Bolsonaro considera una "provocación" que Macron recibiera a Lula en París

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, calificó este jueves como una "provocación" que su par francés Emmanuel Macron recibiera a su principal rival político, el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, en el palacio del Elíseo.


Fuente: AFP

"Macron siempre estuvo contra nosotros, siempre nos atacó por la cuestión de la Amazonía. (...) Parece que es una provocación", dijo el mandatario ultraderechista durante una entrevista con la Radio Sociedade, del estado de Bahía (noreste).

Macron y Lula, que gobernó de 2003 a 2010, "se entienden bien y hablan el mismo lenguaje", agregó Bolsonaro.

Como parte de una gira por Europa, Lula fue recibido la semana pasada en el palacio del Elíseo para un desayuno y una reunión con Macron "sobre los últimos desarrollos de la escena internacional".

Lula "compartió su visión del papel de Brasil en el mundo, constatando que los últimos tres años el país se ha ido retirando del marco multilateral y de los grandes acuerdos internacionales", señaló el Elíseo en un comunicado.

El exmandatario es el favorito para las elecciones presidenciales de 2022, aunque solo a inicios del año próximo prevé anunciar si se lanzará a un tercer mandato.

En 2019, Bolsonaro protagonizó fuertes confrontaciones con Macron en las redes sociales, después de que el presidente francés lo criticara duramente por el aumento de incendios en la Amazonía.

En enero pasado, el presidente brasileño instó a su homólogo a parar de "decir idioteces" sobre el impacto de la producción de soja en la deforestación.

"Por el amor de Dios, señor Macron, no compre soja brasileña, así usted no deforesta la Amazonía. Compre soja en Francia", afirmó entonces Bolsonaro con ironía.

Macron es uno de los principales opositores a la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur, principalmente debido a los problemas de deforestación en la Amazonía.

En el tercer año del mandato de Bolsonaro, la deforestación en el área alcanzó niveles récord desde 2006, lo que puso en entredicho la promesa de Brasil de revertir esta tendencia y eliminar la deforestación ilegal para 2028.

A eso se comprometió en la última conferencia de la ONU sobre el clima, la COP26.

Desde que asumió en enero de 2019, Bolsonaro ha sido criticado por debilitar la supervisión ambiental y favorecer la autorización de actividades mineras o agrícolas en áreas protegidas.

 

Congresistas presentan moción para destituir a presidente de Perú

Congresistas de tres partidos derechistas presentaron este jueves ante el Parlamento un pedido de destitución para remover del cargo al presidente izquierdista Pedro Castillo, quien tiene apenas cuatro meses en el poder, alegando su supuesta "incapacidad moral" para ejercer sus funciones.


Fuente: AFP

Con 28 firmas, dos más que las exigidas para iniciar el trámite ante el pleno del Congreso, la moción de "vacancia" fue presentada por congresistas de los partidos Avanza País, Fuerza Popular y Renovación Popular, que representan a un tercio del Parlamento.

Pero su admisión a debate en el pleno no está garantizada pues este paso requiere el 40% de votos a favor entre los legisladores asistentes. Y para remover a un presidente se necesitan 87 votos del total de 130 congresistas.

"Declárase la permanente incapacidad moral del Presidente de la República, ciudadano José Pedro Castillo Terrones, según lo establecido en el inciso 2 del artículo 113 de la Constitución política del Perú", dice el texto de la moción que difundió la prensa y redes sociales.

Castillo, por su parte, manifestó sentirse "tranquilo" tras la presentación del pedido de vacancia en el Parlamento.

"A mí no me preocupan los ruidos políticos, porque a mí me ha elegido el pueblo, no me ha elegido la mafia ni los corruptos. Por eso me debo al pueblo. Estoy tranquilo", dijo el mandatario en la ciudad andina de Jauja (centro), donde llegó a inaugurar obras sociales.

La propuesta la impulsa la congresista Patricia Chirinos, de Avanza País, organización que abanderó al economista Hernando De Soto como candidato presidencial en los comicios de este año.

El Parlamento unicameral peruano es dominado por una oposición de derechas, mientras el oficialista partido Perú Libre (marxista) es la primera minoría con 37 votos.

La líder opositora y excandidata presidencial Keiko Fujimori había anunciado el viernes pasado que su partido, Fuerza Popular, segunda bancada del Congreso (24 votos), apoyará el pedido de destitución.

"En Fuerza Popular creemos que este gobierno viene demostrando una permanente incapacidad para conducir el país", había dicho entonces Fujimori en Twitter.

El ultraderechista Renovación Popular también respalda la destitución, para lo cual ha convocado una marcha este sábado.

La posible destitución de Castillo ronda en el aire desde el día siguiente de su elección, cuando los partidos de derecha denunciaron fraude a pesar del aval dado a los resultados por las autoridades electorales y los observadores de la OEA y la Unión Europea.

Castillo, quien asumió la presidencia el pasado 28 de julio y cuyo mandato finaliza en julio de 2026, es objeto de críticas por su falta de rumbo y constantes crisis ministeriales. En menos de 120 días de gestión ha cambiado a una docena de ministros y enfrenta divisiones en la coalición que lo respalda.

La desaprobación presidencial llegó a 57%, según un sondeo de Ipsos difundido el 14 de noviembre.

