EEUU aprueba el uso del cóctel de Regeneron como tratamiento contra el COVID-19

Ante el avance descontrolado de la epidemia de covid-19, que ha infectado a 12 millones de personas en su territorio, Estados Unidos autorizó el uso de un tratamiento de la firma Regeneron, usado antes por el presidente Donald Trump.


Fuente: EFE

Estados Unidos es, de lejos, el país más enlutado del mundo por el coronavirus, con 255.800 muertes. La epidemia está fuera de control y el número de nuevos casos diarios se está disparando (casi 164.000 solo el sábado) y ya supera los 12 millones de contagios, según la Universidad Johns Hopkins.

Ante esta situación, la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) otorgó este sábado la autorización urgente a un cóctel de anticuerpos sintéticos de la empresa de biotecnología Regeneron. Este tratamiento se le administró a Trump, quien lo había promocionado después de recuperarse del covid-19 en octubre.

Según la FDA, se ha demostrado que el tratamiento con REGEN-COV2, una combinación de dos anticuerpos fabricados en laboratorio, reduce las hospitalizaciones o visitas a la sala de urgencias de pacientes con covid-19 con enfermedades secundarias o “comorbilidades”.

“Autorizar estas terapias con anticuerpos monoclonales puede ayudar a los pacientes ambulatorios a evitar ser hospitalizados y aliviar la carga de nuestro sistema de salud”, afirmó Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

“TERAPIA PROMETEDORA”

El presidente de Regeneron, Leonard Schleifer, añadió que esta decisión supone “un importante paso en la lucha contra el covid-19, ya que los pacientes de alto riesgo en Estados Unidos tendrán acceso a una terapia prometedora en un estadio temprano de su infección”.

Estos anticuerpos imitan lo que hace el sistema inmunológico después de contraer el covid-19 al bloquear la punta del virus que le permite adherirse y penetrar en las células humanas.

Este tratamiento es más eficaz durante la fase inicial del contagio, cuando los anticuerpos aún tienen la posibilidad de controlar al invasor, y no durante la segunda fase de covid-19, cuando el peligro ya no es el virus, sino la reacción exagerada del sistema inmunológico que ataca los pulmones y otros órganos.

El de Regeneron es el segundo tratamiento con anticuerpos sintéticos que recibe la aprobación de emergencia de la FDA, después de que una terapia similar desarrollada por Eli Lilly consiguiera ese estatus el 9 de noviembre.

La compañía recibió más de 450 millones de dólares del gobierno de Estados Unidos para el desarrollo de tratamientos para luchar contra el covid-19 dentro de la operación “Warp Speed” (máxima velocidad), creada por Trump para inmunizar a la población estadounidense.

La Casa Blanca también anunció a finales de octubre la compra de 300.000 dosis del tratamiento de Lilly por 375 millones de dólares, a 1.250 dólares la dosis.

La autorización otorgada a Regeneron es la última de las noticias esperanzadoras en la lucha contra el coronavirus, después de que los proyectos de vacunas de Pfizer/BioNTech y de Moderna anunciasen eficacias cercanas al 95%.

“VACUNACIÓN SIN PRECEDENTES”

Italia, donde la pandemia ha provocado la muerte de más de 48.000 personas, iniciará una “campaña de vacunación sin precedentes” a finales de enero, comenzando con los ciudadanos más expuestos a la pandemia, anunció el sábado el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza.

La pandemia ha causado la muerte de al menos 1,373 millones de personas en todo el mundo desde que la oficina de la OMS en China informara del inicio de la enfermedad a fines de diciembre de 2019, según un recuento de la AFP basado en fuentes oficiales.

Se han registrado oficialmente más de 57,5 millones de casos en todo el planeta.

En Europa, los cierres y otras restricciones impuestas a la población en muchos países para hacer frente a la segunda ola de la epidemia están comenzando a dar sus frutos.

En Francia, donde el número de casos nuevos, muertes e ingresos en cuidados intensivos está disminuyendo, las autoridades creen que sin duda se ha cruzado el pico de la segunda ola.

