Japón autoriza la vacuna de Pfizer para los menores de entre 12 y 15 años

El Gobierno de Japón autorizó este lunes el uso de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para los adolescentes de entre 12 y 15 años, lo que supone el primer fármaco de este tipo que ha sido validado para este grupo de menores en el país.


Fuente: EFE

Las personas de esa edad se sumarán así al grupo de población mayor de 16 años que el Ejecutivo nipón ha designado como objetivo de la campaña nacional de vacunación, según la decisión tomada hoy por el Ministerio de Salud de Japón.

Japón comenzó a vacunar su población a mediados del pasado febrero, y desde entonces ha procedido a administrar el fármaco a personal sanitario y a mayores de 65 años, los grupos designados como prioritarios.

Actualmente el país asiático ha vacunado con al menos una dosis a un porcentaje inferior al 7 % de su población, lo que sitúa a Japón como penúltimo de los 38 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en cuanto a ritmo de vacunación.

El Ejecutivo nipón aspira a acelerar este ritmo con vistas a completar la vacunación de los mayores de 65 años para finales de julio, cuando se celebrarán los Juegos Olímpicos de Tokio.

La autorización de la vacuna para menores de 16 años por parte de las autoridades niponas tiene lugar después de que Estados Unidos y la Unión Europea tomaran medidas similares anteriormente.

En Japón por el momento sólo está autorizado el uso de las vacunas de las farmacéuticas Pfizer y Moderna, aunque en el caso de esta última para su aplicación en pacientes de al menos 16 años.

 

Bolivia dice que se controló el incendio en un parque colindante con Paraguay

El incendio registrado en un parque natural boliviano fronterizo con Paraguay y Brasil está bajo control, sostuvo este domingo el Gobierno del vecino país que también confirmó que el fuego alcanzó a unas 1.200 hectáreas de esa reserva situada en el oriente de su territorio.


Fuente: EFE

"El incendio en el área protegida de Otuquis, en el departamento de Santa Cruz está controlado", señaló el Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia en un mensaje en Facebook.

El incendio "alcanzó en su tope máximo 1.200 hectáreas" y en esta jornada se encuentra en 390 hectáreas, según el reporte de esa institución, que insistió en que "bajó la intensidad y se tiene el fuego controlado".

La "disminución considerable" del incendio se observó mediante imágenes satelitales y se confirmará la situación actual en un sobrevuelo en el que participarán autoridades nacionales y regionales, explicó por su parte el ministerio boliviano de Defensa.

Nueve camiones con apoyo van rumbo a la localidad de San Ignacio, en la Chiquitania, una zona duramente afectada por incendios en 2019, para instalar allí "un campamento base para la implementación de una regional de Defensa Civil" según el Ministerio de Defensa.

Esa institución señaló que aquella caravana transporta tanques para el almacenamiento de agua, "mangueras de politubo" para abastecer el líquido, equipos para bomberos, herramientas y bombas de agua, entre otros elementos.

El fuego se detectó en el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis, que colinda con Paraguay y Brasil, lo que movilizó al Gobierno nacional, la Gobernación de Santa Cruz y las Fuerzas Armadas.

El incendio comenzó el pasado jueves en un sector aledaño al río Negro, cerca de la frontera con Paraguay, donde no existen asentamientos humanos, según el Gobierno boliviano.

Se cree que detrás del incendio están "cazadores furtivos" que se mueven en los alrededores de la carretera que conduce a Paraguay y suelen evadir los controles fronterizos, explicó en la víspera el viceministro de Medio Ambiente, Magin Herrera.

El parque Otuquis tiene una superficie de más de un millón de hectáreas, alberga a 1.647 especies de plantas, 700 especies de mamíferos, 400 de peces y otras 1.100 de mariposas.

Esta reserva es parte del Pantanal boliviano, declarado sitio Ramsar en 2001.

 

Un millón de vacunados en Uruguay con la segunda dosis de la vacuna anticovid

Uruguay superó este sábado el millón de vacunados con la segunda dosis de las vacunas CoronaVac y Pfizer contra el covid-19.


Fuente: EFE

Según se observa en el monitor desarrollado por el Ministerio de Salud Pública, a las 11.26 hora local (14.26 GMT), 1.003.048 personas ya han sido inoculadas con las vacunas de los laboratorios chino y estadounidense, cifra que equivale a un 28,34 % de la población.

