Casi el 26% de la población uruguaya recibió alguna dosis de vacuna contra el COVID-19

Casi un 26% de la población uruguaya recibió alguna de las dos dosis de la vacuna Coronavac o Pfizer contra el COVID-19, según las cifras del monitor web desarrollado por el Ministerio de Salud Pública (MSP).


Fuente: EFE

A las 19.02 horas (22.02 GMT), 907.144 personas fueron inoculadas contra el coronavirus SARS-CoV-2, de las que 768.232 recibieron la primera dosis de alguna de las dos vacunas y 138.912 ya completaron el proceso de inmunización.

Esto significa que, desde el 1 de marzo, a un 25,87 % de la población uruguaya ya se le administró alguna de las dos vacunas llegadas al país suramericano.

Desde el 4 de abril, Uruguay también cuenta con 48.000 dosis de AstraZeneca que arribaron dentro de la plataforma Covax, si bien aún no comenzaron a administrarse, ya que las autoridades aún estaban definiendo el rango de población al que inocular.

Uruguay adquirió 3,8 millones de dosis de Sinovac y Pfizer, de las que ya están en el país unos dos millones. Además, se inscribió en la plataforma Covax, bajo el paraguas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Posteriormente, el Gobierno de Luis Lacalle Pou concretó la adquisición de 1,25 millones de dosis más del laboratorio chino, cuya llegada está prevista en mayo.

Uruguay estableció inicialmente como grupos prioritarios para administrar la vacuna del laboratorio chino a docentes, policías, bomberos, militares en servicio y trabajadores del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay menores de 60 años.

Ante una menor demanda de la esperada, la cartera de Sanidad envió dosis a la frontera con Brasil, la zona más castigada por la pandemia en el país, y a la población carcelaria. Después, abrió la agenda para inocular a la población de 18 a 70 años.

El 12 de marzo comenzó la vacunación con Pfizer al personal sanitario, a residencias de mayores y personas de más de 80 años.

Desde el 13 de marzo de 2020, cuando se declaró la emergencia sanitaria, Uruguay acumula 123.063 positivos (25.309 personas cursando actualmente la enfermedad, de las que 432 están internadas en cuidados intensivos) y 1.191 muertes.

 

Descubren nueva variante del COVID-19 en Brasil que combina 18 mutaciones distintas

Científicos lograron descubrir una nueva variante del virus del COVID-19 en la ciudad brasileña de Belo Horizonte. Esta nueva cepa tiene una combinación de 18 mutaciones distintas, algunas de ellas asociadas a un mayor riesgo de muerte.

Un grupo de científicos del Laboratorio de Biología Integrativa del Instituto de Ciencias Biológicas de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) logró detectar otra variante nueva del virus del SARS-CoV-2.

Esta variante fue descubierta en la zona de Belo Horizonte y la Región Metropolitana, de acuerdo al reporte publicado en el portal G1 de la Red Globo.

Según informaron las autoridades, esta nueva cepa presenta una combinación de 18 mutaciones, algunas de ellas compartidas con las variantes brasileñas P1 (Manaos) y P2 (Río de Janeiro), así como con la sudafricana (B.1.1.351) y la británica (B.1.1.7).

Este descubrimiento aumenta la preocupación de las autoridades del Brasil teniendo en cuenta que todas las variantes han demostrado ser más infecciosas y agresivas que la original.

El virólogo de la UFMG, Renato Santana, explicó que si bien es pronto para saber si esta nueva variante es más transmisible, ya se sabe que tiene mutaciones ya descritas en otras cepas que han provocado un mayor riesgo de muerte.

Según el experto, las personas infectadas por la nueva variante descubierta en Belo Horizonte no realizaron viajes internacionales ni tuvieron conexión con otros estados. No obstante, todavía es necesario realizar nuevos estudios para determinar exactamente cuándo y dónde apareció.

El descubrimiento fue posible gracias a investigaciones realizada en conjunto con por UFMG y el Sector de Investigación y Desarrollo del Grupo Pardini, en colaboración con el Laboratorio de Virología Molecular de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y el Ayuntamiento de Belo Horizonte.

