El covid tuvo un impacto "devastador" en la lucha contra el sida, tuberculosis y malaria

La pandemia del covid-19 tuvo un impacto devastador en la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria en 2020, según un informe divulgado por el Fondo Mundial de lucha contra esas enfermedades.


Fuente: AFP

Por primera vez desde su creación en 2002, el fondo dio cuenta de un retroceso en la prevención y tratamiento de esos males, y mostró especial preocupación por la caída en las pruebas del virus VIH, causante del sida, y los tratamientos de tuberculosis.

“El impacto del covid-19 en la lucha contra el VIH, tuberculosis y malaria en las comunidades que apoyamos ha sido devastador. Por primera vez en la historia del Fondo Mundial, los resultados programáticos clave han retrocedido”, admitió Peter Sands, director ejecutivo de la entidad.

Comparado con 2019, el número de personas alcanzadas por la prevención y tratamiento del VIH cayó en 11%, mientras que las pruebas del virus bajaron 22%, lo que impide el acceso de estas personas al tratamiento.

Aún así, el número de personas que reciben terapia antirretroviral para el VIH subió 8,8% en 2020 a 21,9 millones, “pese al covid-19”, señaló el informe.

Indicó que la pandemia tuvo un efecto “catastrófico” en la lucha mundial contra la tuberculosis, al punto que el número de personas tratadas por una tuberculosis resistente a los medicamentos bajó 19%.

En los países donde invierte el Fondo Mundial, unas 4,7 millones de personas fueron atendidas por la tuberculosis en 2020, cerca de un millón menos que el año anterior.

Las intervenciones para combatir la malaria “parecen haber sido menos afectadas por el covid-19 que las otras dos enfermedades”, apuntó el informe.

“Gracias a las medidas de adaptación y la diligencia e innovación de los trabajadores comunitarios de la salud, las actividades de prevención se mantuvieron estables o crecieron comparado con 2019”, indicó el fondo.

Precisó que el número de redes distribuidas contra mosquitos que transmiten la enfermedad subió 17% a 188 millones.

“La rápida y decidida respuesta al covid-19 impidió un resultado aún peor”, según el Fondo Mundial, que agrupa a gobiernos, agencias multilaterales, socios bilaterales, sociedad civil, personas afectadas por las enfermedades y sector privado.

En 2020, el fondo desembolsó 4.200 millones de dólares para continuar la lucha contra el VIH, tuberculosis y malaria, y aprobó 980 millones de dólares adicionales para financiar la respuesta al coronavirus.

Según el organismo, desde su creación en 2002 ha salvado 44 millones de vidas y el número de muertes causadas por sida, tuberculosis y malaria decreció en 46% en los países donde invierte.

 

Robo de diez millones de euros en joyas en París

Un grupo de ladrones asaltó el martes la joyería Bulgari de la plaza Vendome de París y se hizo con unos 10 millones de euros (12 millones de dólares) en joyas, informaron fuentes de la policía.


Fuente: AFP


El ataque a la tienda de lujo en el corazón de la capital francesa se produjo alrededor del mediodía y los agentes llegaron al lugar poco después, dijo una fuente policial.

Los sospechosos huyeron en un BMW gris y en dos motos, y uno de ellos fue detenido tras recibir un disparo en la pierna de la policía.

El BMW fue abandonado más tarde, y otro sospechoso fue encontrado escondido en un aparcamiento del bullicioso centro comercial Les Halles, cerca del museo del Louvre y de la catedral de Notre-Dame.

"Rápida reacción de la policía de París tras el robo de una joyería en la plaza Vendome. Dos sospechosos detenidos", dijo la policía parisina en Twitter.

Bulgari es una conocida joyería italiana que forma parte del conglomerado de empresas de lujo francés LVMH.

El pasado 27 de julio, un hombre robó joyas por valor de dos millones de euros (2,4 millones de dólares) en una boutique de la joyería Chaumet antes de huir en una moto eléctrica. Fue detenido al día siguiente con un cómplice y se recuperaron la mayor parte de los objetos.

Tres días más tarde, dos hombres armados con una pistola de descarga eléctrica y gases lacrimógenos atacaron una tienda de Dinh Van, otra joyería, y se apoderaron de un botín de unos 400.000 euros (474.000 dólares).

 

Bolsonaro redobla ataques contra instituciones y sistema electoral en marchas en Brasil

El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro redobló el martes sus ataques contra las instituciones y el sistema electoral de Brasil en una jornada en que buscó movilizar a sus seguidores con marchas en las principales ciudades.


Fuente: AFP

En plena caída de popularidad y enfrentado al Supremo Tribunal Federal (STF) desde hace semanas, Bolsonaro convocó marchas con motivo del Día de la Independencia: por la mañana arengó a sus partidarios en Brasilia, antes de viajar por la tarde a Sao Paulo, donde según la policía reunió a 125.000 personas.

