El papa reaparece ante la Plaza San Pedro para su plegaria dominical

El Papa Francisco reapareció este domingo desde la tradicional ventana del Palacio Apostólico que da sobre la Plaza de San Pedro para pronunciar en público su tradicional plegaria semanal, que desde el pasado 21 de marzo había sido transmitida desde su biblioteca, a causa de las restricciones anti-covid.


Fuente: AFP

"Un cordial saludo para todos ustedes, romanos y peregrinos brasileños, polacos y españoles (...). Gracias a Dios, podemos reencontrarnos nuevamente en este lugar para nuestra reunión dominical", lanzó el papa, sonriente, ante los fieles y peregrinos reunidos para verlo y escucharlo en la majestuosa plaza enmarcada por la famosa columnata de Gian Lorenzo Bernini, frente a la imponente Basílica de San Pedro.

"Debo confiarles una cosa: extrañaba la plaza. Cuando tenía que orar en la biblioteca, no estaba contento. ¡Gracias a Dios, gracias a ustedes por su presencia (...) les deseo a todos un muy buen domingo!"

La última plegaria dominical pronunciada por el papa en público se remontaba al 14 de marzo. Las restricciones anticoronavirus adoptadas en Italia, y por lo tanto en Roma, donde está el Vaticano, no permitían la celebración de reuniones y, por lo tanto, fue necesaria la suspensión de este acontecimiento popular entre los fieles y peregrinos, y también turistas.

Además, este domingo, Francisco expreso su "preocupación" por el "aumento de las actividades militares" en Ucrania, donde Rusia es acusada de desplegar numerosas tropas en Crimea (península anexada en 2014) y en la frontera, con nuevos combates, que casi habían terminado con la tregua del verano (boreal) de 2020.

"Siento una viva inquietud por los acontecimientos que se desarrollan en algunas regiones de Ucrania, donde en los últimos meses se multiplicaron las violaciones al cese el fuego", señaló en un pasaje de su alocución a los fieles.

 

Israel se quita la mascarilla al aire libre en otro paso más hacia normalidad

Israel, con gran parte de su población inmunizada, dio hoy otro paso hacia la normalidad: los ciudadanos se pudieron quitar la mascarilla al aire libre tras un año de imponerse su uso obligatorio para contener el virus, y las escuelas reanudaron clase presencial a tiempo completo sin división en grupos reducidos.


Fuente: EFE

Sin grandes restricciones, con una reapertura casi total y un ambiente que recuerda a los tiempos previos a la pandemia, muchos israelíes salieron hoy a la calle sin la mascarilla puesta, con el optimismo de sentir que siguen dejando atrás la pandemia tras una veloz vacunación que llevó a un descenso sostenido de la morbilidad.

OBLIGATORIA EN INTERIORES

Pero las mascarillas no desaparecen por completo: todavía son obligatorias en espacios interiores, y Sanidad recomienda usarlas también en grandes reuniones o zonas concurridas en área exterior.

Ante ello, quizás también por una costumbre ya adquirida, muchos paseaban aún hoy por Jerusalén con la mascarilla que les cubría la boca y la nariz, o colocada en el mentón para ponérsela rápidamente si debían entrar a un comercio o subirse al autobús.

“Salí de casa sin la mascarilla puesta, pero al cabo de poco me la volví a poner porque me sentía raro, como si estuviera desnudo”, explicó a Efe Tuval Wolf, un joven israelí que caminaba por una calle peatonal de la Ciudad Santa con boca y nariz tapadas.

Para otros como Yoav Menuhin, estudiante de 23 años, salir al aire libre y “respirar sin el filtro de la mascarilla” fue “liberador” e incluso “emocionante”, todo un símbolo de “optimismo” que ilustra como el país prosigue con éxito su vuelta a cierta normalidad.

Sin embargo, consideró que la población debe ser “cautelosa” y no olvidarse de ponerse la mascarilla en interiores, ya que “aún no está claro si las vacunas inmunizan” ante nuevas variantes del virus que podrían cambiar la situación y aumentar la morbilidad.

MANTENER LA CAUTELA

Israel diagnosticó este viernes siete casos de la cepa del virus detectada inicialmente en India, de la que aún se tiene poco conocimiento. Las autoridades investigan ahora si la mutación es resistente o no la vacuna y el grado de contagio que podría suponer.

