La CIJ dictará sentencia sobre litigio marítimo Bolivia-Chile el 1 de octubre

La Haya. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dará a conocer el 1 de octubre su sentencia sobre la demanda planteada por Bolivia contra Chile, la cual decidirá si Santiago tiene la obligación de negociar con La Paz su eventual acceso soberano al océano Pacífico.


Fuente: EFE

El representante de Bolivia ante la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé, dio a conocer la fecha y la hora del fallo judicial, el 1 de octubre a las 15:00 hora local (13:00 GMT), en un mensaje en la red social Twitter.

La lectura de la sentencia tendrá lugar en la sede del alto tribunal de la ONU, en La Haya, y supondrá el punto final a una larga disputa judicial iniciada en abril de 2013, cuando Bolivia presentó su denuncia.

La Paz se basa en supuestas promesas incumplidas por parte de Santiago para resolver la cuestión, después de que la Guerra del Pacífico, a finales del siglo XIX, le hiciera perder 400 kilómetros de costa y unos 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

La continuidad de las negociaciones a lo largo del siglo XX habría generado una obligación jurídica de negociar el diferendo, pero Chile se habría desentendido de resolverlo, según Bolivia.

Santiago rechaza tajantemente esa posición, pues considera que los diálogos mantenidos sobre la cuestión, mediante intercambios de notas diplomáticas o encuentros entre líderes, formaban parte de la normalización de las relaciones bilaterales.

En contraposición, defiende que el asunto de la frontera quedó resuelto en el Tratado de 1904, firmado después de la Guerra del Pacífico, por lo que cualquier concesión a La Paz significaría una pérdida de soberanía territorial y marítima.

La sentencia será inapelable y de obligado cumplimiento, por lo que supondrá el último episodio judicial del diferendo marítimo.

No obstante, Chile y Bolivia se deben citar de nuevo en el alto tribunal de la ONU por el litigio sobre el río Silala, que atraviesa la frontera y cuyo uso genera tensiones entre los dos países.

 

Brasil: Lula se baja de la carrera presidencial y cede el lugar a su dupla

Luiz Inácio Lula da Silva finalmente desistió de disputar la presidencia de Brasil en las próximas elecciones y anunció a Fernando Haddad, quien era su compañero de fórmula como candidato a vicepresidente, como el nuevo abanderado del Partido de los Trabajadores (PT).


Fuente: EFE

Ayer se dio a conocer al público la decisión adoptada por el expresidente brasileño quien, después de varios meses en la incertidumbre, finalmente terminó bajándose de la carrera por la presidencia del vecino país.

Dicha decisión fue comunicada a la dirección del PT en la ciudad de Curitiba, en donde Lula comenzó a purgar desde abril su condena de 12 años de prisión, lo cual se produjo en el último día de plazo que la formación tenía para anunciar a su nuevo candidato presidencial tras la decisión del Tribunal Superior Electoral de inhabilitar al expresidente.

Antes de la conclusión de la reunión de la dirección del partido en Curitiba para refrendar la decisión de su máximo líder, el PT divulgó un anuncio en televisión en el que dejó claro que las aspiraciones de Haddad como candidato a la Presidencia contaban con el apoyo de Lula.

Pese a que la cita partidaria tenía previsto hacer el anuncio en la tarde de este martes en un acto en Curitiba, fuentes del partido anticiparon la decisión pero aclararon que el anuncio oficial sólo será hecho en un evento previsto al frente de la edificación policial en la que Lula está preso.

La mayor formación de izquierda de América Latina y que gobernó Brasil por 13 años (2003-2016) esperó hasta el último momento para anunciar el cambio de candidato con la esperanza de poder revertir la decisión de la justicia electoral en otras instancias.

Sin embargo ni el Tribunal Superior Electoral ni la Corte Suprema de Justicia llegaron a pronunciarse sobre los diferentes recursos que el PT presentó en la última semana para intentar habilitar a Lula como candidato.

Lula fue vetado de disputar las elecciones en base a una ley que él mismo sancionó y que impide expresamente que candidatos condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan postular a un cargo electivo.

El tribunal electoral había advertido de que en caso de que no presentase un nuevo candidato hasta este martes, el PT quedaría por fuera de la disputa presidencial.

Lula encabezaba todas las encuestas de intención de voto, con cerca del 40 % del favoritismo, y era señalado por los sondeos como el más posible vencedor tanto de la primera vuelta como de la segunda frente a cualquiera de sus adversarios.

Con la aún elevada popularidad del que aún es considerado como presidente más carismático de Brasil pese a su prisión y su condena por corrupción, el PT insistió en su candidatura y negó que tuviese un plan alternativo.

