Centroamérica decomisó en 2021 “más droga que nunca” tras parón de la pandemia

Centroamérica decomisó cerca de 250 toneladas de droga en 2021, una cifra récord originada por el aumento en la producción de cocaína, la salida al mercado de droga almacenada durante la pandemia de coronavirus y las nuevas estrategias para su traslado a Estados Unidos y Europa.

“Ahora hay más droga que nunca” desde Suramérica, señaló en una entrevista con la AFP el ministro de Seguridad de Panamá, Juan Manuel Pino.

Los países centroamericanos decomisaron, al menos 248 toneladas de droga, de las cuales unas 200 fueron cocaína y el resto, en su gran mayoría, marihuana, según un recuento hecho por AFP de fuentes oficiales.

Lo confiscado superó en un 38% las 180 toneladas que, según datos de Naciones Unidas, fueron aprehendidas en 2020.

“Es una cifra récord en Centroamérica”, manifiestó a la AFP la Fiscal Primera de Drogas de Panamá, Marta Barrios.
Escondida en submarinos, lanchas, drones, avionetas o contenedores, los narcotraficantes trasladan por Centroamérica la cocaína que va desde América del Sur hasta Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de esta droga.

– Mayor producción de cocaína –

La droga se mueve, principalmente, por vía marítima, a través de lanchas rápidas, aunque en ocasiones los narcos recurren a pescadores artesanales.

Con una producción de 1.010 toneladas en 2020, Colombia, según Naciones Unidas, es el principal exportador de cocaína del mundo, seguido por Perú, con 445 toneladas.

“Sin duda alguna, la sobreproducción de cocaína en Colombia aumentó abismalmente”, aseguró el ministro de Seguridad de Costa Rica, Michael Soto, en una entrevista reciente en el diario costarricense La Nación.

Los expertos creen que los grupos criminales habrían logrado, con la utilización de químicos, producir más cocaína con menos cultivos.

“Las nuevas tecnologías que se están utilizando permiten aumentar la producción de cocaína”, precisó Barrios.

“En vez de hacer dos cosechas de droga al año, ahora hacen cuatro cosechas”, añadió Pino.
Los expertos antinarcóticos señalan que el aumento de los decomisos se debe también a que los grupos criminales están liberando la droga que tenían almacenada y que no podían mover por las restricciones de movilidad causadas por la pandemia de coronavirus.

– Droga acumulada por la pandemia –

Ahora que las medidas se han relajado, estarían enviando grandes cantidades de estupefacientes para satisfacer sus compromisos actuales y los adquiridos antes de la pandemia.

“Ellos lograron acumular gran cantidad de droga porque la movilización prácticamente quedó en cero, pero la producción siguió”, dijo Pino.

De su lado, la fiscal Barrios sospecha que la pandemia llevó a los grupos criminales a “reorganizarse de forma rápida” para seguir con la producción y el tráfico de drogas.

La situación provocada por la aparición del nuevo coronavirus también habría generado la necesidad de los grupos criminales de reorganizar sus envíos para sacar mayor rendimiento económico.

“Todo cambió durante la pandemia”, declaró a la AFP el director policial antidrogas de Honduras, Mario Molina.

“Acumularon y almacenaron tanta droga” que los grupos criminales tienen que “arriesgarse” para cumplir “los compromisos criminales de llevar a su destino gran cantidad de droga”, añade.
En el último año, se han disparado las incautaciones de droga oculta en contenedores salidos de puertos centroamericanos con destino a España, Francia, Croacia, Holanda, Italia y Bélgica, entre otros.

– Europa, la “nueva” ruta –

El aumento del envío de droga hacia Europa se debe a la alta demanda y al alto precio que se paga en el viejo continente por su consumo.

“La ruta principal siempre ha sido Estados Unidos pero ahora llega una gran parte a Europa”, indicó Molina.

