La pandemia de coronavirus mató a entre 13,3 y 16,6 millones de personas en 2020 y 2021

La pandemia de covid-19 provocó entre 13,3 y 16,6 millones de muertes desde enero de 2020 a diciembre de 2021, es decir una cifra muy superior a la oficialmente registrada, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgados este jueves.


Fuente: AFP

 

Estas cifras, muy esperadas, permiten tener una idea más fiel a la realidad de los devastadores efectos de la peor pandemia vivida en el mundo desde hace un siglo y que sigue causando miles de muertos cada semana.

“Nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que el balance total asociado directa o indirectamente con la pandemia de covid-19 entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021 es de 14,9 millones de muertos (con un margen de entre 13,3 y 16,6 millones)”, dijo la institución en un comunicado.

Desde el inicio de la pandemia, las cifras de los países miembros reunidas por la OMS daban un total de 5,4 millones de fallecidos por covid-19 en estos dos años, pero desde hace mucho, la institución de la ONU había advertido de que estas cifras estaban lejos de ser reales.

“Estos números, que obligan a reflexionar, subrayan no solamente el impacto de la pandemia, sino la necesidad de todos los países de invertir en sistemas de salud más fuertes que puedan sostener los servicios sanitarios esenciales durante las crisis, incluyendo sistemas de información sanitaria más sólidos”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esta sobremortalidad se ha calculado haciendo la diferencia entre el número de muertes reales en ese periodo y el número de decesos considerado normal sin que haya una pandemia, basándose en las estadísticas existentes.

La OMS lanzó su alerta sobre el covid-19 el 30 de enero de 2020, semanas después de haber detectado los primeros casos en China.

Este exceso de mortalidad incluye las muertes provocadas directamente por la enfermedad y las causadas indirectamente, debido al golpe que la pandemia asestó a los sistemas de salud y a la sociedad en general.

Detectan el primer caso de hepatitis infantil desconocida en Argentina

Lo confirmó el Ministerio de Salud de ese país. Se trata de un paciente de 8 años de Rosario. El origen del cuadro es desconocido.


Fuente: Clarín

El Ministerio de Salud de Argentina informó que anoche se detectó en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, Santa Fe, un cuadro de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un paciente de 8 años.

Se trata del primer caso reportado en el país, desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó la aparición de un brote en distintos países.

Desde la cartera de Salud de Santa Fe se informó que se trata de “un caso aislado que está siendo seguido por los equipos” de especialistas. Según se indicó, el paciente fue trasladado a un centro privado de salud. “No es para alarmar”, indicó un funcionario consultado por Clarín.

En rigor de la situación, se indicó que el caso ganó trascendencia porque “se comunica por disposición de la OMS”. “Esto no implica más que eso. Ha habido casos así”, añadió.

Justamente, la entidad había confirmado este martes el aumento de los casos de la hepatitis aguda infantil de origen desconocido en el mundo y afirmó que se trata de un tema “muy urgente” al que están dando “prioridad absoluta”.

La semana pasada la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) había emitido un comunicado en el que solicitaba que los médicos de nuestro país estén alerta ante la posible aparición de casos.

Se trata de “una hepatitis aguda grave con elevación marcada de las enzimas hepáticas e ictericia, acompañado en la mayoría de los casos por síntomas gastrointestinales previos que incluyen dolor abdominal, diarrea y vómitos”, describió la SAP y aclaró que la mayoría de los casos no presentaron fiebre.

En ninguno de los casos confirmados se detectaron “los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda”, como el virus de la hepatitis A, B, C, D y E, pero sí han sido detectados adenovirus en al menos 74 pacientes.

Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el 5 de abril.

Los contagiados fueron niños menores de diez años sin dolencias previas, y desde entonces también se han detectado contagios en España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica, entre otros.

Ya se reportaron un caso fatal en Europa y otros tres en Indonesia. La edad de los afectados oscila entre el mes y los 16 años.

