Hallan los restos de 215 niños en el sitio de un antiguo internado en Canadá

Los restos de 215 niños fueron hallados enterrados en el sitio de un antiguo internado en Canadá, construido hace más de un siglo para integrar a los indígenas en la sociedad dominante, según una comunidad amerindia local.


Fuente: AFP

Un experto descubrió los restos humanos el pasado fin de semana utilizando un georradar en el lugar donde se encontraba el internado, cerca de Kamloops, en la provincia occidental de Columbia Británica, según anunció la comunidad aborigen Tk'emlups te Secwepemc, en un comunicado de prensa.

"Algunos apenas tenían tres años", dijo Rosanne Casimir, jefa de la comunidad, sobre los niños.

Según ella, su muerte, cuya causa y fecha se ignoran, nunca fue registrada por la dirección del internado, aunque su desaparición ya había sido mencionada en el pasado por miembros de esa comunidad.

Se espera que los resultados preliminares de la investigación se publiquen en un informe en junio, dijo Casimir.

Mientras tanto, la comunidad está trabajando con el médico forense y los museos de la provincia para tratar de arrojar luz sobre el hallazgo y encontrar cualquier documentación relacionada con las muertes.

"Me rompe el corazón", reaccionó en Twitter el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. "Es un triste recuerdo de este oscuro y lamentable capítulo de nuestra historia. Mis pensamientos están con todos los afectados por esta desgarradora noticia", escribió el mandatario, que ha hecho de la reconciliación con los primeros pueblos de Canadá una de sus prioridades desde que asumió el cargo en 2015.

El antiguo internado, gestionado por la Iglesia católica en nombre del gobierno canadiense, fue una de las 139 instituciones de este tipo creadas en el país a finales del siglo XIX. Se inauguró en 1890 y llegó a tener 500 alumnos en la década de 1950. Cerró sus puertas en 1969.

Unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit fueron reclutados a la fuerza en estas escuelas, donde fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura.

Muchos fueron sometidos a malos tratos o abusos sexuales, y al menos 3.200 murieron, en su mayoría de tuberculosis, según las conclusiones de una comisión nacional de investigación.

Dicha comisión escuchó el testimonio de varios nativos americanos que decían que la pobreza, el alcoholismo, la violencia doméstica y las altas tasas de suicidio que todavía golpean a muchas de sus comunidades son en gran medida el legado del sistema de escuelas residenciales.

En 1910, el director de la institución de Kamloops se quejó de que el gobierno canadiense no proporcionaba suficientes fondos para "alimentar adecuadamente a los estudiantes", según la declaración de la comunidad.

Ottawa se disculpó formalmente con los supervivientes de los internados en 2008 como parte de un acuerdo de 1.900 millones de dólares canadienses (1.300 millones de euros).

Estos últimos fueron víctimas de un "genocidio cultural", según concluyó la comisión nacional de investigación en 2015.

 

Brasil se levanta contra Bolsonaro con marchas en todo el país pese a covid

Millares de brasileños enfrentaron este sábado el miedo a la covid-19 y salieron a las calles a protestar contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, en un grito unísono "por la vida" que retumbó en las primeras marchas multitudinarias registradas en todo el país desde el inicio de la pandemia.


Fuente: EFE

Convocadas por las centrales sindicales, partidos de izquierda y movimientos sociales, las protestas se efectuaron de manera pacífica en más de 200 ciudades de todo el país, incluidas las capitales, con actos violentos de la Policía registrados solo en Recife, la capital de Pernambuco.

Los protestantes exigieron al líder ultraderechista acelerar el proceso de vacunación en el gigante suramericano y aumentar el monto de los auxilios para que los más pobres -los más afectados con la pandemia- tengan un ingreso "digno" para enfrentar la crisis que llegó con el virus.

Armados de tapabocas, alcohol en gel y carteles, los manifestantes también pidieron frenar las privatizaciones de las empresas estatales y que acaben los recortes presupuestarios en las universidades.

Inmensas pancartas con las frases "¡Fuera Bolsonaro!", "¡Vacuna para todos ya! "Bolsonaro genocida" fueron el común denominador en las marchas de todas las ciudades, así como carteles recordando los 460.000 muertos y más de 16,3 millones de contagios que han convertido a Brasil en uno de los países más afectados por la pandemia.

Las marchas arrancaron temprano en ciudades como Brasilia, Río de Janeiro, Belén y Recife. No obstante, al caer la tarde están programadas manifestaciones en otras ciudades como Curitiba, Manaos y Fortaleza, así como en Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, donde tendrá lugar la mayor marcha del país.

Pese a los cuidados de los manifestantes se registraron aglomeraciones, principalmente en las grandes capitales donde las marchas fueron masivas.