La cifra fue celebrada por el ministro de Salud Pública del país sudamericano, Daniel Salinas, quien compartió un mensaje en su cuenta de Twitter: "#1 millón de segundas dosis completadas. Vamos con toda por el 70 % de la población inmunizada, que es nuestra meta mínima. Nos falta… sigamos !".

Por otra parte, 746.734 personas ya recibieron la primera dosis de las vacunas CoronaVac, Pfizer o la anglo-sueca AstraZeneca y esperan por la segunda.

De esta forma, un 49,53 % de la población ya tiene las dos o al menos una de las dosis necesarias para completar la inmunización contra el coronavirus SARS-CoV-2.

En enero, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció la adquisición por parte de Uruguay de casi 3,8 millones de dosis a los laboratorios Pfizer y Sinovac. También, agregó que su país había reservado 1,5 millones de dosis de la plataforma Covax, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dos meses después, el mandatario informó que Uruguay negociaba la compra de 1,25 millones más de vacunas de Sinovac, que finalmente fueron unas 1,5 millones.

Cerca de un millón de estas arribaron a Montevideo el pasado 8 de mayo, mientras que las otras 550.000 llegarán este sábado.

Este viernes, Uruguay sumó 1.847 casos nuevos luego de procesarse 10.658 test. También sumó 52 fallecimientos por la covid-19, según indicó el reporte diario emitido por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), que además avisó de un error informático que impidió contabilizar todos los análisis efectuados.

Con la información conocida, el país suramericano suma 282.198 casos con diagnóstico de coronavirus desde el comienzo de la pandemia, de los cuales 35.419 son personas que se encuentran cursando la enfermedad, 542 de estas ingresadas en centros de tratamientos intensivos (CTI) y 4.118 son los fallecidos.

 

Hallan los restos de 215 niños en el sitio de un antiguo internado en Canadá

Los restos de 215 niños fueron hallados enterrados en el sitio de un antiguo internado en Canadá, construido hace más de un siglo para integrar a los indígenas en la sociedad dominante, según una comunidad amerindia local.


Fuente: AFP

Un experto descubrió los restos humanos el pasado fin de semana utilizando un georradar en el lugar donde se encontraba el internado, cerca de Kamloops, en la provincia occidental de Columbia Británica, según anunció la comunidad aborigen Tk'emlups te Secwepemc, en un comunicado de prensa.

"Algunos apenas tenían tres años", dijo Rosanne Casimir, jefa de la comunidad, sobre los niños.

Según ella, su muerte, cuya causa y fecha se ignoran, nunca fue registrada por la dirección del internado, aunque su desaparición ya había sido mencionada en el pasado por miembros de esa comunidad.

Se espera que los resultados preliminares de la investigación se publiquen en un informe en junio, dijo Casimir.

Mientras tanto, la comunidad está trabajando con el médico forense y los museos de la provincia para tratar de arrojar luz sobre el hallazgo y encontrar cualquier documentación relacionada con las muertes.

"Me rompe el corazón", reaccionó en Twitter el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. "Es un triste recuerdo de este oscuro y lamentable capítulo de nuestra historia. Mis pensamientos están con todos los afectados por esta desgarradora noticia", escribió el mandatario, que ha hecho de la reconciliación con los primeros pueblos de Canadá una de sus prioridades desde que asumió el cargo en 2015.

El antiguo internado, gestionado por la Iglesia católica en nombre del gobierno canadiense, fue una de las 139 instituciones de este tipo creadas en el país a finales del siglo XIX. Se inauguró en 1890 y llegó a tener 500 alumnos en la década de 1950. Cerró sus puertas en 1969.

Unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit fueron reclutados a la fuerza en estas escuelas, donde fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura.

Muchos fueron sometidos a malos tratos o abusos sexuales, y al menos 3.200 murieron, en su mayoría de tuberculosis, según las conclusiones de una comisión nacional de investigación.

Dicha comisión escuchó el testimonio de varios nativos americanos que decían que la pobreza, el alcoholismo, la violencia doméstica y las altas tasas de suicidio que todavía golpean a muchas de sus comunidades son en gran medida el legado del sistema de escuelas residenciales.

En 1910, el director de la institución de Kamloops se quejó de que el gobierno canadiense no proporcionaba suficientes fondos para "alimentar adecuadamente a los estudiantes", según la declaración de la comunidad.

Ottawa se disculpó formalmente con los supervivientes de los internados en 2008 como parte de un acuerdo de 1.900 millones de dólares canadienses (1.300 millones de euros).

Estos últimos fueron víctimas de un "genocidio cultural", según concluyó la comisión nacional de investigación en 2015.