Congreso se prepara para "rajar" al presidente de Perú

La suerte del presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quedó en manos del Congreso, que votará el 21 de diciembre su posible destitución por incapacidad moral, acusado de ocultar pagos que recibió por asesorías a la constructora brasileña Odebrecht.


Fuente: AFP

El gobernante peruano podría convertirse en el funcionario con más alto rango en perder el cargo por culpa del mayor escándalo de corrupción que ha golpeado a América Latina.

Una abrumadora mayoría -93 de 118 legisladores presentes- respaldó la noche del viernes la propuesta para debatir la destitución del mandatario el jueves próximo. La cifra superó con creces el 40% que exige el reglamento para tal fin.

Se trata además de una señal para el futuro. Para la destitución de Kuczynski se requieren 87 votos del total de 130 escaños del Parlamento, que es controlado por la oposición.

“Se comunicará esta decisión al presidente para que ejerza su derecho a la defensa (durante la próxima sesión) y asista con un abogado si así lo requiere”, dijo el presidente del Congreso, Luis Galarreta al concluir el debate de esta jornada.

Kuczynski también podría ser el segundo presidente del Perú en el siglo XXI que es destituido por incapacidad moral por el Congreso. A fines de 2000 ocurrió con Alberto Fujimori, condenado por crímenes de corrupción y lesa humanidad.

El remezón político hizo que el dolar en Perú alcance su mayor nivel desde inicios de año, mientras que la Bolsa de Valores volvió a caer.

- Respeto al debido proceso -

Pese a esa abrumadora mayoría de legisladores en su contra, en el debate resaltaron los pedidos para respetar el derecho a la defensa que tiene el mandatario.

“Yo he aprendido mucho de la experiencia vivida con mi padre y por eso considero que se debe respetar la presunción de inocencia. No podemos aceptar desde ya, sin haber escuchado al presidente, que se le condene”, dijo el legislador Kenji Fujimori.

Para el oficialismo, los opositores están acelerando el proceso de destitución. “Tienen que escuchar al presidente y en función de lo que el presidente diga se prepara un informe”, dijo el legislador de Peruanos Por el Kambio (PPK), Gino Costa.

- Incapacidad moral -

El pedido de destitución cuestiona el hecho de que Kuczynski haya negado de forma insistente sus vínculos con la constructora brasileña, y que luego haya sido desmentido por la propia Odebrecht.

“Este hecho pone en evidencia la falta de verdad en el presidente, que constituyen una incapacidad moral”, dice el pedido de destitución, respaldado por las bancadas opositoras, entre ellas la poderosa Fuerza Popular, que lidera la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

La oposición ya había exigido a Kuczynski que renuncie.

“No voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores ni a mis responsabilidades como presidente”, respondió el mandatario, un exbanquero de Wall Street de 79 años.

Kuczynski, que inició su mandato de cinco años en julio de 2016, pidió que se le levante el secreto bancario “para que revisen todo lo que quieran”.

- Millonarios pagos -

Odebrecht reveló que pagó casi cinco millones de dólares por asesoramiento a firmas vinculadas al mandatario entre 2004 y 2013.

Del total, 782.000 dólares fueron a Westfield Capital, firma de Kuczynski, cuando se desempeñaba como ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). Otros 4,05 millones fueron para First Capital, empresa de un exsocio.

El jefe de Estado rechazó vínculos con First Capital, aunque admitió que sí hizo una asesoría con ellos para un proyecto de Odebrecht, legalmente.

Respecto a Westfield Capital, que es de su propiedad, dijo: “Nunca ha estado a cargo de la gestión ni administración de la empresa cuando he ocupado un cargo público”.

En ambas compañías, los contratos fueron gestionados por su exsocio, el chileno Gerardo Sepúlveda.

Las asesorías ficticias han sido uno de los mecanismos de la empresa Odebrecht para realizar pagos irregulares.

Dos de sus consultorías están relacionadas con la carretera interoceánica, por cuya concesión Odebrecht dice que sobornó con 20 millones de dólares al expresidente Alejandro Toledo, buscado por la justicia.

Kuczynski ha dicho que se reunirá con la comisión investigadora del caso “Lava Jato” en el Congreso el 22 de diciembre. Un día antes, la fiscalía lo ha citado para recabar su testimonio por el mismo caso.

