Israel y Hamás aprueban un cese del fuego en Gaza

Israel y el Hamás, movimiento islamista en el poder en la franja de Gaza, anunciaron este jueves que aprobaron un acuerdo de cese del fuego tendiente a poner fin a más de diez días de sangrientos enfrentamientos.

“El gabinete (de seguridad) aceptó por unanimidad la recomendación de los funcionarios de seguridad (…) de aceptar la iniciativa egipcia de cese del fuego bilateral sin condiciones”, indicaron en un comunicado las autoridades israelíes.

En la franja de Gaza, el Hamás confirmó la entrada en vigor de esta tregua. Además de Hamás, la Yihad Islámica, segundo grupo islamista armado del enclave, confirmó la tregua.

“Dos delegaciones egipcias serán enviadas a Tel Aviv y a los Territorios palestinos para vigilar la aplicación (del cese del fuego) y el proceso para mantener las condiciones estables de manera permanente”, indicaron fuentes a la AFP, subrayando que esta tregua “simultánea y mutua” fue “negociada por Egipto”.

Este anuncio ocurre tras más de diez días de sangrientos enfrentamientos entre Israel y esos grupos, en primer lugar el Hamás, que había lanzado las hostilidades el 10 de mayo lanzando salvas de cohetes hacia Israel en solidaridad con centenares de palestinos heridos en enfrentamientos con la policía israelí en la explanada de las Mezquitas de Jerusalén, el tercer lugar santo del islam.

Tras estos primeros disparos de cohetes, Israel inició una operación militar para “reducir” las capacidades militares de Hamás al lanzar bombardeos aéreos contra el microterritorio de dos millones de habitantes bajo bloqueo israelí.

Por su lado, el Hamás y la Yihad lanzaron más de 4.300 cohetes hacia Israel, una cantidad de una intensidad nunca vista contra ese país, que dispone de un escudo antimisiles que interceptó el 90% de los proyectiles.

Los enfrentamientos causaron más 230 muertos de lado palestino, unos 60 de los cuales niños y muchos combatientes de Hamás y de la Yihad islámica, y 12 muertos en Israel, entre ellos un niño de seis años, una adolescente de 16 años y un soldado.

Ante la Asamblea General de la ONU el secretario general Antonio Guterres había considerado el jueves que “los enfrentamientos debían cesar inmediatamente” y que eran “inaceptables”.

La canciller alemana, Angela Merkel, apoyaba el jueves los “contactos indirectos” con el movimiento islamista Hamás, considerado un grupo “terrorista” por la Unión Europea (UE), indispensables según ella para lograr un alto el fuego con Israel.

Merkel había abogado también por un “cese del fuego rápido” en entrevista telefónica con el presidente palestino Mahmud Abas.

Tras el llamado del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a favor de una “desescalada” inmediata, el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, llegó el jueves a la región.

“Esperamos un regreso a la calma en las próximas horas o mañana (viernes), pero esto depende del cese de la agresión de las fuerzas de ocupación en Gaza y Jerusalén”, había afirmado a la AFP un alto responsable de Hamás.

El enviado de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, se encontraba en Catar, donde debía reunirse con el jefe de Hamás, Ismail Haniyeh, informaron fuentes diplomáticas a la AFP.

Y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció que celebrará el 27 de mayo una reunión especial sobre la situación en los Territorios Palestinos.

Los choques se originaron por la amenaza de expulsión de familias palestinas a favor de colonos israelíes en un barrio palestino de Jerusalén Este, ocupado por Israel durante más de 50 años.

El ejército israelí bombardeó sin cesar a Gaza, un enclave densamente poblado de dos millones de habitantes y sometido a un bloqueo israelí desde hace casi 15 años.

Cinco palestinos murieron el jueves en bombardeos israelíes en la franja de Gaza, llevando a 232 el número total de palestinos muertos en este enclave desde el inicio del conflicto, según el Ministerio de Salud local.

En Israel, los tiros de cohetes desde Gaza han causado 12 muertos, según la policía israelí.

El Comité Internacional de la Cruz Roja había estimado que “la población de Gaza e Israel necesitan urgentemente una tregua”, y agregó que informó a Israel y Hamás que a partir del jueves su personal “se desplazará para responder a las necesidades urgentes”.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Mediterráneo Oriental afirmó el jueves que se necesitan siete millones de dólares en los próximos seis meses para responder a la crisis sanitaria en los Territorios Palestinos.

Desde hace 10 días, han estallado también numerosos enfrentamientos con la fuerzas israelíes en varias ciudades y campos palestinos en Cisjordania, que han causado más de 25 muertos, el peor balance en este territorio desde hace años.

