Argentina añade 14.308 casos de COVID-19 y 430 fallecidos en un día

Argentina detectó este martes 14.308 nuevos contagios de COVID-19 y el número total de contagios llegó así a 1.116.609, mientras que las víctimas mortales son 29.730 después de que se hayan producido 430 decesos en las últimas 24 horas.


Fuente: EFE

Asimismo, el número de camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes de COVID-19 es de 4.952, según el reporte del Ministerio de Salud.

La provincia de Buenos Aires permanece como el distrito con más casos confirmados hasta el momento (535.235, de los cuales 4.221 fueron registrados este martes), seguida por la capital del país, con 145.103 contagios confirmados, 598 de ellos reportados hoy.

Más allá de estos dos distritos, los de mayor concentración poblacional del país, son crecientes los casos en el interior, con 2.235 diagnosticados hoy en la central provincia de Santa Fe y 1.819 en la también central provincia de Córdoba.

Todas las provincias argentinas registraron casos nuevos este martes.

Por otra parte, según el Ministerio de Salud, hay 921.344 pacientes que ya han sido dados de alta.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 64,4 % a nivel nacional, cantidad que baja al 63 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina, donde rigen medidas de aislamiento desde el 20 de marzo, se han realizado un total de 2,8 millones de test para detectar el virus, con una tasa de 63.533 pruebas por cada millón de habitantes.

El presidente argentino, Alberto Fernández, extendió el pasado viernes restricciones de circulación diferentes en las distintas provincias del país, para contener la pandemia de covid-19 por un período de 14 días, hasta el próximo 8 de noviembre.

 

El incendio cercano a Los Ángeles quema más de 4.500 hectáreas en 24 horas

Un incendio de rápido avance ha quemado más de 4.500 hectáreas en las primeras 24 horas desde su inicio este lunes cerca de Los Ángeles (California, EEUU), obligando a evacuar a más de 90.000 personas, informó este martes el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).


Fuente: EFE

Según las autoridades, el fuego, bautizado por las autoridades como "Silverado", se aproximó "peligrosamente" esta madrugada a vecindarios de Irvine, una localidad en el condado de Orange, a unos 50 kilómetros de Los Ángeles.

Hasta el momento, el fuego "Silverado" ha quemado 4.532 hectáreas, unos 11.200 acres, y solo ha sido contenido un 5 %, pese a los esfuerzos de los cuerpos de bomberos.

Aproximadamente 91.000 residentes de esta región californiana recibieron entre el lunes y el martes la orden de evacuación inmediata y el Ayuntamiento de Irivine habilitó ocho instalaciones para albergar a los vecinos que han tenido que dejar sus casas por riesgo a que las llamas lleguen.

El avance de las llamas alcanzó también una autopista, que fue inmediatamente cerrada por las autoridades, y provocó el corte de suministro eléctrico de unos 120.000 hogares, de acuerdo a datos del diario Los Angeles Times.

Este fuego coincide con condiciones meteorológicas muy complicadas en esa región, con vientos fuertes, de hasta 80 millas por hora, y secos que provocan que los incendios se extiendan rápidamente y sean difíciles de contener.

De hecho, el Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de bandera roja desde el domingo por la noche hasta el martes por la tarde por estas condiciones para el condado afectado y el de Los Ángeles y Ventura.

Si bien se desconoce la causa del incendio, algunos medios han indicado que fuentes de la investigación creen que "un cable" podría haber empezado las llamas.

Hasta ahora dos bomberos han sufrido quemaduras de segundo y tercer grado, aunque se encuentran fuera de peligro, y ninguna residencia o edificio han sido alcanzados por las llamas.

Se espera que fuertes vientos, de hasta 50 millas por hora, puedan azotar también en las próximas horas la zona de Malibú y las colinas de Hollywood, en Los Ángeles, y la isla Catalina, situada enfrente de la ciudad angelina.

 

Francia prepara un nuevo confinamiento para frenar el COVID-19

El Gobierno francés constató el fracaso del toque de queda como herramienta para frenar la pandemia de COVID-19 y este martes puso las bases para endurecer las medidas de restricción de los movimientos que pueden traducirse en un nuevo confinamiento de la población.


Fuente: EFE

Tras consultas internas del Ejecutivo y con los principales líderes parlamentarios y sociales, el presidente, Emmanuel Macron, se dirigirá mañana a los franceses para anunciar nuevas medidas.

Antes, volverá a reunir a su comité ministerial de crisis y al Gobierno al completo en el tradicional Consejo de Ministros que debe dar el último toque a la nueva vuelta de tuerca con la que se busca poner freno a la curva de contagios.

Los últimos datos de las autoridades sanitarias apuntan a 33.417 nuevos positivos, con lo que se rozan los 1,2 millones, y 292 muertos en las últimas 24 horas, como la víspera la cifra más alta desde abril pasado.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, aseguró que barajan estimaciones que indican que "en la actual trayectoria en dos semanas se alcanzará el número de hospitalizaciones registrado en el pico de la primera oleada".

En los últimos siete días, más de 14.100 personas han sido hospitalizadas, más de 2.000 de ellas en cuidados intensivos.

En el seno del Ejecutivo gana peso la idea de que solo un confinamiento puede detener esa tendencia, aunque tratarán de que sea lo menos lesivo posible para la economía.

El primer ministro, Jean Castex, defenderá el plan el próximo jueves ante las cámaras legislativas, a cuyos líderes reunió este martes para obtener su punto de vista sobre la situación y su predisposición a respaldar esas medidas.

