“Buitres” revolotean sobre la cabeza del "Hombre más Poderoso del Mundo"

Fracasó hoy una tentativa de iniciar un juicio político contra el presidente estadounidense.

Washington, 6 dic (EFE). La Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó hoy el primer intento formal de comenzar un juicio político contra el presidente del país, Donald Trump, en una votación que, no obstante, evidenció el creciente apoyo del ala más progresista para intentar sacar al magnate de la Casa Blanca.

Con 364 votos en contra y 58 a favor, los legisladores presentaron una resolución de destitución encabezada por el demócrata Al Green (Texas), rechazada por todos los republicanos y la gran mayoría de los demócratas, más cuatro abstenciones por parte de estos últimos.

A pesar de las objeciones de su liderazgo, 58 demócratas votaron a favor de la resolución, una suma inesperadamente alta que representa casi un tercio del grupo parlamentario.

Los artículos de acusación argumentados por Green no alegan que Trump haya cometido un crimen específicamente pero sí que ha "traído el descrédito, el desprecio, el ridículo y la desgracia sobre la Presidencia", y ha sembrado "la discordia entre la gente de los Estados Unidos".

"Donald John Trump, al causar tal daño a la sociedad de los Estados Unidos, no es apto para ser presidente y eso garantiza el juicio político, el enjuiciamiento y la destitución", dijo Green en el pleno de la Cámara mientras exponía su postura.

"Ahora no es el momento de considerar los artículos de juicio político", aseguraron, por su parte la líder demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y su número dos, Steny Hoyer, en un comunicado conjunto.

La Casa Blanca rápidamente desestimó el esfuerzo, etiquetando a Green y sus aliados como "extremistas".

"Es decepcionante que los extremistas en el Congreso sigan negándose a aceptar la victoria decisiva del presidente en las elecciones del año pasado", dijo el portavoz Raj Shah en un comunicado.

"Su tiempo estaría mejor empleado en la reducción fiscal para las familias y los negocios estadounidenses, y trabajando para financiar nuestras tropas y veteranos durante las vacaciones, en lugar de amenazar con el cierre del Gobierno", agregó Shah en alusión a la falta de acuerdo para dotar de fondos al Gobierno federal, cuya fecha límite expira este viernes.

 

Trump rompe el consenso mundial al reconocer a Jerusalén como capital israelí

"He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. Otros presidentes prometieron hacerlo en su campaña electoral, pero nunca lo cumplieron. Hoy, yo lo cumplo", afirmó el "Hombre Más Poderoso del Mundo".

Washington, 6 dic (EFE). El presidente de EE.UU., Donald Trump, rompió hoy el consenso internacional sobre Jerusalén al reconocerla como capital de Israel y ordenar que se traslade allí la embajada estadounidense en el país, una postura que disparó la tensión en la región y comprometió el papel de Washington como mediador de paz.

En un discurso desde la Casa Blanca, Trump convirtió a Estados Unidos en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, y trató de suavizar el golpe que eso supone para los palestinos al declarar, por primera vez, su apoyo a una solución de dos Estados.

“He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. Otros presidentes prometieron hacerlo en su campaña electoral, pero nunca lo cumplieron. Hoy, yo lo cumplo”, afirmó Trump.

“Esto no es nada más ni nada menos que un reconocimiento de la realidad. Es, además, lo correcto, algo que tiene que hacerse”, añadió el mandatario.

Trump ordenó al Departamento de Estado que inicie los planes de construcción de una embajada en Jerusalén para trasladar allí la sede diplomática estadounidense en Israel, que ahora está en Tel Aviv; un proceso que, según la Casa Blanca, durará al menos tres o cuatro años.

“Cuando esté lista, nuestra nueva embajada será un magnífico tributo a la paz”, prometió Trump, poco antes de que su responsable de Exteriores, Rex Tillerson, confirmara en un comunicado que el Departamento de Estado comenzará “inmediatamente” el proceso.

Israel considera a Jerusalén su capital “eterna e indivisible”, pero la comunidad internacional considera la parte oriental territorio ocupado, reclamado por los palestinos como la capital de su futuro Estado independiente.

Ningún país tiene actualmente su embajada en Jerusalén, porque, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa.

La ruptura de Trump con ese consenso le generó críticas de la Unión Europea (UE), Rusia, China y Turquía, entre otros, y tanto el Gobierno jordano como el presidente palestino, Mahmud Abás, acusaron a Estados Unidos de violar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que en 1980 instó a retirar las embajadas de Jerusalén.