Tres muertos, entre ellos un policía, deja explosión de cochebomba en Colombia

Tres muertos, entre ellos un policía, y al menos ocho heridos, dejó el estallido de un cochebomba el viernes en una zona del suroeste de Colombia donde opera un grupo de la disidencia de las FARC denominado Estado Mayor Central (EMC), informaron el sábado autoridades.

“Se activó una carga explosiva ubicada en un vehículo particular, lo que causó la muerte del policía Santiago Moreno Ríos junto con una comerciante y un hombre”, señaló el Ministerio de Defensa a través de su cuenta en la red social X.

Agregó que la explosión causó heridas a otros dos agentes y seis civiles.

La gobernación del departamento de Nariño (suroeste colombiano), donde se produjo el hecho, reportó a su vez tres fallecidos y nueve heridos.

El viernes también se dio un ataque de rebeldes en el departamento del César (Caribe), que dejó un policía muerto y otro herido.

Los ataques se producen a pocas horas de que delegados del gobierno colombiano comiencen a negociar el lunes en Caracas con representantes de la disidencia de las FARC conocida como Segunda Marquetalia, otra facción que, como el EMC, desertó del acuerdo de paz con la guerrilla suscrito en 2016.

El presidente Gustavo Petro se solidarizó con las familias de las víctimas de ambos atentados y dijo que “a quienes eligieron el camino de la guerra por encima de la paz les seguirá cayendo todo el peso de la ley”.


Arzobispado excomulga a las monjas rebeldes españolas

Las diez hermanas clarisas en el norte de España que mantienen un conflicto abierto desde hace un mes con el Vaticano fueron oficialmente excomulgadas, anunció el sábado la archidiócesis de Burgos.

“El día 22 de junio, el arzobispo de Burgos, comisario pontificio y representante legal de los monasterios de Belorado, Orduña y Derio, ha comunicado el decreto de declaración de excomunión y la declaración de dimisión (expulsión) ipso facto de la vida consagrada a todas y cada una de las diez hermanas que han incurrido en cisma”, indicó un comunicado publicado en la web del arzobispado.

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, recibió la víspera una “declaración de ‘separación voluntaria’ de todas y cada una de ellas, recibida por burofax”, un carta certificada que tiene valor de prueba ante la justicia.

“Son las mismas hermanas las que han mostrado su decisión libre y personal de abandonar la Iglesia católica”, precisó el texto.

Nota relacionada: Monjas rebeldes acusan de usurpador al papa Francisco

El caso opone desde hace un mes el arzobispo de esta ciudad de Castilla y León, en el norte de España, y las religiosas de Santa Clara de Belorado, un localidad de 1.800 personas situada a unos 50 km de Burgos.

El 13 de mayo, esta comunidad de 16 hermanas que reside en el convento de ladrillo del siglo XV causó estupefacción al anunciar que rompía con la Iglesia católica, en un “manifiesto” de 70 páginas acompañado de una carta publicada en redes sociales.

La misiva, firmada por la madre superiora, sor Isabel de la Trinidad, denunciaba la “persecución” de la que sería víctima la comunidad, enfrascada desde hace varios años en un enfrentamiento inmobiliario con su jerarquía.

En 2020, las monjas llegaron a un acuerdo con el vecino obispado de Vitoria para comprar el convento de Orduña, en el País Vasco, pero la venta finalmente fracasó. La transacción fue “bloqueada desde Roma”, dijeron las religiosas.

Las monjas de Belorado también cargaron contra un supuesto “caos doctrinal” del Vaticano, al que acusan de incurrir en “contradicciones” con sus “lenguajes dobles y confusos”, dijeron no reconocer al papa Francisco y anunciaron estar ahora bajo la autoridad de un sacerdote excomulgado, Pablo de Rojas Sánchez-Franco.

El religioso, fundador de La Pía Unión de San Pablo Apóstol, afirma ser miembro del “sedevacantismo”, una corriente que considera herejes a todos los papas que sucedieron a Pío XII (1939-1958), por lo que estima que actualmente no hay un sumo pontífice válido.

Fue excomulgado de la Iglesia católica en 2019 por el arzobispo de Burgos.

Tras la misiva de las monjas, este arzobispo, encargado por el Vaticano para resolver el asunto, hizo primero llamamientos al diálogo, pero ante la negativa de las hermanas, finalmente les pidió que comparecieran ante un tribunal eclesiástico para confirmar su decisión.

Las religiosas anunciaron el viernes su “unánime e irreversible posición” de abandonar la Iglesia.

