La muerte de Diana: una semana de luto que conmocionó a la monarquía británica

Hace un cuarto de siglo, el 31 de agosto de 1997, la princesa Diana de Gales murió a la temprana edad de 36 años en un accidente de tráfico en París.


Fuente: AFP

por Bénédicte REY

 

Durante la semana que precedió a su espectacular funeral, el Reino Unido se sumió en una efusión de dolor popular sin precedentes que sacudió a una monarquía que algunos vieron insensible.

A continuación, un resumen de esa semana:

 

– Accidente a alta velocidad –
Divorciada desde hacía un año del heredero al trono príncipe Carlos, Diana y su adinerado nuevo amante, el empresario egipcio Dodi Fayed, sufren el acoso de la prensa durante sus vacaciones de verano en el Mediterráneo.

Llegan a París en la tarde del 30 de agosto y cenan esa noche en el hotel Ritz, propiedad de Mohamed al Fayed, padre del amante de Lady Di. Intentan salir discretamente en un Mercedes por una puerta trasera poco después de medianoche.

Perseguido por paparazis en moto, el coche choca a gran velocidad contra una columna en un paso subterráneo cerca del puente del Alma, en la orilla norte del río Sena, opuesto a la torre Eiffel.

Fayed y su chófer, que presentaba un alto nivel de alcohol en la sangre, mueren al instante. Su guardaespaldas queda gravemente herido.

Los socorristas consiguen sacar a Diana con vida de la deformada carrocería del Mercedes.

Siete fotógrafos son detenidos. Las imágenes del accidente se ofrecen por fortunas a los periódicos.

Diana es trasladada al hospital Pitie-Salpetriere donde, después de dos horas de operaciones quirúrgicas, muere a las 04H00 debido a las graves heridas en el pecho.

La familia real es informada oficialmente.

La reina Isabel II, su marido el príncipe Felipe, el príncipe Carlos y sus dos hijos Guillermo (15 años) y Enrique (12), están veraneando en Balmoral, la residencia de vacaciones de la monarca en Escocia.

 

– “La princesa del pueblo” –
El Reino Unido se despierta de luto. Londinenses en llanto empiezan a dejar flores frente al palacio de Buckingham y el palacio de Kensington, la residencia de la princesa.

Tony Blair, el nuevo primer ministro laborista, rinde un emotivo homenaje a “la princesa del pueblo”.

La familia real, como es habitual, acude a la misa de domingo por la mañana. El nombre de Diana no se menciona durante el servicio por temor a entristecer a sus hijos.

La familia discute sobre cómo tratar a Diana en su muerte puesto que ya no es miembro de la familia real. Carlos insiste en usar el avión real para ir a recoger el cuerpo en persona, contra los deseos iniciales de la reina Isabel.

La prensa es la primera acusada. El hermano de Diana, el conde Charles Spencer, dice que los periódicos tienen sangre en las manos.

Nerviosos, los tabloides británicos intentan minimizar el daño en los días siguientes, mostrando adoración por Diana y desviando la atención hacia la monarquía.

“Nació como lady. Se convirtió en nuestra princesa. Murió como santa”, escribió el Daily Mirror.

 

– Fervor popular –
El fervor popular crece. Los admiradores esperan hasta once horas para firmar el libro de condolencias.

La organización del funeral se complica.

Desde su divorcio, Diana ya no recibía el trato de “alteza real” y no tenía derecho a un funeral de Estado, aunque todavía conservaba el título de princesa.

Sin embargo, los británicos pedían un tributo digno de “la reina de los corazones”.

 

– Silencio real –
El enfado se agrava ante el silencio de la Casa Real, que sigue aislada en tierras escocesas.

Los diarios enfurecen porque la bandera británica no ondea a media asta en el palacio de Buckingham y piden que la reina vuelva a Londres para solucionar estas cuestiones.

El tabloide The Sun pregunta: “¿Dónde está nuestra reina? ¿Dónde está nuestra bandera?”. Según el rotativo, la ausencia de la bandera es “un cruel insulto a la memoria de Diana”.

El mástil del palacio solo se utiliza cuando la monarca está en la residencia, izando la bandera personal del soberano, que nunca ondea a media asta.

Finalmente, la familia real deja su santuario en Balmoral.

La reina y el príncipe Felipe son aplaudidos cuando visitan después las flores depositadas en el exterior del palacio de Buckingham. Eso supone un gran alivio en los círculos de la realeza.

Isabel rinde homenaje a su antigua nuera en un discurso en directo televisado el 5 de septiembre.