Si Kuczynski pierde el cargo, el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, lo sucede. Si él renuncia, lo reemplaza la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, actual jefa del Consejo de Ministros.

Kuczynski es el tercer gobernante peruano en problemas por el caso Odebrecht, pues también Ollanta Humala (2011-2016) está en prisión preventiva acusado de recibir tres millones de dólares de Odebrecht para su campaña política.

 

Reforma jubilatoria de Argentina queda aplazada tras caótico día de violencia

Buenos Aires. El caos se adueñó hoy del Congreso argentino y sus alrededores por el fuerte rechazo social y político a una reforma de las pensiones que se iba a debatir en la Cámara de Diputados a propuesta del oficialismo, que finalmente optó por aplazarla por la violencia dada en la calle y entre los legisladores.


Fuente: EFE

"Como nosotros rechazamos la violencia, yo le pido al señor presidente que levante esta sesión escandalosa", remarcó durante el acalorado pleno la influyente diputada oficialista Elisa 'Lilita' Carrió, en referencia al titular de la Cámara Baja, Emilio Monzó, también del gobernante frente Cambiemos.

Ya a lo largo de la mañana, antes del comienzo de la sesión, manifestantes convocados por los principales sindicatos del país fueron llegando a las afueras del Parlamento para mostrar su repulsa al proyecto, al considerar que implicará en 2018 un aumento menor en las jubilaciones al que se prevé con la ley actual.

Poco a poco y con un Congreso cercado por numerosos policiales, la situación fue agravándose cuando los agentes optaron por arrojar gases lacrimógenos y balas de goma para reprimir a los manifestantes, que presuntamente tiraban piedras y quemaron contenedores.

Los enfrentamientos también dejaron, según la oposición, diputados heridos del Frente para la Victoria-Partido Justicialista (peronismo kirchnerista), cuando llegaban a la Cámara.

"Nos pusimos delante de Gendarmería, pedimos que no siguieran avanzando. (...). Un grupo de gendarmes nos empezó a golpear, a mí y a otros diputados. Es una locura", relató el diputado Matías Rodríguez.

Así, a la legisladora Mayra Mendoza le tiraron gas pimienta en la cara, como se ve en fotos difundidas por la propia formación política, liderada por la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

Mientras, la tensión fue creciendo en el interior de la Cámara Baja, que a pesar de estar en receso vacacional hasta marzo hoy debía sesionar después de que el mandatario Mauricio Macri lo determinara por decreto para tratar varios proyectos oficialistas.

El pleno necesitaba contar con la presencia de la mitad más uno (124) del total de legisladores, 257, para obtener el quórum necesario para celebrarse, y cuando la asistencia llegó a esa cifra, aún media hora más tarde de la hora prevista de inicio, Monzó, lo dio por comenzado.

Sin embargo, la sesión se resistía a empezar por los gritos de buena parte de los diputados de la oposición, que ponían en entredicho que fuera verdad que tantos legisladores estuvieran presentes y criticaban que había pasado la hora prevista de comienzo.

Una de las parlamentarias más enojadas fue Victoria Donda, del izquierdista Libres del Sur, que acudió al Congreso con muletas, ya que denunció haber sido agredida por la Gendarmería ayer en las afueras del Palacio Legislativo, durante una vigilia en rechazo al debate de hoy.

Antes, Carrió, fundadora de Cambiemos, fue abucheada al expresar que los diputados "tienen que tener cuidado" de "no atropellar a las fuerzas del orden".

En medio del escándalo, Monzó, en un principio reticente, decidió dar por terminada la sesión.

Tras concluir el pleno, los enfrentamientos afuera, que dejaron varios detenidos, continuaban, y se fueron extendiendo por el centro de Buenos Aires.

"A mí no me gustan los bochornos, y el bochorno empezó afuera con un nivel de agresión muy fuerte de las fuerzas represivas y de provocación. Por supuesto que va a ver provocadores afuera, pero la misión de la infantería es soportar la provocación, no agredir", subrayó el diputado por el peronista Frente Renovador Felipe Solá.

La discusión sobre la reforma se centra en el cambio de fórmula para calcular los aumentos de las jubilaciones.