Ante todo, Sanidad insta a cumplir las nuevas normas con rigor y a mantener la higiene y la distancia social para evitar infecciones.

“El gran reto es llevar la mascarilla en el bolsillo y ponérsela cada vez que llegas a un lugar cerrado o concurrido”, dijo ayer el coordinador nacional de la pandemia, Nachman Ash, que alertó que el país aún no alcanzó la inmunización colectiva pese a sus progresos.

Israel ya vacunó a más de 5,3 millones de personas con al menos una dosis de la vacuna y a casi 5 millones con ambas, lo que supone más de la mitad de su población, de unos 9 millones de habitantes.

La vacunación -una de las más rápidas del mundo- hizo caer en gran medida los contagios, fallecidos y pacientes en estado grave. En este momento solo hay unos dos centenares de hospitalizados en condición crítica, y los enfermos activos son poco más de 2.500.

Los contagios diarios también se han reducido: ayer se detectaron solo 85 casos nuevos, con un porcentaje de positivos del 0,8%, una cifra muy baja en comparación con el pico de más de 10.000 infecciones en 24 horas que el país registró a finales de enero.

Aún así, Ash advirtió que aún no se puede cantar victoria: pese a la gran cantidad de vacunados y los 830.000 israelíes que superaron el virus, se necesita llegar “al 75% de población inoculada y/o recuperada” para conseguir la anhelada inmunización de rebaño.

VUELTA A LA NORMALIDAD EN ESCUELAS

Otro sector que percibe los progresos recientes es el educativo. Tras haber vuelto este febrero de manera gradual a las aulas con restricciones, grupos burbuja y combinando lecciones virtuales y presenciales, unos 2,5 millones de alumnos reanudaron hoy las clases a tiempo completo y sin tener que estar separados en “cápsulas”.

Las medidas son tanto para niños de guardería como estudiantes de primaria y secundaria, que a partir de hoy podrán ir a clase entre cinco y seis días por semana, como era habitual antes del virus.

También se levantan las limitaciones que tenían para moverse entre aulas, pero deberán seguir ventilando estancias, mantener la distancia social y usar mascarillas en clase, concretó hoy el Ministerio de Educación en un comunicado.

 

Brasil supera los 370.000 decesos por covid-19 con 2.929 nuevas muertes

Brasil registró ese sábado otras 2.929 muertes por coronavirus, con lo que el total ya llega a los 371.678, en momentos en que la pandemia se acelera en el país, con la red hospitalaria colapsada y escasez de medicamentos para intubación.


Fuente: EFE

Según informó el Ministerio de Salud, este sábado también fueron confirmados 67.636 nuevos casos, con lo que el país acumula un total de 13.900.091 contagios.

Este mismo sábado, ese despacho distribuyó 2,3 millones de los llamados "kit intubación", compuestos por tres tipos de sedantes necesarios para el doloroso proceso de intubación traqueal de pacientes de covid-19 en estado grave.

Esos medicamentos, según la Confederación Nacional de Municipios, escasean en por lo menos 975 de las 5.570 ciudades del país, que en promedio sólo cuentan con los sedantes necesarios para los próximos cuatro días.

Una de los estados en que la situación es crítica es Sao Paulo, el más poblado del país, con 46 millones de habitantes y que este fin de semana recibirá 400.000 de esos "kit", una dotación que, de acuerdo con las autoridades locales, basta apenas para "unos días".

A pesar de esa situación, las autoridades de Sao Paulo decidieron que a partir de este domingo permitirán la reapertura del comercio y las iglesias, cuyas actividades estaban suspendidas desde el 6 de marzo pasado.

Esta desescalada fue justificada con la caída de la tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos de Sao Paulo, que llegó a estar por encima del 90 % y en estos momentos se ubica en torno al 82%, lo cual indica que la red hospitalaria todavía está fuertemente presionada.

El Gobierno paulistano mantuvo el toque de queda nocturno entre las 20.00 y las 05.00 horas y la obligatoriedad del teletrabajo para actividades administrativas, así como precisó que los restaurantes, las peluquerías y los gimnasios continuarán cerrados al menos hasta el próximo 24 de abril.