Los científicos ya habían advertido que en una transmisión descontrolada como la de Brasil, era probable que surgieran más variantes del virus, dando más fuerza a la pandemia, según recuerda la Sociedad Paraguaya de Infectología en un tweet.

 

Argentina anota nuevo récord con más de 22.000 contagios en un solo día

Argentina registró este miércoles su nuevo récord histórico de contagios por covid-19, con 22.039 positivos en un solo día, la mayoría, 11.059, en la provincia de Buenos Aires, mientras el Gobierno ultima un decreto con medidas para frenar la rápida propagación del virus en la segunda ola.


Fuente: EFE

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Salud, actualmente 218.611 cursan la enfermedad en todo el país y 2.174.625 ya se recuperaron desde que se detectó el primer caso en marzo de 2020.

Un total de 199 personas fallecieron en el último día y 56.832 lo han hecho desde el comienzo de la pandemia.

La provincia bonaerense, que es la más poblada del país, lidera la lista por número de nuevos contagios, seguida por la capital argentina, que registró 2.480 positivos, y Córdoba, con 2.109.

Las camas de cuidados intensivos se encuentran al 58,1 % de su capacidad en todo el territorio nacional, pero la situación se agrava en el área metropolitana de Buenos Aires, que están al 64,5 %.

El Gobierno de Alberto Fernández tiene previsto anunciar nuevas restricciones para frenar la aceleración en el número de contagios de las últimas semanas, que coincide con la llegada del otoño y mientras avanza el plan de vacunación.

Hasta ahora fueron inoculadas con la primera dosis 4.008.106 personas -de las que 705.617 ya recibieron también la segunda- principalmente ciudadanos de 60 años en adelante (2.356.491), personal de salud (1.529.033), personal estratégico (606.038) -que incluye entre otros a fuerzas de seguridad y armadas y docentes- y personas de 18 a 59 años con factores de riesgo (220.978).

 

Un nuevo general asume como director brasileño de Itaipú

El general retirado del Ejército Joao Francisco Ferreira asumió este miércoles como director brasileño de la hidroeléctrica Itaipú, en una ceremonia en la que participó el presidente Jair Bolsonaro.


Fuente: EFE

Ferreira sustituye en el cargo a otro general de la reserva, Joaquim Silva e Luna, propuesto por Bolsonaro para ser el nuevo presidente de Petrobras, lo que entonces fue interpretado por el mercado financiero como un intento del mandatario de interferir en la petrolera estatal.

“Brasil tiene todo para triunfar y ciertos nombramientos no pueden ser políticos y sí técnicos”, afirmó el líder ultraderechista al juramentar a Ferreira, en Foz de Iguaçu, municipio del estado brasileño de Paraná (sur).

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, destacó la labor de Silva e Luna durante los dos años que ha estado al frente de la parte brasileña de la represa binacional y exigió “transparencia” y “previsibilidad” en la gestión de las empresas públicas.

En este contexto, volvió a cargar contra la actual administración de Petrobras, la mayor empresa de Brasil, y tildó de “inadmisible” el aumento del 39 % del precio del gas natural vendido a las distribuidoras, anunciado el lunes por la petrolera.

“No voy a interferir”, pero “podemos cambiar esa política de precios”, sentenció.

Para Itaipú, Bolsonaro volvió a confiar en un miembro de las Fuerzas Armadas, que han entrado de lleno en la Administración gubernamental desde que asumió la Presidencia de Brasil, en enero de 2019.

Casi la mitad de los ministros del Gobierno procede del sector castrense, a lo que se suman unos 6.000 militares activos y de la reserva en cargos civiles.

Uno de ellos es el ministro de Minas y Energía, el almirante Bento Albuquerque, presente en el acto de este miércoles, donde se refirió a Itaipú como un “factor de desarrollo y progreso para Brasil y Paraguay”.

Ferreira tendrá como una de sus principales misiones comenzar a negociar con Paraguay la revisión del tratado estatutario de Itaipú, que vence en 2023, cuando se cumplirán 50 años de su firma.

La clave de la discusión está en el Anexo C del Tratado, que rige el funcionamiento y la distribución de la energía generada por la hidroeléctrica compartida por ambos países.