El gobierno británico confirmó este sábado que el encierro de cuatro semanas en Inglaterra no se extenderá más allá del 2 de diciembre, cuando se volverá a un sistema de restricciones locales.

“Los recientes avances positivos en las vacunas y las pruebas masivas dan esperanza de que el uso de la restricciones para combatir el virus pueda reducirse gradualmente para la primavera”, dijo Downing Street en un comunicado.

Por el contrario, Portugal decidió el sábado “reforzar” las restricciones para frenar la epidemia, principalmente con el cierre de escuelas y administraciones públicas el lunes 30 de noviembre y el 7 de diciembre, ambos vísperas de festivos.

La pandemia protagonizó los primeros actos de la cumbre virtual del G20 que comenzó el sábado en Riad.

“¿Estaremos preparados para garantizar el acceso (a las vacunas) a escala planetaria, y evitar a toda costa el escenario de un mundo de dos velocidades, donde solo los más ricos podrán protegerse del virus?”, preguntó a sus homólogos el presidente francés, Emmanuel Macron, en un discurso por videoconferencia.

 

Cientos de manifestantes toman el Congreso de Guatemala y le prenden fuego

(EFE). Cientos de manifestantes tomaron este sábado el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego a varias oficinas hasta ser desalojados por fuerzas de seguridad y cuerpos de bomberos, que apagaron el incendio.


Fuente: EFE

Los manifestantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta de ingreso al Parlamento y también las ventanas, lanzando antorchas de fuego al interior y avanzando para destruir las instalaciones.

Durante alrededor de unos 10 minutos, en medio del caos, los inconformes lograron incendiar una parte del Congreso y también destrozar todo lo que encontraran a su alrededor.

Los diputados no se encontraban en el hemiciclo y al momento no se han divulgado datos sobre heridos o fallecidos dentro del Congreso, ubicado en el centro de la Ciudad de Guatemala.

Los manifestantes fueron desalojados con el paso de los minutos mediante lanzamiento de bombas lacrimógenas por parte de la Policía Nacional Civil, obligándolos a dispersarse y evacuando la calle.

Los cuerpos de bomberos llegaron al lugar para apagar el incendio, sin que se conozcan los daños al momento.

La toma del Congreso por unos minutos tuvo lugar en medio de una manifestación pactada para este sábado por artistas, colectivos y docenas de entidades, con el objetivo de rechazar el presupuesto de ingresos y egresos del Estado para 2021, aprobado por el Parlamento, en su mayoría oficialista, y presentado por el Gobierno de Alejandro Giammattei.

En paralelo, mientras cientos de manifestantes tomaban el Congreso, otros miles de guatemaltecos se manifestaban pacíficamente contra Giammattei a solo un kilómetro de distancia frente al Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno).

El presidente guatemalteco reaccionó a las manifestaciones mediante un mensaje en sus redes sociales, en el que indicó que “se tiene el derecho de manifestar conforme la ley” pero “tampoco podremos permitir que se vandalice con la propiedad pública o privada”.

La apatía en contra de Giammattei y el Congreso se originó después de la aprobación del presupuesto el pasado miércoles, de madrugada, y sin que los 160 diputados tuvieran acceso al mismo.

El viernes por la noche, después de que Giammattei avalara nuevamente el presupuesto, su vicepresidente, Guillermo Castillo, aseguró en rueda de prensa que el país no se encuentra “bien” e instó a Giammattei a renunciar en conjunto para “oxigenar” a la nación centroamericana.

 

Argentina firmaría contrato con Rusia para la vacuna la próxima semana

Buenos Aires.- El Gobierno de Argentina tiene la "expectativa" de firmar la próxima semana el contrato con Rusia para la difusión de la vacuna contra el covid-19, la Sputnik V, indicó este sábado el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, y añadió que la comprarán "una vez que esté aprobada" por las autoridades competentes.


Fuente: EFE

"El contrato tenemos expectativa de estarlo firmando la semana que viene. (...) El proceso viene avanzando muy bien, y a partir de la conversación que tuvo el presidente (Alberto Fernández) con Vladimir Putin eso también hizo que la gestión se haga un poco más fácil", señaló en declaraciones a Radio 10.

