Greta Thunberg, la sueca de 16 años ícono contra el cambio climático que sacudió a los líderes en la ONU

Hace unos días su nombre empezó a cobrar notoriedad y aparecer en los principales medios luego de brindar un desafiante discurso en la cumbre del clima de la ONU. Se trata de Greta Thunberg, una adolescente sueca que con tan solo 16 años ha alzado su voz ante los líderes mundiales y se ha convertido en una de las principales activistas contra el cambio climático.

Greta Thunberg nació el 3 de enero de 2003 en la ciudad de Estocolmo, Suecia. Es hija de Malena Ernman, una cantante de ópera, y Svante Thunberg, actor y productor artístico.

Su nombre saltó a la luz en el año 2018 luego de que decidiera organizar una serie de manifestaciones pacíficas para exigir al gobierno sueco que redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París.

Como forma de hacer visible su demanda, decidió faltar a clases todos los viernes y sentarse en las afueras del parlamento de Suecia -conocido como Riksdag- junto con un cartel que decía “Skolstrejk för klimatet” (traducido como “huelga escolar por el clima”). Esta medida inspiraría a jóvenes estudiantes de todo el mundo a impulsar un movimiento bajo el hashtag #FridaysForTheFuture.

A partir de allí, Thunberg empezaría una impensada carrera como activista medioambiental que la llevaría reunirse con importantes referentes mundiales como como el expresidente de Estado Unidos, Barack Obama, el papa Francisco, la exdirectiva del FMI, Christine Lagarde, la científica Jane Goodall o el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

La joven sueca padece de Síndrome de Asperger y trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Pese a ello, se caracteriza por brindar discursos enérgicos que casi siempre van relacionados al calentamiento global y las medidas que deberían ser tomadas por los líderes del mundo para frenar la contaminación.

Con tan solo 16 años, ya es considerada como un ícono global en la lucha contra el cambio climático. Tal es así que tuvo la oportunidad de participar en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018, en el Foro Económico Mundial (enero de 2019), el Comité Económico y Social Europeo y recientemente en la Asamblea Nacional de Francia.

En mayo de 2019, Thunberg apareció en la portada de la prestigiosa revista Time que la nombró “líder de la próxima generación”, destacando su lucha a favor del medio ambiente y los incansables esfuerzos que viene haciendo para tratar de afrontar la dura realidad que afecta al clima.

Su más reciente y destacada aparición fue el pasado 23 de septiembre durante la apertura de la Cumbre de Acción del Clima de las Naciones Unidas, celebrada en Nueva York. En la ocasión, brindó un desafiante discurso que conmovió a varios de los presentes e hizo “parar las orejas” a algunos de los líderes mundiales que participaron del evento.

“Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías, y sin embargo, soy de los afortunados. La gente está sufriendo, la gente se está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?”, reza parte del mensaje brindado por Greta Thunberg en la cumbre del clima de la ONU.

Durante el resto de su discurso, la joven sueca se encargó de enfatizar la necesidad de tomar medidas urgentes para frenar el cambio climático y dejar de lado los discursos, poniendo énfasis en la responsabilidad que tienen los líderes mundiales en esta situación al ser los encargados de tomar las decisiones en sus respectivos países.

Una particular situación se vivió en el marco de este evento cuando Thunberg se cruzó en el pasillo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Las imágenes muestran la cara de enfado de la misma al ver al mandatario norteamericano, quien es uno de los principales detractores del movimiento contra el cambio climático.

 

Ante la ONU, Bolsonaro destaca que devolvió al Paraguay a los "tres terroristas"

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, destacó ante la Asamblea General de la ONU que su gobierno devolvió al Paraguay a los "tres terroristas", refiriéndose al parecer a los secuestradores Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, abrió este martes los debates de la Asamblea General de la ONU, ante la que pidió “respeto” para la soberanía de su país en la Amazonía y dejó además una muy dura condena al “socialismo”.