 

COVID-19: La pandemia supera los 3 millones de muertos

Más de 3 millones de personas han muerto por covid-19 en todo el mundo según los últimos datos de la universidad Johns Hopkins (JHU), con EEUU liderando el número de fallecidos, seguido de Brasil, México, la India y el Reino Unido.


Fuente: EFE

EE.UU contabiliza 566.224 muertos, seguido en esa estadística por Brasil, con 368.749 fallecidos; México, con 211.693; la India con 175.649 y el Reino Unido con 127.472, según el conteo de la Universidad Hopkins, un referente en esta materia.

Estados Unidos, que registra un aumento de casos, también lidera el número de contagios, con 31,57 millones, por delante de la India, con 14,52 millones; Brasil, con 13,83 millones; Francia, con 5,28 millones y Rusia, con 4,64 millones de personas infectadas.

En Latinoamérica, el país con mayor número de casos después de Brasil es Argentina (2,65 millones), seguido de Colombia (2,61 millones) y México (2,29 millones). En cuanto a África, el país con mayor número de contagiados es Sudáfrica, con 1,56 millones de personas.

SUBEN LOS CONTAGIOS EN EEUU

La expansión de las nuevas variantes del coronavirus, especialmente la británica, y la relajación de las medidas están aupando los contagios en Estados Unidos, sobre todo, en zonas como Michigan, pese a que se ha acelerado la campaña de vacunación.

En un mes, EE.UU. ha pasado de tener aumentos diarios de contagios menores de 60.000 a registrar cifras por encima de 70.000.

En concreto este sábado por la mañana, según la Universidad Johns Hopkins, el país había sumado 79.991 nuevos casos respecto al viernes.

De acuerdo a las estadísticas, al menos 13 estados están experimentando de media un incremento diario de los casos de al menos el 10 %, en base a datos del viernes, lo que indica que la lucha contra la pandemia todavía está lejos de finalizar.

El viernes, el Ejecutivo alertó de que los contagios y las muertes por coronavirus se habían acelerado en los últimos días, especialmente en el medio oeste, debido por una parte a la mayor amenaza que representan las nuevas variantes, sobre todo la británica, pero también a la relajación de las medidas en algunas zonas.

MEDIOS INSUFICIENTES EN BRASIL

El Gobierno brasileño comenzó a entregar este sábado nuevos lotes de medicamentos para aliviar el dolor de los pacientes de covid-19 intubados, pero que son insuficientes para atender una demanda disparada por el aumento de los contagios.

La necesidad de esas medicinas se ha hecho cada vez mayor en medio de una virulenta fase de la pandemia, que ya ha dejado en Brasil cerca de 370.000 muertes y unos 13,8 millones de contagios.

Según informó el Ministerio de Salud, se trata del llamado “kit intubación”, compuesto básicamente por tres tipos diferentes de sedantes que son necesarios para el doloroso proceso de intubación traqueal de pacientes de covid-19 en estado grave.

Una de los estados en que la situación es crítica es Sao Paulo, el más poblado del país, con 46 millones de habitantes y que este fin de semana recibirá 400.000 de esos “kit”, una dotación que, de acuerdo con las autoridades locales, basta apenas para “unos días”.

CHILE NO FRENA LOS CONTAGIOS

Las autoridades sanitarias chilenas informaron este sábado de 7.696 nuevos contagios por coronavirus y el fallecimiento de 132 personas en las últimas 24 horas. Desde el inicio de la pandemia han muerto en Chile 25.055 personas por covid-19.

De los casos detectados, 5.167 presentan síntomas y 1.968 son asintomáticos.

Con 3.308 personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos productos de la enfermedad viral, la red hospitalaria chilena se encuentra exigida al máximo, al 95,5 % de su capacidad, porcentaje que no ha ascendido más en las últimas semanas debido al mandato del Gobierno para aumentar el número de camas en los centros sanitarios.

Pese a la masiva campaña de vacunación desplegada a lo largo del país desde inicio de febrero, una de las más exitosas del mundo con cerca de 13 millones de inoculados, la contención de la pandemia no ha sido exitosa.

La circulación de nuevas variantes provenientes de otros países, como Brasil o Reino Unido, es una de las causas del agravamiento de la crisis según expertos, sumado a las fallas reconocidas por el Gobierno en la comunicación de riesgo expuesta a la población general.

