Laboratorista china reafirma que su país "creó" la covid-19

Una viróloga china afirma que el covid-19 es producción de científicos en un laboratorio. Está segura de que las características del virus no coinciden con los virus del reino animal.

Eso en relación a que en principio se manejó la información de que el coronavirus que hoy pegó a más de treinta millones de seres humanos provino de los murciélagos.

Li-Meng Yan es la viróloga que en su momento debió escapar de China y pedir asilo en Estados Unidos, a consecuencia de la persecución de la que afirma ser víctima por ventilar detalles ocultos acerca de la enfermedad.

Si bien varias comunidades científicas sostienen que el covid-19 proviene del reino animal, Li-Meng Yan asegura categóricamente que no y que esa tesis carece de sustento.

La experta explica que se "fabricó" la enfermedad y se puede corroborar observando la alta eficiencia de la unión del receptor ACE2 de las células humanas a través de una proteína vírica.

Li-Meng Yan huyó de China a Estados Unidos en abril, tras acusar al gobierno de su país de ocultar datos precisos sobre el origen de la enfermedad, cuyo epicentro estuvo en Wuhan.

 

FARC pide perdón a las víctimas por los secuestros cometidos como guerrilla

La desmovilizada guerrilla de las FARC, convertida en partido político, pidió "perdón público" a las víctimas y a los familiares de las personas que secuestró y aseguró que se arrepienten del dolor causado.


Fuente: EFE

"Hoy, 14 de septiembre de 2020, reunidos quienes conformamos el antiguo Secretariado de las FARC-EP y quienes firmamos en 2016 el acuerdo de paz, estamos aquí para, desde lo más profundo de nuestro corazón, pedirle perdón público a todas nuestras víctimas de secuestro y a sus familias", dice una declaración firmada por ocho antiguos miembros del secretariado de las FARC, entre ellos Rodrigo Londoño, su último jefe.

El documento agrega que "después de haber silenciado para siempre nuestros fusiles; en el sosiego de la vida civil que nos ha permitido la reflexión profunda sobre la guerra en la que participamos y fuimos protagonistas por más de 50 años, queremos decirles que el secuestro fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos".

El documento lleva además las firmas del actual senador por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) Julián Gallo, de Jaime Alberto Parra, Pastor Lisandro Alape Lascarro, Pablo Catatumbo Torres, Milton de Jesús Toncel Redondo, Juan Emilio Cabrera y Rodrigo Granda.

Los firmantes señalan que entienden el dolor causado a las familias "que vivieron un infierno esperando tener noticias de sus seres queridos, imaginando si estarían sanos y en qué condiciones estarían siendo sometidos a seguir la vida".

HERIDA PROFUNDA EN LA SOCIEDAD

Los miembros de la FARC reconocen que el secuestro "sólo dejó una profunda herida en el alma de los afectados e hirió de muerte nuestra legitimidad y credibilidad".

Igualmente dicen sentir "vergüenza" por no haber escuchado al niño Andrés Felipe Pérez, quien murió a causa de un cáncer en 2001 sin poder reunirse con su padre, el cabo de la Policía José Norberto Pérez, quien estaba secuestrado por la entonces guerrilla de las FARC, pese a que el menor les imploró varias que le permitieran verlo.

"Sentimos como una daga en el corazón la vergüenza que nos produce no haber escuchado el clamor de Andrés Felipe Pérez, quien murió esperando reencontrarse con su padre. No podemos devolverles el tiempo arrebatado para evitar el dolor y las humillaciones que les causamos a todos los secuestrados", añade el texto.

El documento añade que reiteran el compromiso de responder a la Justicia a "dar las explicaciones de los porqué y los cómo" ocurrieron los secuestros.

También dicen estar comprometidos "con la sociedad colombiana, que hoy más que nunca reclama justicia y verdad por tanta violencia, a invertir cada día del resto de nuestras vidas en recomponer el mapa de los desaparecidos y buscar sus restos para entregarlos a sus seres queridos".

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), encargada de juzgar los crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado en Colombia, abrió en 2018 el llamado "Caso 01", sobre los secuestros cometidos por la antigua guerrilla y como parte de ese proceso sus líderes presentaron el año pasado una "versión colectiva escrita" de lo sucedido.

