En Arabia Saudí, un joven modelo rompe los tabúes de género

Con sus extensiones de pelo color rosa y su pantalón leopardo, el joven maniquí Ziad al Mesfer atrae inevitablemente todas las miradas en una calle de Riad, capital de una Arabia Saudita en pleno cambio pero siempre muy conservadora.


Fuente: AFP

Algunos peatones sacan de inmediato sus teléfonos móviles para hacerle una foto a este joven de 25 años, acompañado por su diseñador  y su fotógrafo, que acaba de bajarse de un Mercedes Benz blanco en un distinguido barrio de la ciudad.  Un hombre lo acusa de ser “gay”, crimen que puede ser condenado con la pena capital en Arabia Saudita.

Pese a las críticas, tanto en la calle como en internet, el maniquí no piensa dejar Arabia Saudita o cambiar de aspecto. “Prefiero quedarme en mi país, llevando esta ropa, que esperar a estar en el extranjero para vestirme de forma audaz”, explica.

Con 200.000 abonados en  Instagram, y más de dos millones en Snapchat, Ziad al Mesfer ya tiene numerosos seguidores en las redes sociales, pues ha abierto la vía a una generación de hombres maniquíes con atuendos considerados demasiado femeninos, en un país que hasta hace poco observaba una estricta segregación de sexos en los lugares públicos.

Desde la emergencia del joven príncipe heredero Mohamed bin Salman, dirigente de facto del reino desde 2017, Arabia Saudita vive  una relativa apertura social, con mujeres autorizadas a conducir o con las diversiones que se multiplican en lugares mixtos. Pero se mantienen el conservadurismo social y las restricciones políticas en el país, que alberga los lugares más santos del islam.

– “Todas lo miran” –

Aunque cuenta con varios adolescentes entre sus seguidores, Ziad al Mesfer es criticado por los conservadores. Este rico reino del Golfo prohíbe a los hombres “imitar” con sus atuendos al otro sexo. El  maniquí no se identifica como homosexual, y desea, según dice, casarse con una mujer. A su entender, se limita a reflejar el entusiasmo de las marcas internacionales por la moda andrógina.

Nacido en Riad, en una familia que tuvo en total seis hijos, Ziad al-Mesfer comenzó a desarrollar su sentido del diseño desde muy joven. “Yo les decía a mi madre y a mi tías cómo vestirse. Eso me encantaba” recuerda. “Mi madre me preguntaba mi opinión sobre esas cosas, y por eso cada vez más me interesé por la moda femenina”.

Con su influencia creciente en internet el maniquí atrae a grandes marcas como  Prada y Dior. Cuando Gucci abrió una nueva tienda en Riad el mes pasado, los responsables quisieron que viniera Ziad al Mesfer, asegura a la AFP la responsable des ventas Lulua Mohamed.

“Es muy importante invitarlo porque vende de inmediato cuando se le hace un video o se le saca una foto” explica. “Todas las saudíes, mayores o jóvenes, lo miran”.

Aunque otros maniquíes e influentes han seguido sus huellas, Ziad al Mesfer sigue siendo “el número uno”, asegura un vendedor de Prada, que como otras personas interrogadas requiere el anonimato debido a lo delicado del tema en Arabia Saudita.

Aunque genera división de opiniones, Ziad al Mesfer, que gana dinero en parte gracias a publicidades en línea, se beneficia de una especie de protección gracias a sus alianzas con grandes marcas de lujo, y a sus relaciones con celebridades locales.

En Instagram, las fotos de Ziad al Mesfer suscitan a menudo comentarios mordaces. “Que Dios nos perdone” reaccionó un internauta bajo una foto del maniquí en la que posa con un abrigo rojo sobre un suéter de cuello alto violeta. “Suprimo  Instagram después de haber visto esto” agrega otro. Otros, en cambio, lo animan:  “Ziad, sigue así (…) no hagas caso de lo que te dicen”.

Fiscalía pidió registro a Trump por posible violación de la Ley de Espionaje

La Fiscalía de Estados Unidos pidió a un juez que permitiera el registro a la vivienda de Donald Trump en Florida alegando la posible violación de la Ley de Espionaje por parte del expresidente al sustraer documentos clasificados al abandonar la Casa Blanca.


