Brasil doblará número de voluntarios en tercera fase de la vacuna de Oxford

Brasilia.- Brasil duplicará, hasta 10.000, el número de voluntarios en la tercera fase de las pruebas clínicas de la vacuna desarrollada por el laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, según informó este martes el regulador sanitario brasileño.


Fuente: EFE

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil señaló en un comunicado que, a pedido del laboratorio responsable de los estudios, ha autorizado la "inclusión de nuevos voluntarios", que pasarán de 5.000 a 10.000.

Asimismo, el órgano regulador autorizó "la ampliación del rango de edad de test de la vacuna para participantes mayores de 69 años y la inclusión de dos nuevos estados en las pruebas de Oxford: Río Grande do Norte (nordeste) y Río Grande do Sul (sur)", fronterizo con Argentina y Uruguay.

Los test serán realizados en el Centro de Pesquisas Clínicas de Natal, capital de Río Grande do Norte, y en las universidades federales de Santa María (UFSM), en la ciudad homónima, y Río Grande do Sul (UFRGS), en Porto Alegre.

Las pruebas de la vacuna británica fueron retomadas el lunes después de estar suspendidas durante una semana en el Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica, países donde se llevan a cabo, debido a las complicaciones presentadas por uno de los voluntarios.

CAMBIOS EN EL PROTOCOLO

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus, al lado de Estados Unidos e India, con más de 4,3 millones de casos confirmados y 132.000 muertos, según el último balance oficial, divulgado el lunes por el Ministerio de Salud.

La Anvisa indicó que, en las iniciativas inmunológicas, "las solicitudes de ampliación de voluntarios y otros cambios en pruebas clínicas son comunes".

Estos cambios "están relacionados al objetivo de la investigación, que es producir datos sólidos sobre el desempeño de cada producto y conocer mejor sus efectos en diferentes grupos poblacionales", resaltó.

La semana pasada, apuntó el órgano regulador, fue incluido un nuevo local de fabricación para la vacuna del consorcio BioNTech (Alemania) y Wyeth/Pfizer (Estados Unidos), que cuenta con 1.000 voluntarios.

OTRAS VACUNAS

Además de la vacuna británica y la del consorcio germano-estadounidense, la Anvisa ha autorizado pruebas clínicas en voluntarios de otras dos: la desarrollada por la multinacional estadounidense Johnson & Johnson (7.000 voluntarios) y la Coronavac, del laboratorio chino Sinovac (9.000).

Con los nuevos 5.000 voluntarios anunciados este martes, en total participarán del desarrollo de las cuatro vacunas 27.000 personas.

Otra vacuna, la única de origen sintético y que está siendo desarrollada por la farmacéutica estadounidense Covaxx y la red de laboratorios clínicos brasileños Dasa, espera la autorización para ser probada también en Brasil.

La Anvisa aclaró también que la vacuna rusa Sputnik V, por ser desarrollada totalmente fuera del país, no tendrá voluntarios y su autorización de comercialización se dará con el "registro" que se otorgará "después de cumplir con todas las exigencias".

No obstante, la Anvisa ha realizado "reuniones de carácter preliminar y anticipando una posible demanda futura" con el gobierno regional del estado de Paraná (sur), fronterizo con Argentina y Paraguay, que estableció un acuerdo con las autoridades sanitarias rusas para la comercialización del antivirus.

El estado de Bahía (nordeste) también tiene un acuerdo con Rusia para comercializar 50 millones de dosis de esa vacuna, contemplando una futura producción de la misma, y otro similar con la estatal china Sinopharm para probar dos antivirus de ese laboratorio que están siendo desarrollados en Pekín y Wuhan.

 

Brasil vuelve a superar las mil muertes diarias por COVID-19

Brasil volvió a reportar más de 1.000 fallecidos por COVID-19 en un solo día después de cinco jornadas por debajo de esa cifra, con lo que el balance total de decesos se ubica ahora en los 133.119, informó este martes el Gobierno.


Fuente: EFE

El boletín del Ministerio de Salud reportó 1.113 nuevos decesos en las últimas 24 horas, tres veces más que los registrados la víspera, e investiga además otras 2.445 muertes que también podrían estar relacionadas con el nuevo coronavirus.

La última vez que Brasil, que cuenta con una población de unos 212 millones de habitantes, superó la barrera del millar diario de fallecidos fue el pasado 9 de septiembre, cuando registró 1.075.

Los días siguientes estuvo por debajo con incrementos diarios de del orden de 983, 874, 814, 415 y 381, aunque durante los fines de semana las cifras suelen ser históricamente más bajas debido a la menor actividad de los laboratorios y los órganos oficiales.

Las autoridades sanitarias también notificaron 36.653 nuevos casos confirmados de COVID-19 para llegar a un total de 4.382.263.

Brasil es uno de los países más azotados por la crisis sanitaria, pues ocupa el segundo lugar en número de óbitos, solo por detrás de Estados Unidos, y el tercero en número de infectados, superado recientemente por India.

La tasa de mortalidad de la enfermedad en el país sigue escalando y alcanza ya los 63,3 decesos por cada 100.000 habitantes, mientras que la tasa de incidencia es de 2.085,3 contagios por cada 100.000 habitantes.

El número de pacientes recuperados subió hasta los 3.671.128, lo cual significa casi el 84 % del total de infectados, mientras que otras 578.016 personas aún continúan bajo cuidados médicos.

