EE.UU. no reabre la frontera con México por la expansión de la variante delta

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó este miércoles que Estados Unidos ha decidido no reabrir por ahora la frontera con México a raíz de la expansión de la variante delta del nuevo coronavirus en ambos lados de la frontera.


Fuente: EFE


"¿Qué nos ha venido a complicar lo que teníamos previsto? La variante delta, el crecimiento de casos en ambos países y ellos han tomado esta decisión. Por supuesto la respetamos", expresó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores ante la prensa.

El pasado junio, México aceleró la vacunación de los municipios que colindan con Estados Unidos para facilitar una pronta reapertura de la frontera común, que permanece cerrada a los viajes no esenciales desde marzo de 2020 por la pandemia de covid-19.

Sin embargo, Estados Unidos volvió a prorrogar un mes más el cierre de la frontera, que permanecerá restringida al menos hasta el 21 de agosto.

Ebrard recordó que la vacunación tiene "un impacto en cuanto a que el número de hospitalizados y defunciones no es tan alto" por lo que espera que se pueda reabrir la frontera "lo más pronto posible".

"Nos habría gustado otra cosas. Hay que seguir trabajando para que ojalá en agosto se reabran todas las actividades", expresó el secretario.

Durante las últimas semanas, México ha propuesto diversas opciones para reabrir la frontera, ya sea por municipios o por niveles de vacunación, pero no ha convencido a EE.UU.

México, que acumula 2,7 millones de casos de covid-19 confirmados y 21,9 millones de personas con el esquema completo de la vacuna, vive una tercera ola de contagios.

Mientras Estados Unidos, que acumula 34 millones de contagios, ha vivido en la última semana un aumento del 48 % de muertes por la variante delta, que ya representa el 83 % de los casos.

 

Crimen del presidente de Haití: investigación avanza entre muchas interrogantes

Puerto Príncipe.- La investigación criminal del asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise ha registrado importantes avances, pero todavía quedan muchos interrogantes por aclarar al cumplirse este miércoles dos semanas del magnicidio.


Fuente: EFE

El magnicidio fue cometido, según las pesquisas, por un comando de 26 mercenarios colombianos que irrumpieron en la residencia presidencial en la madrugada del 7 de julio, sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban la mansión, situada en el sector de Pelerin, en Puerto Príncipe.

Estos son los principales hallazgos de la Policía haitiana, en una investigación en la que colaboran con autoridades de Estados Unidos y Colombia, países de donde proceden parte de los arrestados.

En el ataque murió tiroteado Moise y resultó herida su esposa, Martine, quien ya salió del hospital de Miami (EE.UU.) en el que se trató de las heridas sufridas y regresó a Haití para organizar el funeral de su marido, previsto para este viernes en la ciudad de Cap-Haitien, en el norte del país.

LOS NÚMEROS DE LA OPERACIÓN POLICIAL

Por el momento, 26 personas han sido arrestadas, incluyendo 18 colombianos, en su mayoría militares retirados, así como 2 policías haitianos y 6 civiles, algunos de ellos con doble nacionalidad estadounidense.

Otros tres colombianos murieron en tiroteos con la Policía haitiana que tuvieron lugar en los dos días posteriores al crimen.

Al menos 10 sospechosos están prófugos, entre ellos 5 colombianos y otros 5 haitianos, estos últimos acusados de participar en la planificación.

La Policía ha aplicado medidas cautelares contra 23 de los guardias destinados a la seguridad de la residencia de Moise en la noche del ataque, incluyendo 7 que están "en aislamiento", aunque no formalmente detenidos.

LOS PRINCIPALES PERSONAJES

Christian Emmanuel Sanon: médico residente en Estados Unidos. Supuesto cerebro de la operación. Según la versión de la Policía haitiana, aspiraba a asesinar a Moise para reemplazarlo en la jefatura del Estado. Está bajo arresto.

Joseph Felix Badio: exfuncionario de un organismo anticorrupción dependiente del Ministerio de Justicia. Es señalado como el coordinador de la operación en el terreno. Es considerado el más peligroso de entre los prófugos.

Dimitri Hérard: jefe de seguridad del Palacio Presidencial. Hizo varios viajes a Colombia este año, por motivos desconocidos. Es uno de los policías en aislamiento.

Antonio Emmanuel Intriago Valera: venezolano, director de la empresa CTU Security, con base en EE.UU. Sospechoso de contratar a los mercenarios colombianos. No ha sido detenido.

LOS PUNTOS OSCUROS EN LA TRAMA

El rastro del dinero es el principal foco de la investigación en estos momentos y se considera un punto fundamental para descubrir a los responsables de haber costeado esta compleja y millonaria operación.

