Autor de tiroteo en California era chino y apuntaba a la comunidad taiwanesa, según la policía

El hombre que abrió fuego el domingo en una iglesia de California, dejando un muerto y cinco heridos, es un estadounidense de origen chino, con rencor hacia la comunidad taiwanesa, declaró el lunes la policía.


Fuente: AFP

Las cinco víctimas del tiroteo, que se encontraban en esta iglesia de Laguna Woods tras un banquete y un servicio religioso, eran originarias de Taiwán.

Dominado por el pastor y fieles mientras recargaba su arma, el tirador fue identificado por los policías como David Chou, de 68 años.

Según el sheriff de Orange, Don Barnes, es un ciudadano de origen chino que reside en Estados Unidos “desde hace muchos años” y trabaja como vigilante en la región de Las Vegas.

El sexagenario, quien preparó su ataque y estaba equipado con cargadores de recambio y cócteles molotov, actuó por razones “políticas y motivadas por el odio”, dijo el sheriff durante una conferencia de prensa.

Citando “notas” descubiertas por investigadores en el coche del sospechoso, dio cuenta de los “agravios que este individuo tenía contra la comunidad taiwanesa en su conjunto”. Nada muestra hasta el momento que mantuviera vínculos específicos con esta iglesia o apuntara a individuos en particular.

“Según lo que hemos descubierto, creemos que apuntaba específicamente a la comunidad taiwanesa y esta iglesia presbiteriana taiwanesa es una representación de esta comunidad”, explicó.

El hombre asesinado por el sospechoso era un médico de 52 años, John Cheng, quien falleció después de haber cargado contra el atacante para intentar desarmarlo, dando tiempo a otros parroquianos de neutralizarlo, amarrándolo con una extensión eléctrica.

El sheriff Barnes calificó al Dr Chen de “héroe” sin el cual “habría sin duda habido otras víctimas”.

El sospechoso fue detenido con una fianza de un millón de dólares.

Las tensiones políticas y diplomáticas son fuertes entre Pekín y Taipéi: el régimen comunista considera la isla de Taiwán como una de sus provincias destinadas a volver a su redil, a la fuerza si es necesario.

EEUU en shock por matanza racista

La matanza racista de diez afroestadounidenses el sábado en Buffalo (noreste), en un fin de semana fuertemente sacudido por la violencia,  impacta al país donde voces demócratas piden una armonización de las legislaciones de los estados para adquirir armas.


Fuente: AFP

 

El presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, que promueve una “estrategia integral” para luchar contra la violencia y la inseguridad en el país, tiene previsto visitar este martes Buffalo, la segunda ciudad más poblada del estado de Nueva York, en la frontera con Canadá, donde el joven de 18 años Payton S. Gendron perpetró una de las peores matanzas racistas de los últimos años.

Detenido tras amenazar con suicidarse, el joven había evocado la “posibilidad de ir a otro gran comercio” y proseguir su locura asesina, declaró este lunes a la CNN el comisario de la policía local Joseph A. Gramaglia.

En total, 10 personas -de entre 32 y 86 años- murieron y otras tres resultaron heridas en un supermercado de un barrio de mayoría negra en un fin de semana marcado por la violencia.

Otra persona resultó muerta y otras cuatro gravemente heridas en otro tiroteo en una iglesia al sureste de Los Ángeles; en Houston hubo dos muertos y tres heridos, cinco muertos en Saint Louis (Misuri); cinco en Chicago, y 21 heridos en Milwaukee, en Wisconsin, durante un tiroteo al término partido de baloncesto. Las autoridades tuvieron que imponer un toque de queda.

Acusado por la fiscalía de “muerte con premeditación”, Gendron se declaró inocente en una comparecencia ante la justicia este fin de semana.

 

– “Supremacismo blanco” –

 

La adhesión a las teorías supremacistas blancas, conocida como “Gran Remplazo”, que denuncian una conspiración para sustituir a los estadounidenses blancos por inmigrantes y negros, estaría detrás de este acto que nadie vio venir pese a que el joven le dijo a un profesor hace menos de un año que sus planes para el futuro eran matar y suicidarse.

Tras ser sometido a un examen psiquiátrico, las autoridades consideraron que no representaba una amenaza.

La congresista Liz Cheney, prácticamente la única voz discordante del expresidente Donald Trump dentro de la formación republicana, criticó en Twitter a “la dirección del partido en la Cámara por haber permitido el nacionalismo blanco, la supremacía blanca y el antisemitismo”.

En 2020 murieron 45.222 personas por armas de fuego en Estados Unidos, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), citados por el instituto de investigación Pew, un máximo histórico.

De ellos, 24.292 fueron suicidios y 19.384 homicidios, el mayor número desde 1968, según los CDC.

No obstante, pese al aumento de este tipo de muertes violentas, el índice de muertes por armas en comparación con la población es inferior al de años anteriores.

La gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, urgió este lunes una “respuesta nacional” para luchar contra la facilidad con la que potenciales asesinos pueden adquirir armas en otros estados, como hizo Gendron, que adquirió parte de su arsenal en la vecina Pensilvania.