En noviembre de 2020 el presidente Martín Vizcarra fue despojado del poder en un proceso exprés en el Congreso. Y en marzo de 2018, Pedro Pablo Kuczysnki renunció a la presidencia en vísperas de un segundo intento de destitución.

 

Portugal vuelve a imponer restricciones para frenar el COVID-19

Portugal, un país con uno de los índices de vacunación anticovid más altos del mundo, anunció este jueves medidas para frenar el aumento de contagios por covid-19, incluyendo una semana de restricciones tras las fiestas de fin de año.


Fuente: AFP

"Estamos viendo un empeoramiento de la situación sanitaria", declaró el primer ministro, António Costa, durante una rueda de prensa tras un consejo de ministros.

"Es el momento adecuado para adoptar nuevas medidas" porque "entramos en una fase de riesgo elevado", subrayó.

A partir del 1 de diciembre, el gobierno recomienda teletrabajar, la mascarilla volverá a ser obligatoria en interiores y el pase sanitario será exigido en restaurantes y hoteles.

Además, se exigirá una prueba negativa al covid para asistir a eventos culturales o deportivos, visitar residencias de ancianos, o acudir a bares y discotecas.

En cuanto a los viajes, se exigirá un resultado negativo para todos los vuelos con destino Portugal.

Tras las fiestas de fin de año, del 2 al 9 de enero, el teletrabajo se volverá obligatorio, las vacaciones en las escuelas serán prolongadas y bares y discotecas deberán cerrar.

A pesar de tener al 87% de su población totalmente vacunada, Portugal está experimentando un fuerte aumento de infecciones de covid-19.

El jueves, el país registró 3.150 nuevos casos en 24 horas, según el último informe de las autoridades sanitarias, el nivel más alto en casi cuatro meses.

 

El Gobierno brasileño rechaza cualquier restricción a extranjeros por la pandemia

El ministro brasileño de Turismo, Gilson Machado, dijo este jueves que el Gobierno de Brasil rechaza cualquier restricción a la entrada de turistas extranjeros pese a la pandemia del covid-19, pero que acatará lo que las autoridades sanitarias decidan sobre la exigencia del certificado de vacunación.


Fuente: EFE

Machado dijo igualmente que el Gobierno federal defiende la inmediata reactivación del turismo y de los eventos turísticos, como el carnaval, pero que está de manos atadas si los diferentes gobiernos regionales o municipales deciden cancelar sus fiestas carnavalescas, como lo han anunciado ya unas 60 ciudades.

"El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro no trabaja con ningún tipo de restricción a las libertades individuales, principalmente a los propios brasileños dentro de Brasil", afirmó el ministro en una rueda de prensa virtual a corresponsales extranjeros en el país, entre los cuales la agencia Efe.

Al ser interrogado sobre si el Gobierno le exigirá certificado de vacunación a los turistas extranjeros que quieran ingresar al país, el ministro aclaró que Bolsonaro es contrario a las restricciones pero que escuchará lo que tenga a decir la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador).

"La orientación del presidente es que se escuche a la Anvisa, pero la decisión final será de los gobernadores o de los alcaldes. Ellos pueden imponer esas restricciones incluso contra la voluntad del Gobierno federal", afirmó.

BOLSONARO PIDE APERTURA DE FRONTERAS SIN RESTRICCIONES

El líder de la negacionista ultraderechista brasileña, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, ha pedido a Anvisa que autorice la apertura de las fronteras terrestres, cerradas desde el año pasado por causa de la pandemia, y que retire las restricciones a los extranjeros en los aeropuertos.

El jefe de Estado alega que la flexibilización es necesaria para reactivar el turismo, uno de los sectores más castigados por las medidas restrictivas impuestas para frenar la pandemia.

Brasil es el segundo país con más víctimas por covid en el mundo, con 613.000 muertes, y el tercero con más contagios, con 22 millones, pero el avance de la campaña de vacunación hizo con que los números de óbitos e infecciones cayeran a los niveles de mayo del año pasado, cuando la pandemia estaba en sus primeras semanas.

Gobernadores y alcaldes quieren liberar el carnaval pero temen que la aglomeración generada por las fiestas y la llegada de turistas en los que la pandemia sigue sin control pueda provocar una nueva ola en el país o introducir nuevas mutaciones.

Machado rechazó incluso la decisión de Anvisa que exige que los turistas extranjeros que quieran ingresar a Brasil presenten resultado negativo para el examen de diagnóstico de covid por PCR.

"Esa exigencia del PCR es una barrera muy grande para el turismo en Brasil. Si un visitante tiene que pagar un alto costo por el examen que se le exige para entrar al país y tiene que volver a hacerlo cuanto quiera regresar a su país terminará pagando casi el mismo precio que el pasaje", afirmó.

El ministro alegó que, pese a rechazar las restricciones, el Gobierno no puede impedir que estados y municipios las impongan debido a que la Corte Suprema determinó que las medidas sanitarias para enfrentar la covid son de responsabilidad de gobiernos regionales y municipales.

"El carnaval dependerá de la voluntad de cada gobernador o de cada alcalde, pero me gustaría saber cuál será el argumento de los que quieren liberar el carnaval pero aún tienen cerradas las iglesias", agregó.

Al menos 60 ciudades de los estados de Sao Paulo, Minas Gerais y Paraíba ya anunciaron la cancelación de las fiestas, pero Río de Janeiro, Salvador y Recife, que ofrecen los carnavales más famosos y multitudinarios, las confirmaron. EFE