MÁXIMO DE MUERTES EN CUBA

Cuba confirmó este sábado 1.026 nuevos casos de covid-19 y 12 fallecidos, un nuevo máximo de muertes desde el comienzo de la pandemia en marzo del año pasado, según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Con los nuevos indicadores, el país caribeño suma hasta la fecha 92.474 contagios y 512 fallecidos.

En la capital cubana, con 2,2 millones de habitantes, rige un toque de queda nocturno y permanecen cerrados los centros educativos, restaurantes, bares y playas, entre otras limitaciones.

Sin embargo, la escasez derivada de la crisis económica obliga a que la gente salga a la calle y haga largas filas para adquirir alimentos y otros productos básicos, lo cual complica la contención de la transmisión.

ALEMANIA REGISTRA LEVE AUMENTO

Alemania se mantiene en un nivel de incidencia de contagios alta, con 160,7 casos en una semana por 100.000 habitantes, según los datos actualizados hoy por el Instituto Robert Koch (RKI), lo que significa un leve aumento respecto al día anterior -160,1 casos-.

En las últimas 24 horas se verificaron 23.804 nuevas infecciones con la covid-19 y 219 muertos, de acuerdo con los datos del RKI, competente en la materia en el país.

El factor positivo es la aceleración en las vacunaciones desde principios de abril, en que se incorporaron a la campaña los médicos de cabecera.

En total se han inyectado 20,7 millones de dosis; unos 15,4 millones de ciudadanos han recibido la primera -un 18,5 % de la población-, mientras que a 5,3 millones se inyectó la segunda -un 6,4 %.

ITALIA CAMINA HACIA LA REAPERTURA

Italia ha registrado 15.370 nuevos contagios de coronavirus y 310 fallecidos en las últimas 24 horas, informó hoy el Ministerio de Sanidad italiano, mientras el país se prepara para aligerar las restricciones a partir del 26 de abril.

Con estas cifras, el país acumula 3.857.443 casos totales de contagios desde febrero de 2020, cuando empezó la emergencia, y 116.676 fallecidos.

Italia emprenderá el 26 de abril el ansiado camino de la reapertura, con el regreso a las escuelas y de los sectores que puedan desarrollarse al aire libre para evitar el virus, como la restauración, con la intención de que sea definitiva.

Desde el 26 de abril se recuperará la calificación de “zona amarilla”, la de menor riesgo epidemiológico, y las regiones que entren en ella podrán volver a subir la persiana en sus restaurantes y bares, para comer o cenar, siempre que sea al aire libre.

PORTUGAL

Portugal notificó cinco muertes y 649 nuevos casos de coronavirus este sábado, día en el que comienza la tarea de vacunar a unos 170.000 docentes y funcionarios de centros educativos que recbirán dosis durante este fin de semana.

Según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS), el país, con diez millones de habitantes, registra en total 16.942 fallecidos y 830.560 infecciones desde que comenzó la pandemia hace un año.

En las últimas 24 horas mejoró la situación de los hospitales, donde hay ingresados en planta 415 pacientes covid (14 menos que el día anterior), aunque en cuidados intensivos hay ahora 103 personas (dos más que el día anterior).

Este sábado arrancó un ambicioso plan de vacunación que prevé administrar dosis a 170.000 docentes y funcionarios de centros educativos.

NUEVO RÉCORD EN INDIA

La segunda ola del coronavirus sigue rompiendo récords día tras día en la India, que este sábado registró 234.692 infecciones y 1.341 fallecimientos, entre un aumento de las restricciones en estados como Nueva Delhi o el norteño Uttar Pradesh.

El país asiático registró hoy el número más elevado de casos en 24 horas tras superar el pasado jueves la barrera de las 200.000 infecciones por primera vez desde el inicio de la pandemia, según los últimos datos del Ministerio de Salud Indio.

Las 1.341 muertes registradas hoy a causa de la covid-19 suponen también un triste récord en el país, el número más elevado registrado hasta ahora en la India a excepción de las 2.006 registradas el 16 de junio del año pasado.

Ante el ascenso continuo de casos, Nueva Delhi impuso un confinamiento durante todo el fin de semana, así como cierres de gimnasios y restaurantes hasta final de mes, para controlar la pandemia.