"Estar en las calles para luchar es un acto extremo para decir basta", señaló el Partido de los Trabajadores (PT), la formación que lidera el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en su mensaje de invitación a las marchas.

El dilema entre el discurso del aislamiento social y el fomento que tendrían las aglomeraciones con las marchas de este sábado llegó a oponer entre sí a partidos y a líderes de la izquierda en algunas regiones del país, como en Bahía, donde el gobernador, Ruy Castro, promovió las manifestaciones en carro para evitar los contagios de la covid-19.

VIOLENCIA POLICIAL

En Pernambuco, el Ministerio Público emitió la víspera una recomendación para suspender los actos programados para este sábado a fin de evitar la propagación del virus, algo que las autoridades trataron de imponer hoy a la fuerza en las calles de Recife, su capital, donde miles de personas salieron a marchar.

Algunos manifestantes sufrieron lesiones en los ojos por las balas de goma disparadas para dispersar las marchas por la Policía Militarizada, como pudo constatar Efe. Según denuncias de los manifestantes, los agentes también utilizaron gas pimienta y efectuaron detenciones arbitrarias.

PIDEN ACELERAR INVESTIGACIÓN SOBRE GESTIÓN DE GOBIERNO ANTE LA COVID-19

Las movilizaciones nacionales buscan desgastar al líder ultraderechista y acelerar las investigaciones que actualmente adelanta una comisión del Senado sobre posibles omisiones del Gobierno en la gestión de la pandemia, aunque las posibilidades de lograr un juicio político en contra del mandatario son aún lejanas.

La comisión, creada a instancias de la oposición, que tiene siete de sus once miembros, intenta esclarecer si el Gobierno tiene alguna responsabilidad en el descontrol de la crisis sanitaria en Brasil, que, según los especialistas, ya es una de las tres naciones más azotadas por la pandemia, junto con Estados Unidos e India, y está amenazado con una tercera ola.

Denuncias realizadas ante la comisión revelaron que el Gobierno demoró la compra de vacunas; actuó sin diligencia ante la falta de oxígeno en el estado de Amazonas y promovió el uso de la cloroquina, un antipalúdico sin evidencia científica contra la covid-19.

Bolsonaro, uno de los principales negacionistas de la pandemia, viene minimizando la gravedad de la covid-19, a la que calificó de "gripita", desde que se registró el primer caso en el país el 26 de febrero de 2020.

El mandatario brasileño desconfía de la efectividad de las mascarillas; defiende medicamentos sin eficacia comprobada contra la enfermedad, como la cloroquina; y rechaza los confinamientos y las medidas de restricción para evitar la propagación del virus, porque "la economía no puede parar".

 

Bolivia: cementerios colapsan en Cochabamba a causa de la covid-19

Los cementerios en la región boliviana de Cochabamba vuelven a colapsar por la alta demanda de entierros y cremaciones en esta tercera ola de la covid-19, en la que también se registran filas de familiares buscando oxígeno medicinal y las unidades de terapia intensivas están a tope.


Fuente: EFE

En esta tercera ola de contagios, Cochabamba se convirtió en una de las regiones bolivianas más afectadas por los contagios y los decesos registrados por día, que han ocasionado el desborde de su sistema de salud y también la capacidad de los entierros y crematorios de los cementerios.

Es el caso del Cementerio General de Cochabamba que llegó a cremar hasta 14 cuerpos en un día -cuando en tiempos normales se realizaban entre 2 a 3 de estos procedimientos-, comentó a Efe la administradora de este camposanto, Lilian Scott.

Además, por "la alta carga viral" en el lugar se restringieron los ingresos de los familiares, que ahora deben esperar afuera del cementerio para dar el último adiós y acompañar de lejos ese momento.

La situación es crítica por lo que ese cementerio tiene una lista de espera de cuerpos para enterrar y cremar por la alta demanda, ya que la capacidad de su horno crematorio se ha visto rebasado por la situación en esta región.

Scott indicó que no es viable abrir una fosa común en este camposanto porque ya no hay espacio y las autoridades locales deben analizar la posibilidad de realizar un cementerio covid para afrontar esta situación.

Scott pidió que los cementerios aledaños, como el de Sacaba o el de Colcapirhua, se hagan cargo de la cremación de personas que fallecieron en esos municipios ya que muchos llegan hasta ese camposanto para ser cremados o enterrados.

El encargado del cementerio de Colcapirhua, Alfredo Zambrana, indicó a Efe que tienen programados los entierros y cremaciones hasta el domingo.

El horno con el que cuenta ese cementerio tiene la capacidad de cremar un cuerpo cada 2 horas, pero ya están a "tope" ya que, además, apoyan con la cremación de cuerpos de otros municipios, según contó Zambrana.

