Bolivia supera por primera vez los 2.000 contagios diarios de COVID-19

Bolivia superó por primera vez los 2.000 casos confirmados de COVID-19 en una sola jornada, con su tercer récord diario consecutivo durante los últimos tres días, y se acerca a los 60.000 desde que se detectó la enfermedad en el país en marzo pasado.


Fuente: EFE

El último reporte del Ministerio de Salud da cuenta de 2.036 nuevos contagios y 57 decesos en un mismo día, con lo que Bolivia, que tiene unos once millones y medio de habitantes, acumula 58.138 casos confirmados y 2.106 muertes por el nuevo coronavirus.

La mayoría de los contagios confirmados en este último reporte corresponden a La Paz, con 713, mientras que Santa Cruz, la región más poblada del país y la más golpeada por la enfermedad, registró 495.

Bolivia registra un promedio de 50 fallecidos por día, con una tasa de letalidad de 4,2 por ciento, según un estudio de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud elaborado en la última semana, cuando el país registró más de 1.000 casos diarios de COVID-19.

“La tasa de letalidad acumulada en Bolivia es de 3,7 por cada 100 enfermos", indica el reporte del ministerio.

Según este análisis, la incidencia acumulada de COVID-19 es de 466 contagiados por cada 100.000 personas, siendo las regiones orientales de Beni, Santa Cruz y Pando las que tienen las incidencias acumuladas más altas, en zonas a menor altura comparado con la parte andina del país.

Bolivia tiene declarado desde finales de marzo estado de emergencia sanitaria, con una cuarentena que ha ido variando por fases y se ha ampliado a todo julio en el conjunto del país, aunque con distintas restricciones por regiones y municipios en función de un mapa de riesgo de la enfermedad.

La nación suramericana es uno de los países más afectados por la COVID-19 en cuanto al porcentaje de fallecidos respecto a los positivos confirmados y en comparación a su población, según estudios como los que elabora la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

La propia presidenta interina del país, Jeanine Áñez, permanece aislada en la residencia oficial en La Paz tras haber dado positivo, al igual que varios de sus ministros.

La presidenta del Senado, Eva Copa, que ejerce como presidenta del Parlamento, está también en aislamiento en su residencia, con varios parlamentarios también contagiados y dos fallecidos con sospechas del virus.

 

Más de 600.000 muertes por COVID-19 en todo el mundo, según últimos datos

Las muertes por COVID-19 en todo el mundo superaron este domingo las 600.000, mientras que los contagios del nuevo coronavirus rebasaron los 14,3 millones, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins.


Fuente: EFE

A las 9.00 del domingo (13.00 GMT), el balance de fallecimientos que recopila esa universidad con sede en Baltimore (EE.UU.) era de 602.777, y el de casos a nivel mundial, de 14.313.657.

Los pacientes recuperados en todo el mundo superaron los 8 millones, y en concreto, son 8.045.982, de acuerdo con el mapa interactivo que actualiza regularmente ese centro educativo.

El país con más contagios y muertes por COVID-19 sigue siendo Estados Unidos, con más de 3,7 millones de casos y más de 140.000 fallecidos por causas relacionadas con el nuevo coronavirus.

En segundo lugar figura Brasil, con más de 2 millones de casos y 78.772 muertes; mientras que el tercero en cuanto a contagios es la India, con más de un millón de infecciones y 26.816 fallecidos.

En cuanto al número de muertes, el tercer país con más fallecimientos -después de EE.UU. y Brasil- es el Reino Unido (45.358), seguido de México (38.888), Italia (35.045), Francia (30.155) y España (28.420).

 

Detectan nuevo brote en un matadero de Alemania con 66 contagios

Las autoridades sanitarias alemanas informaron este domingo de un nuevo brote en un matadero del país. En esta ocasión de proporciones reducidas, con 66 contagios.


Fuente: EFE

Las infecciones están relacionadas con el personal de un matadero de Lohne, en el "Land" de Baja Sajonia (centro) y se verificaron tras realizarse un total de 1.046 test entre trabajadores y personas de contacto de éstos.

Con este cómputo, la tasa de infecciones semanales en el distrito afectado sube a 41,13 por 100.000 habitantes. El tope considerado máximo por las autoridades alemanas a partir del cual se establecen medidas restrictivas locales está en 50 contagios semanales por 100.000 personas.

El brote es, por el momento, de dimensiones muy inferiores al que se detectó hace unas semanas en un matadero de Gütersloh, en que se certificaron más de 1.500 infecciones entre sus trabajadores o personas de contacto, lo que llegó a restringir los movimientos de los 640.000 habitantes del distrito afectado.

En Alemania se verificaron hasta ahora 201.372 contagios, según las cifras del Instituto Robert Koch, competente en la materia. Un total de 187.400 son pacientes recuperados, mientras que el número de víctimas mortales se sitúa en 9.083.