Haddad, que fue ministro de Educación en el Gobierno de Lula y alcalde de Sao Paulo, es el quinto ubicado en los últimos sondeos de intención de voto, con un 9 %, cinco puntos porcentuales a más que los que tenía en agosto.

A menos de un mes para los comicios más inciertos en las últimas décadas en Brasil, Haddad confía en la transferencia de votos de su padrino político.

Las encuestas las lidera el ultraderechista Jair Bolsonaro (24 %), hospitalizado después de ser apuñalado la semana pasada durante un mitin, a quien escoltan el laborista Ciro Gomes (13 %), la ecologista Marina Silva (11 %) y el socialdemócrata Geraldo Alckmin (10 %).

En cualquier caso, esos resultados llevarían el pleito a una segunda vuelta, que sería celebrada el 28 de octubre y en la que, según los sondeos, Bolsonaro perdería contra Gomes, Silva o Alckmin, y estaría prácticamente empatado con Haddad.

 

Informe de iglesia católica alemana revela 3.677 abusos sexuales desde 1946

Un informe interno elaborado por encargo de la Conferencia Episcopal alemana documenta un total de 3.677 casos de abusos sexuales, cometidos por 1.670 religiosos católicos desde 1946 hasta 2014, según revela hoy la edición digital del semanario "Der Spiegel".


Fuente: EFE

De acuerdo con el semanario, que se remite a la documentación recabada por expertos de las Universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen, este tipo de situaciones son un "problema masivo" en el seno de la iglesia católica y persisten en la actualidad.

Aproximadamente la mitad de las víctimas de esos abusos eran menores de 13 años y en uno de cada seis casos se trató de "alguna forma de violación", según cita la publicación.

Para dos tercios de las víctimas, los ejecutores de los abusos eran sus confesores o curas con los que mantenían algún tipo de vínculo religioso.

El informe fue encargado por la Conferencia Episcopal y, de acuerdo con los planes de la institución, sus conclusiones serán presentadas por el cardenal Reinhard Marx el 25 de septiembre próximo.

Los expertos de las universidades han examinado alrededor de 38.000 actas y material procedente de las 27 diócesis alemanas.

En su mayoría se trata de material y actas internas que hasta ahora no había salido a la luz y que, según "Spiegel", eran "estrictamente confidenciales".

El informe parte de la base de que, junto a los casos documentados, existe una "cifra oscura" de muchas otras situaciones de abusos que no podrán investigarse, sea porque las actas fueron destruidas o por falta de testimonios.

La Conferencia Episcopal encargó ese estudio a las Universidades a raíz del escándalo de los abusos sexuales que sacudió a la iglesia católica alemana en 2010, lo que generó una crisis de credibilidad para el catolicismo alemán.

En marzo de 2011 la iglesia católica ofreció pagar una indemnización de 5.000 euros a cada una de las víctimas de abusos sexuales, con posibilidad de aumentar esa cantidad para los casos más graves.

Cerca de un millar de víctimas de abusos sexuales por parte de representantes de la iglesia católica formalizaron a continuación su petición de una indemnización por los abusos sufridos.

La iglesia católica es la principal confesión junto con la evangélica en Alemania, con unos 24 millones de creyentes cada una.

 

Nueva York recuerda a las víctimas del 11S diecisiete años después

Nueva York. Miles de personas se reunieron hoy en las inmediaciones del World Trade Center de Nueva York para rendir tributo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en el decimoséptimo aniversario de la tragedia.


Fuente: EFE

La Gran Manzana recordó el 11S con una emotiva ceremonia en la que familiares de los fallecidos leyeron los nombres de las casi 3.000 personas que perdieron la vida en los ataques de aquel día.

A los pocos minutos de arrancar el acto, a las 8.46 hora local (12.46 GMT), los asistentes guardaron un primer minuto de silencio para recordar el momento exacto en el que el primer avión golpeó las Torres Gemelas.

En total, estaban previstas seis pausas a lo largo del acto para marcar también el choque del segundo avión en el World Trade Center, el que golpeó el Pentágono en Washington, el que se estrelló en Pensilvania y el derrumbamiento de las dos torres neoyorquinas.

Junto a las familias, numerosas autoridades estaban presentes en la ceremonia, incluidos el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

Además, pudo verse entre otros a los exalcaldes neoyorquinos Rudy Giuliani y Michael Bloomberg, o a la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, muy emocionada.

La ciudad, envuelta en una densa niebla, mantenía hoy las banderas a media asta y muchas iglesias hacían repicar sus campanas durante los momentos de silencio fijados en recuerdo de los ataques.

Aunque la mayor parte de los familiares que participaron en la ceremonia se limitaron a leer los nombres de las víctimas o a dedicar un breve recuerdo a sus seres queridos, uno de los primeros en subir al podio aprovechó el momento para pedir que se deje de usar la tragedia con fines políticos.