“Si ellos (la familia real) no prestan atención a su lesión, no enterrarán solo a Diana el sábado, sino también su futuro”, advierte el periódico The Guardian mientras una cuarta parte de los británicos pide la abolición de la monarquía en un sondeo.

 

– Silencio sepulcral –
Al día siguiente, casi un millón de personas se congrega en las calles para asistir al cortejo fúnebre en profundo silencio, solo roto por sollozos, lloros y el repicar de campanas.

Cuando el cortejo pasa por el palacio de Buckingham, la reina Isabel hace una reverencia con la cabeza.

En la residencia real, la bandera británica ondea a media asta durante el funeral, que será seguido por 2.500 millones de telespectadores en todo el mundo.

Cabizbajos, los príncipes Guillermo y Enrique van por detrás del ataúd acompañados por Carlos, Felipe y Charles Spencer.

En la abadía de Westminster, la ceremonia cuenta con 2.000 invitados, incluidos Tony Blair, la primera dama estadounidense Hillary Clinton, el tenor Luciano Pavarotti, la ex primera ministra Margaret Thatcher o el actor Tom Cruise.

Elton John adapta su canción “Candle in the wind” con una letra que homenajea a Diana.

Por la tarde, el féretro es conducido a Althorp, donde está la casa de la familia de Diana.

A lo largo de todo el camino, la gente llena los arcenes de la carretera y tira flores al coche funerario, algo realmente inusual en el Reino Unido.

La princesa está enterrada discretamente en una pequeña isla en un lago del parque familiar.

Milei advirtió al Congreso que gobernará “con o sin” apoyo político

El presidente de Argentina, Javier Milei, dijo este viernes ante el Congreso que irá a fondo con sus reformas ultraliberales “con o sin el apoyo de la dirigencia política”, en su discurso de apertura de las sesiones legislativas.

por Sonia AVALOS / Tomás VIOLA AFP

“Nuestras convicciones son inalterables, ordenaremos las cuentas públicas con o sin la ayuda del resto de la dirigencia política”, dijo el presidente, al asegurar que si el Congreso no aprueba sus reformas, utilizará “todos los resortes legales del poder ejecutivo nacional”.

“Cuando nos encontramos con un obstáculo, no vamos a dar marcha atrás, vamos a seguir acelerando”, dijo el presidente entre vítores.

“Si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”, añadió.

Milei resumió las medidas tomadas en sus 82 primeros días de gobierno, en los que puso en práctica draconianos ajustes fiscales. Al aumento acelerado en precios de alimentos y medicamentos, se sumó la quita de subsidios en los servicios públicos, que causó un ajuste abrupto de las tarifas.

A los argentinos, que padecen una inflación de más de 250% interanual y una pobreza que alcanza a más del 50% de la población, “les pido paciencia y confianza”, dijo el mandatario.

“Falta un tiempo para que podamos percibir el fruto del saneamiento económico y las reformas que estamos implementando”, aseguró. “Todavía no hemos visto todos los efectos del desastre que heredamos, pero estamos convencidos que vamos por el camino correcto, porque por primera vez en la historia estamos atacando el problema por su causa: el déficit fiscal, y no por sus síntomas”.

El diputado oficialista José Luis Espert dijo a la AFP, al término del discurso, que le parecía bien “poner toda la carne sobre el asador” en referencia a exponer el plan claramente; mientras para la diputada opositora Myriam Bregman se trató de “una cortina de humo para no hablar de la realidad”.

El discurso tuvo lugar a las 21H00 locales (00H00 GMT) en medio de un fuerte operativo de seguridad, mientras cientos de personas protestaban a las puertas del Congreso en repudio a las medidas de ajuste.

“Me revuelve la panza”, comentó Elba Sarmiento, una artesana de 37 años. “Lo que está pasando es terrible. Es un exterminio de pobres esto”.

- “Pacto de Mayo” -

El presidente convocó a todo el arco político a firmar un nuevo “contrato social” de diez puntos ya establecidos, entre los que enumeró la defensa “inviolable” de la propiedad privada y el equilibrio fiscal “innegociable”.

Milei llamó a firmar el “Pacto de Mayo” en la provincia de Córdoba (centro) el 25 de ese mes, aniversario de la Revolución de 1810 que condujo a la independencia Argentina de la corona española en 1816.

