Brasil bordea los 1,9 millones de casos y supera 72.000 víctimas por COVID-19

Brasil bordea los 1,9 millones de casos de coronavirus con 24.831 nuevos contagios en las últimas 24 horas y el número de víctimas continúa creciendo en el país, con más de 72.000 muertos, informó este domingo el Gobierno.


Fuente: EFE

Durante el último día fueron notificados 631 nuevos fallecimientos por COVID-19, con lo que el balance actual suma 72.100 víctimas por la pandemia.

Con el registro de 631 óbitos en las últimas 24 horas, Brasil rompió una secuencia de cinco días consecutivos con más de mil víctimas mortales diarias por COVID-19.

Los fines de semana las cifras suelen presentar un importante descenso debido a la menor actividad de los órganos públicos para contar los datos que reciben de cada uno de los 27 estados brasileños.

No obstante el promedio de muertes diarias durante la última semana sigue sobrepasando el millar diario.

Según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud el número de infectados en el gigante sudamericano ya alcanzó los 1,864.681 millones de casos y de ese total 1.123.204, ya se recuperó.

No obstante, otros 669.377 pacientes todavía están bajo acompañamiento y 4.063 muertes sospechosas continúan en investigación.

Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, apenas por detrás de Estados Unidos, y continúa posicionándose como uno de los focos globales de la pandemia y el principal epicentro de COVID-19 en Latinoamérica.

Aunque los epicentros de la pandemia continúan ubicándose en Sao Paulo -la región más poblada de Brasil con 46 millones de habitantes- y Río de Janeiro -la tercera más populosa del país con 17 millones de habitantes- otras regiones del sudeste, el centro oeste y el sur del país han registrado una notable escalada en los contagios y las víctimas por la pandemia en los últimos días.

Brasilia (centro oeste), la capital del país, es ahora una de las ciudades más afectadas por el patógeno, un hecho que los especialistas atribuyen a una precipitada desescalada en la ciudad.

Los contagios en la ciudad se han acelerado un 60 % en los últimos días, donde los casos confirmados pasan de 70.000 y las víctimas por COVID-19 suman 902.

Otro de los estados donde el virus avanza con fuerza es Minas Gerais (sudeste), donde han sido contabilizados cerca de 76.000 casos y de 1.600 decesos, un 57 % más de las cifras registradas la semana anterior.

Pese a que Sao Paulo concentra el mayor número de casos y muertes por COVID-19 (371.997 y 17.848, respectivamente), la pandemia se ha ido estabilizando en el estado más poblado del país y la desescalada en varios de los municipios, incluida la capital homónima, continúa progresivamente.

Desde comienzos de julio el Gobierno regional comenzó a reactivar su economía autorizando el funcionamiento de comercios, restaurantes y bares, y a ello se ha sumado la extensión de horarios para centros comerciales a partir de este fin de semana.

La capital paulista, la ciudad más populosa de Brasil con 12 millones de habitantes, tiene previsto reabrir este lunes los parques y gimnasios de la ciudad.

 

Viróloga china que huyó a EE.UU. asegura que su país mintió sobre el COVID-19

La viróloga china Li-Meng Yan, que huyó en abril a EE.UU., asegura que su país mintió sobre el coronavirus y ya en diciembre pasado sabía sobre la facilidad con la que el COVID-19 se transmite entre humanos.


Fuente: EFE

Yan hizo esas declaraciones en una entrevista el viernes con la cadena conservadora Fox y de la que se han hecho eco números medios locales hasta hoy.

La viróloga, que trabajaba en la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, afirmó que el Gobierno chino sabía del peligro que suponía el SARS-CoV-2 antes de que el 31 de diciembre informara a la Organización Mundial de la Salud (OMS) del brote en la región china de Wuhan.

Además, Yan relata que ella comenzó a estudiar el virus en diciembre desde Hong Kong y estuvo en contacto con otros virólogos que estaban en china continental y tenían más información del virus.

Supuestamente averiguó que el virus se estaba transmitiendo muy rápido entre personas, algo que todavía se desconocía, e informó de sus hallazgos al doctor Leo Poon, un presunto contratista de la OMS que ocultó su investigación y le pidió que guardara silencio, dejando entrever que podría perder la vida.

"Él me pidió que guardara silencio y que tuviera cuidado. Que no tocara la línea roja, es decir, que no fuera contra los procedimientos del Gobierno de China y que no contradijera sus principios. Si no, me metería en problemas y podría 'desaparecer'", dijo Yan a Fox.

La viróloga acusa a la OMS de "corrupción" y complicidad con el Gobierno de China, una hipótesis que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha abanderado desde el inicio de la pandemia.