La cremación de los cuerpos en el Cementerio General es gratuita, pero en los otros camposantos tiene un costo que llega hasta duplicar la cifra que piden para incinerar un cuerpo por muerte natural, según constató Efe.

 

Argentina sigue escalada de contagios con la Copa América a la vista

Buenos Aires.- Argentina sigue padeciendo las consecuencias de la segunda ola de la pandemia de coronavirus, con cifras de contagios que este jueves tocaron su máximo con 41.080 nuevos casos, a pesar de las restricciones vigentes y con un reto en el horizonte: acoger la Copa América.


Fuente: EFE

El torneo continental tiene previsto su inicio el próximo 13 de junio, y aunque en un principio la sede se iba a compartir entre Argentina y Colombia, el país cafetero quedó fuera debido a la situación sanitaria y social que atraviesa y se prevé que toda la organización recaiga sobre el país rioplatense, donde se estudia la forma en la que se puede llevar a cabo.

La Conmebol anunció este miércoles mediante un comunicado que mantuvo reuniones con el Gobierno argentino en las que “se evaluaron los aspectos organizativos y logísticos -con la eventual habilitación de sedes adicionales- y todo lo concerniente a los protocolos sanitarios”.

LA POSTURA DE CONMEBOL

“El análisis de la disputa de esta Conmebol Copa América y sus protocolos sanitarios para que se pueda organizar en el país quedará bajo el riguroso estudio de funcionarios del Ministerio de Salud de la República Argentina. Así lo acordaron el presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, y el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, en una reunión”, afirma el comunicado.

En el organismo se muestran optimistas sobre la seguridad del evento, y según detalló el secretario adjunto de la Confederación, Gonzalo Belloso, la estrategia sanitaria pasa por la vacunación de las delegaciones.

“Las delegaciones que vengan van a estar vacunadas. Tenemos siete u ocho países ya vacunados. Estamos en condiciones de vacunar a todos los integrantes de todas las delegaciones y el que no quiere recibir la vacuna firmará una documentación donde indicará que no desea hacerlo. Con ello vamos a llegar con un blindaje para la Copa”, afirmó en declaraciones a Radio la Red.

CONTAGIOS PESE A LAS RESTRICCIONES

La situación sanitaria llevó al Gobierno argentino a decretar la semana pasada restricciones estrictas a la movilidad por un plazo de diez días, con la suspensión de toda actividad presencial en la esfera económica y social y la prohibición de circular entre las 18.00 y las 06.00 horas, aunque estas medidas, que en principio finalizan este domingo, todavía no mostraron un impacto en la cifra de contagios, que sigue al alza.

Mientras, la campaña de vacunación avanza con un total de 11,67 millones de dosis aplicadas, con las cuales 9 millones de personas recibieron solo una dosis y 2,6 millones recibieron las dos.

El país cuenta con otros 2,6 millones de dosis sin aplicar, una cifra que las autoridades esperan que crezca la próxima semana con el arribo de nuevas unidades, que anunció en su perfil de Twitter la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

LA LLEGADA DE NUEVAS VACUNAS

“Seguimos sumando. Hoy nos confirmaron que este lunes llegan al país otras 2.148.600 dosis del acuerdo bilateral de Argentina con AstraZeneca. El vuelo tiene previsto aterrizar en Ezeiza a las 07.55 am. Superaremos así las 17 millones de vacunas, que son 17 millones de esperanzas”, publicó la ministra.

En la ciudad de Buenos Aires, una de las jurisdicciones más afectadas por esta segunda ola, comenzaron a realizar el padrón para que accedan a la vacuna las personas entre 45 y 59 años con algún factor de riesgo.

“Intensificamos el Plan de Vacunación Covid-19. Si tenés entre 45 y 59 años y tenés condiciones de riesgo priorizados para la vacunación ya podés empadronarte para obtener un turno para la aplicación de la primera dosis”, publicó en su perfil de Twitter el ministro de Salud de la capital, Fernán Quirós.

Quirós compareció este viernes ante la prensa e hizo un llamado a la “precaución”, y destacó que hay que esperar los nuevos datos de contagios antes de tomar decisiones sobre la evolución de las restricciones, aunque dejó claro que la reapertura de las escuelas es la prioridad para el Gobierno porteño.

“Si estuviéramos en condiciones, la escuela es lo primero que abriríamos”, afirmó.

Uno de los datos que las autoridades tendrán en cuenta antes de definir las nuevas medidas es la ocupación de las camas de terapia intensiva, que en todo el país está al 76,2 %, una cifra que llega al 77,5 % en la capital y su populosa área metropolitana.

Desde la llegada de la pandemia al país, en marzo de 2020, la cifra total de contagios asciende a 3.663.215, de los cuales 76.135 pacientes fallecieron.