Desmienten artículo científico que afirma que virus del COVID-19 fue creado en un laboratorio

Distintos profesionales del ámbito científico desmintieron el artículo que sugiere que el virus del SARS-CoV-2 fue creado en un laboratorio. Una de las firmantes del supuesto estudio es la viróloga china Li-Meng Yan, quien dice haber huido de su país natal tras descubrir la capacidad contagiosa del virus.

El reconocido portal de fact-checking Chequeado publicó un material especial en el que aborda detalles concernientes al artículo científico de la viróloga china Li-Meng Yan y otros 3 investigadores sobre el virus que origina el COVID-19.

En dicha publicación se sugiere que el virus SARS-CoV-2 no se originó en la naturaleza, como muestra la evidencia científica, sino que fue creado en el laboratorio, poniendo diversos argumentos en la palestra para hacer tal afirmación.

En base a consultas con diversos expertos y profesionales de destacada trayectoria, así como publicaciones realizadas en otros medios, Chequeado confirma que el artículo se sustenta en afirmaciones que no están respaldadas por datos.

Uno de los primeros aspectos que echan por tierra el trabajo es el hecho de que el documento no haya sido publicado en una revista científica, sino en un sitio web llamado Zenodo que permite el posteo gratuito y libre de resúmenes, libros, preprints, presentaciones, videos y hasta audios sin ningún tipo de control o verificación.

El trabajo lleva el título de “Características inusuales del genoma del SARS-CoV-2 que sugieren una modificación sofisticada en el laboratorio en lugar de la evolución natural y la delineación de su probable ruta sintética” y no fue publicado en una revista científica ni revisado por pares.

“Aunque a simple vista el documento esté disfrazado de artículo de investigación, utilizando un formato y jerga técnica específica del área, en una lectura rápida se observa la falta de rigurosidad, la selección arbitraria de elementos en detrimento de otros que van en contra de su narrativa y la falta de sustento de todas y cada una de sus afirmaciones”, aseguró el virólogo Humberto Debat, investigador del INTA en Córdoba e integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2.

Andrew Preston, experto en patogénesis microbiana de la Universidad de Bath (Reino Unido), señaló a Newsweek que este preprint “no puede tener ninguna credibilidad en su forma actual”. Igualmente, considera que el artículo no se basa en una interpretación objetiva del genoma del SARS-CoV-2. “Las interpretaciones realizadas no están respaldadas por datos, no están fundamentadas y están en gran medida enunciadas pero no explicadas”, agregó.

Se trata de “un preprint bizarro e infundado”, opinó en Twitter Carl Bergstrom, biólogo evolutivo de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos).

Una de las afirmaciones principales del estudio es que “el SARS-CoV-2 muestra características biológicas que son incompatibles con virus zoonóticos de origen natural”. Para Humberto Debat, el trabajo ignora toda la información genómica reciente de coronavirus que hay sobre murciélagos y pangolines.

“Es como si el reporte hubiera sido escrito el 10 de enero cuando se publicó el genoma de SARS-CoV-2. De tal modo que toda su línea narrativa está basada en la similaridad de SARS-CoV-2 y los coronavirus SARS-like ZC45 y ZXC21 reportados en 2018 que solo tienen un 89% de identidad genómica con SARS-CoV-2 y por lo tanto en su línea narrativa diversos aspectos genómicos les resultan ‘inusuales’ con respecto a otros coronavirus”, expresó.

Hasta el momento, los estudios indican que el SARS-CoV-2 se relaciona filogenéticamente (comparte ancestros cercanos) con 2 coronavirus de murciélagos, recuerda Chequeado. “El trabajo de Li-Meng Yan no toma en cuenta los coronavirus RaTG13 de Rhinolophus affinis (una especie de murciélago) de la provincia de Yunnan que tiene 96% de identidad del genoma completo con SARS-CoV-2 y RmYN02 de Rhinolophus malayanus (otra especie), que comparte 93,3% de identidad con SARS-CoV-2 en genoma completo y 97,2% de identidad en el gen 1ab y tampoco numerosos coronavirus derivados de pangolines”, analizó el virólogo argentino.

En términos generales, el artículo proclama evidencias de manipulación del virus en el laboratorio que no son tales. Menciona, por ejemplo, la utilización de los coronavirus de murciélago ZC45 y/o ZXC21 como “columna vertebral” para la creación del SARS-CoV-2.

Carolina Torres, profesora de la Cátedra de Virología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA e investigadora del Conicet, aseguró que esto “no es posible”. “Estos virus presentan una distancia genética sumamente grande que imposibilita que sean virus parentales directos (más de 3.600 nucleótidos distintos a lo largo del genoma). Por lo tanto, la aseveración sobre que la supuesta cercanía genética que demuestra manipulación no tiene sustento”, sostuvo.

Así como estos, son varios los argumentos citados por Chequeado que, en base a fundamentaciones científicas, dan cuenta de la falta de veracidad en las conclusiones que son expuestas en el documento de la viróloga china Li-Meng Yan y sus colegas.

Existe consenso a nivel científico sobre el origen natural del SARS-CoV-2. La evidencia muestra que el SARS-CoV-2 no es un virus que se haya producido en un laboratorio: la estructura no es la que corresponde a la manipulación de un genoma y no hay nada que indique que fue creado a partir del patrón de otro virus.

Las autoridades internacionales de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención (CDC) de Enfermedades de Estados Unidos, también han señalado que todos los datos disponibles sugieren que el SARS-CoV-2 tiene un origen animal y no es un virus creado en laboratorio.

