Destituyeron al diputado que orquestó la caída de Dilma

La Cámara de Diputados de Brasil destituyó a Eduardo Cunha, arquitecto del impeachment de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, por ocultar cuentas bancarias en Suiza, en una nueva página de la crisis política que golpea al gigante sudamericano.

El plenario, con un quorum de 470 diputados, decidió poner fin a su mandato por 450 votos a favor, 10 en contra y 9 abstenciones (el presidente no votó), al cabo de una sesión intensa en la que el propio Cunha asumió personalmente su defensa, replicando el gesto de Rousseff en las sesiones finales de su juicio político.

“Declaro la pérdida del mandato del diputado Eduardo Cunha por conducta incompatible con el mandato parlamentario”, señaló el fallo leído en el recinto.

La sentencia lo inhabilitó para postularse o ejercer cargos públicos por ocho años, a diferencia de Rousseff que conservó sus derechos políticos. Como su castigo entra en vigencia a partir del fin del actual periodo legislativo, la prohibición se extenderá por más de 10 años.

Ultraconservador, evangélico y fino conocedor de los laberintos reglamentarios del Congreso, Cunha fue acusado ante el Consejo de Ética de la cámara de ocultar cuentas bancarias en Suiza.

Enfrenta además causas ante el Supremo tribunal federal (STF) por corrupción pasiva, lavado de dinero, ocultamiento de cuentas en el extranjero abastecidas con dinero ilegal de Petrobras, abuso de poder y realización de maniobras para obstaculizar investigaciones, entre otras.

Durante su alegato, criticó a Rousseff y al Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y durante largos pasajes encarnó al político calculador y dominante de los días en que presidía la Cámara. No obstante, por momentos se le quebró la voz. “No mentí, no hay cuenta, ¿dónde está la prueba? No hay prueba (…) No me juzguen por lo que dice la opinión pública”, pidió.

“Es el precio que estoy pagando para que Brasil quede libre del PT. Me están cobrando el precio del impeachment que acepté y que nadie más estaba en condiciones de hacer en ese momento”, dijo tras recordar a sus colegas que al menos 160 de ellos también enfrentan investigaciones judiciales.

Petro envía proyecto de ley para que los ricos de Colombia paguen más impuestos

El nuevo gobierno de izquierda de Colombia radicó este lunes ante el Congreso de mayoría oficialista un proyecto de ley para que los ricos paguen más impuestos y financiar con nuevos recursos sus ambiciosos programas sociales contra la pobreza y la desigualdad. 


Fuente: AFP

 

El recién posesionado equipo económico del presidente Gustavo Petro presentó la reforma tributaria para su rápido trámite legislativo.

La iniciativa busca “fortalecer la tributación de los sujetos con mayor capacidad contributiva” y reducir las exenciones a “los más pudientes”, según un resumen oficial compartido a los medios.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, explicó que la carga impositiva recaerá sobre las personas naturales con ingresos mensuales superiores a los 10 millones de pesos de ingresos mensuales (unos 2.300 dólares), que representan el 2,4% de la población.

“El mayor aumento es solamente para unas 34.000 personas” consideradas como los “ultraprivilegiados en el sistema tributario colombiano”, agregó Ocampo.

Con la reforma, el gobierno de Petro aspira percibir 25 billones de pesos para 2023 (USD 273.000 millones), lo que equivale al 1,72% del PIB, y 50 billones para 2026 mediante una recaudación más efectiva.

También fija nuevos impuestos al patrimonio, bebidas azucaradas y productos ultraprocesados como embutidos, a las herencias y ganancias ocasionales, por ejemplo premios de lotería.

Según el gobierno, los ingresos tributarios representan hoy el 13% del PIB, por debajo del promedio de Latinoamérica (14,8%).

Petro asumió el domingo con un plan de reformas profundas que apuntan a fortalecer al Estado, reducir la pobreza que castiga al 39% de los 50 millones de colombianos y acortar la brecha entre ricos y pobres, la más amplia de la región según el índice de desigualdad de Gini.