“La hepatitis leve es muy habitual en niños tras una serie de infecciones virales, pero lo que se está viendo ahora es muy diferente”, dijo Graham Cooke, profesor de enfermedades infecciosas en el Imperial College de Londres. En Gran Bretaña, algunos casos han necesitado tratamiento específico en unidades hepáticas y unos pocos necesitaron un trasplante.

“En la actualidad, la causa exacta de la hepatitis en estos niños sigue siendo desconocida”, afirmaron los CDC europeos en un comunicado difundido este martes.

El papa en silla de ruedas por el dolor de la rodilla

El papa utilizó hoy una silla de ruedas para llegar al aula Pablo VI del Vaticano para la XXII Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG), pues los fuertes dolores en la rodilla derecha que le han impedido caminar para reunirse con las participantes.


Fuente: Efe

El papa llegó en silla de ruedas empujada por uno de sus asistentes, como se observa en las fotos que las participantes en la audiencia colgaron en las redes sociales.

El dolor de rodilla no da tregua a Francisco, que este miércoles volvió a pedir perdón por no poder saludar a los fieles en la audiencia general y afirmó que esperaba que se le pasase pronto. Las imágenes durante la audiencia mostraron al papa argentino poniéndose de pie y caminando con enorme dificultad y con la ayuda de dos personas.

Como él mismo también desveló recientemente, el médico le había aconsejado que no caminase en estos días y asimismo explicó en una reciente entrevista que iba a recibir infiltraciones para mitigar el dolor.

En las últimas semanas ha suspendido su agenda algunos días para someterse a pruebas médicas y este problema le obligó a no poder oficiar algunos ritos durante la pasada Semana Santa.

A principios de abril, durante su viaje apostólico a Malta, no pudo bajar las escaleras del avión por primera vez y recurrió a un elevador.

Según algunos medios, si no resuelve la situación se piensa en una operación, aunque será el último de los remedios.

Pero estos problemas de movilidad del papa preocupan ante los próximos viajes que deberá afrontar como el de Líbano a mediados de junio o el de primeros de julio a República Democrática del Congo y Sudan del sur o Canadá a finales de ese mes.

Vacunarse contra la gripe en tiempos de covid es necesario, según la OPS

La pandemia del covid-19 no debe hacer olvidar el virus de la gripe o influenza y la población objetivo debe también vacunarse contra esta enfermedad, según remarcó este miércoles la Organización Panamericana de Salud (OPS) durante una rueda de prensa virtual.


Fuente: EFE

“No está solo el covid-19, la influenza (gripe) supone también un riesgo. Es importante llamar la atención de la necesidad de vacunar para influenza al ser ésta responsable de cientos de miles de muertes cada año en la región”, dijo el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

La institución explicó que en el continente suramericano los meses en los que la transmisión de este virus es más fuerte son junio, julio y agosto, por lo que es ahora cuando las personas vulnerables a este virus deberían vacunarse.

“Ya hay datos y evidencias que muestran que se pueden administrar de forma conjunta y al mismo tiempo la vacuna contra la influenza y contra la covid-19”, dijo Barbosa al añadir que los países podrían utilizar esta estrategia de “doble vacuna” para asegurar que más personas se vacunen.

Según la OPS, la forma de protegerse frente a la influenza es muy semejante a la del covid-19. el lavado de manos, el uso de mascarillas y la vacunación a todas las personas, de acuerdo con las orientaciones de los ministerios de salud.

“Las personas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones de influenza son las embarazadas, los menores de 59 meses, los ancianos y los pacientes con enfermedades crónicas (cardíacas, pulmonares, renales, metabólicas, del desarrollo neurológico, hepáticas o hematológicas) o inmunodepresión (por VIH, quimioterapia, corticoterapia o neoplasias malignas)”, informa la organización en su página web.

La entidad también aclaró que los casos de influenza aviar de alta patogenicidad AH7N3 detectados en México en dos naves de producción aviar en abril no eran de una cepa nueva, sino de una ya detectada en 2012 y los servicios de salud mexicanos ya descartaron la presencia del virus en humanos.