Hombre finge su muerte para ver quién acudía al funeral

Familiares del brasileño, de 60 años, estuvieron buscándolo en el hospital, la funeraria, e incluso acudieron a la Policía, tras ser informados del supuesto fallecimiento.

Baltazar Lemos, un brasileño de 60 años, fingió su propia muerte y organizó su velatorio para ver quién acudía a la ceremonia, reportan medios locales. El anuncio del fallecimiento y el velorio se divulgaron en sus redes sociales.

Baltazar, que trabaja de ceremonialista, incluso no advirtió a su propia madre, de más de 80 años, de la puesta en escena que pretendía hacer. Algunas personas le dijeron a la familia, antes de que se celebrara la ceremonia, que todo era “una broma”.

Sin embargo, algunos sospecharon desde el principio que algo iba mal. El sobrino de Baltazar, extrañado por la situación, empezó a buscar información sobre su tío. Llamó al hospital local, a la funeraria y al instituto médico para encontrar su cuerpo. Luego llamó a la Policía, donde le dijeron que debían 24 horas desde la desaparición para cualquier acción.

Tras descubrir que Baltazar estaba vivo y que todo era una escenificación, amigos y familiares se indignaron. Muchos de ellos no entendieron “la broma”. En el supuesto velatorio hubo mucha confusión y el ‘fallecido’ incluso recibió una bofetada. Sin embargo, a continuación, el funeral se convirtió en un festejo para la celebración del 60 cumpleaños de Baltazar.

“Llevo 5 meses pensando en ello. Celebro mi 60 cumpleaños. He hecho 889 ceremonias de despedida en estos 2 últimos años y en algunas ceremonias había 2 personas, en otras había 500 personas. Quería saber quién venía al mío”, explicó.

Corte de Ecuador establece que fue “ilegal y arbitraria” la detención de Glas en México

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador (CNJ) negó el viernes un habeas corpus planteado por el detenido exvicepresidente Jorge Glas, aunque estableció que fue “ilegal y arbitraria” su captura mediante un asalto policial a la embajada de México en Quito en la que se encontraba refugiado.

Glas, cuyo arresto hace una semana con la irrupción a la fuerza en la legación derivó en que México rompa relaciones diplomáticas, buscaba obtener su libertad a través de ese recurso, con el que también perseguía que la justicia declare que fue ilegal su detención.

Durante la audiencia para resolver el habeas corpus, que se inició el jueves, la suprema CNJ determinó la ilegalidad y arbitrariedad del arresto del exvicepresidente entre 2013 y 2017, a quien horas antes México le concedió asilo en medio de una crisis diplomática al ser expulsada su embajadora Raquel Serur por ser declarada persona non grata.

Glas se refugió en la embajada mexicana en diciembre, antes de que la justicia le dictara orden de prisión por un supuesto peculado en el manejo de fondos para la reconstrucción de poblados devastados por un terremoto en 2016, en una indagación fiscal que está en curso.

A pesar de que fue negado el habeas corpus, unos cincuenta simpatizantes del exvicepresidente celebraron ruidosamente en las afueras de la CNJ la decisión judicial de considerar “ilegal y arbitraria” la captura de su líder.

Glas debía cumplir ocho años de prisión por condenas previas en dos casos de corrupción. Sin embargo, salió de la cárcel en 2022 gracias a una cuestionada medida cautelar, luego de estar cinco años preso, y debía presentarse periódicamente ante la autoridad.

Un tribunal de la CNJ, que tomó en cuenta que no hubo orden de allanamiento para la irrupción en la sede diplomática, también concluyó que Glas debe seguir en prisión por las condenas pendientes.

En uno de los casos por cohecho, fue condenado en 2020 junto a su amigo y exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), de quien fue vicepresidente.

El exmandatario, quien vive en Bélgica desde que dejó el poder, fue juzgado en ausencia y afronta una orden de detención.

Caso Báez Sosa: uno de los acusados señala a otros y pide un nuevo juicio

Máximo Thomsen, uno de los acusados por el asesianto de Fernando Báez Sosa en Argentina, rompió el pacto de silencio señalando a otros dos de los condenados. Asimismo, el rugbista pidió un nuevo juicio.

El rugbista condenado cambió de abogado con fuertes cuestionamientos hacia su anterior representante legal. Entre una de las nuevas estrategias procesales, decidió romper el pacto de silencio para dar su versión de los hechos, en relación al homicidio de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos.

Un documento al que accedió el portal Infobae, indica que Thomsen aseguró que el trabajo de Hugo Tomei, su ex letrado, careció de eficacia debido a que ejerció la defensa de los ocho acusados y, por querer hacerlo a la totalidad del grupo, no representó sus intereses individuales y los de los demás.

Sobre este testimonio, Thomsen solicitó que se declare nulo aquel proceso y se haga un nuevo juicio, ya que asegura no existió un plan premeditado para matar a Báez Sosa.

Por otra parte, mencionó que él nunca apareció grabado pegándole a Fernando y que otro de los procesados, Blas Cinalli, fue el que habría tenido el incidente con Báez Sosa. Asimismo, apuntó a Enzo Comelli, como el posible autor del golpe que provocó la muerte del joven.

Cabe recordar que en el 2023, El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de la ciudad bonaerense de Dolores (200 kilómetros al sur de la capital argentina) condenó a prisión perpetua a Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Ciro Pertossi y Luciano Pertossi por la muerte de Fernando Báez Sosa.

Todos ellos fueron condenados como coautores penalmente responsables de homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Otros tres acusados, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, fueron condenados a 15 años de prisión como partícipes secundarios del homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Francisco anuncia el viaje más largo de su papado: ¿a dónde irá?

El pontífice realizará la gira en septiembre.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció este viernes que el papa Francisco visitará tres países de Asia y uno de Oceanía a principios de septiembre de este año, en lo que será el viaje más largo en sus 11 años de pontificado, según Reuters.

“Aceptando la invitación de los respectivos jefes de Estado y autoridades eclesiásticas, el papa Francisco emprenderá un viaje apostólico a Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Timor Oriental y Singapur del 2 al 13 de septiembre”, reza el comunicado. Asimismo, se informa que el programa completo se publicará más adelante.

Su último viaje internacional fue a la ciudad francesa de Marsella en septiembre del año pasado. Francisco tenía previsto participar en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2023 (COP28) en Dubái en noviembre del mismo año, pero no asistió por problemas de salud.

Últimamente, el pontífice, de 87 años, ha cancelado su participación en una serie de eventos por razones de médicas, aunque, descartó una eventual renuncia, calificándola de “hipótesis lejana”.