Fuente: EFE

Así consta en la orden de registro y en el inventario de lo requisado en la redada que el FBI hizo el pasado lunes en Mar-a-Lago, que ya son públicos una vez que el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, pidió que dejaran de estar bajo secreto de sumario y que el propio Trump no ha objetado.

Según informó hoy The Wall Street Journal (WSJ), los agentes del FBI que el lunes registraron la vivienda del expresidente estadounidense Donald Trump recuperaron documentos clasificados, incluidos algunos marcados como “top secret” y que sólo deben estar en instalaciones especiales del Gobierno.

El periódico, que tuvo acceso al inventario de los materiales incautados, explica que el FBI se llevó en total una veintena de cajas de la mansión de Trump en Florida, incluidas once colecciones de materiales clasificados.

El WSJ dice que la lista, que podría hacerse pública hoy mismo, no da detalles sobre el contenido de esos documentos, que en algunos casos tenían la etiqueta de “top secret”, el mayor nivel de confidencialidad que se puede aplicar a una información en el sistema de inteligencia de Estados Unidos.

Entre los materiales que recuperó el FBI y que sí aparecen detallados, el diario destaca archivos relacionados con el perdón presidencial al excolaborador de Trump Roger Stone y un informe sobre el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El inventario figura en un documento de siete páginas y que también incluye la orden de registro de la vivienda de Mar-a-Lago.

El fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, dijo ayer que ha pedido a un tribunal de Florida que haga pública toda esa información.

El diario The Washington Post, citando a fuentes anónimas, informó ayer de que en el registro se buscaron documentos clasificados sobre armamento nuclear que el exmandatario habría sacado de la Casa Blanca.

El propio Trump ha pedido que se publique el contenido de los documentos requisados en su casa en una operación que continúa calificando como una “persecución política” en su contra.

Escritor británico Salman Rushdie apuñalado en un evento en EEUU

El escritor británico Salman Rushdie, cuyos textos lo volvieron blanco de amenazas de muerte iraníes, fue apuñalado el viernes en el escenario de un evento en el estado de Nueva York y hospitalizado de urgencia, informaron autoridades, y agregaron que el presunto agresor fue detenido.

 

La policía del estado de Nueva York dijo que investiga un ataque contra Rushdie antes de una conferencia literaria en Chautauqua, una localidad a unos 110 kilómetros al sur de Buffalo.

“El sospechoso subió corriendo al escenario y atacó a Rushdie y a un entrevistador. Rushdie fue apuñalado aparentemente en el cuello y transportado en helicóptero a un hospital del área. Su estado aún se desconoce”, indicó un comunicado.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, dijo que Rushdie estaba vivo y lo elogió como “una persona que ha pasado décadas diciendo la verdad al poder”.

“Condenamos toda violencia y queremos que la gente pueda sentir (la) libertad de hablar y escribir la verdad”, dijo.

Un policía estatal asignado al evento en la Institución Chautauqua, donde Rushdie iba a dar una charla, “inmediatamente detuvo al sospechoso”, según el comunicado policial.

Las autoridades no dieron detalles sobre la identidad del sospechoso o cualquier motivo probable del ataque.

Imágenes publicadas en las redes sociales mostraron a personas corriendo en ayuda de Rushdie y dándole atención médica de emergencia. El entrevistador también sufrió una lesión en la cabeza en el ataque, según la policía.

“Acaba de ocurrir un evento horrible en #chautauquainstitution: Salman Rushdie fue atacado en el escenario en #chq2022. El anfiteatro fue evacuado”, dijo en redes sociales un testigo.

La Institución Chautauqua, que organiza programas artísticos y literarios en esa tranquila comunidad junto al lago Erie, dijo en un comunicado que estaba en coordinación con las fuerzas del orden y los socorristas.

 

– Una década escondido –

El escritor, de 75 años, saltó a la fama con su segunda novela “Hijos de la medianoche” en 1981, que cosechó elogios internacionales y el prestigioso premio Booker del Reino Unido por su descripción de la India posterior a la independencia.

Pero su libro de 1988 “Los versos satánicos” tuvo fuerte repercusión al provocar una fetua, o decreto religioso, que pedía su muerte por parte del líder revolucionario iraní, el ayatolá Ruhollah Jomeiní.

