Delta arrasa en EE.UU. y el Gobierno moviliza todos los recursos para vacunar

La variante delta del coronavirus arrasa en EE.UU., donde se han disparado los contagios y hospitalizaciones, mientras las autoridades están movilizando todos los recursos a nivel nacional, estatal e incluso al sector privado para lograr que el máximo número de estadounidenses se vacune.


Fuente: EFE


El miércoles hubo 132.384 nuevos casos de covid-19 en EE.UU., con una media diaria semanal de 113.000 contagios, lo que supone un incremento del 24 % respecto a los siete días anteriores.

Así lo indicó este jueves la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, en una rueda de prensa de la Casa Blanca.

El número de ingresos en hospitales también ha aumentado un 31 % respecto a la semana anterior, con una media de 9.700 admisiones diarias en centros sanitarios.

"Seguimos viendo un aumento de los casos, hospitalizaciones y muertes en todo el país, y ahora el 90 % de los condados de Estados Unidos está experimentando una transmisión sustancial o alta" de la covid, subrayó Walensky.

Además, los casos en menores están también creciendo.

El principal epidemiólogo del Gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, detalló en la misma comparecencia ante los medios que el mayor número de contagios en niños y adolescentes se debe a que la variante delta es mucho más infecciosa que otras variantes, como la alfa.

"Lo único que sabemos seguro es que más casos significan más menores en el hospital", alertó.

CONTAGIOS INCLUSO EN ZONAS CON MUCHOS VACUNADOS

Tal es la capacidad contagiosa de esa mutación que se está propagando hasta por zonas de EE.UU. con alto índice de vacunación.

Un análisis publicado este jueves por el diario The Washington Post muestra que dos tercios de los estadounidenses que viven en zonas con altas tasas de inmunización se encuentran en puntos calientes, con un alto número de contagios.

Este estudio muestra lo rápido que ha cambiado la situación en un mes con la propagación de delta, que comenzó como un problema en áreas de baja inmunización hasta causar inquietud en todo el país.

Hasta el 4 de julio, solo un 4 % de los residentes en condados con altas tasas de inmunización residía en puntos calientes de covid -con alto número de contagios y estos en crecimiento-, frente al 13 % de áreas con poca gente vacunada.

Sin embargo, en agosto esa diferencia ha dejado de existir: dos tercios de los residentes tanto en zonas de mucha como en las de poca vacunación se encuentran en áreas con alta incidencia de la enfermedad.

No obstante, los datos apuntan que es mucho más seguro estar inmunizado, incluso si se vive en una zona con muchos casos, que no estarlo, destacó The Washington Post.

Así lo remarcaron los expertos este jueves en la Casa Blanca, donde animaron a los estadounidenses a vacunarse.

"Todos sabemos que la vacunación es la mejor línea de defensa contra la covid y la manera de acabar con la pandemia", afirmó el coordinador de la respuesta del Gobierno a la pandemia, Jeff Zients.

AVANCES EN LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

Por primera vez desde junio, EE.UU. ha registrado una media diaria de medio millón de personas que han recibido la inyección contra la covid por primera vez, y solo la semana pasada se administró la primera dosis a 3,3 millones de estadounidenses.

Zients indicó que los mayores progresos en inmunización se están produciendo en estados con muchos casos como Arkansas, Luisiana, Alabama y Misisipi.

El responsable recordó algunas medidas adoptadas para fomentar la inmunización como el mandato para que todos los empleados federales se vacunen, así como los soldados en activo.

Asimismo, aseguró que las autoridades estatales y locales están adoptando requisitos de vacunación y que compañías como Amtrak McDonalds o NBC/Universal han pedido a sus trabajadores que se inmunicen para regresar a sus puestos presencialmente.

Zients afirmó que cerca de 700 facultades y universidades en el país han anunciado requisitos de vacunación para que 5 millones de universitarios puedan regresar a las aulas.

Pese a los llamamientos del Gobierno, existe resistencia en muchos lugares del país a vacunarse o llevar mascarilla, cuyo uso se ha politizado en el país y muchos simpatizantes del expresidente Donald Trump rechazan ponérselas.

Ese problema quedó patente la noche del miércoles, cuando un grupo de manifestantes intentó boicotear una reunión de la junta escolar de un colegio del condado de Williamson en las afueras de Nashville (Tennessee), que votó a favor de solicitar a los alumnos que lleven mascarilla temporalmente.

