El 'coworking' prospera en terrazas y "playas" de Sao Paulo

Tras 18 meses de pandemia, Sao Paulo vuelve a respirar y surgen nuevos espacios de 'coworking': ahora se puede trabajar en una terraza con vistas a la ciudad, en una playa artificial rodeada de rascacielos o junto a un hijo que duerme la siesta.


Fuente: AFP


El 'coworking', flexible y colaborativo, está revolucionando las formas de trabajar en la capital económica de Brasil, que fue pionera en este rubro y concentra la mayor cantidad de espacios colectivos en el país, alrededor de 200. Y, desde la irrupción de la pandemia, dejó de ser prerrogativa de las empresas emergentes de tecnología.

"El 40% de las empresas que atendemos son convencionales, como gabinetes de abogados, consultoras y auditoras", explica a la AFP Fernando Bottura, el joven gerente de GoWork, una de las primeras firmas de coworking en Sao Paulo, con 14 espacios que suman 32.000 m2.

En comparación con 2019 "tuvimos un aumento de 300% en las solicitudes de presupuesto de grandes compañías tradicionales, como empresas de fertilizantes y plástico", asegura Bottura, vistiendo jeans y zapatillas deportivas.

La tendencia en esta megalópolis tropical es que haya "cada vez más espacios exteriores, en terrazas. Ya no tiene sentido que alguien alquile una oficina", subraya.
Vibrante, cosmopolita y con 12 millones de habitantes, Sao Paulo "es la puerta de entrada para este tipo de novedades", dice Bottura.

- "Bienestar de los trabajadores" -

Uno de los espacios de GoWork tiene hasta una playa artificial: un perímetro de arena rodeado de rascacielos en el corazón de la céntrica Avenida Paulista. Protegiéndose del sol bajo unas sombrillas, varias jóvenes trabajan con sus ordenadores portátiles.

En otro sector, hombres de camisa blanca aprovechan su descanso jugando al baloncesto en una pequeña cancha de césped sintético, un privilegio en esta gran ciudad donde abundan los empleos precarios y hay mucha pobreza.

"El bienestar de los empleados es esencial", explica el gerente de comercio en línea Renan Camargo, de 38 años. "Cuando trabajamos de buen humor, rendimos mejor", dice, recostado en una tumbona.

Al mismo tiempo, le agrada poder decir a sus clientes que trabaja en la prestigiosa Avenida Paulista: "suena serio".

El encargado de ventas en marketing digital Mateus Santos, 25, también prospera trabajando en este espacio.

Los empleados no vienen aquí todos los días, lo que favorece "tanto la flexibilidad" cuanto la productividad, sostiene.

Y aunque todavía es necesario usar mascarilla para protegerse del covid en este espacio de 6.000 m2 por donde transitan 1.500 trabajadores cada día, el cotrabajo ha favorecido la interacción entre personas y empresas, algo que hizo mucha falta durante el confinamiento.

- "Alivio para una madre" -

En el barrio Pinheiros, Danieli Junco, de 41 años, fundó en 2019 B2Mamy, un espacio colaborativo para mujeres de la industria farmacéutica, adaptado a la familia.

"Entre ser madre y directora ejecutiva, elije ambas cosas", reza uno de los mensajes en el local de 500 m2, decorado con una estética vibrante.

Mientras sus madres -y algunos padres- trabajan, unos niños zigzaguean entre las mesas.

Tenemos "espacios para los adultos, para los niños, un centro de innovación, cursos, un programa de aceleración para empresas". Sus clientes pagan solamente 1.000 reales al año (USD 180) por un espacio "muy colaborativo", sostiene Junco.

Jessica Ulliam Ferrari Rua, de 36 años, gerente de una empresa de marketing digital, es una de las 60 mujeres que frecuentan todos los días la sede de B2Mamy, donde los pequeños quedan al cuidado de pedagogas.

Tumbada en un colchón, acaricia el pelo de su hijo de tres años, Luca, que se acurruca en su pecho.

"Me busca para dormir (...). Sabe que este es su momento: me recuesto con él 10 minutos y después vuelvo" a trabajar, dice Ferrari.

Pese a que las escuelas permanecieron cerradas durante un largo período por la pandemia, Thais Alcantara, de 37 años, pudo "alfabetizar completamente" a sus gemelas de cinco años, Paola y Bianca, gracias al apoyo pedagógico que reciben allí.

Quienes actúan en el sector no creen que el coworking sea una moda pasajera.

Según el sitio web CoworkingBrasil.org, este tipo de espacios continúa proliferando en Brasil, donde saltó de 230 sitios en 2015 a casi 1.500 en 2019.

 

India usa drones para entregar vacunas anticovid en las zonas más remotas

La India ha comenzado a usar drones para la entrega de vacunas anticovid en algunas de las zonas más remotas del subcontinente indio, como áreas montañosas o islas, en un intento por inmunizar a toda la población adulta del país.