El líder de la ultraderecha brasileña, en el poder desde enero pasado, utilizó por primera vez la tribuna de las Naciones Unidas. En un momento dado se refirió a los refugiados políticos que fueron expulsados de su país tras perder el estatus.

Destacó -sin citar sus identidades- que Juan Arrom, Anuncio Martí y Victor Colmán fueron devueltos al Paraguay, aunque no aclaró que en realidad los mismos se fugaron y fueron al Uruguay a intentar conseguir el asilo para no enfrentar a la justicia paraguaya.

“Los terroristas no encontrarán refugio en el país”, remarcó el mandatario brasileño.

Ver desde el minuto 18:17.


Por otra parte, sobre las llamas que consumieron parte de la cobertura vegetal de la Amazonía, que grupos ecológicos atribuyeron a una alegada falta de acción de su Gobierno, Bolsonaro insistió en que hubo una campaña de “desinformación” creada por oenegés y que llegó a animar algunos sentimientos “colonialistas” que persisten en el mundo.

Aunque no lo citó expresamente, se refirió al presidente francés, Emmanuel Macron, quien alarmado por los incendios llegó a pedir una intervención del G7 para ayudar a controlar las llamas.

Bolsonaro reiteró que “la Amazonía (brasileña) es mayor que toda Europa occidental” y que en más de un 60 % está “preservada”, por lo que su Gobierno “no acepta” que otro país “diga” qué se debe hacer para conservar ese bioma.

También sostuvo que es una “falacia decir que la Amazonía es un patrimonio de la humanidad o que es el pulmón del mundo” y aseguró que los únicos que tienen soberanía sobre esa región son los países amazónicos.

En línea con lo que ha defendido durante toda su vida política, reiteró que, durante su gestión de cuatro años, no serán creadas nuevas tierras indígenas, pues las que ya existen ocupan casi el 14 % del territorio nacional.

Defendió además su intención de permitir la explotación por parte de empresas privadas de ciertas riquezas minerales de la Amazonía, y pidió a las Naciones Unidas que impidan la vuelta de “prácticas colonialistas”, como las que indirectamente atribuyó a Francia.

Bolsonaro también se esforzó en presentar a un “nuevo Brasil”, abierto al mundo y al sector privado, en contraposición al modelo “socialista” que, en su opinión, gobernó el país en los últimos años y para el que reservó las palabras más duras de su discurso.

El “socialismo”, según Bolsonaro, llevó a Brasil “a una situación de corrupción generalizada” y propició “ataques ininterrumpidos a los valores religiosos” respaldados por el Foro de Sao Paulo, que reúne a partidos de la izquierda de América Latina.

También hizo alusión a los alrededor de 10.000 médicos cubanos que, hasta fines del año pasado, operaban en Brasil mediante planes de cooperación firmados por Gobiernos anteriores y que La Habana decidió retirar tras las críticas de Bolsonaro a sus autoridades.

El gobernante brasileño aseguró que, con la retirada de esos profesionales cubanos, Brasil “dejó de contribuir con la dictadura cubana”, a la cual aseguraba que los gobiernos anteriores enviaban “300 millones de dólares anuales” mediante esos programas de cooperación.

Bolsonaro recordó que “en los años 60, agentes cubanos fueron enviados a toda América Latina” para promover el “socialismo” y fueron “derrotados”, en una “guerra que también vencimos” en Brasil.

Afirmó que hoy unos “60.000 cubanos” están en Venezuela y actúan en las áreas de “inteligencia y defensa” para mantener en el poder a una “dictadura” que ha implantado en ese país que “antes ya fue tan próspero”, la “barbarie del socialismo”.

Bolsonaro destacó el esfuerzo de Brasil por acoger a los miles de venezolanos que han llegado al país en busca de una nueva vida y dijo que su Gobierno seguirá “trabajando para que la democracia sea restablecida en Venezuela” y para “que otros países de la región no experimenten ese nefasto régimen del socialismo”.

