Estado Islámico reivindica el doble atentado junto al aeropuerto de Kabul

La rama afgana del grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó este jueves el doble atentado que ha dejado decenas de muertos en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, difundido por sus canales de propaganda en internet.

En la nota, cuya veracidad no pudo ser comprobada por Efe, el grupo afirmó que “una explosión suicida” causó la muerte de 60 personas y heridas a otras 100, entre civiles afganos y fuerzas estadounidenses.

Sin embargo, reivindicó solo un ataque suicida y no el doble atentado que tuvo lugar en las inmediaciones del aeropuerto.

El autodenominado Estado Islámico de Khorasán afirmó que uno de sus soldados logró lanzar el ataque después de pasar inadvertido a través de los controles de seguridad “de las fuerzas estadounidenses y de la milicia talibán alrededor de la capital, Kabul”.

“Él pudo llegar a una gran concentración de traductores y colaboradores del Ejército estadounidense en el campo de Baran, cerca del aeropuerto de Kabul, e hizo estallar un cinturón explosivo matando a unas 60 personas e hiriendo a 100, entre ellos miembros de los talibanes”, según la versión de los yihadistas.

En el comunicado especificó que 20 soldados de EE.UU. perecieron y resultaron heridos en el ataque.

Por su parte, la agencia de información de los radicales, Amaq, difundió una fotografía del supuesto suicida, cubierto con un pasamontañas y sujetando un fusil, posando en frente de una bandera del Estado Islámico.

El propio grupo identificó al atacante como Abdelrahman al Loghri.

Según fuentes oficiales citadas por medios afganos, más de 60 personas murieron y 150 resultaron heridas en el doble atentado, mientras que el Pentágono informó de que al menos 12 soldados de EE.UU. murieron y 15 resultaron heridos.

Muchas de las víctimas formaban parte de la multitud que intentaba alcanzar uno de los vuelos de evacuación en el aeropuerto de Kabul.

Una iglesia se convierte en centro de vacunación por primera vez en Grecia

Una iglesia servirá por primera vez en Grecia como centro de vacunación, en un gesto de gran simbolismo pues muchos de los escépticos que han hecho campaña contra la vacuna y las mascarillas durante la pandemia han sido creyentes y sacerdotes.

El sacerdote de la iglesia de San Nicolás en Ajarnés, un pueblo en la isla de Creta cercano a su capital, Heraclión, informó hoy a los medios locales de que tanto los vecinos como cualquier interesado con número de seguridad social griego podrá vacunarse en el templo a partir del 6 de septiembre.

El padre Andreas aseguró que su objetivo es convencer a los escépticos, y ha asegurado que muchos de los parroquianos que han confirmado que acudirán a vacunarse se declaraban hasta ahora antivacunas, aunque “otros siguen inflexibles. Respeto su punto de vista, no estamos chantajeando a nadie”.

“Estamos obligados a salvaguardar la salud de nuestro cuerpo. la Iglesia no puede sabotear a la ciencia. Teología y ciencia deben trabajar unidas”, afirmó.

Los que acudan a vacunarse a San Nicolás recibirán la vacuna monodosis de Johnsson & Johnsson, y puede que no sean los únicos, pues hoy mismo el ministro de Sanidad heleno, Vassilis Kikilias, anunció durante una entrevista en la televisión privada Skai que a partir del domingo se llevarán centros móviles de vacunación a las puertas de algunas iglesias de la capital Atenas y Salónica, la segunda mayor ciudad del país.

Precisamente en Creta el mes pasado varios sacerdotes negaron la comunión a los fieles que se habían vacunado, pues sostenían que la inyección de los anticuerpos del covid permite la entrada del anticristo en los creyentes, una postura que las altas instancias de la Iglesia ortodoxa cretense tacharon de minoritaria, pero que se ha repetido durante toda la pandemia.

En 2020, fue muy controvertida la decisión de muchos sacerdotes de continuar dando la comunión de forma tradicional a pesar de las medidas de distanciamiento social en vigor. Esto es, ofreciendo a todos los asistentes a misa la comunión -vino dulce y migas de pan- de una misma cuchara, sin desinfectar entre cada fiel.

Los contagios de covid han aumentado en Grecia en las últimas semanas hasta alcanzar el pasado martes el récord de casos en un día de toda la pandemia con 4.608 nuevos contagios.

Hasta ahora en Grecia se han realizado 11.247.943 vacunaciones. Alrededor del 59 % de la población ha recibido una inyección mientras el 56 % ha sido inoculado con la pauta completa.

EEUU sospecha que el EI es responsable del atentado en Kabul

Estados Unidos sospecha que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) es el responsable del doble atentado afuera del aeropuerto de Kabul, dijeron funcionarios estadounidenses a las cadenas de televisión CNN y NBC.

El Gobierno de EE.UU. aún no ha confirmado esa información oficialmente y, por el momento, ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad de las dos explosiones afuera del aeropuerto.

Medios afganos y la ONG italiana Emergency, que tiene un hospital en Kabul, han informado que hay al menos 15 muertos y 60 heridos. El Pentágono ha confirmado que hay soldados de EE.UU. fallecidos, además de heridos.

Según CNN, que cita a funcionarios estadounidenses, todo apunta a que el EI está detrás del ataque, pero el Ejecutivo aún trabaja para corroborarlo.

Otra fuente dijo a CNN que la confirmación oficial podría llevar horas. Por el momento se cree que uno de los estallidos podría tratarse de un ataque suicida de un individuo que detonó un chaleco con explosivos.