Fuente: EFE

El dron se ha convertido en un factor clave para inmunizar a gente "en áreas en la India con ubicaciones geográficas de difícil acceso", afirmó este jueves a Efe Samiran Panda, jefe de epidemiología y enfermedades transmisibles del Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR).

Así, añadió, con la entrega de esas vacunas se evita que se produzcan en esas zonas "gran cantidad de muertes", ya que en caso de que alguien enferme de gravedad por coronavirus, apenas habrá "instalaciones para cuidados intensivos o con ventiladores".

Panda explicó que el primer envío se realizó el pasado lunes en el estado nororiental indio de Manipur, y se ampliará en un principio al vecino estado de Nagaland, y a las Islas de Andaman y Nicobar en la bahía de Bengala.

Este programa de reparto de vacunas con drones de fabricación india fue lanzado esta semana por el ministro de Salud, el doctor Mansukh Mandaviya, que destacó que el uso de estas aeronaves, con capacidad para transportar de una vez unas 900 dosis, es un "punto de inflexión al abordar los desafíos de la atención médica, en particular los suministros en áreas difíciles".

"La India (tiene grandes) diversidades geográficas y los drones se pueden usar para entregar hasta el último kilómetro productos de primera necesidad. Podemos usar drones para entregar importantes medicamentos que salvan vidas, para recolectar muestras de sangre (o en) situaciones críticas", aseguró Mandaviya en la presentación.

En el primer envío en Manipur, el aparato recorrió en unos 12 minutos los 15 kilómetros que separan un hospital regional de la isla Karang situada en un lago. Este envío permitió que diez beneficiarios recibieran la primera dosis de la vacuna, anotó.

"Nuestro programa de inmunización para la covid-19 ya superó todas las expectativas. Creo firmemente que esta iniciativa nos ayudará a lograr la mayor cobertura de inmunización posible" contra la pandemia, sentenció el ministro.

Hasta ahora la India ha administrado 926 millones de vacunas, aunque solo 256 millones de personas han recibido la doble dosis, quedando aún lejos la inmunización completa de los 950 millones de personas que conforman la población adulta del país.

 

Brasil: Detuvieron a un pedófilo y encontraron una colección de mil objetos nazis

Las fuerzas de seguridad brasileñas quedaron conmocionadas por el descubrimiento de varios recuerdos relacionados con los nazis, durante el arresto de un hombre sospechoso de violar a una menor.

La policía de Río de Janeiro dijo el miércoles que halló un botín de memorabilia y armas nazis por un valor estimado de más de 3 millones de dólares en la casa de un brasileño sospechoso de violar a una menor. La policía civil dijo que encontró más de 1.000 artículos en la casa del sospechoso de 58 años, incluidos uniformes nazis, publicaciones, pinturas, insignias, imágenes de Adolf Hitler, banderas y medallas del Tercer Reich. También encontraron armas y municiones de la época.

El botín se descubrió después de que la policía fue a la casa del hombre para entregar una orden de arresto por sospechas de que había violado a una menor y abusado de otros niños en su condominio en el oeste de la ciudad. El sospechoso también fue acusado de posesión ilegal de un arma y discriminación racial.

“Es un tipo inteligente y elocuente, pero niega el Holocausto, es homofóbico, pedófilo y dice que caza homosexuales”, dijo a Reuters Luis Armond, el detective principal del caso. “No soy médico, pero me parece un psicópata”.

Armond dijo que el sospechoso provenía de una familia adinerada de inversionistas y probablemente había usado su herencia para construir la colección. Armond estimó que un uniforme nazi de alto rango costaría alrededor de 250.000 euros. La policía está investigando la conexión del sospechoso con los nazis y otros grupos de extrema derecha y tratando de determinar si estaba activo en el mercado de tales objetos.

Armond dijo que sería necesario encontrar un lugar para la colección, dada la cantidad de artículos hallados. “Esto es algo totalmente inusual e impactante”, señaló. Entre los objetos hallados destacaba también un documento con fechas posteriores a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, con dirección en Río de Janeiro. La llamativa libreta lleva el nombre y la fotografía del sospechoso de 58 años, identificado como Aylson Proenca Doyle Linhares.

La detención de Doyle Linhares se produjo el martes luego de que una pareja vecina de su residencia en el oeste de Rio lo denunciara por abusar de su hija de 12 años. En la vivienda del sospechoso, se encontró un “material monstruoso” de referencia nazi, definió el delegado. Insignias, documentos, uniformes, banderas y hasta un carné de afiliación al partido nazi con su foto, enumeró. Las imágenes difundidas por la policía muestran que entre los cientos de objetos de referencia nazi figuran varias fotos enmarcadas y bustos de Adolfo Hitler.

También se encontraron dagas, puñales y un total de nueve armas de fuego, entre ellas un fusil y una ametralladora, además de un gran número de municiones.