No obstante, a pesar del mal dato de este martes, la pandemia comienza a dar señales de desaceleración en Brasil, que registró su primer caso el pasado 26 de febrero y llegó a tener una media diaria de fallecidos por encima del millar durante varias semanas de los meses de mayo, junio y julio.

Según el último informe del Imperial College de Londres, la tasa media de contagio del nuevo coronavirus en el país suramericano fue, la semana pasada, la más baja desde abril con un índice de 0,90, es decir, por debajo de uno, que es cuando se considera un índice de transmisión relativamente bajo.

Esos datos refuerzan una tendencia de estabilización de la pandemia en Brasil que empezó en agosto y se ha mantenido hasta la fecha, mientras los municipios y los estados brasileños siguen avanzando en sus planes de reapertura gradual de las actividades económicas.

 

Laboratorista china reafirma que su país "creó" la covid-19

Una viróloga china afirma que el covid-19 es producción de científicos en un laboratorio. Está segura de que las características del virus no coinciden con los virus del reino animal.

Eso en relación a que en principio se manejó la información de que el coronavirus que hoy pegó a más de treinta millones de seres humanos provino de los murciélagos.

Li-Meng Yan es la viróloga que en su momento debió escapar de China y pedir asilo en Estados Unidos, a consecuencia de la persecución de la que afirma ser víctima por ventilar detalles ocultos acerca de la enfermedad.

Si bien varias comunidades científicas sostienen que el covid-19 proviene del reino animal, Li-Meng Yan asegura categóricamente que no y que esa tesis carece de sustento.

La experta explica que se "fabricó" la enfermedad y se puede corroborar observando la alta eficiencia de la unión del receptor ACE2 de las células humanas a través de una proteína vírica.

Li-Meng Yan huyó de China a Estados Unidos en abril, tras acusar al gobierno de su país de ocultar datos precisos sobre el origen de la enfermedad, cuyo epicentro estuvo en Wuhan.

 

FARC pide perdón a las víctimas por los secuestros cometidos como guerrilla

La desmovilizada guerrilla de las FARC, convertida en partido político, pidió "perdón público" a las víctimas y a los familiares de las personas que secuestró y aseguró que se arrepienten del dolor causado.


Fuente: EFE

"Hoy, 14 de septiembre de 2020, reunidos quienes conformamos el antiguo Secretariado de las FARC-EP y quienes firmamos en 2016 el acuerdo de paz, estamos aquí para, desde lo más profundo de nuestro corazón, pedirle perdón público a todas nuestras víctimas de secuestro y a sus familias", dice una declaración firmada por ocho antiguos miembros del secretariado de las FARC, entre ellos Rodrigo Londoño, su último jefe.

El documento agrega que "después de haber silenciado para siempre nuestros fusiles; en el sosiego de la vida civil que nos ha permitido la reflexión profunda sobre la guerra en la que participamos y fuimos protagonistas por más de 50 años, queremos decirles que el secuestro fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos".

El documento lleva además las firmas del actual senador por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) Julián Gallo, de Jaime Alberto Parra, Pastor Lisandro Alape Lascarro, Pablo Catatumbo Torres, Milton de Jesús Toncel Redondo, Juan Emilio Cabrera y Rodrigo Granda.

Los firmantes señalan que entienden el dolor causado a las familias "que vivieron un infierno esperando tener noticias de sus seres queridos, imaginando si estarían sanos y en qué condiciones estarían siendo sometidos a seguir la vida".

HERIDA PROFUNDA EN LA SOCIEDAD

Los miembros de la FARC reconocen que el secuestro "sólo dejó una profunda herida en el alma de los afectados e hirió de muerte nuestra legitimidad y credibilidad".

Igualmente dicen sentir "vergüenza" por no haber escuchado al niño Andrés Felipe Pérez, quien murió a causa de un cáncer en 2001 sin poder reunirse con su padre, el cabo de la Policía José Norberto Pérez, quien estaba secuestrado por la entonces guerrilla de las FARC, pese a que el menor les imploró varias que le permitieran verlo.

"Sentimos como una daga en el corazón la vergüenza que nos produce no haber escuchado el clamor de Andrés Felipe Pérez, quien murió esperando reencontrarse con su padre. No podemos devolverles el tiempo arrebatado para evitar el dolor y las humillaciones que les causamos a todos los secuestrados", añade el texto.

El documento añade que reiteran el compromiso de responder a la Justicia a "dar las explicaciones de los porqué y los cómo" ocurrieron los secuestros.

También dicen estar comprometidos "con la sociedad colombiana, que hoy más que nunca reclama justicia y verdad por tanta violencia, a invertir cada día del resto de nuestras vidas en recomponer el mapa de los desaparecidos y buscar sus restos para entregarlos a sus seres queridos".

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), encargada de juzgar los crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado en Colombia, abrió en 2018 el llamado "Caso 01", sobre los secuestros cometidos por la antigua guerrilla y como parte de ese proceso sus líderes presentaron el año pasado una "versión colectiva escrita" de lo sucedido.

No se sabe cuántas personas fueron secuestradas durante décadas por las FARC, pero con motivo de las audiencias del "Caso 01", la Procuraduría General (Ministerio Público) divulgó un informe según el cual al menos 522 personas murieron estando cautivas por esa guerrilla.