La novela fue considerada por algunos musulmanes como una falta de respeto al profeta Mahoma.

Rushdie, nacido en 1947 en Bombay en el seno de una familia de musulmanes no practicantes y ateo declarado, se vio obligado a vivir oculto cuando se ofreció una recompensa por su cabeza que aún sigue vigente.

El gobierno del Reino Unido le otorgó protección policial, donde estudió y donde estableció su hogar, luego del asesinato o intento de asesinato de sus traductores y editores.

Pasó casi una década escondido, mudándose de casa repetidamente y sin poder decirles a sus hijos dónde vivía.

Rushdie recién comenzó a dejar su vida oculto a fines de la década de 1990, después de que Irán dijera en 1998 que no apoyaría su asesinato.

Actualmente vive en Nueva York y es un firme defensor de la libertad de expresión. En particular, hizo una fuerte defensa de la revista satírica francesa Charlie Hebdo después de que un grupo de islamistas mataran a una parte de su plantilla en París en 2015.

La revista había publicado dibujos de Mahoma que provocaron furiosas reacciones entre los musulmanes de todo el mundo.

– “Voz esencial” –

Las amenazas y los boicots persisten contra los eventos literarios a los que asiste Rushdie, y su título de caballero en 2007 provocó protestas en Irán y Pakistán, donde un ministro del gobierno dijo que esto justificaba atentados suicidas.

Pero la fetua no logró acallar a Rushdie e inspiró sus memorias “Joseph Anton”, que lleva el nombre de su alias mientras estaba escondido y están escritas en tercera persona.

Los libros de Rushdie fueron traducidos a más de 40 idiomas y su novela “Hijos de la medianoche”, que tiene más de 600 páginas, ha sido adaptada al teatro y el cine.

Suzanne Nossel, directora en Estados Unidos de la organización PEN, que aboga por la libertad de expresión, señaló “la conmoción y el horror” del grupo.

“Apenas unas horas antes del ataque, el viernes por la mañana, Salman me envió un correo electrónico para ayudar con las ubicaciones de los escritores ucranianos que necesitan un refugio seguro de los graves peligros que enfrentan”, dijo Nossel en un comunicado.

Destacó su apoyo al “intrépido Salman”, deseándole “una recuperación completa y rápida”. “Esperamos y creemos fervientemente que su voz esencial no puede y no será silenciada”, dijo.

Johnson & Johnson dejará de vender talco para bebés en todo el mundo en 2023

La venta de este producto ya fue suspendida en EE.UU. y Canadá cuando la compañía se enfrentó a unas 38.000 demandas de consumidores.


Fuente: RT en español

La compañía estadounidense Johnson & Johnson (J&J) anunció este jueves que tomó la decisión de cesar en 2023, en todo el mundo, la venta de sus polvos de talco para bebé, muy controvertidos.

En la declaración oficial, la empresa anunció la sustitución de los polvos de talco por los basados en almidón de maíz. La compañía destacó que “esta transición ayudará a simplificar nuestras ofertas de productos, ofrecer innovación sostenible y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores y clientes al seguir las tendencias globales en evolución”.

En 2020, Johnson & Johnson declaró que suspendía la venta de los polvos de talco en EE.UU. y Canadá tras la caída de la demanda de este producto causada por una información sobre los riesgos del uso del talco que la empresa considera falsa.

La compañía se enfrentó a unas 38.000 demandas de consumidores, que afirmaron que los productos con talco causan cáncer por ser contaminados con asbesto, reporta Reuters.

J&J negó las acusaciones y dijo que defendería “firmemente las décadas de análisis científicos independientes realizados por expertos médicos de todo el mundo que confirman que el talco en polvo para bebés de J&J es seguro, no contiene asbesto y no causa cáncer”.

En octubre del año pasado, la empresa creó la subsidiaria LTL Management para asignarle sus reclamos de talco e inmediatamente se declaró en bancarrota, paralizando así el proceso legal abierto a raíz de las demandas ante la imposibilidad de la empresa para pagar.

Antes del anuncio de su quiebra bancaria, la compañía afrontó costos de 3.500 millones de dólares en veredictos y acuerdos, incluyendo uno en que se otorgaron más de 2.000 millones de dólares a 22 mujeres.