Con información de EFE

 

Trump desata polémica al burlarse de Greta Thunberg

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó al apasionado discurso ante la ONU de la activista sueca Greta Thunberg con un mensaje en tono de burla, un tuit que provocó este martes controversia debido a que la adolescente padece el síndrome de Asperger.


Fuente: e

A última hora del lunes, horas después de que Thunberg mostrara su enfado con los líderes mundiales durante la Cumbre para la Acción Climática de la ONU, Trump recurrió a Twitter para citar un mensaje en esta red sobre la rabia que mostró la joven sueca de 16 años en su discurso y escribir un comentario aparentemente sarcástico.

“Parece que es una niña muy feliz, entusiasmada por un futuro brillante y maravilloso. ¡Qué bonito verlo!”, tuiteó el mandatario.

El mensaje motivó comentarios de rechazo en Twitter, donde algunos recordaron que, durante su campaña electoral en 2016, el presidente también se burló de un periodista discapacitado.

“Ya está, oficialmente ha acabado conmigo. Un líder mundial horrible, metiéndose con una niña de 16 años con Asperger por hablar apasionadamente sobre datos científicos”, escribió en su cuenta oficial de Twitter el actor estadounidense Willie Garson, conocido por las series “White Collar” y “Sex and the city”.

El tuit de Trump se produjo poco después de que en su cadena de televisión favorita, Fox News, el presentador Michael Knowles criticara también a Thunberg de forma aún más directa, al afirmar que es “una niña sueca mentalmente enferma de la que se están aprovechando sus padres y la izquierda internacional”.

La cadena Fox News emitió después un comunicado en el que se disculpaba con Thunberg y con su audiencia por el comentario “vergonzoso” de Knowles, pero el propio comentarista incidió en su postura al escribir en Twitter que “no hay nada malo en vivir con una enfermedad mental”.

Después de su vehemente discurso ante la ONU de este lunes, en el que reprochó a los líderes que le hayan robado sus “sueños” y su “infancia” con “sus palabras vacías”, Thunberg se cruzó con Trump en el vestíbulo de Naciones Unidas y torció los labios en una mueca al verle.

 

El Parlamento austríaco veta el histórico tratado entre el Mercosur y la Unión Europea

El Parlamento austríaco aceptó una moción que obliga al Gobierno a vetar ante el Consejo Europeo la aprobación del tratado comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.


Fuente: EFE

La propuesta tuvo el apoyo de todos los partidos parlamentarios (socialdemócratas, democristianos, ultranacionalistas e izquierdistas), con la excepción del liberal NEOS, que apoya el acuerdo, aunque reclama algunas modificaciones.

En el socialdemócrata SPÖ, uno de los ponentes de la moción, calificaron su aprobación como “un gran triunfo para los consumidores, el medioambiente, la protección de los animales y los derechos humanos”.

El partido conservador ÖVP, actualmente el de mayor peso en el Parlamento, apoyó inesperadamente la propuesta, mientras que el ultranacionalista FPÖ aseguró que el acuerdo “es historia” y que Austria no puede arrodillarse ante los intereses de la industria.

También Los Verdes, que no están en el Parlamento, defendieron la necesidad de detener lo que calificaron de “acuerdo nocivo”.

Austria celebrará el próximo día 29 elecciones generales anticipadas, de las que saldrán un nuevo Parlamento y un nuevo Ejecutivo, que sustituirá al actual gabinete de expertos, en el poder desde el pasado junio tras una crisis política que acabó con la coalición entre conservadores y ultranacionalistas.

El nuevo Gobierno estará obligado a aplicar este veto en el Consejo Europeo, donde están representados todos los países de la UE y que debe ratificar el acuerdo, junto con el Parlamento Europeo y los Estados miembros.

El pasado 28 de junio, la UE y el Mercado Común del Sur (Mercosur) -integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay-, finalizaron tras 20 años de negociaciones el acuerdo comercial, que todavía debe ser ratificado para entrar en vigor.