Gobierno argentino resuelve cerrar absolutamente sus fronteras

El Gobierno de Argentina dispuso el cierre total de sus fronteras, de manera a dar una respuesta más efectiva en la lucha contra el coronavirus. La restricción contempla entrada y salida de argentinos.

Alberto Fernández dispuso hoy el cierre de las fronteras hasta el 31 de marzo.

Consecuentemente se amplía la imposibilidad de volver a todos los argentinos, residentes en el país o en el extranjero.

Habrá algunas excepciones y las mismas contemplan a transportistas y tripulantes de buques y aeronaves, así como las personas afectadas a los vuelos y traslados sanitarios.

También se dejará libre circulación a quienes estén afectados a traslado de mercaderías por operaciones de comercio internacional de transporte de cargas de mercaderías, por medios aéreos, terrestres, marítimos y fluviales.

El presidente aclaró que solamente van a ingresar al país aquellas personas que se encuentren en situaciones excepcionales.

Asimismo, los vuelos están suspendidos, siendo esta una parte de las medidas restrictivas que pueden ser extendidas de acuerdo a las necesidades.

Argentina registra 87 nuevos casos de coronavirus, totalizando 589 en todo el territorio. Los fallecimientos alcanzan un pico de 12.

En cuanto a los nuevos registros, 30 son de Buenos Aires, 27 de la Provincia de Buenos Aires, 12 de Santa Fe, 3 de Chaco, 3 de Córdoba, 3 de Tierra del Fuego, 3 de Neuquén, 2 de Jujuy, 2 de Santa Cruz, 1 de Mendoza y 1 de San Luis.

Las prohibiciones vigentes desde ahora suponen asimismo una excepción a la Convención Americana de Derechos Humanos, que establece que nadie puede ser expulsado ni impedido de entrar al país.

Pero exceptúa casos como peligro público o emergencias que amenacen la independencia del Estado o la seguridad del mismo.

 

Confirman 12 fallecidos en Argentina por coronavirus y casos positivos ascienden a 589

Autoridades sanitarias de Argentina confirmaron este jueves que son doce los fallecidos hasta el momento por coronavirus en el país y que el total de infectados asciende a 589.


Fuente: EFE

Si bien en la tarde de hoy se conoció que un hombre de 59 años fallecido en la norteña provincia de Chaco era la novena víctima mortal por COVID-19, pocas horas después, el Ministerio de Salud, en su reporte diario de infectados, dio cuenta de tres fallecimientos más, por lo que en total son 12.

Las cuatro víctimas conocidas hoy son, además del empresario Rubén Bercovich, que había regresado recientemente a Chaco tras un viaje por Estados Unidos y tenía enfermedades previas; dos hombres de la provincia de Buenos Aires, uno de 89 y otro de 78 años; y una mujer de 82, de la capital argentina.

Las edades de las víctimas mortales conocidas hasta ahora -el primer fallecimiento ocurrió el 7 de marzo- comprenden de los 53 a los 89 años.

El total de personas que padecen el virus en el país es de 589, según el informe de la cartera de Salud, tras sumar los 87 nuevos casos conocidos hoy, la mayoría en la ciudad (30) y la provincia de Buenos Aires (27).

De los nuevos casos de este jueves, 37 corresponden a personas con antecedente de viaje a países con alta propagación del virus, mientras que 24 son "contactos estrechos" de personas que ya fueron diagnosticadas de coronavirus y 26 se encuentran en investigación para determinar su antecedente epidemiológico.

Según el Ministerio de Salud, hasta el momento la mayoría de los 589 casos totales son importados, mientras que se detecta transmisión local en conglomerados y se identifica el inicio de transmisión comunitaria en Buenos Aires y su populoso cinturón urbano y en Chaco.

Ante el aumento de los contagios, el Gobierno de Alberto Fernández, que entre otras medidas ya decretó un aislamiento preventivo y obligatorio para la mayoría de la población entre el viernes pasado y el 31 de marzo próximo, ha acelerado el refuerzo de los centros hospitalarios para tratar a los pacientes con el virus.

 

Investigadores británicos entrenan a perros para detectar el coronavirus

Un grupo de investigadores británicos, con la ayuda de una ONG especializada, va a intentar entrenar a perros para que detecten a las personas enfermas de Covid-19 y ayudar así a frenar la propagación del virus.


Fuente: AFP

La ONG Medical Detection Dogs explicó que está trabajando con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y la Universidad de Durham en este proyecto.

Estos tres organismos "han comenzado los preparativos para entrenar intensivamente a perros para que estén listos en el plazo de seis semanas a proporcionar un diagnóstico rápido y no invasivo", afirmó en un comunicado.

También se pusieron en contacto con el gobierno para explicar cómo estos animales podrían ser valiosos aliados en la lucha contra la pandemia.

La asociación, que ya entrenó a perros para detectar enfermedades como el cáncer, el parkinson y las infecciones bacterianas, asegura que el mismo procedimiento se utilizará para enseñarles a identificar el covid-19.

Para ello, les harán olfatear muestras y les enseñarán a señalar cuando hayan encontrado el virus.

Los perros son capaces de detectar también cambios sutiles en la temperatura de la piel y podrían potencialmente indicar si alguien tiene fiebre.

Una vez entrenados, se podría utilizar a los animales para señalar a los viajeros infectados con el virus a su llegada al país o podrían desplegarse en otros espacios públicos.

"Estamos convencidos de que los perros pueden detectar el covid-19. Ahora estamos investigando cómo podemos captar de forma segura el olor del virus en los pacientes", explica la doctora Claire Guest, directora ejecutiva y cofundadora de Medical Detection Dogs, citada en el comunicado.

"El objetivo es que los perros puedan examinar a cualquiera, incluso a quienes no tienen síntomas, y nos digan si necesitan ser sometidos a un test", agrega.

Según el profesor Steve Lindsay de la Universidad de Durham, "si la investigación tiene éxito, podríamos usar perros para detectar el covid-19 en los aeropuertos al final de la pandemia". "Esto ayudaría a evitar que la enfermedad reapareciera después de que el actual brote se haya controlado".

 

Sueldo del presidente uruguayo irá destinado a combatir el Covid-19

Un porcentaje del sueldo de funcionarios estatales será redireccionado para sostener el trabajo del Ministerio de Salud. Entre ellos se incluye al presidente Luis Lacalle Pou. El Ejecutivo espera la aprobación del Parlamento.

El mismo mandatario oriental anunció este jueves que se aplicará, siempre que se apruebe el proyecto una reducción entre el 5% y 20% del salario de parte del funcionariado público.

En esa medida están aquellos que tienen ingresos superiores a los 80 mil pesos uruguayos (1800 dólares), incluyendo al mismo presidente Luis Lacalle Pou, recientemente electo.

A este, así como a ministros, legisladores, directores de entes y servicios descentralizados se les aplicará una reducción de hasta el 20% de sus salarios líquidos.

La planificación se denomina “Fondo Coronavirus” y va destinado al sector salud. Uruguay ya registra 238 casos confirmados de Covid-19 y ninguna víctima fatal.

Al tiempo que el gobierno adoptó esta medida, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado manifestó su total rechazo por no ser considerados a la hora de decidir.

El Fondo Coronavirus tendrá una vigencia de dos meses. Sin embargo queda abierta la posibilidad de extender la medida de acuerdo a la progresión de la enfermedad.