Las autoridades alemanas consideran que la situación en el país se ha estabilizado y que los rebrotes que se han producido en las últimas semanas han sido contenidos sin mayores dificultades.

El Gobierno federal de la canciller Angela Merkel y los estados federados acordaron esta semana una estrategia común pretende ser más precisa y enfocada al nivel local para controlar estos brotes.

El plan, coordinado por el ministro de la Cancillería, Helge Braun, consiste en identificar primero el clúster en el que se ha originado el rebrote -sea una fiesta, una celebración familiar, un centro de trabajo o una comunidad religiosa- y contenerlo mediante el rastreo de contactos y la realización de tests.

Si la cadena de infecciones se extiende, se pasaría a ampliar las restricciones hasta abarcar el municipio o el distrito. En caso extremo, se impondría la prohibición a los habitantes afectados de salir de su región, tal y como defiende el Gobierno federal.

 

Se visten de astronautas para un "paseo seguro" por las calles de Río

En la nueva normalidad que comienza a experimentarse en Río de Janeiro hay espacio para los amantes de la galaxia que, vestidos de astronautas, aprovechan de paseos diarios a orillas de las más icónicas playas de Brasil, sin dejar de lado las precauciones para evitar ser contagiados con el nuevo coronavirus.


Fuente: EFE

Cubierta de pies a cabeza con cascos, enterizos y hasta guantes, una pareja de adultos mayores enfrenta en sus caminatas diarias al temido virus con una original manera de protegerse, para no morir contagiada por el virus ni de tedio por el encierro.

Ante la imposibilidad de salir a las calles con tranquilidad, por un problema crónico en sus pulmones, Tercio Galdino, un contador pensionado de 66 años, diseñó el galáctico traje para enfrentar al enemigo invisible que amenaza su salud y convenció a su esposa, Alisea Lima, un año menor, de seguirle la jugada.

"Lo ideé porque soy del grupo de riesgo y, además, tengo un problema en un pulmón. Entonces la COVID-19 para mí es fulminante. Durante el período de cuarentena, y tras 30 días si hacer nada en casa, comencé a pensar en una forma de salir para ver a los amigos y hacer una caminata", afirmó el jubilado en declaraciones a Efe.

Aseguró que la idea de diseñar los trajes de astronauta la tuvo un día que estaba viendo un noticiero de televisión y apareció un médico que, tras 40 días sin poder ver la familia, decidió vestir un disfraz de dinosaurio para acercarse a los hijos.

"En ese momento me dijo que eso era lo que quería y pensé en la ropa de astronauta. Gasté unos 15 días para confeccionarla y todo lo hice yo. La base es un equipo de protección de enfermero hecha en TNT que decoré", afirmó Galdino, quien dijo haber gastado unos 300 reales (unos 56 dólares) en los trajes.

Los enterizos de color blanco que viste la pareja están adornados con banderas de Brasil y, por supuesto, con el logo de la NASA.

Los tapabocas, aparentemente innecesarios, pero de obligatorio uso en las calles de Río, hacen parte fundamental del atuendo de la original pareja durante sus paseos diarios.

Según el creador, lo único que incomoda es el casco cuando hace mucho calor.

El jubilado dijo que la primera vez que salieron fue el 15 de julio y exhibieron el atuendo en la playa de Urca, una de las más pequeñas de Río de Janeiro, ante el temor de que fueran mal recibidos.

"Estábamos con temor de pasar una vergüenza pero la receptividad de las personas fue muy buena y nos felicitaron por la originalidad y la creatividad. Había unas 200 o 300 personas en la playa y el traje llamó la atención de todo el mundo y muchos pidieron para tomar una foto. Incluso los autos se detenían o daban marcha atrás", dijo.

Ante la buena recepción, ambos siguieron paseando tres veces por semana y ya han sido vistos en icónicas playas de Río de Janeiro como Copacabana, Ipanema y Barra de Tijuca.

Según su compañera, los trajes de astronauta fueron para ella un alivio debido a que por el confinamiento no estaba consiguiendo ni dormir y estaba pasando por una situación muy difícil.

Lima asegura que nunca pensó que la idea tuviera tanto éxito y que la noticia llegara tan lejos.

"A veces cuando estamos sin casco dentro del carro las personas nos reconocen y dicen 'esos son los astronautas'. No sabíamos que eso iba a tener una repercusión con esa proporción y que nos conocieran en todo el mundo", aseguró.

La pandemia del coronavirus ya deja cerca de 12.000 víctimas y más de 134.000 infectados en Río de Janeiro.

Con cerca de 78.000 muertes y más de dos millones de casos confirmados, Brasil es la segunda nación del mundo con mayor número de víctimas e infectados, tan solo por detrás de Estados Unidos.