“Es cierto que han aumentado las rutas utilizando las modalidades de contenedores por la facilidad que presenta para los envíos a países de otros continentes”, acotó a su vez Barrios.

La pandemia también parece haber cambiado los métodos de envío.

“Hace algunos años la droga iba dentro del producto, por ejemplo, dentro de una fruta o dentro de un mueble, pero en los últimos tiempos lo que hemos visto es que el producto formal y legal sale de donde lo almacenan y en el camino se contamina”, concluyó Soto.
Según datos oficiales, con 128,7 toneladas de drogas -en su gran mayoría cocaína-, Panamá lideró los decomisos en Centroamérica en 2021. Incluso pulverizó, con casi 40 toneladas de diferencia, su anterior récord de 2019 (+43%).

– Invisibles como un “fantasma” –

En Costa Rica, de acuerdo a datos del Ministerio de Seguridad, se aprehendieron 70,8 toneladas, apenas unos kilos menos del récord de 2020.

También Honduras batió su marca con 24.000 kilos, según el comisionado Molina.

En Guatemala, el Ministerio del Interior cuantificó 13,2 toneladas, mientras que en El Salvador, la Policía Nacional Civil registró 11,7 toneladas.

Por su parte, en Nicaragua, el Ejército informó sobre el decomiso de 4,5 toneladas en el periodo comprendido entre septiembre de 2020 y septiembre de 2021.

La amenaza del narcotráfico “viene de hace años y ahora está agarrando fuerza”, alertó Pino.

Pero también Molina advirtió: las nuevas generaciones de los carteles de la droga “son invisibles, son como un fantasma, no portan ni siquiera un arma”.

Condenado por el crimen de Fernando Báez Sosa rompe el silencio: “No me siento asesino”

Máximo Thomsen, uno de los rugbistas condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Después de 4 años, contó detalles de lo ocurrido aquella noche y lo que siente tras la sentencia.

Fue condenado a cadena perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos. El asesinato a golpizas perpetrado por jóvenes rugbistas ocurrió el 18 de enero del 2020 en la localidad de Villa Gesell, en Argentina.

Cuatro años después, Máximo Thomsen rompió el silencio y brindó una entrevista televisiva desde la cárcel. En la misma contó sus inicios en el rugby y sostuvo que lo ocurrido no tiene nada que ver con dicho deporte y más bien la cuestión de la violencia es referente a lo social.

“El grupo de Gesell era ocasional solo para las vacaciones. Había peleas, me he peleado y es algo que traté con el psicólogo. Era aprender a pelear o que te pasen por arriba. Nunca pensé que podía matar a alguien”, dijo Thomsen en relación al grupo con el que compartía en aquel verano del 2020.

Puede interesar: La historia del ‘bombero pirómano’ chileno que causó cientos de muertes

Sostuvo que no consume drogas, pero sí alcohol y aquella noche había tomado fernet. “En ese momento era mi manera de divertirme, hoy no lo veo así. Mi necesidad era tomar algo para soltarme. Llegué borracho (a la discoteca)”.

Relató además que nunca tuvo contacto visual con Fernando Báez dentro de la discoteca y que no se peleó dentro de ella. Según lo que indicó, su participación se dio fuera del lugar. “Mis amigos se agarraron a piñas, es la pelea que filma Lucas Pertossi. Nunca hablamos de ir a buscar a Fernando. Enzo Comelli le pegó la primera piña a. Después me enteré que yo le había pegado. Es algo que pasó, no me voy a esconder de eso. Desde el primer día quise contar todo, pero no me dieron la oportunidad. Quería contar que fui partícipe pero no quería matar”, precisó.

“Yo no pateé a Fernando, la patada del video es de Ciro Pertossi y se confirmó al final que no le pegó. Solo me acuerdo que entré peleando, cuando vi la zapatilla en el juicio dije que sí, era mía. Que nos culpen por lo que pasó, no por lo que dicen que pasó. No fue idea de ninguno matar a Fernando”, agregó.