Trump quiso contener el impacto negativo de su decisión con dos afirmaciones: la primera, una promesa de que su anuncio no impedirá que las fronteras definitivas de Jerusalén puedan definirse mediante negociaciones de paz entre las partes.

“No estamos adoptando ninguna posición en ningún asunto sobre el estatus final (de las negociaciones), incluidas las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalén, o la resolución de las fronteras disputadas. Esas cuestiones deben resolverlas las partes implicadas”, matizó Trump.

El mandatario llamó “a todas las partes a mantener el statu quo en los lugares sagrados de Jerusalén, incluido el Monte del Templo” o Explanada de las Mezquitas, situado en la parte palestina.

En segundo lugar, Trump cambió la postura sobre el proceso de paz que había expresado en febrero, cuando dijo que podría aceptar una solución “de un Estado” al conflicto entre israelíes y palestinos.

“Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si eso es lo que acuerdan las dos partes”, garantizó hoy Trump.

El presidente insistió en que su decisión sobre Jerusalén “no pretende, de ninguna manera, reflejar una desviación del rotundo compromiso (de EE.UU.) a facilitar un acuerdo duradero de paz”, y dijo que hará “todo lo que esté” en su poder para contribuir a ello.

También llamó a “la calma y la moderación” en Oriente Medio, donde su anuncio ha generado protestas y temores de violencia.

A nivel interno de Estados Unidos, sin embargo, la medida generó las alabanzas de líderes republicanos como el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan; e incluso el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo a la revista conservadora “The Weekly Standard” que había recomendado a Trump que reconociera a Jerusalén.

Pese a ordenar el traslado de la embajada, Trump preveía firmar hoy un documento que explica al Congreso de EE.UU. que, de momento, la legación continuará en Tel Aviv, un trámite que el presidente estadounidense debe hacer cada seis meses en base a una ley de 1995 y que seguirá cumpliendo hasta que se construya la nueva sede.

 

Trump reconocerá Jerusalén como capital de Israel, pese a las advertencias

Donald Trump reconocerá este miércoles a Jerusalén como capital de Israel, pese al aluvión de advertencias sobre el riesgo de un estallido de violencia y la reacción de los países musulmanes que hicieron del estatuto de la Ciudad Santa su "causa común".


Fuente: AFP

"No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado" en torno a Jerusalén, dijo el papa Francisco durante su audiencia semanal. "Hago un llamamiento desesperado para que todos se comprometan a respetar el statu quo de la ciudad, en conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas", agregó.

La voz del papa fue solo una de las que se alzaron el miércoles para alertar sobre las posibles consecuencias de un cambio de estatuto de esta ciudad, que además de albergar los lugares santos de las tres grandes religiones monoteístas -incluido el Santo Sepulcro- es un polvorín diplomático.

En una intervención prevista para las 18H00 GMT en la Casa Blanca, Trump debe romper con décadas de diplomacia estadounidense e internacional y reconocer Jerusalén como capital de Israel.

A diferencia de otros presidentes estadounidenses que habían hecho la misma promesa, cumplirá así una de sus compromisos electorales, con el "reconocimiento de una realidad" histórica y contemporánea, afirmó un responsable estadounidense que pidió mantener el anonimato.

Retrasar este reconocimiento "no ha contribuido en nada, durante más de dos décadas, a alcanzar la paz", defendió.

- Cuestión pasional -

El presidente estadounidense ordenará también que se prepare el traslado de la embajada de su país de Tel Aviv a la Ciudad Santa. No fijará sin embargo un calendario para esta mudanza, que podría tardar "años".

En un esfuerzo aparente por calmar a los palestinos, Trump está dispuesto a respaldar "una solución de dos Estados" sin imponer nada a nadie, afirmó este responsable. Hasta ahora, para gran frustración de los palestinos, había evitado adherir a la idea de un estado palestino independiente, la solución privilegiada por la comunidad internacional.

Trump "está muy comprometido a favor del proceso de paz en Oriente Medio", aseguró este miércoles el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, en la sede de la OTAN en Bruselas. "Seguimos creyendo que existe una muy buena oportunidad de hacer la paz y el presidente tiene un equipo que está totalmente dedicado a eso", insistió.

Los expertos coinciden en señalar que las decisiones de Trump deberían tener un impacto diplomático limitado y que solo conciernen a Estados Unidos. Pero la cuestión de Jerusalén y en particular de sus lugares santos es profundamente pasional.