Fuente: AFP

Milei a la espera de los beneficios de primera cosecha agrícola de su gobierno

En la pujante zona agrícola de Buenos Aires, los silos desbordan al final de la cosecha. Los productores demoran ventas a la espera de que el presidente ultraliberal Javier Milei, al que dieron su voto, elimine impuestos y trabas cambiarias.

“Los silos están llenos, se vende lo justo para cubrir gastos. El que puede, espera”, describió a la AFP Ricardo Semino, agricultor de Lobos, 110 km al sudoeste de Buenos Aires, en la rica pampa húmeda abocada a terminar la cosecha de maíz y sembrar trigo.

La última estimación de la Bolsa de Rosario vaticina que la cosecha de granos reportará 131,1 millones de toneladas, frente a 82,2 millones de la anterior, diezmada por una sequía histórica.

Pero la combinación de bajos precios internacionales y el atraso cambiario, según los agricultores, hace que demoren la venta de su producción, lo que conspira para que el presidente vea los frutos de la primera cosecha bajo su gobierno.

Argentina, conocida como el granero del mundo, es el tercer productor de soja detrás de Estados Unidos y Brasil.

Exporta el 70% de su producción agroindustrial, que representó en 2023 el 55% de las exportaciones argentinas, un volumen que significa importantes ingresos por impuestos para el Estado.

Este año se estima que exportará por 29.300 millones de dólares, lejos del promedio de 32.000 millones de las últimas cinco campañas.

“Si bien el volumen de producción aumentó un 60% interanual (sobre la zafra pasada), el valor de las exportaciones del agro subió menos de la mitad, un 23%”, explicó la Bolsa de Rosario.

- Especulación -

A campo abierto se acumulan toneladas de soja y cereales en ‘silobolsas’, un sistema para guardar granos y forraje envuelto en plástico.

“Uno especula cuando manda granos a la planta de silo. Hoy en día son grandes y te dan la posibilidad de entregar el cereal y vender de acá a cinco, seis, siete meses o hasta un año”, explicó Semino.

Un informe de la Bolsa de Rosario calculó que hay unas 35,6 millones de toneladas de granos sin vender por casi 10.600 millones de dólares, vitales para el gobierno urgido de reforzar las reservas monetarias.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires reportó de su lado que en mayo, aunque el ritmo mejoró respecto a abril, se liquidó casi un 38% menos de exportaciones respecto a igual mes de 2023.

El sector agrícola apoyó a Milei en las presidenciales de 2023, confiado en un discurso que prometía “un campo libre de retenciones”, como se conoce el impuesto cuya derogación reclama desde hace años.

Pero en cuanto asumió, el nuevo presidente las subió de 31% a 33% para exportaciones de harina y aceite de soja.

También prometió eliminar regulaciones en el mercado cambiario, origen de distorsiones por múltiples tipos de cambio y un mercado informal a cuyo influjo suben los precios internos. La inflación, aunque a la baja, fue en mayo de 280% interanual.

La situación trastoca los costos del campo, afirman productores. En el último año “un tractor pasó de valer 170.000 dólares a 250.000″, según Semino.

Tras seis meses de gobierno, Milei no avanzó con sus promesas al campo y por el contrario aumentó varios impuestos, entre ellos al combustible.

Los insumos suben sus precios al ritmo del dólar informal (en torno a 1.300 pesos), pero los granos se exportan a una cotización especial para el campo, ligeramente por arriba del tipo de cambio oficial, en torno a los 945 pesos.

“Todo esto complica mucho, lo ideal sería que tengamos un dólar unificado”, dijo Semino.

Pese a la recesión, prevalece el apoyo al gobierno. “Este gobierno devaluó en diciembre (52%), eso nos favoreció. Ahora las expectativas son buenas, estamos esperando que haya un solo tipo de cambio”, confió el agricultor.

Tanto el presidente como su ministro de Economía, Luis Caputo, descartaron una nueva devaluación y rechazaron poner plazos para la normalización del mercado de cambios.

- “El campo no para” -

La incertidumbre económica no impide que el campo renueve proyecciones.

Las lluvias impulsaron la siembra del trigo que promete rendir un 40% más la próxima campaña, “en torno a los 20 millones de toneladas”, dijo a la AFP Cristian Russo, jefe de estimaciones de la Bolsa de Rosario.

El sector agrícola “no se detiene” incluso si las políticas no acompañan, explicó Semino.

“Uno está acostumbrado siempre a seguir, nadie va a dejar un lote porque está esperando otro gobierno, hay que sembrarlo y sacarle el mayor provecho posible”, concluyó.

Fuente: AFP