“No les dice (a los legisladores) directamente que va a gobernar por decreto, si bien los amenaza al decir que las leyes van a salir por el Congreso o por decreto, pero les ofrece un pacto a libro cerrado”, dijo a la AFP Iván Schuliaquer, politólogo de la Universidad Nacional de San Martín.

“Él propone que la única voluntad popular que vale es la que lo votó a él y no a los gobernadores ni a los diputados y senadores”, agregó.

Por otro lado, el experto consideró que al proponer un pacto político próximo, Milei “pone un horizonte para la política de aquí a tres meses, sabiendo que la economía de la mayoría de la gente va a estar peor en esos meses”.

El propio Milei había dicho en una entrevista que “lo peor (del ajuste) llegará en marzo y abril; tocaremos fondo para después rebotar”.

- “Idiotas útiles” -

Diez días después de asumir, Milei había lanzado un decreto presidencial (DNU) que modificó o derogó más de 300 normas para una profunda desregulación de la economía, pero la iniciativa acumuló decenas de cautelares que cuestionan su constitucionalidad y su capítulo laboral está suspendido por la Justicia.

Luego envió al Congreso la llamada “Ley ómnibus” con 664 artículos, pero el proyecto no tuvo apoyo suficiente en el Congreso y Milei ordenó retirarlo.

A los dirigentes políticos opositores que criticaron el DNU los llamó entonces “idiotas útiles”. A los diputados, propios y ajenos, que no aprobaron los artículos de la “Ley ómnibus”, los catalogó de traidores.

El Fondo Monetario Internacional, que prevé una contracción económica de 2,8% en 2024 para Argentina, saludó las medidas tomadas por el gobierno pero recomendó que éstas se calibren para proteger a los sectores sociales más pobres.

En 2018, bajo la presidencia de Mauricio Macri, Argentina contrajo una deuda con el organismo por 57.000 millones de dólares, de los cuales recibió algo más de 44.000 millones en un programa que sigue vigente.

Presidente argentino anuncia cierre de la agencia de noticias Télam

El presidente argentino, Javier Milei, anunció este viernes el cierre de la agencia de noticias estatal Télam, en su discurso de apertura de sesiones extraordinarias ante la Asamblea Legislativa.

“Vamos a cerrar la agencia Télam que ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”, dijo el mandatario en referencia a la expresidenta Cristina Kirchner.

El mandatario no brindó precisiones acerca del proceso de cierre del medio de comunicación creado hace 78 años.

A comienzos de febrero pasado el gobierno ultraliberral había decretado la intervención por el plazo de un año de todos los medios de comunicación estatales para “modificar la estructura orgánica y funcional”.

La medida comprendía la radio y televisión pública, la agencia Télam, el portal educativo Educ.ar, el Polo de Producción Audiovisual y el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (Bacua).

Con más de 700 empleados, entre administrativos, periodistas y fotógrafos, el servicio noticioso de la agencia Télam emite más de 500 cables por día con información nacional, unas 200 fotografías y contenidos de video, radio y redes sociales.

En 2018 atravesó un traumático proceso de reducción de personal con el despido de 357 trabajadores, parte de ellos luego restituidos por orden judicial.

Según explicita en su portal, la agencia noticiosa “es la única del país con red de corresponsales en todas las provincias argentinas”.

Fuente: AFP

Brasil supera el millón de casos de dengue en los primeros meses de 2024

El país suramericano registró un aumento de 390 % de los casos respecto al mismo período de 2023.

Brasil superó el millón de infecciones por dengue en los primeros dos meses de 2024, comunicó este jueves el Ministerio de Salud brasileño.

Según datos oficiales, hasta la fecha se han registrado 1.017.278 casos probables de la enfermedad.

En el mismo período del año pasado, en Brasil se presentaron 207.475 casos, y las nuevas cifras equivalen a un aumento del 390 % respecto a las primeras 8 semanas de 2023.

Además, en lo que va de 2024 se han registrado 214 muertes, frente a los 205 decesos confirmados el año anterior.

La semana pasada, el gobernador de Río de Janeiro, Cláudio Castro, declaró la epidemia de dengue en el estado, y ya son siete los distritos del país que decretaron el estado de emergencia: Acre, Goiás, Minas Gerais, Espíritu Santo, Santa Catarina y el Distrito Federal, además de Río.

Ante la crítica situación, el Ministerio de Salud organizó para el 2 de marzo el ‘Día D’ en la lucha contra la enfermedad causada por el mosquito ‘Aedes Aegypty’. Esa jornada se pondrá en marcha una campaña de comunicación con la difusión del video “10 minutos contra el dengue”.