“De otra forma, simplemente estamos al albur de las leyes en otros estados que no protegen a los residentes de la forma en que lo hacemos nosotros”, dijo este lunes la gobernadora demócrata a una radio local, citada por el diario en línea Gothamist.

 

– “Trabajar juntos” –

 

Biden condenó el domingo el extremismo racista y pidió “trabajar juntos para hacer frente al odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos”.

Al igual que hizo en febrero en Nueva York, tras una ola de criminalidad que acabó con la vida de dos policías, Biden y la primera dama Jill visitan este martes Buffalo. En la Gran Manzana el presidente prometió llevar a cabo una guerra sin cuartel contra la violencia asociada a las armas.

Tras endurecer la regulación de las llamadas armas “fantasma”, difíciles de detectar porque carecen de número de serie y que pueden ensamblarse como un kit en casa en apenas unos minutos, el presidente quiere limitar la compra de rifles de asalto o imponer un sistema universal de verificación de antecedentes penales y psiquiátricos para los compradores.

Una eventual derrota de los demócratas en las elecciones de medio término de noviembre alejaría cualquier ambición de su gobierno en este sentido, que se topa con la negativa republicana férrea defensora de la Constitución que protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas.

La fiscal de Nueva York, Letitia James, también demócrata, definió la matanza del sábado como “terrorismo interno” que ha hecho revivir otros tiroteos recientes, como el asesinato de nueve fieles, la mayoría negros, en una iglesia de Carolina del Sur, en 2015, y el ataque de un blanco en Texas en 2019 que se cobró 29 vidas, la mayoría latinos.

Bolivia confirma subvariante BA2 y alza de casos de covid-19 en últimas semanas

El Ministerio de Salud de Bolivia confirmó este lunes que en el país circula la subvariante BA2 del ómicron y que se registra un incremento de casos en las últimas semanas, por lo cual pidió a la población prepararse para una eventual nueva ola del coronavirus.


Fuente: AFP

“Debemos informar al pueblo boliviano que para el último reporte de vigilancia de epidemiológica hemos detectado ya en el país la variante BA2 de ómicron”, señaló en conferencia de prensa el ministro de Salud, Jeyson Auza.

Auza dijo que la subvariante BA2 se registró en los departamentos más poblados de Bolivia: La Paz, Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este).

Asimismo, señaló que en la última semana se constató un incremento marcado de contagios, aunque no directamente relacionados a la BA2, sino principalmente al inicio de la temporada del invierno local.

En ese sentido, informó que en la última semana se reportaron 718 casos en todo el país, 331 más que respecto a la anterior.

Bolivia, con una población de 11,5 millones de personas, acumuló desde el inicio de la pandemia (en marzo de 2020), un total de 906.221 contagios y 21.943 fallecidos.

La autoridad de Salud también exhortó a la población a que siga tomando sus vacunas contra el covid-19, como principal arma para enfrentar el virus, comoforma de “prepararnos para una eventual quinta ola que pudiese vivir más adelante”, afirmó.

De acuerdo a los últimos datos oficiales, el 55% de la población cuenta con esquema completo de vacunación.

jac/llu

Nueva York pide volver a usar mascarilla en público ante repunte de covid-19

Las autoridades de Nueva York pidieron hoy a la población que vuelva a usar mascarilla en todos los lugares públicos cerrados y anunciaron que repartirán millones de tests caseros para tratar de contener el repunte de los casos de covid-19 que se está registrando en la ciudad.


Fuente: EFE

La reciente subida de los contagios ha puesto a la ciudad a las puertas de entrar en nivel alto de alerta, que se declara cuando se superan ciertos niveles de hospitalización y se alcanza cierta proporción de camas ocupadas por pacientes con covid-19.

Este mes, los casos en la ciudad han vuelto a subir con fuerza, hasta alcanzar algo más de 300 por cada 100.000 habitantes en siete días, según los últimos datos oficiales, que también muestran un claro aumento de los ingresos hospitalarios, una situación que es aún peor en otras zonas del estado de Nueva York.

En respuesta, las autoridades locales recomendaron hoy el uso de mascarillas en interiores, en todos los lugares públicos, lo que incluye tiendas, oficinas, entradas de edificios, ascensores y, en general, cualquier otro sitio donde se comparta espacio con desconocidos.

El metro y el resto del sistema de transporte público neoyorquino, mientras, siguen exigiendo usar mascarilla a todos los pasajeros.

Además, el Ayuntamiento de Nueva York anunció que distribuirá otros 16,5 millones de tests caseros y un millón de mascarillas de calidad.

“Las pruebas caseras y las mascarillas ofrecen a los neoyorquinos formas fiables y convenientes de protegerse a sí mismos y a otros y les permiten disfrutar nuestra ciudad”, manifestó en un comunicado el alcalde de Nueva York, Eric Adams.

Nueva York fue al inicio de la pandemia uno de los epicentros mundiales de la covid-19 y la ciudad acumula ya más de 40.000 muertes por la enfermedad, según datos oficiales.