En un discurso este jueves, Biden lamentó lo ocurrido en esa escuela y señaló que había visto imágenes de manifestantes contrarios a la mascarilla amenazando a enfermeras y médicos cuando abandonaban la reunión de la junta escolar.

"Nuestros trabajadores sanitarios son héroes -recordó-. Fueron héroes cuando no había vacunas".

Y añadió que "esto no es sobre política, es sobre mantener a nuestros hijos seguros".

 

OMS pide no politizar la búsqueda científica de los orígenes del COVID-19

La búsqueda de los orígenes del coronavirus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, "no consiste en buscar culpables, señalar con el dedo o apuntarse victorias políticas", señaló hoy en un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pide no politizar las actuales investigaciones.

"Pedimos a todos los gobiernos que despoliticen la situación y cooperen para acelerar los estudios sobre los orígenes, con el importante objetivo de desarrollar un marco común para futuros patógenos con potencial pandémico", indicó la organización.

El comunicado se publica entre crecientes presiones de Estados Unidos y China (Washington busca demostrar la teoría de que el coronavirus salió de un laboratorio y Pekín quiere desecharla) y el mismo día en el que el jefe del equipo investigador de la OMS para estos orígenes hizo importantes revelaciones en una entrevista a la prensa danesa.

Peter Embarek, jefe del equipo de la OMS y otras agencias que a principios de 2021 visitó Wuhan para estudiar el origen del coronavirus, señaló en declaraciones publicadas hoy por la televisión danesa TV2 que el COVID-19 pudo comenzar después de que un investigador de un laboratorio de esa ciudad china se infectara con un murciélago.

"La infección de un empleado cuando tomaba muestras es una de las hipótesis probables", señaló Embarek en la entrevista, aunque matizó que la misión de la OMS no pudo encontrar evidencias directas para apoyar esa teoría.

El informe de la primera misión de la OMS en Wuhan, publicado en abril, apuntaba cuatro teorías posibles sobre el origen del COVID-19, aunque señalaba que el origen en un accidente de laboratorio era la menos probable.

Los expertos citaban como la hipótesis más posible que el coronavirus se hubiera originado en la naturaleza y pasara de un animal o varios al ser humano.

La OMS insistió hoy en su comunicado en que la prioridad de sus científicos es continuar sus investigaciones sobre la base de ese primer informe y "acelerar los esfuerzos científicos alrededor de todas las hipótesis".

Afirmó que en siguientes fases de la investigación (que podrían incluir nuevas visitas a Wuhan) es esencial disponer de datos en bruto de los primeros casos de COVID-19 en China, después de que tras la primera pesquisa la OMS criticara a las autoridades chinas por no facilitarlos.

"Buscar los orígenes de un nuevo virus es una tarea inmensamente difícil que requiere tiempo", resumió la OMS, que reconoció que las autoridades chinas se han comunicado con ella para expresar malestar por la politización de la investigación, que consideran fruto de las presiones externas a esa agencia de Naciones Unidas.

 

Tasa de desempleo juvenil en Latinoamérica subió a 23,8 % en primer trimestre

La tasa promedio de desocupación juvenil en América Latina y el Caribe alcanzó en el primer trimestre de 2021 el nivel más alto desde que se tiene registro, al llegar al 23,8 %, lo que implica que entre 2 y 3 millones de jóvenes quedaron por fuera de la fuerza laboral ante la falta de oportunidades por la pandemia.


Fuente: EFE


Así lo reveló este jueves el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, con motivo del Día Internacional de la Juventud.

Pinheiro detalló en un comunicado que la tasa de 23,8 % de desocupación juvenil en la región representa un aumento de 3 puntos porcentuales en comparación con el nivel registrado antes de la llegada del coronavirus.

En paralelo, cayó cerca de 3 puntos porcentuales la tasa de participación laboral de los jóvenes entre 15 y 24 años, al situarse al 45,6 % en los primeros tres meses de 2021.

"GENERACIÓN DEL CONFINAMIENTO"

Ante este escenario, el director de la OIT para América Latina y el Caribe alertó del "desafío urgente" de los países de la región de tomar medidas para desactivar la "bomba del tiempo" representada por el legado de alto desempleo, informalidad y falta de oportunidades para los jóvenes que está dejando la crisis generada por la covid-19.