La OMS negó las acusaciones de la viróloga y dijo a Fox que "mucha gente trabaja para ellos como consultores" pero no tienen datos que acrediten que Yan, como ella afirma, trabajara para un laboratorio de referencia de la organización especializado en virus y pandemias.

La OMS dijo a Fox que tampoco tiene en sus archivos datos sobre Poon, el supervisor de Yan.

Desde el inicio de la pandemia, 12,7 millones de personas se han contagiado en todo el mundo y más de 565.700 han perdido la vida, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins en EE.UU.

 

China tiene 7 nuevos casos de coronavirus procedentes del exterior

La Comisión Nacional de Sanidad de China anunció hoy que el país asiático detectó 7 nuevos positivos del coronavirus SARS-CoV-2. Todos ellos en viajeros procedentes del extranjero, los conocidos como casos "importados", y ningún fallecimiento.


Fuente: EFE

Cuatro de los contagios se diagnosticaron en la ciudad septentrional de Tianjin, dos en la de Shanghái (este) y 1 en la provincia de Zhejiang (sureste).

Se trata del sexto día consecutivo sin contagios por transmisión local en China, después de que el pasado martes las autoridades sanitarias anunciaran que Pekín no había registrado ningún nuevo positivo por primera vez desde se detectó un rebrote a principios de junio en un mercado mayorista de la capital.

Los 7 casos totales anunciados hoy mantienen la tendencia a la baja, por debajo de la decena, de los últimos días: el viernes se detectaron 2, el jueves, 4, el miércoles, 9 casos y el martes, 7.

Asimismo, las autoridades sanitarias detallaron que, hasta la pasada medianoche local (16.00 hora GMT del sábado), se dio de alta a 11 pacientes.

De este modo, el número total de infectados activos en China es de 326, 3 de los cuales están graves.

La Comisión Nacional de Sanidad no anunció nuevos fallecimientos por la COVID-19, por lo que la cifra se mantuvo en 4.634, entre los 83.594 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, y de los que 78.634 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 766.329 contactos cercanos con infectados, de los cuales 3.739 continúan en observación, y de ellos 7 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 5 nuevos casos en este último informe, lo que deja el total de personas en esas circunstancias bajo observación en 112.

En la región semiautónoma de Hong Kong se han registrado hasta el momento 1.431 contagios que produjeron siete fallecimientos, mientras que en Taiwán se han contabilizado 451 casos que han causado siete muertes.

Hong Kong registró el sábado al menos 29 nuevos casos en medio de una tercera oleada de contagios que las autoridades sanitarias calificaron de "la más peligrosa" desde que se detectaron cientos de positivos en marzo.

Ante estos datos, el Gobierno de Hong Kong decidió el jueves retomar ciertas restricciones, como la limitación de aforo en bares y restaurantes a partir de este sábado, y desde el próximo lunes quedarán suspendidas las clases en guarderías y en centros de educación primaria y secundaria.

 

Investigó la verdad del coronavirus y debió ir a Estados Unidos para salvaguardar su vida

La viróloga china Li Meng Yan, en una entrevista con una cadena televisiva contó que planeó su escape de China al darse cuenta que investigar el origen y la verdad del covid-19 la llevarían a enfrentar al poder en su país.

Li Meng Yan debió salir de su natal China con destino a Estados Unidos, luego de que contactara con un bloguero residente allí.

Ello ocurrió el 28 de abril, tras haber avanzado en la investigación de cómo se dio el coronavirus en el mundo, del que asegura que se sabía mucho antes de los primeros casos.

Meng Yan contó que el gobierno chino estaba ya en conocimiento con mucho tiempo de anticipación de la existencia de la enfermedad, pero no actuaron debidamente, lo que impidióo que se salvaran más vidas.

Ante su preocupación y curiosidad por querer llegar a la verdad, Li Meng Yan empezó una serie de investigaciones que en China no lo vieron con buenos ojos, al punto de iniciar una persecución para que desistiera de ello.

La disposición del gobierno de China fue impedir que se analizara a la enfermedad, incluyendo a expertos extranjeros. El 31 de diciembre pasado tomó conocimiento de que la enfermedad era transmisible de persona a persona.

A la fecha de hoy, más de once millones de personas se contagiaron de coronavirus y se perdieron aproximadamente 600.000 vidas humanas.

Recordó que cuando comenzó a indagar sobre la enfermedad, a Meng Yan le dijeron que no se sabía nada, pero que era obligatorio el uso de las mascarillas.

Afirma que de haber seguido en su país, a estas alturas ella habría sido víctima de algún ataque y probablemente dada muerta.