Por el momento, la Policía ha señalado a una empresa de préstamos con base en EE.UU., Worldwide Capital Lending Group, por supuestamente financiar la operación y acusa al exsenador John Joël Joseph, en paradero desconocido, de ser el tesorero.

Uno de los puntos de la investigación que más incredulidad genera en Haití es la versión que la Policía ha ofrecido sobre los supuestos planes del doctor Sanon para hacerse con la Presidencia después del asesinato.

Las dudas surgen porque no se ha explicado cómo pretendía articular ese supuesto plan y por el hecho de que Sanon, residente en Florida, era totalmente desconocido en el medio político de su país de origen.

La Policía haitiana tampoco ha aclarado la sucesión de acontecimientos en la noche del crimen y todavía guarda bajo llave las grabaciones de las cámaras de seguridad de la residencia de Moise, que ayudarían a arrojar luz sobre el papel de los agentes que la custodiaban.

En cualquier caso, la Policía ya considera un hecho que varios agentes del cuerpo armado participaron en el complot para matar a Moise.

 

OMS teme que se alcancen los 200 millones de contagios globales en agosto

El número de contagios globales de COVID-19 podría llegar a los 200 millones en las próximas tres semanas si se mantiene el actual ritmo ascendente de casos, advierte hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último informe epidemiológico.


Fuente: EFE

Del 12 al 18 de julio los contagios globales aumentaron un 12 %, con más de 3,4 millones de casos, es decir, casi medio millón más por día, mientras que la cantidad de muertes se mantuvo estable.

En la última semana se registraron 57.000 muertes por COVID-19 y alrededor de 100.000 contagios diarios más que la semana anterior, lo que hace un total desde que comenzó la pandemia de más de 190 millones de casos y 4 millones de fallecimientos.

Todas las regiones menos América y África reportaron un aumento en los contagios, sobre todo en la región de Asia Oriental, con un 30 % más de casos que la semana anterior, y Europa con un 21 % más.

Con respecto al número de muertes, Europa y África registraron cantidades similares a la semana anterior, mientras que el sur y este de Asia registraron aumentos de un 12 % y un 10 %, respectivamente.

En la última semana, los países que registraron mayores cantidades de contagios fueron Indonesia, Reino Unido, Brasil, India y Estados Unidos.

La OMS achacó el aumento de los contagios a la circulación de variantes más transmisibles, como la delta, ya identificada en 124 países.

La organización también citó como un factor para el ascenso de los contagios la relajación de las medidas sanitarias de prevención pública, el incremento de las reuniones sociales y la gran cantidad de personas que todavía no tienen acceso a la vacunación.

 

Un 70 % de población uruguaya tiene al menos una dosis contra el Covid-19

Montevideo. Un 70 % de la población uruguaya ha sido inoculada con al menos una de las dos dosis de las vacunas contra la covid-19, según puede verse este martes en el monitor web desarrollado por el Ministerio de Salud Pública (MSP).


Fuente: EFE

A las 18.24 horas (21.24 GMT) de este martes, 2.481.401 personas habían recibido al menos una de las dos dosis de las vacunas estadounidense Pfizer, china Coronavac o anglo-belga AstraZeneca.

De ellas, 2.084.514 personas, lo que supone un 58,83 % de la población, han completado la pauta de inoculación, con ambas dosis administradas.

Uruguay empezó a vacunar a sus 3,5 millones de habitantes desde el pasado 1 de marzo.

La Coronavac fue administrada inicialmente al personal docente, policías, bomberos, militares y trabajadores del Instituto del Niño y el Adolescente (INAU).

Poco después, se trasladaron dichas vacunas al departamento de Rivera (norte), fronterizo con Brasil y el más castigado inicialmente por la pandemia, y a las cárceles.

Posteriormente, el Gobierno uruguayo fue estableciendo rangos de edad para solicitar la administración de la vacuna y, recientemente, incluyó a los mayores de 12 años, convirtiéndose en el primer país de América Latina en inocular a adolescentes.

Por su parte, las dosis de Pfizer fueron administradas -por su mayor eficacia- al personal sanitario y a las personas mayores, incluidas las internadas en residencias de ancianos.

También se utilizó la vacuna estadounidense para la población en situación de calle.

En los últimos días, Uruguay regresó a la zona amarilla de riesgo, según el índice de Harvard, tras 7 meses entre la naranja y la roja. El país suramericano registró sus peores cifras de la pandemia, tanto en casos diarios como en fallecimientos, en abril, mayo y junio.

Actualmente, el país registra 379.376 casos positivos (3.828 activos y 107 en cuidados intensivos) y 5.896 fallecidos. E