Brasil supera los 23 millones de casos de COVID-19 en un día de cifras a la baja

Brasil superó este domingo los 23 millones de contagios de COVID-19, de los que registró en las últimas 24 horas 24.934 nuevos casos y 74 fallecimientos, con una reducción a la mitad de muertes e infecciones pero con problemas todavía para la compilación de datos, según las cifras oficiales.

Desde el inicio de la pandemia, en febrero de 2020, el país suma ahora 23.000.657 casos confirmados y totaliza 621.045 muertes, según el boletín epidemiológico del Consejo Nacional de Secretarias de Salud (Conass).

El número de infecciones se redujo este domingo en un 48,6 % sobre las que se presentaron el sábado (48.520), mientras que el de muertes tuvo un descenso del 57,7 % frente a los 175 fallecimientos reportados la víspera.

Sin embargo, la recopilación da datos por parte del Sistema Único de Salud (SUS) viene sufriendo problemas todavía como consecuencia de los ataques cibernéticos realizados por “hackers” (piratas informáticos) a finales del año paso a la plataforma del Ministerio de Salud.

Además, los fines de semana las cifras suelen ser bajas por la falta de personal en algunos municipios remotos que solo consiguen consolidar los datos el lunes o martes siguiente.

En la nación de 213 millones de habitantes se han recuperado unos 21,7 millones pacientes, lo que supone el 94,8 % del total de infectados.

Brasil, uno de los tres países más afectado por la pandemia en números absolutos junto a Estados Unidos e India, registra una tasa de mortalidad de 295,5 decesos por cada 100.000 habitantes -la misma del sábado- y una incidencia de 10.945 personas infectadas en la misma proporción.

El promedio de casos en la última semana contabilizado por el Conass se situó este domingo en los 68.107 contagios diarios, un ligero 0,11 % menos frente al del sábado, pero sigue en avanzada en comparación con los números de diciembre, que eran los más bajos de los últimos 20 meses.

El número promedio de muertes diarias en la última semana se ubicó este domingo en los 152 fallecimientos, también con un moderado avance del 2,7 % frente al que se tenía el sábado (148) y manteniéndose entre las cifras más bajas de la pandemia.

Con la variante ómicron como predominante, Brasil -según un ajuste de los datos del Ministerio de Salud en este domingo- ha conseguido suministrar 337,7 millones de vacunas anticovid e inmunizar con ciclo completo de dos dosis o con aplicación única al 69,2 % de sus habitantes.

Para este lunes está previsto el comienzo oficial de la vacunación de menores entre 5 y 11 años en Sao Paulo y Río de Janeiro -las 2 mayores ciudades-, que fue iniciada de manera protocolaria en algunas regiones el viernes.

El país, además, tiene problemas para el diagnóstico debido a la falta de pruebas de laboratorio y se espera que esta semana el Ministerio de Salud resuelva la situación con la compra de nuevos test clínicos.

Italia registra un aumento de vacunaciones tras la obligatoriedad

Italia registró un fuerte aumento del suministro de las primeras dosis de la vacuna contra el coronavirus y se ha llegado a las 685.000 inoculaciones desde el pasado día 7 tras establecerse la obligatoriedad de vacunarse para los mayores de 50 años, informó el ministerio de Sanidad.

Este sábado, además, se marcó el récord de 92.000 administraciones de primeras dosis a los mayores de 12 años, mientras que habían sido 82.000 el 8 de enero, el día que la obligación de vacunarse para los mayores de 50 años aprobada por el Gobierno italiano entró en vigor y la media es de es de unas 76.000 diarias.

En total se han administrado casi 120 millones de dosis desde el comienzo de la campaña y 49.095.966 de italianos mayores de 12 años han recibido una dosis o se han recuperado de la enfermedad, un 87 % y 46.867.461 italianos mayores de 12 años, un 86,68 % de la población, han completado el ciclo de vacunación y 26.626.304 han recibido la dosis de recuerdo.

Mientras, avanza con lentitud la campaña de vacunación en la franja de edad entre los 5 y los 11 años y un mes después de su apertura se han vacunado con una dosis el 22 por ciento, un total de 804.000 niños.

El viceministro italiano de Sanidad, Pierpaolo Sileri, advirtió hoy de que el coronavirus “no se ha convertido en una gripe común y que sus consecuencias para quienes no están inmunizados, aunque sean jóvenes y con buena salud, pueden ser muy graves”.

Por su parte, el coordinador de la Comité Científico Técnico constituido para la pandemia, Francesco Locatelli , explicó que aunque “estamos en una situación delicada” se observan evidencias de una clara desaceleración de la curva”.

“Señales alentadoras” en el Reino Unido para levantar restricciones por covid

Existen "señales alentadoras" para levantar las restricciones por covid a fin de mes en Inglaterra, indicó este domingo Oliver Dowden, integrante del gobierno del primer ministro británico Boris Johnson.

Refiriéndose a estas restricciones ante cámaras de la cadena SkyNews, destacó el teletrabajo y la implantación del pasaporte sanitario en ciertos lugares, Dowden, ministro sin cartera en el gobierno, subrayó la “carga que éstas imponen a la industria hotelera y de la gastronomía, economía, escuelas, etc., y quiero que nos la quitemos de encima si fuera posible”.

“Las señales son alentadoras pero, por supuesto, esperaremos a ver los datos antes de tomar la decisión final”, añadió Dowden, quien también es el presidente del Partido Conservador.

Estas restricciones, impuestas el mes pasado, serán revisadas el 26 de enero.

De acuerdo a los medios de comunicación, su flexibilización sería parte de una estrategia de Boris Johnson para superar el escándalo provocado por las fiestas realizadas en Downing Street en pleno confinamiento, por lo que el líder conservador brega para mantenerse en el poder.

En el Reino Unido, cada uno de los países que lo integran decide sus propias medidas sanitarias.

La vacunación anticovid será obligatoria en Austria a partir de febrero

Austria se convertirá a principios de febrero en el primer país de Europa en hacer obligatoria la vacunación contra el coronavirus, bajo pena de elevadas multas, dijo el canciller austriaco.

“Como estaba previsto, vamos a hacer que la vacunación sea obligatoria a principios de febrero” para los adultos, indicó en rueda de prensa el conservador Karl Nehammer, al frente del país con los ecologistas.

Durante toda la semana, la cuestión ha sido objeto de encendidos debates en el Parlamento pero también entre la población.

El tema divide profundamente al país, donde cerca de 71,5% de las personas cuentan con la pauta completa de vacunación, una cifra baja en comparación a otros países occidentales.

“Es un proyecto sensible” pero “conforme a la Constitución”, insistió Nehammer. Está prevista una “fase de adaptación” para los más reticentes al pinchazo “hasta mediados de marzo”, agregó.

“Después, se efectuarán controles” y no estar vacunado constituirá un “delito” con “sanciones” financieras de entre 600 y 3.600 euros (685 y 4.100 dólares), en caso de persistir.

El sábado, unas 27.000 personas se manifestaron en la capital austriaca contra la medida, alegando que va contra las libertades individuales.

El gobierno austriaco dispone de una amplia mayoría en el Parlamento: además de los conservadores y los ecologistas, los líderes de los partidos socialdemócrata y liberal apoyan el texto. Solo la extrema derecha se opone.