Cualquier reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es un casus belli para los dirigentes palestinos, que reivindican Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel, como la capital del Estado al que aspiran.

Los grupos palestinos convocaron manifestaciones a partir de este miércoles.

La comunidad internacional nunca reconoció a Jerusalén como capital de Israel y considera Jerusalén Este como un territorio ocupado. Israel por su parte proclama todo Jerusalén, Oeste y Este, como su capital "eterna e indivisible".

La ONU repitió este miércoles que el estatuto de la ciudad debe ser negociado entre israelíes y palestinos.

- 'Incendio' regional -

Todo el mundo esperaba su reacción, sin embargo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu no hizo ninguna referencia al tema durante una conferencia pronunciada este miércoles en Jerusalén.

Según los medios israelíes, Netanyahu, considerado el jefe de gobierno más conservador en la historia de Israel, ordenó discreción a sus ministros para no atizar las tensiones.

Este anuncio suscitó una multitud de advertencias contra la reacción de la calle en los territorios palestinos y los países árabes y contra el peligro de asestar un golpe fatal a un proceso de paz ya moribundo entre israelíes y palestinos.

La Autoridad Palestina advirtió que con esta decisión Estados Unidos se desacredita como intermediario imparcial en cualquier iniciativa a favor de la paz. Por su parte, el movimiento islamista Hamas -aislado por buena parte de la comunidad internacional- consideró que "se han traspasado todas las líneas rojas".

"Jerusalén es nuestro honor, Jerusalén es nuestra causa común (...) Jerusalén es nuestra línea roja", declaró el portavoz de la presidencia turca Ibrahim Kalin, al anunciar que el presidente Recep Tayyip Erdogan organizará una cumbre de dirigentes de países musulmanes el 13 de diciembre en Estambul.

El rey Salmán de Arabia Saudita, gran aliado de Washington en la región, advirtió que semejante decisión puede provocar "la ira de los musulmanes", dado que Jerusalén, que alberga el tercer lugar santo del Islam -la Explanada de las Mezquitas- es un tema que une con fuerza a todos los musulmanes.

Irán "no tolerará una violación de los lugares santos musulmanes", afirmó el presidente iraní Hasan Rohani durante un discurso el miércoles en Teherán. "Los musulmanes deben permanecer unidos frente a este gran complot".

Las delegaciones palestina y jordana en la Liga Árabe pidieron una reunión de emergencia de los ministros de Relaciones Exteriores, que probablemente se celebre el sábado.

 

Cae 'Rogério 157', presunto capo narco en favela de Rio

Uno de los narcotraficantes más buscados de Brasil fue detenido este miércoles en una operación que movilizó a casi 3.000 policías y militares en una favela de Rio de Janeiro, informaron fuentes oficiales.


Fuente: AFP

"El traficante Rogério Avelino da Silva, o Rogério 157, fue detenido en la comunidad de Arará, en la Zona Norte, en una operación integrada de las fuerzas de seguridad (...) con apoyo de las Fuerzas Armadas (...)", informó la Secretaría de Seguridad del Estado de Rio (Seseg) en su cuenta Twitter.

'Rogério 157' era considerado como el jefe del tráfico de drogas en La Rocinha, la mayor favela de la ciudad, donde viven decenas de miles de personas.

Este año, esa aglomeración de casas precarias, que se extiende sobre una colina en medio de la rica zona sur de la ciudad, fue teatro de enfrentamientos provocados por una presunta guerra entre el bando de 'Rogério 157' y el de su antecesor, Antonio Francisco Bonfim, alias "Nem", detenido desde 2011.

El cerco sobre 'Rogério 157' se estrechó en los últimos tiempos. El mes pasado fue detenido su princpal lugarteniente, Alberto Ribeiro Sant'anna, alias 'Cachorrao'.

La operación del miércoles movilizó a 2.900 efectivos, de acuerdo con los medios brasileños.

La Seseg, que dará durante el día una conferencia de prensa, se limitó a indicar hasta ahora que las Fuerzas Armadas aseguraron el cerco de las comunidades de Mangueira, Tuiuti e Arará/Mandela, con control de las calles adyacentes y del espacio aéreo.

Ante la crisis de seguridad de Rio, agudizada después de los Juegos Olímpicos de 2016, el gobierno brasileño desplegó a fines de julio 8.500 militares para apoyar a la policía en sus labores.