Cuando se produjeron las explosiones, miles de afganos se encontraban aglomerados fuera del aeropuerto intentando salir del país en los vuelos de evacuación internacionales.

La filial del EI supuestamente responsable es conocida como Estado Islámico de Jorasán (como los yihadistas se refieren a Afganistán), fue creada en 2015 y es enemiga acérrima tanto de EE.UU. como de los talibanes.

Ya el domingo pasado, el secretario de Estado, Antony Blinken, advirtió de los crecientes riesgos de seguridad a medida que pasan los días en Afganistán.

El jefe de la diplomacia remarcó que el operativo de evacuación tiene lugar “en un ambiente hostil en una ciudad y un país ahora controlado por los talibanes” y con “la muy real posibilidad de un ataque del Estado Islámico” .

El Gobierno no ha precisado si estos ataques alterarán sus planes de evacuación y retirada de tropas.

Hasta el miércoles, EE.UU. había asegurado que iba a seguir con las evacuaciones hasta la fecha límite marcada el presidente Joe Biden, el 31 de agosto, y que priorizaría la salida de las tropas en el último par de días.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Pentágono esta semana, en Afganistán quedan unos 5.400 soldados de EE.UU., cuya misión principal es la protección del aeropuerto de Kabul.

Doble atentado junto al aeropuerto de Kabul deja al menos 15 muertos y 60 heridos

Un doble atentado ocurrido este jueves en las cercanías del aeropuerto de Kabul dejó al menos 15 muertos y otros 60 heridos, la mayoría de ellos parte de la multitud que intentaba alcanzar uno de los vuelos de evacuación internacional.

Entre los fallecidos hay al menos cuatro soldados estadounidenses y otros tres resultaron heridos, según fuentes oficiales de EEUU, que manejan también la posibilidad de que el atentado fuera cometido por un terrorista suicida.

Este es el primer ataque de este tipo desde que los talibanes tomaron el control del país el pasado 15 de agosto con la toma de la capital afgana, pese a los rigurosos controles de seguridad de los islamistas en toda la ciudad, y sin que de momento se conozcan los responsables.

La primera de las explosiones tuvo lugar a las 18.24 horas de Kabul, (13.58 GMT) cerca de una de las puertas del aeropuerto de Kabul, según la cadena de noticias afganas Ariana News.

Según informaron medios locales afganos citando fuentes hospitalarias, al menos 15 personas murieron, y decenas de heridos fueron trasladados a hospitales, tras las dos explosiones, una de ellas al menos de gran potencia.

“Cerca de 60 pacientes heridos en el ataque en el aeropuerto han llegado hasta nuestro centro médico”, informó en Twitter la ONG italiana Emergency, que tiene un hospital en Kabul.

DECENAS DE VICTIMAS

Las televisiones locales y redes sociales muestran imágenes con numerosos cuerpos sin vida en el lugar de los atentados, por lo que el número de víctimas podría ser muy superior.

El principal portavoz de los talibanes, Zabihulla Mujahid, aseguró también que más de 50 personas resultaron heridas y fueron trasladadas a los hospitales más próximos.

“El Emirato Islámico (como se hacen llamar los talibanes) condena enérgicamente el ataque a civiles en el aeropuerto de Kabul, que tuvo lugar en una zona donde las fuerzas estadounidenses son responsables de la seguridad”, dijo en Twitter el portavoz.

Los talibanes están “prestando mucha atención a la seguridad y protección de su gente, y los responsables serán detenidos”, aseguró.

El presidente del Consejo para la Reconciliación Nacional, Abdullah Abdullah, también condenó el atentado “que mató e hirió a un gran número de civiles. Mi pensamiento y mis oraciones están con las víctimas y sus familias en este momento difícil”.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, confirmó que hay estadounidenses entre las víctimas del aeropuerto. De acuerdo con el portavoz, una de las explosiones ocurrió cerca del Hotel Baron de la capital afgana, cerca de la puerta Abbey del aeródromo, donde se produjo la otra detonación.

De momento no hay información oficial sobre las características del atentado o un balance oficial de muertes y heridos, con el país sumergido en la incertidumbre tras la caída del Gobierno, y a la espera de la conformación del nuevo Gobierno islamista.

BAJO ADVERTENCIA

El miércoles la Embajada de EE.UU. en Afganistán emitió un aviso advirtiendo a los estadounidenses que no se acercaran al aeropuerto de Kabul por “amenazas de seguridad” fuera de los accesos a esas instalaciones.

Asimismo los Gobiernos de EE.UU., Australia, y Reino Unido urgieron a sus ciudadanos en el aeropuerto a abandonar las instalaciones aeroportuarias y permanecer en un sitio seguro hasta nuevo aviso ante una “alta amenaza de ataque terrorista”.

Sin embargo, en el lugar se encontraban miles de afganos que intentaban huir del país en los vuelos de evacuación internacionales que están a punto de concluir conforme al plazo acordado para la retirada de las tropas internacionales, el próximo 15 de agosto.

Hace dos días los talibanes anunciaron que los ciudadanos afganos no podrán ir al aeródromo, como medida de seguridad para salvaguardar sus vidas del caos en el que se ha convertido la terminal.

Aún así, las imágenes del perímetro del aeropuerto horas antes de los atentados mostraban centenares de los ciudadanos afganos llegando a las afueras del aeropuerto, muchos de ellos incluso cruzando canales de agua hasta la alambrada.

El ataque de hoy supone la cancelación por parte de varios países de las evacuaciones internacionales, como han anunciado ya Alemania e Italia, con lo que muchas de las personas que esperaban salir de Afganistán probablemente no puedan hacerlo en el tiempo que resta.