Lea también: Lo dicho por el papa sobre “mariconeo”, fue a puertas cerradas: ‘traicionado’ pide disculpas

Añadió que lleva un cargo de conciencia muy grande y que ninguno de los involucrados quiso que terminase así. “Es algo que jamás en la cabeza se nos puede cruzar. Es una vida y nadie es quien para quitarle la vida a otra persona”, aseveró.

Asimismo, dijo que recién se enteró de la muerte de Fernando al día siguiente, cuando se realizó el allanamiento policial y ahí entró en conciencia.

“Si pudiera hacer algo, volvería el tiempo atrás para que nadie perdiera la vida, es lo único que quisiera. “No me siento asesino, es una palabra muy fuerte, la vi muchas veces de todos lados y no”, puntualizó.

La historia del ‘bombero pirómano’ chileno que causó cientos de muertes

Uno de los presuntos responsables en el megaincendio de Valparaíso detalló cómo recibió las instrucciones para propiciar las llamas en distintos puntos.

El bombero voluntario Francisco Mondaca fue detenido días atrás en Chile pasados por una razón totalmente opuesta a su labor: provocar incendios.

Los medios del país suramericano recogen ampliamente la información de la captura del llamado ‘Bombero pirómano’, junto a otra persona, que sería el autor intelectual del megaincendio que carbonizó varios puntos de la región de Valparaíso en febrero pasado. En estos siniestros murieron 137 personas y 16.000 quedaron damnificadas.

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile arrestó el pasado 24 de mayo a Mondaca, un joven de 22 años que tenía casi año y medio como voluntario a la 13° Compañía de Valparaíso ‘George Mustakis Dragonas’, a la que ingresó en diciembre de 2022.

Las investigaciones para dar con él se habían iniciado en febrero, cuando se identificó un auto blanco en los focos de las conflagraciones. El vehículo resultó ser el de Mondaca, reseña T13, por lo que su teléfono fue intervenido y se conocieron los lugares donde estuvo y las conversaciones que sostuvo.

El paso de bombero a pirómano

La noticia ha provocado impacto en su entorno. Sobre el joven no había ninguna sospecha puesto que probó todas las pruebas psicológicas para ingresar a ese cuerpo y recibió premios por su labor en la institución bomberil, recoge La Cuarta.

Mondaca sostiene que la idea habría surgido de Francisco Pinto, exbrigadista de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en la Reserva Lago Peñuelas, también en Valparaíso.

Entre las razones de fondo para cometer estas acciones —que aún se investigan— pudiera estar la ambición de ganar más dinero con el redoblamiento de las labores en los cuerpos encargados de extinguir las llamas.

¿Qué se conoció en el juicio?

Un día después de la detención, el Juzgado de Garantía de Valparaíso realizó una audiencia de formalización de los imputados Mondaca y Pinto. Se les atribuyó el delito de incendio con resultado de muerte.

Hasta el momento, ambos deberán permanecer en prisión preventiva hasta que culmine la investigación, en unos seis meses, y se emita una sentencia.

La magistrada Jeanette Oliva determinó que Mondaca y Pinto, por sus ocupaciones en las instituciones a las que pertenecían, tenían “información crítica” sobre la situación climática. Además, sabían de la carencia de equipos en Valparaíso para combatir el fuego debido a que estaban siendo usados para mitigar los incendios forestales en la región sureña de de O’Higgins, recoge Radio UChile.

“Hubo un acuerdo entre los imputados, evidenciado por una llamada telefónica en la que acordaron que el 2 de febrero era la fecha más adecuada para iniciar el incendio”, manifestó la togada.

Las charlas

Días antes del megaincendio de febrero, Pinto se habría encontrado con Mondaca para decirle que habían condiciones climáticas, “como calor y viento”, adecuadas para provocar un evento de ese tipo. La ruta propuesta sería el sector de la Reserva Forestal Lago Peñuelas porque “existía abundante pasto seco en ese lugar”, según La Cuarta.

