Bolivia recibe un millón de vacunas AstraZeneca donadas por Argentina

Bolivia recibió este lunes un millón de vacunas AstraZeneca donadas por Argentina, que se trata de la entrega de ese tipo más grande efectuada por esa nación a otro país, y que se destinarán principalmente como dosis de refuerzo para la población boliviana.

Un avión de la Fuerza Aérea Argentina aterrizó pasadas las 12.00 hora local (16.00 GMT) en la pista de los Diablos Negros de la Fuerza Aérea Boliviana, contigua al Aeropuerto Internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz.

“Agradecemos al Presidente @alferdez y al hermano pueblo argentino, la donación de un millón de dosis de #AstraZeneca para el pueblo boliviano. Valoramos esta importante contribución de un país latinoamericano con vacunas producidas en #Argentina”, escribió en Twitter el presidente boliviano, Luis Arce.

La entrega fue hecha por la ministra argentina de Salud, Carla Vizzotti, que comandó una delegación conformada por varios funcionarios de salud y logística, junto a un grupo de periodistas argentinos que llegaron hasta Bolivia.

“Este avión que trae salud, que trae esperanza, que trae vida, trae un millón de dosis de vacunas que van a ser muy importantes para la campaña de vacunación de Bolivia”, aseguró la ministra argentina durante un discurso en un acto conjunto con autoridades bolivianas.

Vizzotti indicó que la donación a Bolivia “es la donación más grande” que ha hecho su país y que en conjunto Argentina ya ha entregado gratuitamente 3.270.000 vacunas a otros países de Suramérica que las necesitaban.

A su turno, el ministro de Exteriores boliviano, Rogelio Mayta, que presidió la comitiva de recepción de autoridades bolivianas, destacó que este nuevo lote de inmunizantes será orientado especialmente a “terceras dosis” o aplicaciones de refuerzo.

Durante el acto de firma del acta de recepción del cargamento, el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, destacó que la donación de un millón de vacunas es un hecho “simbólico y antagónico”.

El diplomático apuntó que el avión que condujo a Bolivia los inmunizantes “es el mismo avión” que en noviembre de 2019 trajo pertrechos como granadas de gases y otros elementos enviados por la Administración del expresidente Mauricio Macri, al que cuestionó, mientras el país atravesaba por una crisis política.

Este envío corresponde a uno de los tres lotes masivos de vacunas que el Gobierno boliviano ha previsto que lleguen en este mes, junto a vacunas del tipo Sinopharm y Moderna, para cubrir la totalidad de unos 22,5 millones de dosis necesarias para su población vacunable de más de 10,2 millones.

Bolivia, desde fines de enero pasado, ha conseguido aplicar 9,3 millones de vacunas entre primeras, segundas y terceras dosis, además de las inmunizaciones únicas a mayores de 5 años.

El país, que atraviesa por el cuarto pico de contagios que comenzó a fines de octubre, acumula 19.440 decesos y 564.747 casos confirmados mientras que 34.047 pacientes tienen la enfermedad activa.

Brasil aplicará una cuarta dosis de la vacuna anticovid a inmunodeprimidos

Las personas inmunodeprimidas podrán recibir una cuarta dosis de la vacuna anticovid en Brasil, cuatro meses después de la aplicación de la tercera, anunció este lunes el ministerio de Salud.

La cartera recomendó en una nota “una dosis de refuerzo para todos los individuos inmunodeprimidos mayores de 18 años que ya han recibido tres dosis con anterioridad (…) a partir de los cuatro meses” de la última.

La medida concierne particularmente a personas con inmunodeficiencias graves, como portadores del VIH o pacientes con cáncer sometidos a quimioterapia.

El ministerio también informó que considerará reducir de cinco a cuatro meses el intervalo entre la segunda y la tercera dosis para la población en general.