 

Brasil registra 377 muertes en últimas 24 horas y el total supera las 137.000

Brasil, uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia del nuevo coronavirus junto a Estados Unidos e India, registró este lunes 377 muertes relacionadas con el COVID-19 y el total de fallecidos superó ya los 137.000, según divulgó el Ministerio de Salud.


Fuente: EFE

En su más reciente boletín epidemiológico diario, el Gobierno informó que el país registró en las últimas 24 horas también 13.439 nuevos casos confirmados.

El informe incluye los datos actualizados de Tocantins (centro-oeste) y Roraima y Amapá (norte), estados que no habían reportado el domingo su estadística diaria.

Aún así las cifras diarias son de las más bajas durante los últimos días de la pandemia.

Sin embargo, los fines de semana suelen presentarse reportes incompletos por la falta de funcionarios para recolectar los datos en algunos municipios apartados de la geografía brasileña y que dependen de la logística de localidades vecinas, por lo que el ajuste se realiza entre lunes y martes.

Así, el número consolidado de contagiados desde el primero reportado el 26 de febrero ascendió a 4.558.068 personas, mientras que el de fallecidos se elevó a 137.272 decesos desde la primera muerte ocurrida el 12 de marzo, con ambos casos registrados en Sao Paulo.

Brasil, que continúa como uno de los epicentros mundiales de la pandemia como el segundo país en número de muertes y el tercero en contagios, registraba este lunes una tasa de mortalidad de 65,3 decesos y una incidencia de 2.169 personas infectadas por cada 100.000 habitantes.

Las datos también muestran que hasta este lunes se han recuperado 3.887.199 pacientes del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, entre ellos el presidente Jair Bolsonaro, su esposa, dos de sus cinco hijos y varios ministros del Gabinete, lo que supone el 85,3 % del total de infectados en el país de 210 millones de habitantes.

Otros 533.597 pacientes, incluidos algunos gobernadores, se encuentran en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

El estado de Sao Paulo (937.332 casos confirmados y 33.984 muertes), en la región sudeste, se mantiene como el más afectado por el patógeno.

A pesar de una tímida desacelerada de la pandemia, el país ha retomado la mayoría de sus actividades económicas e iniciado la reapertura escalonada del comercio y servicios que se mantuvieron cerrados y suspendidos por las medidas de cuarentena y aislamiento social decretadas por gobernadores y alcaldes.

 

OMS presenta plan mundial para "distribución equitativa" de la vacuna contra el COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado un esquema para lograr una distribución equitativa de la vacuna contra el COVID-19 una vez que la misma pueda ser culminada y fabricada a gran escala para el mundo.

Las expectativas por tener al fin una vacuna eficaz y segura contra el nuevo coronavirus son enormes, dadas las circunstancias que se viven a consecuencia de la pandemia.

Es así como varios gobiernos han realizado importantes esfuerzos para asegurarse la provisión de esta vacuna, incluso sin importar el país de procedencia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través del Centro de Acceso Global a las Vacunas COVID-19 (también llamado Mecanismo COVAX), ha asegurado la distribución a los 156 países que se han unido a la red.

La lista incluye 64 países de ingresos medios o altos que participarán en la financiación de estas vacunas, entre ellos los de la Unión Europea (UE), Japón, Australia, Argentina, Perú o Colombia, y 92 economías más pobres que recibirían masivamente dosis, como la India, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Bolivia o muchas naciones africanas.

En el caso puntual de China y Estados Unidos, ambos países no fueron incluidos en el listado de la OMS, atendiendo a que no forman parte del acuerdo original.

Los principales objetivos de esta alianza son "garantizar que todos los países tengan acceso a una vacuna al mismo tiempo" y conseguir unos 2.000 millones de dosis (suficientes para vacunar a uno de cada siete seres humanos) antes del final de 2021, explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El periodista Federico Kukso explica en su Twitter que, en la primera fase, todos los países que se han integrado al Mecanismo COVAX recibirían una vacuna proporcional a su población. Inicialmente, se prevé contar con vacunas suficientes para inmunizar al 3% de la población de cada nación.

Las primeras dosis serían destinadas a los trabajadores de la primera línea de atención sanitaria (médicos, enfermeros, terapistas, etc). Posteriormente, se entregarían vacunas adicionales hasta que el 20% de la población de un país esté cubierto para inmunizar a las personas que forman parte del grupo de riesgo (mayores y con comorbilidades).

Ya en la segunda fase, se buscará ampliar la cobertura a otras poblaciones. Si persisten graves limitaciones de suministro, se adoptaría un enfoque "de asignación ponderada", teniendo en cuenta la amenaza y vulnerabilidad de COVID de un país, según indica Kukso.

 

Vacuna de Oxford presenta nuevas complicaciones en voluntarios

Un segundo voluntario presentó complicaciones en su salud luego de someterse a las vacunas experimentales de la Universidad de Oxford, que en un primer caso similar minimizó el tema.

El segundo caso habría tenido lugar a principios de setiembre y todo apunta a que se trataría de un cuadro de mielitis transversa.

La misma es una inflamación de la médula espinal que produce dolor en todo el cuerpo. El caso despierta especulación sobre la fiabilidad de las pruebas de la Universidad.

No obstante, AstraZeneca afirma que las enfermedades no están asociadas a las vacunas y por dirección de revisores independientes, los ensayos continuarán de manera normal.

AstraZeneca colabora de manera estrecha con la Universidad de Oxford. Hasta el momento, unas 18.000 personas fueron sometidas a experimentación en diversos países.

El revés viene de contramano a la expectativa de lanzamiento que es el 3 de noviembre de este año. De empezar su distribución, los medicamentos costarían aproximadamente tres euros la dosis.