Mientras la actual ley establece un ajuste semestral en base a un mezcla entre la recaudación de la Seguridad Social y la variación salarial, el mecanismo que propone el Gobierno fija que será trimestral y se calculará entre la inflación y los aumentos de sueldos.

"Estamos contentos porque evitamos que se cometa un latrocinio para los jubilados y pensionados de Argentina. Si el Gobierno tiene un problema fiscal que lo resuelva sin meterle la mano en el bolsillo a los jubilados", subrayó el diputado kirchnerista Agustín Rossi.

En cambio, el Gobierno reitera que los jubilados ganarán más en 2018 y sus ingresos estarán unos cinco puntos porcentuales por encima del índice de inflación prevista.

Por lo ocurrido, el jefe del Gabinete, Marcos Peña, acusó a la oposición de actuar con violencia para bloquear el debate y aseveró que el Ejecutivo no va a caer "en el juego de los violentos" y seguirá impulsando la reforma, que ya fue aprobada por el Senado y es fruto, según dijo, del "consenso".

Con todo, Peña no precisó cuándo de intentará debatir de nuevo el proyecto.

Asimismo, la principal central sindical del país decidió levantar la huelga general que había anunciado para el viernes, tras fracasar la sesión.

 

Santi es “de una generación de paraguayos preparados, audaces y comprometidos”

El exministro de Hacienda representa a jóvenes “que están dispuestos a sacrificar su vida para romper definitivamente con los funestos estereotipos del pasado”, asegura un periodista español.

Y una vez más, la prensa extranjera hablando de Santi Peña. Y hablando bien. A diferencia de algunos agentes de comunicación del país, la voz de Eduardo Álvarez, director general de Radio Televisión Castilla y León, ajeno a cierta intoxicación comunicacional local, sectaria y oportunista, ensaya un poderoso resumen del perfil profesional y político del exministro de Hacienda.

“Santiago representa como pocos a esa generación de paraguayos preparados, audaces y comprometidos, que están dispuestos a sacrificar su vida para romper definitivamente con los funestos estereotipos del pasado”, señala Álvarez hacia el final de su artículo de opinión.

El periodista de RTCL comparte así con los lectores del Diario de Valladolid su impresión tras el encuentro cara a cara que tuvo con Santi, encuentro este que se dio en una visita que hace poco realizó a nuestro país.

“Jóvenes como Peña han de ser los catalizadores de este oasis de oportunidades que, hoy y ahora, representa Paraguay y que ha germinado para quedarse”, añade.

“Santiago Peña, un joven paraguayo de 39 años con un brillantísimo y sólido currículum en la vida privada y ya con importantes responsabilidades en la esfera pública”, reitera Álvarez.

Pero el comunicador español fue más allá del precandidato por Honor Colorado. Recordó a sus lectores los sinsabores y tragedias que tapizan la historia paraguaya y de ahí resaltó lo que definió como “infinita resiliencia” del Paraguay.

kldfjidnnv dsp


“Durante siglos olvidada, vilipendiada, desconocida. Durante siglos, silenciada, anulada por el tamaño, la fortaleza y el empuje de los países del entorno que sin piedad, durante decenios, la hostigaron para asfixiarla”, describe Álvarez.

“Pero, durante esos mismos siglos, Paraguay y sus gentes han demostrado al mundo su infinita resiliencia, la que ha moldeado una nación con una fortaleza, una vitalidad y una robustez insuperables”, subraya.

Luego enumera ciertas fortajeza y oportunidades de esta Tierra Sin Mal, como su bono demográfica, su protagonismo en el terreno económico, “elevándose de forma vibrante, vigorosa, casi hercúlea, sobre la sombra de Argentina ó Brasil.”

Sin preocuparse por la autocensura, destaca con entusiasmo el patrimonio de agua dulce y energía limpia que el Paraguay hasta se da el lujo – por ahora – de derrochar.

“La sugerente suma de todas estas capacidades ha provocado ya que de manera sigilosa los chinos, los americanos y los europeos se disputen las inversiones en este estratégico y basto atolón en el corazón de Sudamérica”, revela a sus lectores.

Lógicamente reconoce que el camino a seguir por el Paraguay no está exento de obstáculos. Menciona las desigualdades sociales y la ingente necesidad de seguir invirtiendo en infraestructura.