El jefe del Ejecutivo recibió duras críticas por la falta de previsión frente a la pandemia, pero también un mayoritario respaldo a un endurecimiento de las medidas.

"La reunión con el Gobierno nos ha dejado un sentimiento de improvisación, pánico y ausencia de anticipación", aseguró el presidente del partido conservador Los Republicanos, Christian Jacob, primera fuerza de la oposición.

Attal, por su parte, destacó el consenso sobre la gravedad de la situación y la predisposición a apoyar un endurecimiento de las medidas, además de sobre el hecho de que no deben cerrarse las escuelas.

OBLIGADO A RECONFINAR

El presidente francés se había mostrado reacio hasta ahora a decretar un nuevo confinamiento, difícil de aceptar por parte de la población y con duras consecuencias para la economía después de los tres meses de parón registrados entre marzo y mayo pasados.

Pero el aumento de contagios y de muertes se ha acelerado en los últimos días, sin que la degradación de la situación se haya mitigado diez días después de que se anunciara un toque de queda que afecta ya a dos tercios de la población francesa entre las 10.00 horas de la noche y las 6.00 horas del día siguiente.

Frente a la constatación de ese fracaso, el Gobierno se ha visto obligado a estudiar un endurecimiento de las medidas restrictivas de movimiento, que serán detalladas mañana por Macron.

Según las filtraciones a medios locales, el presidente se dispone a anunciar un nuevo confinamiento menos restrictivo que el de marzo pasado y con una duración inicial de un mes.

ESCUELAS ABIERTAS

A diferencia de lo que sucedió hace medio año, las escuelas permanecerán abiertas, aunque las universidades se verán obligadas a dar sus clases de forma virtual.

Todos los comercios no esenciales estarán cerrados, el teletrabajo será altamente recomendado y las actividades estratégicas se mantendrán.

Según fuentes del Elíseo citadas por el diario "L'Équipe", el Ejecutivo no estudia, en ningún caso, suspender las competiciones deportivas profesionales, en contra de lo que hizo hace seis meses.

El confinamiento es la hipótesis que más peso tiene en el Gobierno, que sobre su mesa cuenta con otros escenarios menos restrictivos, como cierres localizados en aquellos lugares donde la circulación del virus es más activa o, incluso, un simple endurecimiento del toque de queda, aunque esta última hipótesis parece perder fuerza.

La situación no para de degradarse, con las cifras más altas de fallecidos desde abril y cada vez son más los hospitales que alertan del incremento de la saturación, lo que pone en tensión la atención médica.

El traslado de pacientes desde zonas más afectadas a centros hospitalarios de regiones más tranquilas se intensificó este martes, un día después de que se retomara por vez primera desde los momentos más duros de la primera ola de la pasada primavera.

El número de personas hospitalizadas por esta enfermedad se aproxima a los 18.000, siete veces más que el 17 de marzo pasado, cuando se decretó el primer confinamiento, y en algunas regiones es superior al máximo registrado durante la primera oleada.

Cinco regiones, entre ellas la de París, superan el 60 % de pacientes de COVID-19 en cuidados intensivos. En la región de París, la cifra alcanza ya el 73 %.

 

Las cinco familias más ricas del mundo controlan una fortuna de 621.000 millones de euros

Las cinco familias más ricas del mundo controlan una fortuna acumulada de 621.000 millones de euros, según indicó hoy un estudio elaborado por la firma Buy Shares, que alerta sobre las desigualdades que el sistema actual está creando en Estados Unidos y otras "grandes economías globales".


Fuente: EFE

A fecha de octubre de 2020, este análisis situó a la familia Walton, dueña de Walmart- la mayor red de supermercados de EEUU-, en el primer puesto de su lista con una fortuna de 215.000 millones de dólares (181.697 millones de euros).

Le siguen la familia Mars, dueña de 120.000 millones de dólares (101.401 euros) gracias a su imperio alimentario, en el que destacan las famosas barras de chocolate, y la familia Koch, de Industrias Koch, que alcanza el tercer puesto con 109.700 millones de dólares (92.679 millones de euros)

Por detrás están la familia Al Saud, cuyas grandes reservas de petróleo le han generado una fortuna de 95.000 millones de dólares (80.261 millones de euros), y la india Ambani, del conglomerado de empresas Reliance, con 81.300 millones de dólares (68.694 millones de euros).

El estudio de la firma neozelandesa Buy Shares recordó que "cuando se pone el foco sobre los más ricos" del planeta, se detectan también "las crecientes desigualdades" que sufren la mayoría de las "grandes economías globales".

"De acuerdo con algunos críticos, las desigualdades existen porque hay regímenes que permiten el dominio del mercado y una baja fiscalidad sobre los capitales, sobre todo en Estados Unidos", indicó la firma en un comunicado.

Para otros observadores, apuntó la nota, esta "gran riqueza" demuestra que es "necesario arreglar el capitalismo", ya que, en "algunas jurisdicciones", este asunto se ha convertido en un "asunto político explosivo".

Este análisis también confirmó al estadounidense Jeff Bezos, fundador de Amazon, como la persona más rica del mundo, con una fortuna de 188.700 millones de dólares (159.445 millones de euros), seguido por el francés Bernard Arnault, presidente del conglomerado de marcas de lujo LVMH, con 119.200 millones de dólares (100.720 millones de euros).

Los otros puestos los ocupan el creador de Microsoft, Bill Gates, con 115.200 millones de dólares (97.341 millones de euros); el de Facebook, Mark Zuckerberg, con 101.800 millones de dólares (86.025 millones de euros), y el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, con 93.000 millones de dólares (78.588 millones de euros). EFE