Cafiero recordó que la vacuna rusa "ya entró en la Unión Europea" ya que "esta semana ya estaban haciendo pruebas en países europeos", y supeditó su compra a la aprobación de las autoridades sanitarias, como la argentina Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), de quien dijo que "es una autoridad de prestigio internacional".

"Nuestra responsabilidad es el cuidado de los argentinos y argentinas, nuestra responsabilidad es adquirir las vacunas en tiempo real cuando estén aprobadas en el resto del mundo y cuando ya se empiece a vacunar en el resto del mundo", precisó, y agregó que en el caso de la Sputnik V "se mete mucho la ideología ".

El jefe de Gabinete no dio plazos concretos de cuando podría llegar la vacuna al país y recordó que la rusa no es la única con la que están trabajando.

"Tenemos que trabajar tanto con la vacuna que se esta fabricando aquí en Argentina, la de AstraZeneca y Oxford, tenemos que trabajar con la vacuna de Pfizer, la americana, y tenemos que trabajar también, ahora si con una cuerdo Estado-Estado, con el Estado ruso, que es el que financió el desarrolló de su vacuna", subrayó.

Asimismo consideró que la campaña de vacunación contra el coronavirus va a ser "la más grande de la historia argentina", y llamó a los argentinos a "confiar en las autoridades".

Sputnik V, la primera vacuna rusa registrada contra la covid-19, ha probado ser eficaz en el 92 % de los casos, según los primeros resultados de las pruebas publicadas por el Centro Gamaleya y el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

Este resultado se obtuvo en una investigación con más de 16.000 voluntarios 21 días después de recibir la primera dosis de la vacuna, que se inocula en dos tomas, o un placebo

 

Argentina registra cerca de 10 mil nuevos casos de COVID-19

Argentina registró este viernes 9.608 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2, con lo que el número total de contagios se elevó a 1.359.042, mientras que las muertes ascendieron a 36.790, tras ser confirmados 261 fallecimientos en las últimas 24 horas.


Fuente: EFE

El número de casos conocidos hoy marca un descenso respecto a los registrados este jueves, cuando se notificaron 10.097 contagios.

De acuerdo con el informe diario que difunde el Ministerio de Salud argentino, la provincia de Buenos Aires permanece como el distrito con más casos confirmados hasta el momento (602.122, de los cuales 2.305 fueron notificados este viernes), seguida por la capital del país, con 155.869 contagios confirmados, 410 de ellos reportados hoy.

En tercer lugar se sitúa la central provincia de Santa Fe, con un total de 136.009 positivos, 1.757 notificados este viernes.

Por otra parte, según informaron fuentes oficiales, hay 1.177.819 pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que 4.187 personas con diagnóstico confirmado de la covid-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 57,6 % a nivel nacional, pero del 60,7 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina se ha realizado un total de 3,62 millones de test para detectar el virus, con una tasa de 79.840 pruebas por cada millón de habitantes.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció el pasado 6 de noviembre la continuidad, en principio hasta el próximo día 29, de las medidas sanitarias adoptadas desde el 20 de marzo para hacer frente a la pandemia, aunque introdujo cambios en cuanto a la calificación sanitaria de algunas zonas del país.

El cambio más destacado se ha dado en la región de Buenos Aires y su cordón urbano, que concentra a 15,4 millones de habitantes y que es el área con mayor número de casos de todo el país, pero que en las últimas semanas comenzó a desacelerar la curva de contagios.

La región metropolitana de Buenos Aires se encontraba bajo la categoría de aislamiento social preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo y desde el 6 de noviembre ha pasado a estar bajo la categoría de distanciamiento social preventivo y obligatorio, lo que habilita a reanudar varias actividades, aunque manteniendo los protocolos de prevención.

El Gobierno decidió que otras diez zonas del país, donde la tasa de contagios está estable o en crecimiento, permanezcan bajo la categoría de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Los positivos habían llegado en Argentina a un récord diario de 18.326 el pasado 21 de octubre pasado.