Donald Trump exige a gobernadores a la reapertura de las iglesias

Donald Trump, presidente de Estados Unidos advierte que si los gobernadores de cada uno de los estados no proceden a la reapertura de las iglesias, no dudará en tomar decisiones drásticas.

"Algunos gobernadores consideraron esenciales a negocios que venden alcohol y clínicas que hacen abortos y dejaron afuera a los templos".

Así protestó Trump hoy en una jornada en la que emitió un mensaje a la ciudadanía desde la Casa Blanca. Advirtió que "pasaré por encima de ellos" si no reabren las iglesias.

"Estoy corrigiendo esa injusticia y las estoy incluyendo en la categoría de esenciales. Así que llamo a los gobernadores a hacerlo ahora mismo", avisó.

Fundamentó que "son espacios que mantienen unida a nuestra sociedad" y que "muchos norteamericanos consideran su fe como parte central de sus vidas".

"No creo que nada malo les pase a ellos (feligreses y líderes religiosos). Los gobernadores deben hacer lo correcto y permitir que reabran desde este fin de semana", dijo.

Trump no aclaró si el gobierno en sí tiene alguna medida preparada en caso de que los gobernadores de los 51 estados incumplan su exigencia.

A nivel general, las iglesias en el mundo están restringidas de celebraciones con público presente, dada la aglomeración que ello implicaría y que iría en contrasentido a las normativas sanitarias.

Informes oficiales refieren que varias muertes se registraron en este tiempo por asistencia a cultos religiosos. Algunos de esos decesos se registraron en las ciudades de California y Arkansas.

New York flexibilizó la cuarentena con sus habitantes y permite la reunión de personas en iglesias con un máximo de diez personas, todas ellas obligadas a cumplir con reglamentos sanitarios como el uso de tapabocas.

 

Censuran parte del video en el que Bolsonaro habla de Paraguay y puede desatar conflicto

El magistrado Celso de Mello, decano de la Corte Suprema de Brasil, ordenó este viernes la divulgación de un video que pudiera comprometer al jefe de Estado, Jair Bolsonaro, en una investigación sobre supuestas injerencias ilegales en la Policía Federal. Sin embargo, se decidió eliminar solo dos extractos, que contienen comentarios sobre China y Paraguay.


Fuente: EFE

Según determinó el juez, que supervisa la investigación a cargo de la Fiscalía, el video que registró una reunión ministerial que se celebró el pasado 22 de abril deberá ser difundido en forma parcial, con una edición que sólo mostrará lo que tenga relación con el caso.

El vídeo, que puede ser hecho público a partir de este momento, es de una reunión de Bolsonaro con su gabinete, fue grabado en la sede de la Presidencia y, según afirma el exministro de Justicia Sergio Moro, sería una de las pruebas de las supuestas “presiones” e “injerencias ilegales” del mandatario en la Policía Federal.

Moro renunció días después de esa reunión ministerial y atribuyó su decisión a esas “presiones” de Bolsonaro sobre un órgano policial autónomo, las cuales calificó de “injerencia política inaceptable”.

Las sospechas vertidas por Moro llevaron a la Fiscalía a iniciar una investigación, supervisada por el decano del Supremo, quien hace diez días determinó que la Presidencia debía entregar el video a la Justicia.

Las imágenes ya han sido analizadas y Celso de Mello decidió este viernes que sean hechas públicas, pero limitó el contenido que será difundido a lo relacionado estrictamente con la averiguación.

El contenido que no se hará público es donde supuestamente Bolsonaro se refiere con comentarios ofensivos hacia China y Paraguay. Se busca que esto no traiga conflictos diplomáticos al Brasil.

En el marco de esa investigación, el magistrado también pidió este viernes a la Fiscalía que analice la posible necesidad de que sean incautados los teléfonos móviles del gobernante y de uno de sus hijos, Carlos, quien es concejal en Río de Janeiro, sobre la base de algunas noticias publicadas en medios locales.