También prometió dejar atrás el modelo extractivista y transitar hacia las energías limpias y el cuidado del medio ambiente. La reforma presentada este lunes plantea aumentar los impuestos a las exportaciones de petróleo, carbón y oro, así como a los plásticos de un solo uso.

El nuevo mandatario recibe unas finanzas duramente golpeadas por la pandemia, con un déficit fiscal estimado del 5,6% del PIB para este año y una deuda pública que ronda el 56,5%.

 

– “Pie en el acelerador” –

 

Desde la elección de Petro el 19 de junio había gran expectativa por su propuesta impositiva, especialmente entre algunos sectores que temían una reforma confiscatoria.

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Empresarios de Colombia, Bruce Mac Master, destacó la decisión del gobierno de mantenerse en los niveles de endeudamiento y de déficit que impone la llamada regla fiscal.

“Es una muy buena señal para los mercados y ordenará muchas de las discusiones”, escribió en Twitter Mac Master.

Con mayorías en el Legislativo, el gobierno de Petro radicará el grueso de sus propuestas en los primeros días de gestión.

El presidente del Senado, Roy Barreras, le aseguró al ministro Ocampo que los legisladores tendrán “toda la disposición para discutir ampliamente esta reforma tributaria (…) con mensaje de urgencia”.

“Este Congreso tiene el pie en el acelerador porque hay que cumplirle a Colombia”, aseguró Barreras.

También el congresista David Rocero, presidente de la Cámara Baja, afirmó en Twitter que garantizará “una discusión abierta”, “amplia” y “un trámite ágil” a la ley en las próximas semanas.

En 2021, el gobierno de Iván Duque intentó gravar a la clase media para hacer frente los estragos de la crisis sanitaria, lo que desató violentas protestas que se extendieron por dos meses y dejaron 46 muertos, entre civiles y policías, según la ONU.

El FBI allana Mar-a-Lago, la residencia de Trump en Florida

Mar-a-Lago, la mansión que el expresidente estadounidense Donald Trump posee en Palm Beach, en el sureste de Florida, fue allanada este lunes por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI), según anunció el propio Trump en su sitio web.


Fuente: EFE

“Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, mientras mi bella casa de Mar-a-Lago, en Palm Beach, está ahora siendo sitiada, asaltada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, escribió el exmandatario estadounidense en su plataforma digital.

De acuerdo con medios como CNN, se trata de una orden de allanamiento que la entidad federal cumple en la residencia Mar-a-Lago sin que se conozca hasta el momento las razones o causa.

En el comunicado, Trump afirma que “nunca antes le había pasado algo así a un presidente de los Estados Unidos”.

“Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales pertinentes, esta redada no anunciada en mi casa no fue necesaria ni apropiada”, señala.

Acusa Trump a la Fiscalía de “mala conducta” y denuncia “la militarización del sistema de justicia” y el “ataque de los demócratas radicales de izquierda que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024”, dice en su sitio web, que encabeza las palabras “Save America”

Según Trump, un asalto como este solo puede suceder en países “rotos” del Tercer Mundo. “Lamentablemente -agrega- Estados Unidos se ha convertido ahora en uno de esos países, corruptos a un nivel nunca antes visto”.

“¡Incluso entraron en mi caja fuerte!”, exclama a continuación con indignación, para subrayar que “la persecución política del presidente Donald J. Trump ha estado en marcha por años”.

Se refirió también a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, para asegurar que “se le permitió borrar y lavar con ácido 33.000 correos electrónicos después de que fueran reclamados por el Congreso”.

Y, sin embargo, dijo, “no ha pasado absolutamente nada que la haga responsable”.

El presidente 45 de los Estados Unidos (2017-2021) dijo además, sin explicar las razones del allanamiento, que “la anarquía, la persecución política y la caza de brujas deben ser expuestas y detenidas”.