El gobierno anunció igualmente este lunes la donación de 10 millones de dosis de vacunas a países vulnerables, a través del sistema Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ministerio aseguró que esta donación “no comprometerá el plan de vacunación” de la población en el país.

La vacunación en Brasil se ha acelerado en los últimos meses y, hasta el momento, más de dos tercios de la población ya ha recibido al menos dos dosis de los inmunizantes.

Pero la campaña de inmunización tuvo un comienzo tardío y caótico, en medio de los ataques a las vacunas por parte del presidente de ultraderecha, Jair Bolsonaro.

El jefe de Estado, que se niega a vacunarse, ha criticado en los últimos días la decisión del regulador sanitario, Anvisa, de autorizar la vacunación de niños de 5 a 11 años.

Durante su presentación semanal transmitida en vivo por Facebook, Bolsonaro solicitó la publicación de los nombres de los miembros de Anvisa responsables de la autorización.

Una asociación que representa a los empleados de Anvisa denunció los “métodos fascistas” de Bolsonaro. El regulador solicitó a la Policía Federal protección para su personal luego de haber “recibido amenazas de violencia”.

El covid-19 ha causado más de 617.000 muertes en Brasil, el segundo país más enlutado del mundo en números absolutos después de Estados Unidos.

Turbulencias económicas y políticas en el horizonte del izquierdista Boric en Chile

Sin mayoría en el Congreso para llevar adelante sus proyectos, una economía que se desacelerará y la tarea de sanar a la sociedad tras una polarizada campaña, el presidente electo de Chile, el izquierdista Gabriel Boric, enfrenta un camino cuesta arriba.

Los mercados reaccionaron con nerviosismo tras su elección, sobre todo por la diferencia de 11 puntos que le sacó al ultraderechista José Antonio Kast.

El peso chileno se depreció 3,02% en la apertura, mientras que la Bolsa de Comercio de Santiago abrió con una caída de 6,83% en su principal indicador, el IPSA.

“El mercado en general dio el triunfo de Boric por descontado, pero nadie esperaba que la dirección con Kast fuera tan amplia”, descrito a la AFP, el economista Juan Ortiz, del Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales.

Con un 55,8% frente al 44,1% que sacó Kast y una participación histórica de votantes del 55%, “Boric tiene un mandato totalmente posicionado”, agrega Ortiz.
Tildado de “comunista” por sus detractores por la alianza del Frente Amplio al que pertenece con el Partido Comunista, la gran duda del mercado es cuál Boric va a ser el que va a gobernar: el de posiciones más extremas que se mostró en la primera vuelta o el más moderado que apareció de cara al balotaje.

– ¿Cuál Boric?

“Esa es la gran incógnita y mientras eso no se transparente, la incertidumbre (económica) se va a mantener”, dijo Ortiz.

El discurso de triunfo pronunciado por Boric ante miles de personas que coparon la noche del domingo la céntrica Avenida Alameda, fue más moderado.

“Expandiremos los derechos sociales y lo haremos con responsabilidad fiscal”, afirmó.

“Lo haremos cuidando nuestra macroeconomía. Lo haremos bien y aquello mejorará las pensiones y la salud sin que haya que retroceder en el futuro”, agregó.

“Que se reduzca esta incertidumbre depende mucho de la persona que sea nombrada en la cartera de Hacienda. No es lo mismo que sea una persona que esté dentro del círculo duro del candidato Boric de la primera vuelta o un ministro que esté en una posición más de centro izquierda “, agregó Ortiz.

En la campaña para la segunda vuelta, Boric integró a reconocidos economistas, como Andrea Repetto, la primera chilena en obtener un doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, o Ricardo Ffrench-Davis, profesor de la Universidad de Chile y economista de la Escuela de Chicago.
Boric, de 35 años, prometió en su campaña impulsar un “Estado de bienestar”, en uno de los países con mayor desigualdad social, una brecha en el origen de “estallido social” que sacudió al país a partir del 18 de octubre de 2019 .