 

Mueren al menos 60 personas al estrellarse un avión en Pakistán

Un avión de la compañía estatal Pakistan International Airlines (PIA) se estrelló este viernes en Pakistán en una zona residencial de la sureña ciudad de Karachi con 99 personas a bordo, dejando al menos 60 fallecidos, en una jornada en la que el país comenzaba las vacaciones por el fin de Ramadán.


Fuente: EFE

Las autoridades esperan que el número de víctimas mortales aumente.

A primera hora de la tarde, el piloto del A-320 que volaba entre Lahore y Karachi avisó por radio de que sufría problemas técnicos cuando se disponía a aterrizar, estrellándose en una zona residencial cercana al Aeropuerto Internacional Jinnah, relató en un vídeo el director ejecutivo de PIA, Arshad Malik.

“Estamos regresando, señor, hemos perdido los motores. Mayday, Mayday, Mayday”, afirma el piloto del vuelo, según recoge una grabación sin autentificar del sitio web liveatc.net, que graba las conversaciones entre los vuelos y las torres de control.

Tras ello, el silencio.

“Estaba a un minuto del aeropuerto”, dijo a Efe un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán, Abdul Sattar.

El portavoz había informado en un principio de que 107 personas viajaban en el avión, pero más tarde rebajó el número a 99, 91 pasajeros y 8 miembros de la tripulación.

La aeronave se llevó por delante varias viviendas y provocó incendios en el barrio Model Colony, que los bomberos tardaron horas en apagar. Las televisiones locales mostraron imágenes de uno de los motores entre las ruinas de casas, una gran columna de humo y heridos entre los escombros.

HORAS DE OPERACION DE RESCATE

Tras varias horas de una operación de rescate del Ejército y la administración civil que no ha llegado a su fin se recuperaron entre los restos del desastre 60 cadáveres, dijo a Efe Meeran Yusuf, portavoz del Departamento de Salud de la provincia de Sindh, de la que Karachi es la capital.

La portavoz no pudo especificar si los fallecidos eran pasajeros del vuelo o vecinos de la zona donde se estrelló.

La fuente indicó que dos de los pasajeros han sido rescatados con vida y se encuentran estables en hospitales, entre ellos el presidente del Banco del Punjab, Zafar Masood.

Además, otros ocho heridos, vecinos de la zona donde cayó el avión, han sido hospitalizados, la mitad de ellos con quemaduras en el 60 % del cuerpo.

“Del total de muertos, solo cuatro han sido identificados. Se llevarán a cabo test de ADN para identificar los cadáveres”, dijo Yusuf.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, expresó en Twitter su pesar por el accidente y anunció una investigación para esclarecer las causas del siniestro.

“Entristecido por el accidente de PIA. Se pondrá en marcha una investigación inmediatamente. Rezos y condolencias para las familias de los fallecidos”, escribió el mandatario.

INICIO DE LAS VACACIONES

El accidente ha ocurrido en el primer día de las vacaciones por el fin de la festividad musulmana de Ramadán, que comenzará el domingo o el lunes próximo.

El país había reanudado además los vuelos locales recientemente tras paralizar la aviación por la crisis del coronavirus, que ha dejado hasta el momento 1.067 muertos y 40.555 contagiados en suelo paquistaní.

Karachi, capital económica y la mayor ciudad del país con 16 millones de habitantes, es una de las zonas más golpeadas por la COVID-19.

El país asiático no es ajeno a los siniestros aéreos. En 2010 sufrió una de sus peores tragedias aéreas, cuando 152 personas murieron en el accidente de un avión cerca de Islamabad.

Dos años más tarde, otro accidente de aviación acabó con la vida de 138 pasajeros cerca de la capital.

Y en diciembre de 2016, otro accidente provocó la muerte de 48 personas cuando realizaba un trayecto entre Chitral (norte) e Islamabad.

 

Madrid y Barcelona iniciarán desconfinamiento junto al resto de España

Madrid.- La región de Madrid y Barcelona y su área metropolitana se sumarán el próximo lunes al plan de desconfinamiento progresivo elaborado por el Gobierno español para el regreso del país a la normalidad tras la pandemia de coronavirus, después de dos semanas esperando la aprobación de las autoridades sanitarias.


