Bolsonaro confirma que irá a la Asamblea General de ONU pese a no estar vacunado

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, confirmó este jueves que asistirá a la Asamblea General de la ONU la semana próxima en Nueva York pese a no estar vacunado, luego de que el gobierno de la ciudad impusiera la presentación de un certificado de vacunación anticovid a las delegaciones.


Fuente: AFP

"Voy a estar la semana que viene en la Asamblea General de la ONU; voy a dar el discurso de apertura" el martes, dijo el mandatario en su habitual transmisión por redes sociales.

Será "un discurso tranquilo, bastante objetivo, enfocado en los puntos de interés para nosotros", agregó Bolsonaro, que destacó el abordaje de la pandemia en Brasil, el agronegocio y la energía.

El miércoles, cuando se supo que las autoridades neoyorquinas impondrían como requisito presentar un certificado de vacunación para acceder a la cita, surgieron algunas dudas sobre la participación de Bolsonaro.

"Todas las personas que ingresen a las instalaciones de la ONU con el fin de entrar en la Asamblea General necesitarán mostrar un certificado de vacunación", dice una carta firmada por el responsable del área de Salud de la ciudad de Nueva York, fechada el 9 de septiembre.

Horas después de la difusión, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que no puede imponer ese requisito a los jefes de Estado.

Brasil, de 213 millones de habitantes, es el cuarto país a nivel mundial en número de vacunas administradas (214 millones), según datos de Our World in Data. Pero Bolsonaro se ha negado hasta ahora a recibir el pinchazo.

"En el último día, garantizado", dijo Bolsonaro, quien ha repetido varias veces que será "el último" brasileño en recibir la vacuna anticovid.

El mandatario, contagiado de coronavirus el año pasado, volvió a argumentar que ya está inmunizado. "Mi tasa de anticuerpos están en la cima", señaló ante el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, que le recomendó el inmunizante.

 

Con duras críticas a gestión presidencial, Kirchner pide cambio de gabinete en Argentina

Con duras críticas a la gestión del presidente de Argentina, Alberto Fernández, su vicepresidenta Cristina Kirchner pidió este jueves el cambio de su gabinete, luego del fracaso electoral en las primarias legislativas del domingo que han sumido en una aguda crisis a la coalición de gobierno.


Fuente: AFP

"¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?", escribió Kirchner en una carta pública en la que criticó a jerarcas que "se atornillan a los sillones".

Estas declaraciones ocurren un día después de que cinco ministros considerados como cercanos a Kirchner ofrecieron su renuncia a Fernández, que por ahora no las ha aceptado.

Kirchner, líder del peronismo de centro-izquierda, señaló que en varias reuniones con el mandatario durante el último año le pidió un cambio de rumbo, sobre todo en política económica.

"Señalé que creía que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales", dijo en la carta.

La coalición oficialista Frente de Todos quedó duramente golpeada por el resultado de las primarias del domingo, en las que consiguió apenas 31% de los votos a nivel nacional, un resultado inesperado que mostró un rechazo mucho más amplio de lo previsto.

Al ser de voto obligatorio, las primarias se convierten en una suerte de encuesta a escala real. En este caso, el resultado hace temer al gobierno por su mayoría en el Senado y aleja la posibilidad de lograrla en la Cámara de Diputados.

En su carta, Kirchner, expresidenta entre 2007 y 2015, remarcó que fue ella quien lanzó la candidatura de Fernández "con la convicción de que era lo mejor para mi Patria".

"Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino", remató.

 

Tripulación de SpaceX está "saludable, feliz y descansando"

La tripulación civil de la nave Inspiration4 de SpaceX está "saludable, feliz y descansando cómodamente", dijo la compañía el jueves en su primera actualización desde que la misión despegó de Cabo Cañaveral la noche del miércoles.


Fuente: AFP


Los cuatro turistas espaciales, todos estadounidenses, "viajaron 5,5 veces alrededor de la Tierra, completaron su primera ronda de investigación científica y disfrutaron de un par de comidas" antes de acostarse, dijo SpaceX, la firma de Elon Musk.

Musk tuiteó que había hablado personalmente con la tripulación y que "todo está bien".

Tras despertarse, podrán mirar el espacio desde la cúpula de observación instalada en la cápsula Dragon.

El multimillonario Jared Isaacman, la asistente médica Hayley Arceneaux, la científica Sian Proctor y el ingeniero de datos aeroespaciales Chris Sembroski están orbitando la Tierra a una altura que a veces alcanza los 590 kilómetros.

Eso es más que la Estación Espacial Internacional, que orbita a 420 kilómetros, y lo más lejos que los astronautas se han aventurado desde una misión de mantenimiento en 2009 para el telescopio Hubble.

La misión tiene como objetivo recaudar 200 millones de dólares para el Hospital de Investigación Infantil de St. Jude y estudiar los efectos biológicos del espacio profundo en los cuerpos de los astronautas.

Sin embargo, su principal meta es demostrar que el espacio es accesible para la gente común y no sólo para los astronautas.

Estados Unidos y empresas privadas como SpaceX buscan comercializar aún más el cosmos.

La aventura espacial cierra un verano boreal marcado por la batalla de los multimillonarios Richard Branson y Jeff Bezos por alcanzar la última frontera.

Pero estos vuelos solo ofrecieron unos minutos de ingravidez, en lugar de los tres días completos de órbita que experimentará la tripulación del Inspiration4, antes de llegar a la costa de Florida el sábado.

 

Dos de cada tres menores no acude a clases por la pandemia en América Latina

Dos de cada tres menores siguen sin acudir de manera presencial a clases por la pandemia en América Latina y el Caribe, lo que coloca a estos infantes en riesgo para sufrir violencia o caer en manos de las pandillas, advirtió este jueves Unicef.


Fuente: AFP

"Casi 2 de cada 3 niños, niñas y adolescentes siguen fuera de las aulas en América Latina y el Caribe", señaló Unicef en un comunicado emitido desde su sede regional de Panamá.

Según esta agencia de ONU, tras un año y medio de pandemia, cerca de 86 millones de menores siguen fuera de las aulas, frente a 47 millones que ya reanudaron el aprendizaje presencial.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), los datos más recientes a nivel mundial muestran que las escuelas no están asociadas a un aumento de la transmisión del covid-19.

"Durante los últimos 18 meses, la mayoría de los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe no han visto a sus profesores o amigos fuera de una pantalla. Los que no tienen Internet, directamente no los han visto", dijo Jean Gough, directora de Unicef para la región.

Gough advirtió que cada día que pasa sin que los niños más pobres y vulnerables vayan a la escuela corren el riesgo de "deserción escolar" y de caer en "la violencia de las pandillas, el abuso o la trata de personas".

"La educación virtual debe continuar y mejorar, pero está claro que durante la pandemia las familias más marginadas no han tenido acceso al aprendizaje", afirmó Gough.

Según Unicef, durante la pandemia América Latina y el Caribe ha tenido más tiempo de cierre ininterrumpido de escuelas que cualquier otra región del mundo.

En total, se perdió una media de 153 días de clase presencial desde que se inició la pandemia. El cierre generalizado de escuelas ha causado la mayor interrupción del aprendizaje en la historia moderna de la región, agregó Unicef.

"Los riesgos de permanecer fuera de la escuela son demasiado altos, más altos que los riesgos de estar en la escuela. Los niños, niñas y adolescentes de esta región ya han perdido más de un año de escuela. No pueden permitirse perder otro día de aprendizaje presencial", afirmó Gough.