, J.D. Vance, de Ohio, aparente favorito, y el cubanoestadounidense Marco Rubio, de Florida.

También está en lista el gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum, quien inicialmente se postuló contra Trump para la nominación presidencial antes de alinearse.

Sea cual fuere su opción, el senador demócrata Michael Bennet admitió la semana pasada en CNN que “Trump está en camino de ganar estas elecciones, tal vez por abrumadora mayoría y llevarse consigo el Senado y la Cámara de Representantes”