Pinto le había planteado previamente a Mondaca que les convenía como funcionarios “hacer horas extras” durante el “combate de incendios”, refiere La Tercera. Sin embargo, la fiscal Regional de Valparaíso, Claudia Perivancich, considera que aún debe profundizarse ese aspecto.

La defensa de Pinto niega la veracidad de esa comunicación y sostiene que Mondaca quiere obtener beneficios como colaborador de la Fiscalía.

¿Cómo se planificaron los incendios?

El Ministerio Público determinó que Pinto le proporcionó información a Mondaca de cómo iniciar los focos incendiarios. “Franco me dijo que debía enrollar fósforos alrededor de un cigarrillo y amarrarlo con un hilo”, cita La Tercera.

Las interceptaciones hechas al teléfono del bombero voluntario arrojaron que su auto estuvo en los cuatro puntos donde se iniciaron las llamas.

En estos sitios, la Policía de Investigaciones (PDI) halló residuos de hidrocarburos y dispositivos incendiarios artesanales, del mismo tipo de los que encontraron en la vivienda de Mondaca al detenerlo, pues confesó que no los usó todos.

Las investigaciones también arrojaron que estos materiales para provocar incendios también fueron hallados en un evento de ese tipo ocurrido en diciembre de 2022. Se determinó que Mondaca estuvo por lo menos en seis puntos de los quince donde se propagaron las llamas en Peñuelas este año.

Lo dicho por el papa sobre “mariconeo”, fue a puertas cerradas: ‘traicionado’ pide disculpas

El papa Francisco “nunca tuvo la intención de ofender o expresarse en términos homófobos, y pide disculpas a quienes se sintieron ofendidos”, publicó este martes la oficina de prensa del Vaticano, tras la polémica que se generó después de que el pontífice instara a los obispos italianos a no aceptar en los seminarios a candidatos gays, porque “ya había mucho mariconeo” en esos lugares.

Según medios italianos, el papa Francisco utilizó un término despectivo para referirse a los homosexuales en la Iglesia Católica durante una reunión a puertas cerradas con obispos italianos. Jorge Bergoglio, de 87 años, usó una palabra del dialecto de Roma, “frociaggine”, que se considera despectiva para referirse a los homosexuales.

“Según los obispos contactados” por el diario Corriere della Sera, “está claro que el pontífice no era consciente de lo insultantes que eran sus palabras en italiano”, escribió el principal diario italiano en su página web.

“Más que con vergüenza, sus declaraciones fueron recibidas con algunas risas incrédulas, porque la metedura de pata” del papa argentino “era evidente”, prosiguió el medio. En tanto, el diario La Repubblica dio la misma información, citando varias fuentes que la corroboran.

En el comunicado difundido por la Sala de Prensa de la Santa Sede se detalla que Jorge Mario Bergoglio está al tanto de las noticias publicadas sobre su reunión con los obispos de la Conferencia Episcopal Italiana. Por ello, repite una vez más que “¡en la Iglesia hay lugar para todos, para todos! Nadie es inútil, nadie sobra, hay sitio para todos. Tal como somos, todos nosotros”.

Te puede interesar: ¿USD 200.000 para no ver 213 kg de cocaína?: caída y prisión para comisario y cinco policías

El diario La República recordó que el papa Francisco siempre militó por una Iglesia abierta a todos, sin distinción de la orientación sexual de los fieles, pero en la reunión insistió en prohibir el acceso a los seminarios a las personas abiertamente homosexuales.

Según recalcó el medio Vida Nueva, esta postura de Francisco va en la línea de la praxis y la normativa de la Iglesia. La Instrucción elaborada por el Vaticano en 2005 y confirmada por él mismo en el 2016 estipula que “la Iglesia no puede admitir em el seminario y las órdenes sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay”.