Y en este terreno de lo que todavía le hace falta al Paraguay es que Álvarez casi festeja a la “nueva clase dirigente formada en una gran parte en el exterior, que ha regresado a su país para dejar lo mejor de sí mismos y romper con la vieja política rentista y partidista que durante décadas han lastrado el verdadero desarrollo del país.”

 

Condenan a seis años de prisión a vicepresidente ecuatoriano

Quito. La Corte Nacional de Justicia de Ecuador sentenció hoy al vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, a seis años de prisión por el delito de asociación ilícita en la trama de corrupción por los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.


Fuente: EFE

Para el Tribunal, el testimonio del delator de Odebrecht José Conceicao Santos demuestra que los actos ejecutados por Glas son "principales" para el delito de asociación ilícita en cinco proyectos estratégicos y que esos hechos fueron demostrados por "otros medios de prueba".

Los jueces dictaron hoy sentencia en el que es el primer proceso en Ecuador por la trama de la firma brasileña, y en el que han sido acusados el vicepresidente ecuatoriano, su tío Ricardo Rivera, y otras siete personas.

La pena máxima de seis años ha sido impuesta además al tío del vicepresidente y a otros tres imputados, mientras otros acusados obtuvieron condenas menores y uno de ellos, Diego Cabrera, fue absuelto.

La sentencia es "inicua" y "bárbara", reaccionó el abogado de Glas, Eduardo Franco Loor, al salir de la sala de audiencias, donde el juez Édgar Flores Mier había leído la sentencia durante 41 minutos.

La sentencia fue dictada por la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, mientras fuera de la corte cientos de seguidores y detractores del vicepresidente se agolpaban a gritos ante la sede judicial, los unos pidiendo su inocencia y los otros su culpabilidad.

"¡Sí se pudo, sí se pudo!", gritaron una y otra vez los detractores tras escuchar que había sido condenado.

Antes de dictar sentencia, en la lectura de la relación de hechos delictivos vinculados a la concesión de cinco proyectos estratégicos a la empresa brasileña, el tribunal dio por "confirmado" y "ratificado" el testimonio del delator de la firma Odebrecht.

El delator prestó testimonio en la Corte Nacional de Justicia el 27 de septiembre de 2017, momento en el aseguró que pagó sobornos para la consecución de los contratos.

Un testimonio que para el tribunal demuestra que los actos ejecutados por Glas son "principales" para el delito de asociación ilícita y que llevaron a su condena.

El juicio al vicepresidente y los otros procesados se inició el 24 de noviembre, y quedó visto para sentencia el pasado viernes después de que el fiscal Carlos Baca Mancheno pidiera la pena máxima -seis años de cárcel- para Glas, su tío y otros tres acusados.

Para otros tres pidió menos de la pena máxima y para el último, Diego Cabrero, la libertad absoluta.

El tribunal concedió además al fiscal Baca Mancheno su exigencia de una compensación global al Estado por más de 33 millones de dólares, de los que 14 millones corresponderían al vicepresidente y su tío.

Después de la sentencia, cientos de partidarios del ala correísta del movimiento Alianza País (AP) se enfrentaron a la policía a las afueras de la sede judicial, acusando a los medios de comunicación de que Glas fuera declarado culpable.

"Glas amigo el pueblo está contigo" o "Libertad, libertad para Jorge Glas", eran algunas de las consignas de los manifestantes en los exteriores de la corte.

"No hay pruebas, no hay pruebas", se leía en una de las pancartas de los manifestantes, muchos de los cuales iban vestidos con camisetas verdes del movimiento de izquierdas y alzaban banderas de AP y de Ecuador.

Los agentes antidisturbios repelieron a los manifestantes para permitir la salida de periodistas de la Corte Nacional de Justicia.

Glas, condenado por hechos relacionados a su función como ministro de Sectores Estratégicos entre 2010 y 2012, ganó la vicepresidencia de Ecuador en las elecciones de abril pasado, a las que acudió en tándem con el actual presidente Lenín Moreno, del que se distanció poco después.

El procesamiento de Glas ha ahondado la crisis política en el movimiento oficialista -ahora dividido entre los partidarios de Correa y los de su sucesor Lenín Moreno-, y despertado interés internacional por las ramificaciones que pueda tener en otros países donde operaba la firma brasileña.