"Queremos elecciones limpias, democráticas, con conteo público de los votos. No puedo participar en una farsa como la que defiende el Tribunal Superior Electoral", dijo el mandatario ante una multitud en la céntrica Avenida Paulista.

Bolsonaro lleva meses cuestionando la fiabilidad de las urnas electrónicas, que funcionan desde 1996 y lo condujeron a él mismo en sucesivos mandatos a la Cámara de Diputados y a la Presidencia en 2018.

Sus críticas, sin fundamento, hicieron que el STF y la justicia electoral abrieran investigaciones en su contra, algo que inflamó aún más la retórica del mandatario.

Arengando a sus partidarios, Bolsonaro fustigó este martes a los jueces de ambos tribunales y aseguró: "Solo Dios me saca" del poder. "Solo salgo preso, muerto o victorioso", completó.

Tanto en Brasilia como en San Paulo, los bolsonaristas -la mayoría sin mascarillas- se movilizaron portando banderas nacionales. Algunos corearon lemas golpistas, otros criticaron a los expresidentes izquierdistas Luis Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016) y otros rezaron por el presidente, quien entre su base electoral cuenta con buena parte de evangélicos.

"No queremos una ruptura. No queremos pelearnos con ningún poder. Pero (...) no podemos permitir que una persona ponga en riesgo nuestra libertad", dijo en Brasilia Bolsonaro, en alusión a Alexandre de Moraes, uno de los jueces que lleva estos casos.

"O bien el jefe del STF coloca a (este juez) en su lugar, o bien este poder sufrirá las consecuencias que nadie quiere", añadió.
Miles de personas también se congregaron en la playa de Copacabana de Rio de Janeiro.

- Miles en Copacabana -

En Sao Paulo, la ciudad más poblada del país, también se desarrolló una manifestación opositora bajo el lema "Fuera Bolsonaro", que según la policía reunió a 25.000 personas.

Hasta ahora las manifestaciones del martes transcurren sin grandes disturbios.

La víspera, cientos de manifestantes se concentraron en la región central de Brasilia y, tras romper un bloqueo policial, muchos de ellos ingresaron con camiones y otros vehículos por la avenida que conduce al Congreso, al Supremo Tribunal Federal y otros edificios del gobierno.

Las movilizaciones y los posibles episodios de violencia han acaparado el debate público en Brasil, inclusive con alertas para evitar algo similar a la invasión en enero pasado del Capitolio de Estados Unidos por partidarios del entonces presidente Donald Trump.

 

Enfermedades relacionadas con el 11-S mataron a más personas que los atentados

La cantidad de personas que han muerto por enfermedades relacionadas con los atentados del 11 de septiembre parece superar a las que perdieron la vida ese día en los ataques, según un informe del fondo de compensación de las víctimas.


Fuente: AFP

Más de 67.000 solicitudes de indemnización han sido presentadas ante este fondo desde que se abrió, en 2011, para las personas que estaban cerca de los lugares atacados por los yihadistas de Al Qaida hace 20 años, y que desde entonces han desarrollado enfermedades.

La mayoría de ellas se refieren a personas que vivían o trabajaban cerca de las torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, cuyo derrumbe liberó humos tóxicos que cubrieron la zona durante semanas.

Casi la mitad de los casos se refieren a pacientes de cáncer y 3.900 se presentaron en nombre de personas que habían fallecido.

"Esto significa que el número de personas cuyas muertes parecen haber sido causadas por enfermedades relacionadas con (los ataques de) el 11 de septiembre supera ahora el número de personas que murieron el 11 de septiembre", dijo Rupa Bhattacharyya, directora del fondo.

Aquel día histórico, casi 3.000 personas murieron tras el secuestro de cuatro aviones, dos de los cuales se estrellaron contra los rascacielos de Manhattan, uno contra el Pentágono y otro contra una zona boscosa de Pensilvania tras un contraataque de los pasajeros.

Poco después se creó un fondo de compensación para los familiares de los desaparecidos y los supervivientes. En 2011, una ley reactivó el fondo y lo amplió tras la aparición de cánceres, especialmente entre los bomberos y las personas que limpiaron los escombros en Nueva York. En 2019, su funcionamiento se amplió hasta 2090.

Las solicitudes siguen llegando en masa, con unos 900 nuevos casos presentados cada mes en 2021, según Bhattacharyya, que afirma que todavía es difícil calcular el número total de víctimas.

"La tragedia del 11-S continúa", señaló.

Hasta la fecha, el fondo ha resuelto más de 41.000 reclamaciones legítimas, 2.132 de ellas de personas fallecidas, y ha pagado un total de casi 9.000 millones de dólares en indemnizaciones.

El presidente Joe Biden visitará el sábado los tres lugares que fueron atacados para "honrar y recordar las vidas perdidas" en los atentados que sacudieron a Estados Unidos y al mundo.