– Hacia un Estado de bienestar –

El mayor obstáculo para avanzar con rapidez en las reformas que Boric prometió -como el fin de las privadas Administradoras de Fondos de Pensiones, un sistema universal de salud y 500.000 nuevos empleos para mujeres, entre otras-, es la composición del Congreso que asumirá con él, dividido en partes iguales entre partidos de izquierda y de derecha.

“Gobernar será muy, muy difícil”, dijo a la AFP Michael Shifter, del centro de análisis Diálogo Interamericano en Washington.
La participación en el balotaje del domingo (55,4% según las proyecciones oficiales) fue récord en un país de alta abstención y con un electorado de centro que quedó huérfano de candidatos, cuando Boric y Kast quedaron como rivales en el balotaje.

– “Sanar a una nación” –

“Boric tendrá que sanar a una nación”, dijo a la AFP Patricio Navia, de la Universidad de Nueva York.

“Pero el proceso de redactar una nueva Constitución aún está en marcha y habrá un plebiscito sobre la nueva Constitución en menos de un año. Así que no creo que haya mucho tiempo para sanar. El 2022 será un año duro”, agregó.

Una Convención dominada por representantes de izquierda redacta una nueva Constitución para reemplazar la aprobada bajo el régimen de Augusto Pinochet, a la cual se otorga el crédito del relativo bienestar económico chileno, pero se le culpa también por una desigualdad social fuerte.

Un 1% de los chilenos posee más del 25% de la riqueza, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
Tras una caída del PIB de 5,8% en 2020 debido a la pandemia, Chile termina 2021 con una proyección de crecimiento de 11,5%.

– Desaceleración económica –

Para 2022 se anuncia una desaceleración, con un crecimiento del PIB entre 2 y 3%.

Gran parte del crecimiento de este año fue alimentado con ayudas del gobierno por unos 3.000 millones de dólares mensuales para estimular una economía devastada por la pandemia, y los retiros anticipados de los fondos de pensiones privados, por unos 50.000 millones de dólares, aprobados por el Congreso bajo una fuerte presión de la opinión pública.

La variante ómicron llega a la ciudad de Río de Janeiro

La ciudad brasileña de Río de Janeiro registró este lunes su primer caso de covid-19 con la variante ómicron, en vísperas de las fiestas de año nuevo, para cuando se espera la llegada de miles de turistas, pese a que han sido parcialmente canceladas.

Se trata del caso importado de una brasileña de 27 años que reside en Chicago, en Estados Unidos, y buscó atención médica nada más aterrizar en el país suramericano el pasado día 13, según informó la Secretaría de Salud de Río en una nota.

La paciente, que estaba con la pauta de vacunación completa desde marzo, tiene “síntomas leves” y está bajo la vigilancia de las autoridades sanitarias de la capital fluminense.

Según los últimos datos oficiales, Brasil registra hasta el momento 27 contagios con la cepa ómicron, detectada en primer lugar en Sudáfrica y presente ya en 89 países.

Dieciséis de esos 27 casos con el nuevo linaje, más transmisible que sus predecesores, se han identificado en el estado de Sao Paulo, en cuya capital homónima la ómicron ya se transmite de forma comunitaria entre la población.

Ahora se confirma el primero en Río, la ciudad más turística de Brasil con sus 6,7 millones de habitantes.

El temor a la ómicron llevó al alcalde de Río, Eduardo Paes, a cancelar los eventos públicos programados para recibir el 2022, que antes de la pandemia solían reunir a millones de personas en la icónica playa de Copacabana.

Pero unos días más tarde reculó parcialmente al anunciar que finalmente habrá fuegos artificiales en Copacabana y otros nueve puntos de la ciudad, aunque sin los tradicionales conciertos de música, a fin de desincentivar los desplazamientos.

Brasil es, junto con Estados Unidos y la India, uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus, con casi 618.000 fallecidos y 22,2 millones de contagios.