Doyle Linhares “fue acusado in flagrante por la posesión ilegal de armas, racismo y pedofilia”, tras el hallazgo que incluyó fotos de menores, dijo Armond. El detenido estimó ante la fuerza policial que su colección “vale entre 2,5 y 3 millones de euros (entre USD 2,9 y 3,5 millones), aunque eso es incomprobable”, añadió el delegado.

La policía consiguió una orden de detención preventiva y allanamiento luego de que una investigación revelara que Linhares también había intentado abusar a al menos otros dos menores, señaló Armond.

(Con información de Reuters y AFP).

 

Al menos 20 muertos y cientos de heridos en terremoto en Pakistán

Al menos 20 personas murieron y más de 200 resultaron heridas en un terremoto de 5,9 grados que estremeció el sur de Pakistán en la madrugada del jueves, causando el derrumbe de techos y muros cuando la gente todavía dormía.


Fuente: AFP

El sismo, ocurrido a poca profundidad en la provincia sureña de Balochistán, repercutió en al menos seis ciudades y otros poblados, pero el área más afectada fue la remota ciudad montañosa de Harnai.

En una aldea de ese distrito, con pocos caminos pavimentados y escasa infraestructura eléctrica, la sacudida despertó al granjero Rafiullah, que trataba de poner a salvo a sus hijos cuando el techo de su casa se derrumbó y lo dejó inconsciente.

"Cuando recuperé la consciencia, saqué a dos de mis hijos, pero el más joven", de apenas un año, "ya había muerto", lamentaba este joven padre, agazapado y compungido junto al cadáver de su bebé, cubierto por una manta.

Muchas de las víctimas murieron por el derrumbe de techos y muros en este terremoto, que también causó apagones que obligaron a los rescatistas a usar linternas para atender a los heridos.

Los mismos lugareños trataban de apartar los escombros de color ocre en los que se habían convertido sus casas. Niños con vendajes y caras manchadas sentados en camillas guardaban un silencio roto por las ambulancias y los helicópteros.

"Estamos recibiendo información de que 20 personas murieron por el terremoto", indicó el ministro provincial del Interior, Mir Zia ullah Langau, agregando que "cientos de casas de barro fueron dañadas".

Una mujer y seis niños figuran entre los 20 muertos, indicó a AFP Suhail Anwar Hashmi, alto cargo del gobierno provincial, quien agregó que "más de 200 personas resultaron heridas".

"fue un terremoto fuerte. La sacudida fue muy potente", dijo Zaman Shah a AFP en Harnai.

"Mientras corríamos para salvar nuestras vidas, alguna gente cayó (...) Nuestras casas están dañadas y también se han perdido vidas", añadió.

El primer ministro Imran Khan dijo que había ordenado "asistencia inmediata de emergencia" a la región afectada.

Helicópteros del ejército estaban ayudando en la evacuación de heridos desde zonas aisladas hasta Quetta, la ciudad más cercana. También se movilizaron cuadrillas para limpiar de escombros las carreteras que llevaban a Harnai.

Además se envió un equipo de rescate a una mina de carbón donde unos 15 operarios quedaron atrapados bajo tierra. En Pakistán es habitual que los mineros trabajen de noche porque las temperaturas son más bajas.

Naseer Nasar, jefe de la autoridad provincial de Manejo de Desastres de Balochistán, advirtió que la cifra de víctimas podía subir.
El movimiento telúrico provocó apagones en la región, y el personal sanitario debió trabajar sin iluminación en la madrugada en un hospital público mal equipado.

- Hospitales trabajando con linternas -

Antes del amanecer "estábamos operando sin electricidad con ayuda de linternas y las luces de los teléfonos móviles", dijo a AFP Zahoor Tarin, del hospital público de Harnai.

"La mayoría de los heridos llegaron con extremidades fracturadas. Decenas de personas recibieron alta con solo primeros auxilios", agregó. "Al menos 40 fueron recibidas con heridas críticas".

"Impusimos un estado de emergencia en el hospital y les estamos dando tratamiento médico", indicó.

Personas particulares ayudaron a trasladar a los heridos a los hospitales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos indicó inicialmente que el terremoto fue de 5,7 grados a 20 km de profundidad, pero posteriormente revisó la magnitud a 5,9.

El movimiento se sintió por toda la región de Balochistán, que linda con Afganistán e Irán, así como en la capital provincial Quetta, 170 kilómetros al oeste de Harnai.

Pakistán está situado donde se encuentran las placas tectónicas India y Eurasiática, lo que lo hace susceptible a sufrir terremotos.

En octubre de 2015, un sismo de 7,5 grados de magnitud en Pakistán y Afganistán dejó casi 400 muertos a lo largo de una zona montañosa.

El país también fue estremecido por un terremoto de 7,6 grados en octubre de 2005, que dejó más de 73.000 muertos y unos 3,5 millones sin casa, especialmente en la zona de Cachemira controlada por Pakistán.