"La población joven está entre los que padecen con mayor intensidad las consecuencias sociales y económicas de la pandemia en la región, y harán frente a los efectos de la misma en los próximos años de su vida laboral, corriendo el riesgo de pasar a construir una generación del confinamiento", declaró Pinheiro.

Destacó que esta generación ha experimentado los impactos de la pandemia a través de "una multiplicidad de canales, tales como la interrupción de sus programas educativos o de formación y de puente hacia el mercado de trabajo, la pérdida de empleo y de ingresos, y la perspectiva de enfrentar mayores dificultades para encontrar una ocupación en el futuro".

INFORMALIDAD Y PROTESTAS

En el comunicado, Pinheiro también vaticinó que "aunque la demanda de empleo comience a evidenciar un comportamiento más favorable de la mano de un mayor dinamismo económico, las oportunidades de empleo para los jóvenes continuarán estando muy restringidas".

Además, "la ya elevada incidencia de la informalidad entre estos trabajadores, que afectaba a seis de cada diez jóvenes antes de la pandemia, corre el riesgo de incrementarse aún más".

En este sentido, sostuvo que será necesario que los países de la región cuenten con estrategias específicamente destinadas a enfrentar este problema "estructural y complejo", con políticas que apunten a aumentar la oferta de trabajo y estimulen la contratación de jóvenes.

Pinheiro agregó que, más allá de las afectaciones en la trayectoria laboral de esta generación, la falta de oportunidades de empleo juvenil también son "fuente de desaliento y frustración, lo cual puede desembocar en situaciones conflictivas e incluso afectar la gobernabilidad a diversos niveles".

"Las protestas que habían surgido en diversos países de esta región antes de la pandemia eran encabezadas por jóvenes. Después de una crisis feroz que ha dejado a muchas personas sin esperanzas, ya hemos visto cómo en algunos países esos jóvenes vuelven a salir a reclamar un porvenir", señaló.

 

Río de Janeiro es el epicentro de la variante delta en Brasil

Río de Janeiro es el actual epicentro de la variante delta en Brasil con 206 casos confirmados, que equivalen al 36 % de las notificaciones de esta cepa en todo el país, informaron este miércoles fuentes oficiales.


Fuente: EFE

De acuerdo con el Ministerio de Salud, 570 personas han sido notificadas en la potencia suramericana con la delta —tras exámenes de comparación genética— y 36 han fallecido a causa de esta variante registrada por primera vez en India y la más contagiosa del coronavirus, según los expertos.

Sao Paulo, el estado más poblado del país, con unos 46 millones de habitantes, se ubica como la segunda región con más registros de la delta, con 96 casos. Le siguen Brasilia (75), Río Grande do Sul (64) Paraná (54), Santa Catarina (34) y Goiás (10).

La situación en Río ha prendido alarmas ya que más de la mitad de los casos registrados con delta en el estado fueron notificados en su capital homónima y la municipalidad se ha visto obligada a suspender la vacunación desde este miércoles por falta de dosis.

Ante la falta de respuesta por parte del Ministerio de Salud sobre el envío de dosis extra a la ciudad, el alcalde de Río, Eduardo Paes, confirmó hoy que el jueves tampoco podrá continuar con la inmunización.

El tema ya se venía alertando desde la semana pasada por las autoridades de la "cidade maravilhosa" e incluso el foro de Gobernadores pidió al Ministerio de Salud el envío de dosis extra para Río de Janeiro a fin de "evitar una catástrofe", pues, por ser altamente contagiosa, la delta podría amenazar los avances del país en la lucha contra el virus.

A eso se suma la situación "preocupante" y la alta tendencia de los casos de covid-19 señalada en el último informe de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), divulgado hoy.

De acuerdo con el mayor centro de investigación médica de América Latina, la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos de la "cidade maravilhosa" está en 97 %, ratificando una tendencia al alta que se mantiene desde hace varias semanas.

Con más de 564.000 muertos y 20,2 millones de contagios, Brasil es uno de los países más azotados por la pandemia.

No obstante, las cifras han caído casi que a diario en los últimos dos meses gracias a la campaña de vacunación adelantada en este país de 212 millones de habitantes.

Según los datos oficiales, el 51 % de la población ya cuenta con la primera dosis de la vacuna y un 21 % ya tiene el ciclo total.