No se sabe cuántas personas fueron secuestradas durante décadas por las FARC, pero con motivo de las audiencias del "Caso 01", la Procuraduría General (Ministerio Público) divulgó un informe según el cual al menos 522 personas murieron estando cautivas por esa guerrilla.

 

China podría empezar a vacunar a la población en noviembre

Pekín.- Los ciudadanos chinos podrían empezar a ser vacunados contra la COVID-19 en noviembre o diciembre debido a que las pruebas clínicas se están llevando a cabo sin contratiempo, afirmó un experto del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China (CDC) citado hoy por la prensa oficial.


Fuente: EFE

El asesor jefe de bioseguridad del CDC, Wu Guizhen, mostró su convencimiento de que las vacunas contra la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 podrían tener efecto entre uno y tres años, apunta el diario estatal Global Times.

Por ahora, cinco de las nueve vacunas que han alcanzado la tercera fase de pruebas clínicas a nivel mundial son desarrolladas por China, por lo que Wu aseguró que es el país asiático el que está "liderando" la carrera por descubrirla.

De hecho, el experto tomó parte en uno de los ensayos llevados a cabo en el país: "Me inyectaron una vacuna en abril, fui voluntario en las pruebas. Me encuentro bien ahora mismo", explicó.

Acerca de la fabricación de las vacunas, Wu reveló que expertos de la Comisión Nacional de Salud están revisando "de forma intensiva" las plantas de producción, y que por ahora dos ya han recibido luz verde por parte de las autoridades.

Al tratarse de un virus "de alto riesgo", el experto apunta que es imperativo que las vacunas se produzcan en un entorno de presión negativa que impida que el patógeno pueda ser filtrado al exterior o a otras salas.

Pekín aprobó el uso de emergencia de las vacunas para los sanitarios y otros sectores a finales de julio por lo que la población en general no sería la primera en recibir la inyección en noviembre, si finalmente se concreta esa fecha.

Según explicó hace una semana un directivo del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), desarrolladora de dos de los sueros inmunitarios chinos que están en la fase tres de pruebas clínicas, ya se han administrado al menos dos vacunas experimentales a "cientos de miles de chinos" sin contagios ni efectos secundarios.

Hasta el momento se han iniciado pruebas clínicas en humanos de algo menos de cuarenta posibles vacunas a nivel mundial, de las que una decena se realizan en China.

 

Uso de tapabocas podría generar "inmunidad" ante el COVID-19, según estudio

Un nuevo estudio científico publicado en la revista The New England Journal of Medicine destaca las ventajas del uso de mascarillas para hacer frente al COVID-19, dando cuenta sobre la posibilidad de que se genere una "inmunidad temporal".

El estudio publicado recientemente en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine habla sobre la utilización de tapabocas durante la pandemia de COVID-19.

Específicamente, el artículo señala que el uso generalizado de mascarillas puede estar vinculado con un aumento en la cantidad de casos asintomáticos o casos leves de la enfermedad.

Las mascarillas, difundidas ampliamente como principal método para prevenir el contagio, podrían actuar como elemento de "variolación", es decir, generar una especie de inmunidad temporal al virus.

"El enmascaramiento universal podría convertirse en una forma de ‘variolación’ que generaría inmunidad y, por lo tanto, ralentizaría la propagación del virus en los Estados Unidos y en otros lugares, mientras esperamos una vacuna”, detalla el texto publicado en The New England Journal of Medicine.

Uno de los autores del artículo, el Dr. George Rutherford, afirma que "las mascarillas reducen la cantidad de partículas virales que quedan suspendidas en el aire, por lo que, si está infectado, obtendrá una dosis más baja y síntomas menos graves".

Por su parte, la doctora Monica Gandhi, coautora del material, manifiesta que una persona puede tener el COVID-19 pero permanecer asintomática. Por ello, cree que si se pueden aumentar las tasas de infección asintomática gracias al uso de tapabocas, tal vez eso se convierta en una forma de variolar la población.

Si bien esta hipótesis necesita recopilar más datos, los experimentos realizados con hámsteres han relacionado ya el uso de mascarilla con la enfermedad.

Los dos especialistas en enfermedades infecciosas de la Universidad de California también señalan en su estudio que en países donde el uso de mascarillas ya era algo común o adoptado rápidamente como Japón, Taiwán, Tailandia, Corea del Sur, Singapur y la República Checa, las tasas de enfermedad grave y muerte se han mantenido bajas en relación con otros países.