México usará un dron acuático en rescate de diez mineros atrapados

Las autoridades mexicanas preparan este lunes un operativo para que buzos rescatistas puedan ingresar a una mina de carbón inundada, donde diez obreros permanecen atrapados desde hace cinco días.


Fuente: AFP

 

Un día después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador urgiera “hacer más” esfuerzos para evacuar a los trabajadores, el servicio de Protección Civil anunció que inspeccionará el socavón con un dron equipado con una cámara acuática antes de que ingresen los socorristas.

“El día de hoy se estará trabajando con un dron submarino que hizo llegar la Marina”, dijo la titular del organismo, Laura Velázquez, durante la conferencia de López Obrador, quien supervisó las labores de rescate in situ el domingo.

La funcionaria explicó que el aparato tiene una cámara de alta resolución y luz para grabar hasta unos 250 metros de profundidad, de manera que los buzos de la secretaría de Defensa puedan identificar posibles obstáculos “sin poner en riesgo” la vida de los rescatistas.

El anuncio de la cámara causó revuelo en el campamento donde aguardan los familiares de los mineros en Agujita, una comunidad del estado de Coahuila (norte y fronterizo con Estados Unidos).

Algunos comentaban sobre la posibilidad de que esta inspección acelere el ingreso de los buceadores.

Sin embargo, la inmersión a través de un pozo recién se llevaría a cabo a mediados de esta semana, según un diagrama del Ejército presentado en la conferencia presidencial.

De acuerdo con esas estimaciones, el nivel de agua seguro para permitir el acceso es de 1,5 metros. Actualmente la cota se encuentra en 19,4 metros.

Al mismo tiempo, el gobierno informó que continúan los trabajos para extraer con motobombas el agua de la mina, de entre 30 y 40 metros de profundidad.

“Se están sacando más de 300 litros por segundo (…), es lo necesario de acuerdo a los técnicos y estamos apurando en sacar el agua para que entren ya los rescatistas”, señaló López Obrador.

 

-Refugios salvadores-

 

El mandatario aseguró que el personal en el terreno y las familias mantienen la confianza en que los mineros estén con vida.

“Todos tienen fe, nadie está pensando en otra cosa más que en el rescate”, sostuvo. “Nos explicaban que cuando se trabaja en esas minas, los mismos mineros hacen como huecos o refugios”, añadió.

Sin embargo, la ansiedad es notoria entre los parientes de los mineros, que con el paso de las horas cuestionan la idoneidad del personal de rescate y evitan hablar con los periodistas presentes en el lugar.

En tanto, el cordón de seguridad en torno a la mina fue reforzado, constató la AFP.

El yacimiento está ubicado a unos 1.130 km al norte de Ciudad de México, en la región carbonífera de Coahuila, principal productora de este mineral en el país.

“Es algo muy doloroso, lo vivimos en carne propia”, declaró este lunes a la AFP en Sabinas Rogelio Mireles, quien se retiró de la minería luego de la muerte de 65 trabajadores en el socavón carbonífero de Pasta de Cochos, ocurrida a raíz de una explosión de gas el 19 de febrero de 2006. Solo dos cuerpos fueron rescatados.

Rogelio, de 36 años, trabajaba allí, pero no estaba en la mina en el momento del estallido. Ahora labora en un supermercado del lugar, pero su caso es excepcional. “No hay alternativa, la gente necesita trabajar, no hay mucha fuente empleo”, refiere.

Cuenta que la extracción a través de los llamados “pocitos” -hoyos artesanales por donde descienden los obreros y sacan el material, como en el caso de Agujita- es mucho más peligrosa que en las minas industriales.

El accidente del pasado miércoles ocurrió cuando la cuadrilla se topó con un área contigua llena de agua, que al derrumbarse inundó la mina, según las autoridades. Cinco de los obreros lograron escapar, mientras la Fiscalía anunció el domingo la apertura de una investigación.

Los accidentes en minas de Coahuila suceden regularmente. En junio de 2021, siete obreros murieron tras el colapso de otra mina de carbón en Múzquiz.