Fuente: EFE

Los dos territorios, los más golpeados por la enfermedad durante estos meses, y Castilla y León, región limítrofe con Madrid, pasarán ese día a la llamada fase 1, después de haber quedado rezagados quince días con respecto a otras zonas del país.

El lunes "toda España estará ya como mínimo en fase 1", afirmó este viernes en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien insistió en que "cada paso" que se da "debe ser un paso seguro" para no retroceder en la lucha contra la pandemia.

Madrid, Barcelona y Castilla y León se añaden a otros territorios que pasaron a esta fase 1 durante la pasada semana. En total, suponen unos 25 millones de habitantes, el 53 % de la población española.

El resto de regiones, que suman unos 22 millones de personas y representan el 47 % de la población, pasarán desde el próximo lunes a la fase 2, que permite una mayor actividad económica y social.

"Si tenemos cuidado en la vuelta a las actividades, el coronavirus podría estar muy cerca de alcanzar niveles prácticamente indetectables, por lo que lo interesante ahora es que ninguna provincia dé un paso atrás", dijo el epidemiólogo Fernando Simón, portavoz sanitario para la pandemia, en rueda de prensa.

El experto explicó que los criterios con los que se evalúa el cambio de fase van variando a medida que lo hace la epidemia, y que ahora lo que prima es la capacidad de detección precoz del virus, el seguimiento de los casos y sus contactos, lo que implica reaccionar "rápido de cara un brote".

QUÉ SUPONE CADA FASE

Cuando hace quince días el Ejecutivo decidió poner en marcha la desescalada del confinamiento por el coronavirus, decretado el pasado 14 de marzo, estableció tres fases, cada una de ellas más abierta, para facilitar la movilidad de los ciudadanos una vez que la pandemia está remitiendo.

En los territorios que están en la fase 1, entre otras cosas, puede abrir el pequeño comercio sin cita previa; se pueden reunir familiares y amigos hasta diez personas; abrir las terrazas de bares y restaurantes al 50 % de su capacidad, o los mercadillos al 25 %, y también la apertura de hoteles sin usar las zonas comunes.

También se pueden celebrar velatorios con un número limitado de personas y abrir los lugares de culto, aunque a un tercio de su capacidad, y en el ámbito cultural, estarán permitidos los actos con límites de asistencia.

En los lugares donde esté vigente la fase 2, los bares y restaurantes servirán comida dentro de los locales con limitación de aforo, también abrirán los centros comerciales, con limitación de ocupación, mientras que se amplía el de las tiendas pequeñas.

Asimismo se amplía el aforo en los lugares de culto y se permitirán bodas, aunque con limitación de asistentes igual que en y se permite la reapertura de cines, teatros y auditorios, que se podrán reabrir.

MENOS DE CIEN MUERTES POR SEXTO DÍA CONSECUTIVO

España recupera la normalidad mientras los efectos de la pandemia también disminuyen.

Los últimos datos ofrecidos hoy por el Ministerio de Sanidad sitúan el número de fallecidos por sexto día consecutivo por debajo del centenar, con 56 este viernes.

Igual que ayer, la cifra de hoy no incluye los datos de la región de Cataluña, donde "se están revisando" algunas cifras, indicó el epidemiólogo Fernando Simón, portavoz sanitario para la pandemia, en rueda de prensa.

El total de fallecidos hasta el momento es de 28.628, 688 más que ayer. Los 632 fallecimientos que quedan tras contabilizar los 56 muertos de hoy son decesos ocurridos en días anteriores en la región de Cataluña pero que aún no habían sido contabilizados, explicó Simón.

De hecho, tras validar los datos de ayer, Cataluña contabiliza un total de 6.656 muertes, lo que supone 635 más que las que figuraban en el balance de este jueves.

Esta región ha notificado 150 de los 446 nuevos contagios contabilizados hoy, mientras que Madrid ha comunicado 376 nuevos casos y 13 fallecimientos.

Simón reconoció su preocupación por los datos enviados "ayer y hoy" por Cataluña, y señaló que "si no se soluciona este problema, habrá que tener discusiones a nivel más alto" entre las administraciones nacional y regional.