La Catedral de Notre Dame, "el epicentro de nuestras vidas", será reconstruida, dice Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, proclamó hoy que su intención es "reconstruir Notre Dame todos juntos", y consideró que, gracias a la labor de los bomberos, "se ha evitado lo peor", aunque recordó que "la batalla todavía no ha terminado".


Fuente: EFE

“Lo peor se ha evitado, aunque la batalla todavía no se ha ganado totalmente. Las próximas horas serán difíciles, pero gracias a su coraje (de los bomberos) la fachada y las dos torres principales no se han caído”, dijo Macron en una declaración a la prensa.

El presidente recordó en primer lugar a los servicios de extinción de incendios, al afirmar que “más de 500 de ellos se baten desde hace horas y siguen ahí. Lo hacen con un coraje extremo y gran profesionalidad”.

Tras agradecer también a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y al conjunto de servicios del Estado, Macron proclamó de forma solemne que Notre Dame será reconstruida “entre todos juntos”.

“A partir de mañana pondremos en marcha una suscripción nacional y más allá de las fronteras de Francia. Y haremos un llamamiento a los mayores talentos”, anunció.

El presidente subrayó junto a la catedral que, para los franceses, “Notre Dame es nuestra historia, nuestra literatura… Es el epicentro de nuestras vidas, el patrón de donde parten nuestras distancias”.

 

Abdo envía la solidaridad de Paraguay a Francia, tras el incendio de Notre Dame

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, envió su solidaridad al pueblo de Francia por el incendio de la catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos del mundo y el más visitado de dicho país.

“Nuestra solidaridad con el pueblo de Francia por el incendio en la Catedral de Notre Dame en París, un símbolo de la historia, la cultura y la fe. Estamos con ustedes”, escribió el mandatario en su cuenta de twitter.

La catedral de Notre Dame es el lugar más turístico de Francia, con 13 millones de visitantes al año, y es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de París y una de las obras maestras del arte gótico con más de 800 años de historia.

Las llamas aparecieron poco después del cierre al público del monumento, que se encontraba en obras de restauración, y destruyeron gran parte de la cubierta del templo.

Los bomberos de París no están seguros de que se pueda detener la propagación de las llamas por la cubierta de la catedral de Notre Dame de París y señalaron que, si el fuego alcanza las torres, las consecuencias son imprevisibles.

Un portavoz de los bomberos, Jean-Claude Gallet, dijo que la prioridad se centra ahora en evitar que se derrumbe la torre norte de la catedral, lo que podría acabar con buena parte del edificio.

En las labores de extinción del incendio participan 400 bomberos y hay 18 cañones de agua y medios aéreos y acuáticos desde el cercano río Sena.

De acuerdo con las primeras informaciones, el incendio puede estar ligado a las obras de restauración que se están efectuando en el tejado de la capital.

 

Catedral de Notre Dame: 8 siglos de historia y 13 millones de turistas al año

La catedral de Notre Dame de París es el monumento más visitado de Francia, con 13 millones de personas al año, y símbolo de la historia del país en momentos clave.


Fuente: EFE

Notre Dame es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de la ciudad y una de las obras maestras del arte gótico con más de 800 años de historia.

El obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época y, respaldado por el rey Luis VII, por los notables y por múltiples corporaciones profesionales, las obras comenzaron tres años después, pero tardaron en finalizar algo más de un siglo, en 1272.

Durante un tiempo fue el edificio cristiano más grande del mundo occidental y símbolo de la riqueza y de la potencia de la capital.

Está levantada en el corazón de París, en la Isla de la Ciudad, y pocos metros delante de la fachada se encuentra el kilómetro cero de la red de carreteras radiales de Francia.

Según los estudios arqueológicos realizados, se encuentra ubicada en el mismo lugar donde anteriormente hubo al menos cuatro edificios religiosos diferentes: una iglesia paleocristiana del siglo IV, una basílica de la época merovingia, una catedral de la carolingia y otra románica que se fue destruyendo conforme se levantaba la actual gótica.

Su historia estuvo estrechamente asociada a la de la ciudad y a la de toda Francia, con algunos momentos que dejaron huella.

En 1793, en una de las fases de mayor anticlericalismo de la Revolución Francesa fue transformada en “Templo de la Razón”.

Años más tarde, fue el lugar escogido por Napoleón para su coronación en diciembre de 1804 como emperador

La catedral fue también el escenario de las celebraciones de la liberación de París de los nazis, con un oficio religioso el 26 de agosto de 1944 al que asistió el general Charles de Gaulle, después de descender por los Campos Elíseos entre cientos de miles de personas.

También allí se oficiaron funerales nacionales para personalidades políticas como Charles de Gaulle y los también presidentes Georges Pompidou y François Mitterrand.

El 15 de noviembre de 2015, dos días después de la oleada de atentados yihadistas en París en los que fueron asesinadas 130 personas y varios cientos más fueron heridos, tuvo lugar en Notre Dame una misa en homenaje a las víctimas.

El 6 de junio de 2017, un hombre armado con un martillo agredió a un policía al grito de “¡Esto es por Siria!” junto a la catedral, antes de ser herido por otro agente, en lo que se consideró un atentado terrorista.

Actualmente se estaban realizando obras de restauración, con un costo estimado de 6 millones de euros, que debían prolongarse hasta 2022 y que necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.

 

Anticristianos, sospechosos de incendiar la catedral de Notre Dame, tras serie de ataques

La Fiscalía de París abrió una investigación para determinar las circunstancias del incendio que afecta a gran parte del tejado de la catedral de Notre Dame de París.

La Policía Judicial fue la encargada de investigar los motivos del incendio, que se declaró a las 18.50 hora local (16.50 GMT) en el techo del templo, y que todavía continúa.

El fiscal de París, Rémy Heitz, se encuentra en el lugar de los hechos, acompañado de otras autoridades, como la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo, mientras que el presidente, Emmanuel Macron, llegará en los próximos minutos, tras haber suspendido una alocución televisada que tenía programada.

Según los primeros elementos, el incendio se declaró sobre las 18.50 horas (16.50 GMT) en la parte del techo de la catedral, que estaba siendo sometida a una restauración.

Las llamas afectaron en un primer momento a los aledaños de la aguja central, añadida en el siglo XIX al templo medieval.

Los bomberos tuvieron dificultades para acceder a la catedral, lo que hizo que las llamas se extendieran por todo el armazón que sujeta el techo, que poco a poco fue pasto de las llamas, que también afectaron a algunos arbotantes.

En el momento del incendio la catedral ya había cerrado a los turistas, pero las autoridades evacuaron todo el perímetro, así como parte de las viviendas adyacentes para evitar que fueran afectados por el humo.

¿INCENDIO PROVOCADO?

En el último mes, un docena de iglesias fueron profanadas en distintos puntos de Francia. Los hechos fueron atribuidos al anticristianismo más palmario.

En uno de los templos profanados, desconocidos pintaron una cruz con excrementos humanos, saquearon el altar mayor y el sagrario y robaron las hostias, que fueron descubiertas más tarde entre montones de basura.

La misma Catedral de Notre Dame sufrió semanas atrás el saqueo del altar mayor y las hostias fueron extraídas también del tabernáculo, esparcidas por el suelo y pisoteadas, según publicó el diario ABC de España.

Según la publicación, las profanaciones de la última semana tienen un carácter anticristiano evidente. El vandalismo no está «firmado»: habla por sí solo: burlas atroces de la figura de Cristo en la cruz y profanación de altares mayores.