Consorcio alemán Bosch desarrolla test rápido para el coronavirus

Berlín.- El consorcio alemán Bosch ha desarrollado un test rápido para detectar el coronavirus que, según la compañía, ofrece los resultados dos horas y media después de realizarse y que estará a disposición a partir de abril, informó la compañía.

Normalmente, con los test actuales, los pacientes tienen que esperar entre dos y tres días antes de conocer los resultados.

El test, que se hace a través de un aparato desarrollado por Bosch llamado Vivalytic, deberá estar en el mercado alemán en abril y luego en otros mercados.

"Con el test rápido para la Covid 19 queremos hacer un aporte a la contención de la epidemia. Con el test las personas contagiadas podrán ser identificadas y aisladas más rápidamente", dijo el presidente de Bosch, Volkmar Denner.

Según la empresa se trata del primer procedimiento completamente automatizado que podrá ser usado directamente en los hospitales y en los consultorios ahorrando desplazamientos que cuestan tiempo valioso para el tratamiento.

El test rápido pueden diagnosticar simultáneamente diez agentes patógenos y cumple, según Bosch, con las exigencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tras tomarse la prueba al paciente los cartuchos, que contienen ya los agentes reactivos necesarios, se introducen en el Vivalytic, cuyo manejo es diseñado de manera que pueda ser utilizado por personas sin alta preparación médica.

Un procedimiento similar con el SARS tuvo resultados de un 95 por ciento de precisión, según el director del área de soluciones sanitarias de Bosch, Marc Meier.

Con un sólo aparato se pueden realizar diez test en el transcurso de 24 horas, con lo que con 100 aparatos se podrían realizar 1.000 test diarios.

El presidente de la entidad de referencia en Alemania en esta crisis, Robert Koch Institut (RKI), Lothar Wieler, había advertido recientemente que todos los test rápidos que el conocía eran deficientes y advirtió del peligro de usar procedimientos que den resultados falsos.

 

Aerolínea argentina Flybondi cancela sus vuelos hasta el 30 de abril

La aerolínea Flybondi no tendrá disponibles sus servicios hasta el 30 de abril. Además de que no hay garantías de salubridad para volar, la demanda es baja y estar operativo supondría trabajar a pérdida.

El servicio se restablecerá con normalidad el día 1 de mayo, dependiendo de las restricciones vigentes en el país.

La suspensión de los vuelos abarca el plano local como regional. La inactividad se encuadra en la caída de un 70% de las ventas de pasajes.

"Lo prioritario ahora es cuidar a la población en general, entre quienes están lo más importante que tenemos, que son nuestras familias, nuestros empleados y nuestros pasajeros".

Eso manifestó el CEO de la empresa Sebastián Pereira, quien además puntualizó sobre el compromiso de resguardar la salud de las personas.

"Es necesario ser responsables y también accionar para asegurar la sustentabilidad de la compañía y poder mantener los puestos de trabajo de nuestros empleados", indicó.

Además de la cancelación de los vuelos, la DINAC suspendió los vuelos comerciales y privados, registrando una baja notoria en cuanto a demanda de personas que salen y entran.

 

El ejército argentino comienza a repartir alimentos por la cuarentena

El Ejército argentino comenzó a repartir alimentos en los barrios más desfavorecidos por la cuarentena decretada para frenar la propagación del coronavirus, que ya dejó 387 contagiados y 8 muertos en el vecino país.


Fuente: EFE

Varios camiones del Ejército se desplegaron en la municipalidad de Quilmes, situada en el cinturón urbano de Buenos Aires, para dar asistencia y alimentos a los sectores más humildes, unas tareas que realizaron en cooperación con las fuerzas de seguridad locales y con las organizaciones no gubernamentales.

Fuentes del Ministerio de Defensa argentino señalaron que el despliegue permanecerá "en principio hasta el 31 de marzo", fecha del fin del confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno, "aunque se puede prorrogar" en caso de ser necesario.

Hasta ahora se desplegaron "tres cocinas de campaña" por diferentes barrios de Quilmes, en donde trabajan 25 efectivos del Ejército produciendo alrededor de 300 raciones de comida, indicó el Ministerio de Defensa.

El coronel Alejandro Leberatori aseguró que el Ejército "no solamente distribuye alimentos, sino que también tiene al 100 % de su personal sanitario desplegado", como es el caso del Hospital Militar Reubicable emplazado junto al Hospital Militar de Campo de Mayo, en la periferia de Buenos Aires.

Dicho complejo hospitalario podrá atender a 100 personas cada 15 minutos en carpas destinadas especialmente al primer diagnóstico de coronavirus y contará, a su vez, con 28 camas distribuidas en cuatro módulos para atender a los pacientes con problemas respiratorios graves.

Leberatori también indicó que cuentan con una zona de "internados intermedios" en la Ciudad de los Niños, en la ciudad de La Plata, así como con la Escuela Militar de Monte, en Puerto Iguazú (norte), que está "auxiliando y haciendo apoyo a la comunidad", además de las labores que se llevan a cabo en Salta (noroeste), con perforaciones para dar agua potable al personal civil.

Asimismo, el oficial destacó que "en cooperación con las fuerzas de seguridad" los helicópteros del Ejército están patrullando todo el conurbano bonaerense, "ayudando a que no haya demasiados movimientos y, lógicamente, avisando a las fuerzas de seguridad donde existe aglomeración de personal que no esté autorizado".

El pasado 20 de marzo entró en vigor el "aislamiento social, preventivo y obligatorio" decretado por el presidente argentino, Alberto Fernández, con el objetivo de contener la propagación de un virus que ya infectó a 387 personas y acabado con la vida de otras ocho en el país.

 

Centenario de Montevideo pasa a funcionar como albergue

El estadio Centenario de la capital uruguaya are sus puertas para recibir a personas con complicaciones de salud y que están peligrosamente expuestas a sentir el impacto del coronavirus.

La apertura de las puertas beneficia hasta ahora a 28 personas, las que padecen de inmunodeficiencia, producto de enfermedades crónicas como la diabetes, el VIH y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Varios de los que fueron al estadio uruguayo no tienen un lugar para vivir y permanecerán allí hasta que se pueda superar la fase crítica generada por el coronavirus.

Precisamente, Uruguay enfrenta sus horas más difíciles desde el 13 de marzo, cuando se registraron los primeros casos. El albergue provisorio funcionará en dos plantas en el estadio.

En la primera planta, las personas alojadas tienen a disposición una cocina, un comedor y un salón de gran dimensión, en el que hay una estufa a leña, una tabla de tenis de mesa y un futbolín.

En tanto, el segundo piso cuenta con baños y habitaciones, todas con camas individuales. Los dos espacios se encuentran abajo de la platea Ámsterdam.

Uruguay cuenta actualmente con 189 contagiados por Covid-19, según registros oficiales proporcionados por el Ministerio de Salud.